Inicio > CINE CLUB, DVD / BLU-RAY > Los violadores del amanecer: ‘Contra violación, castración’

Los violadores del amanecer: ‘Contra violación, castración’

8421394403642Los iquinescos y pervertidos de corazón estamos de enhorabuena. Divisa home video continúa lanzando títulos de nuestro cine en formato doméstico, tanto en Blu-ray como en DVD. Hasta ahí, todo normal. Lo que sí no esperábamos es que se atreviera con cintas de culto españolas de la más polémica calaña como esta Los violadores del amanecer o La patria del rata, al lado de Marisol, Sara Montiel y Sergio Leone, entre otros.

Y a los que nos conformábamos con copias infectas en VHS regrabados de vete tú a saber qué generación o algún afortunado pase televisivo de aquel glorioso y ahora extinto canal 8, nos ha pillado un Stendhal que aún no asimilamos: los transfers en HD de estas copias, además de únicos, son inmejorables, perfectos lavados de cara con audio en Dolby como perfectos son los motivos para enmarranarse como nunca con el tremebundo doble y hasta triple sentido sadiano-iquinesco y pseudo-moralista de una de las películas más aberrantes y memorables del cine ‘S’ español de los 70, hablamos, claro, de Los violadores del amanecer.

La apertura de la censura ya había permitido a Iquino soltarse un poco la melena (La zorrita en bikini, La máscara) en aquella época, y con la abolición total de ésta en el 77 le dio un siroco importante, traducido en esta obra magna del desconcierto moral (¿amoral?) y el erotismo enfermizo nacido para reventar el cine quinqui en boga y de la envidia comercial de Iquino hacia el taquillazo reciente de Perros callejeros. Iquino parecía decirnos que aquella radiografía amarillista de la delincuencia juvenil de Juan Antonio de la Loma era una mariconada y que lo suyo, aún más amarillista, sí era chungo de Los%20violadores%20del%20amanecer%20(1978)%203verdad. Acertó, porque no sólo Iquino era mejor narrador y experto empresarial que De la Loma, sino que perpetró un catálogo básico de violentas y morbosas filias sexuales, que incluye, aparte de las evidentes violaciones, incesto, sexo con premamás, sadomasoquismo, asesinato y hasta necrofilia. Por supuesto, Iquino no iba a reconocer ser un cerdo artístico (y, como tal, perfectamente legítimo) y se escudaba, como siempre en estos casos, en su concepto de las pelis-denuncia de autor. Y denuncia en Los violadores… hay, no lo niego, incluso no le salió mal parada, ni siquiera postiza o reaccionaria, como sí ocurría en Aborto criminal, en su sentencia más seria, precisamente, en lo concerniente al aborto, contradiciendo radicalmente y a conciencia el mensaje antiabortista y ultraconservador de aquella, subsanando así, o al menos es así como yo lo veo, la esquizofrenia ideológica y ética de Iquino.

Si Los violadores del amanecer impactó en la época e impacta ahora, es debido a la maestría narrativa y plástica de un Iquino muy serio en la materialización de los actos violentos, dramáticos y perversos del brutal relato. Todo está formal y estéticamente integrado de tal modo que nadie podría llevarle la contraria al sentido primordial de una puesta en escena impecable e implacable en sus objetivos, y en ese mismo sentido, se trata de uno de los mayores logros de su director.

np_1ojmAquí no hay quinquis reales sacados del viejo barrio chino barcelonés como en los docudramas sensacionalistas de De la Loma, pero sí actores, sobre todo los cinco facinerosos (incluida una inolvidable Alicia Orozco, súper preñada de verdad), entregados al máximo, y el talento natural de Iquino para filmar a actrices desnudas y follando (¡ups!, perdón, creo que aquí ellas, o sus personajes, follar, lo que se dice voluntariamente follar, no follan) es hasta aterrador: no podemos apartar la mirada de esta representación lasciva de algo terrible como la violación, y, como buena representación lasciva, no podemos evitar excitarnos al contemplarla.

Iquino concluye el relato, con guión mínimo (¡para qué más!), poniendo a todo dios en su sitio, diciendo sí a la libre elección de la mujer frente al embarazo, diciendo sí al castigo a los violadores (cuando se compara la situación política de España con la de países como Rusia frente a la pena de muerte, a Iquino le sale la fiera reaccionaria y tan confusa en la siguiente escena como era de esperar en él), anteponiendo el sentido común al fanatismo religioso y sentenciando que Barcelona, ciudad de ferias y congresos, realiza concursos de tetas. De no faltar, no falta ni el travestismo metido con calzador, algo que será indispensable en el futuro cine ‘S’ de Iquino.

Linda Lay, tremenda 'girl next door' del cine de la transición más sarnoso.

Linda Lay, tremenda ‘girl next door’ del cine de la transición más sarnoso.

No existe terapia posible para borrar el recuerdo que deja Los violadores del amanecer, su elaborada infamia visual estimula las fantasías sado-eróticas del espectador a modo de compinche y ofrece escenas tan impresionantes y estupendas como la violación y tortura a Linda Lay (actriz de dolorosa belleza y bestial sexualidad) o la muerte (inverosímil pero impactante por su negrísima comicidad primero, y su lectura crítica y moralista luego) de la mítica y también bellísima Eva Lyberten.

A Iquino, en su siguiente y última “peli-denuncia” de quinquis y violadores, La desnuda chica del relax, especie de secuela postmoderna de Los violadores del amanecer, aunque de inferiores resultados, no se le ocurriría nada mejor que ampliar la amoralidad de aquella con una protagonista con el síndrome de Estocolmo no, lo siguiente. Pero esa es otra historia.

Sergio Colmenar

los violadores del amanecer

Categorías:CINE CLUB, DVD / BLU-RAY
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: