Inicio > FANTATERROR, PIN UP > Marián Salgado: la niña mala del Fantaterror

Marián Salgado: la niña mala del Fantaterror

Marián Salgado y Kali Hansa en La Endemoniada.

Marián Salgado y Kali Hansa en La Endemoniada.

Marián Salgado podría haber sido uno más de los muchos niños actores que ha dado nuestro país, pero tenía una particularidad única, ya que lejos de ser un niño o niña cantora a la usanza de Marisol o Joselito, o simplemente un adorable infante encantador y sonriente como Pablito Calvo, Marián, vaya usted a saber porqué, se especializó, posiblemente sin pretenderlo, en hacer de niña mala. Provista de unas de las miradas más bordes y malas que se han podido ver en la pantalla y de una de las risas más maléficas, su figura ha brillado en  dos películas (y en una muy especial labor de doblaje) las cuales dan fe de que Marián sabía, y muy bien, helarte la sangre en las venas con una simple mirada. Pecosa y con el pelo castaño, su imagen es popular para el aficionado principalmente por La Endemoniada (1975) , película de Amando de Ossorio que protagoniza totalmente, a pesar de contar con queridas actrices de la talla de Lone Fleming o María Saly. También su intervención en ¿Quién puede matar a un niño? (1975, Narciso Ibáñez Serrador) es sencillamente inolvidable. Por estas dos películas entra con honores en el pequeño panteón de figuras del Fantaterror. Y no, no se equivoquen, no piensen que su corta edad la convierte en más inofensiva que sus compañeros de viaje…  Así que estamos más que contentos de haber podido hacerle esta entrevista que tan amablemente nos ha concedido.

Marián sin haber roto un plato (Archivo Marián Salgado)

La idea de entrar en el mundo del cine no es algo que surgiera de la mente de Marián, fue una idea “Absolutamente de mi madre, la mamá de la artista, ya se sabe…” Sin antecedentes  familiares en la profesión, comienza su carrera en 1972 desde la televisión, donde hace un papel en la serie, Hora once, que fue seguida, tres años después, por su colaboración con Amando de Ossorio en La endemoniada.

Pero Marián antes fue la voz de Linda Blair en El Exorcista (The Exorcist, 1973, William Friedkin) ¿Como? Pues sí, fue escogida para doblarla: “Hice un casting. La selección la hizo la productora de El Exorcista y Fernando Rey fue el director” . Marián se encargó de la voz normal, no de la poseída, cuyo doblaje realizó Mimí Muñoz. El director se encargó de que no viera ninguna escena escabrosa.

Ossorio ya tenía una buena filmografía a sus espaldas en la que había tocado varios géneros, pero La noche del terror ciego (1972) y sus secuelas le aseguraron un lugar en el cine de terror con unos personajes, los esqueléticos templarios, que han convertido esos filmes en películas de culto en todo el mundo. Precisamente el año en el que rueda La endemoniada, retomaría los personajes por cuarta y última vez en La noche de las  gaviotas.

endemoniada 4La Endemoniada se suma a la moda del cine de posesiones satánicas que El exorcista había desatado en 1973 y que tantas películas con mayor o menor fortuna generó, como Exorcismo (1975, Juan Bosch) en España o El anticristo (L’Anticristo, 1974, Alberto de Martino) en Italia, por poner dos ejemplos. La endemoniada tiene en común con estos dos títulos que la posesión no viene directamente de un demonio, como es el caso del film de Friedkin, sino de un ser maléfico, en este caso un bruja. Pero lo que sí que tiene en común la película de Ossorio con El exorcista es que el mal se refugia en una inocente niña. Y es ahí donde entra Marián: “Recuerdo una despacho enorme y un casting en el que sólo estaba yo” Ya desde el principio con El exorcista flotando en el ambiente: “Sé que en la rueda de prensa sí se habló de eso, pero no olvides mis once años, me fijaba en otras cosas”.

Marián es elegida y pronto se mete en un rodaje en el que deberá hacer invocaciones, decir muchas barbaridades e improperios (especialmente al cura que interpreta Julián Mateos), acuchillar (fuera de campo) a un bebé y devorar su brazo e incluso intentar seducir y castrar a Daniel Martín, novio del personaje interpretado por Lone Fleming ¿quizás algo fuerte para una niña de once años? “Trabajar ya era fuerte para mi edad, nada me parecía raro.Todo salía de una manera espontánea: leías el guión, ya sabías quién tenías que ser y ya está. El tema de la castración me fue ocultado claro, y yo no hacía más que preguntar ‘Pero ¿qué es lo que le corto?’ y nadie quería contestar” (risas).

Pero no todo fue tan fácil, ya que hay cosas que no se le han olvidado del rodaje como “Las escenas de noche por el frío” que en parte se aliviaban con “la bolsa de agua caliente que llevaba mi madre, lo más demandado por los actores en las frías noches de rodaje” También conserva un recuerdo especial de la escena en “la que se me ve comiendo el brazo de un bebé, el sabor de la tinta roja en la boca …repulsivo”.

El bizarro final de la película con gran parte del reparto: Fernando Sancho, Julián Mateos, Marián, Ángel del Pozo y Lone Fleming (Archivo Marián Salgado)

El bizarro final de la película con gran parte del reparto: Fernando Sancho, Julián Mateos, Marián, Ángel del Pozo y Lone Fleming (Archivo Marián Salgado)

Marián tuvo como compañeros a actores y actrices históricos en el cine español como Julián Mateos, Tota Alba, María Kosty, Kali Hansa, Daniel Martín Fernando Sancho, y aunque la relación “En realidad fue buena con todos, quizás fuera mucho más cercana con Ángel del Pozo y Lone, por supuesto. Siempre fue mi mejor amiga y ahora la tengo a mi lado siempre que la necesito, pero ya sabemos que Lone es una hada con todo el mundo”. En cuanto a Amando de Ossorio, Marián no se puede quejar ya que “A mi me prestaba especial atención, claro que, ¿era lógico no?” 

Marián tiene que lucir el repugnante aspecto de la bruja, Madre Gautère, que interpreta Tota Alba, por lo que las sesiones de maquillaje “Eran largas pero no molestas gracias al cariño de los maquilladores, con Ramón de Diego al frente”. Ramón de Diego es un maquillador de extensa carrera y todavía en activo que, entre otras muchas labores, es  responsable de haber convertido en convincente monstruo de Frankenstein al actor José Villasante para la película El espíritu de la colmena (1973, Víctor Erice). Los efectos especiales son artesanales pero ingeniosos, aunque alguno chirría, como la escena de la levitación de la niña “Es tan evidente, Ayy ese armario… supongo que todos os habéis dado cuenta”

La joven actriz, que se pudo doblar a sí misma, tuvo oportunidad de ver la película en la época en el cine “La vi en el estreno. Entonces había descanso, ya sabes, ‘visite nuestro bar’. Salí a tomar una coca-cola y a una señora que me vio por la escalera del cine casi le da un infarto.

Hace años que no he visto la película. Es como un hijo que no cumple las expectativas, pero le quieres”.

Un detalle del maquillaje que tuvo que sufrir Marián (Archivo Marián Salgado)

Un detalle del maquillaje que tuvo que sufrir Marián (Archivo Marián Salgado)

Tras su experiencia con Ossorio, rodaje que duró 43 noches (que alternaba con trabajo en el teatro) y que le supuso 50.000 pesetas, Marián Salgado entra a formar parte de un proyecto que, aunque requiere menos de su atención al tratarse de un papel mucho más pequeño, pasará a la historia del cine español al tratarse de la segunda película de Narciso Ibáñez Serrador: ¿Quién puede matar a un niño?

“Un día apareció en mi casa un ayudante de Chicho. Él quería verme, así de sencillo. Esperando en una salita, él paso por delante, me miró, me hizo pasar a su despacho y lo primero que dijo fue ‘Tú serás la niña que mata al viejo’ no hubo un comentario más. No hubo ninguna posibilidad de diálogo, no hice pruebas. Nada. Dijo eso y se acabó hasta el rodaje… No tenía el guión, ya sabes que apenas digo una frase, era un papel más de efecto. Creo que me escogió por mis pecas, no me digas porqué pero estoy segura”.

Quien_Puede_Matar_a_un_Ni_o_Who_Can_Kill_a_Child_Trapped_1976_007También se trató de un rodaje en el que Marián no sabía a ciencia cierta de qué iba la película “No , recuerdo que sabía lo que escuchaba hablar a otros, tenía una ligera idea pero nada más. La verdad es que lo que recuerdo de Chicho es más su forma de hablarme a mi. Me concentré mucho en eso. En la memoria retengo pequeños detalles, yo me fijaba mucho en las personas que componían el rodaje, algunas muy curiosas. También guardo un cuaderno con la firma de los actores y una dedicatoria de Chicho muy especial. He visto la fecha de algunas firmas: 24 de Septiembre de 1975, yo tenía doce años ¿ha llovido no?”.

Aunque la participación de Marián en ¿Quién puede matar a un niño? no es muy prolongada, si que protagoniza una de las escenas más duras del film, aquella en la que mata a un anciano a golpes de bastón, momento en el que es increpada por el protagonista (Lewis Fiander). Posteriormente ayuda a subir y bajar el cadáver del anciano cuando es convertido en una macabra piñata ¿Cómo explicó el director a Marián lo que quería de ella?: “Mi parte se rodó en poco tiempo, quizás un par de días. Me hizo llamar y muy despacio me explicó lo que quería. Le importaba mucho ese primer encuentro con el protagonista, quería causar impacto. En mi escena no hubo más que un problema, se hacía en inglés y yo sólo tengo una frase, un ligero cambio en el texto que yo había aprendido y el que decía el protagonista. Como yo lo que hacía era repetir su frase se lo dije a Chicho, me miró muy fijamente y llamó a una mujer preciosa que no recuerdo que hacía ahí exactamente, pero le cayó una buena (risas) cosas de Chicho. Chicho no era paciente…no, nunca lo fue con nadie, tenía las ideas tan claras que creo que no podía aceptar que no se le entendiera. Yo personalmente le recuerdo con mucho cariño, me trató muy bien.

La dedicatoria de Chicho.

La dedicatoria de Chicho (Gentileza de Marián Salgado)

La dedicatoria  de Lewis Fiander  "¿Por qué tu haces eso?"

La dedicatoria de Lewis Fiander “¿Por qué tu haces eso?” (Gentileza de Marián Salgado)

No 

Y la firma de la protagonista, la desaparecida Prunella Ransome.

Y la firma de la protagonista, la desaparecida Prunella Ransome (gentileza de Marián Salgado)

recuerdo el rodaje con especial cariño, pero por mi. Yo siempre fui una niña solitaria, me gustaba mas mirar que hablar, así que no hice amistad con nadie. Paseaba por el pueblo esperando mi escena, nada más. Apenas hablé con los demás pero les recuerdo con simpatía.

En esta ocasión Marián no vio la película en su época en el cine: “No, la vi al tiempo, supongo que por mi edad. No sé, ni fui al estreno. Volví a ver la peli hace años. Es curiosa, extraña, muy de Chicho. Quizás ahora me gusta menos que la primera vez que la vi.

Después “Hice más de cien programas de tv; pertenecí al cuadro de actores de la cadena Ser; hice mucho doblaje; varias obras de teatro; canté coros de zarzuela y escribí cuentos para la revista AMA…” pero más películas de terror “¡Noooo, me dan pánico!”

Y poco a poco abandonó la actuación “En realidad el espectáculo me abandonó a mi. Tenía una edad difícil, 13, 14 años y no había papeles para mi, así que busqué otros caminos.

Gracias por removerme la memoria y sobre todo por mantenerme en la vuestra”.

No, Marián. Gracias a ti por compartir estos recuerdos y momentos y  por cedernos un poquito de tu tiempo.

LONE FLEMING: A PROPÓSITO DE MARIÁN SALGADO Y LA ENDEMONIADA

Lone y Marián. Entonces...

Lone y Marián. Entonces…

De La endemoniada no recuerdo mucho. Lo que más recuerdo sobre todo era mi amistad con Marián. Ella pasaba personalmente por un momento difícil y estábamos bastante tiempo juntas, que duró un tiempo largo después de la película. Hasta que de pronto desapareció. Del rodaje no recuerdo especialmente gran cosa, como éramos bastantes actores, es difícil de recordar. Creo que mi papel allí era un poco soso, jejeje. Sin mucha carne. Amando estaba muy encima de Marián, ya que era un papel difícil, y lo hizo fenomenal.

Besos Lone.

Y finalmente el dulce autógrafo que le dedicó, entones, Lone a  Marián.

Y finalmente el dulce autógrafo que le dedicó, entones, Lone a Marián.

... y ahora.

… y ahora (Gentileza de Lone Fleming)

Categorías:FANTATERROR, PIN UP
  1. 16 diciembre 2015 de 9:29

    Yo la vi ayer, tras los comentarios de un amigo investigador de este cine. Me gustó y no la puedo comparar con el resto de la obra ossoriana, ya que solo conozco su tetralogía templaria.

    Yo he dejado unas anotaciones sobre la película en http://delouredo.blogspot.com.es/2015/12/la-endemoniada.html donde remito a esta página.

    Buena noche :-)

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: