Archive

Posts Tagged ‘Diábolo Ediciones’

Novedades Diábolo para marzo de 2017: cómic, canción infantil y literatura juvenil

En un mes tan especial como es este para una editorial de comics, Diábolo edita una novela gráfica sobre un suceso siempre de actualidad, y lo hace con una mezcla de fotografía y cómic que sin duda hacen e este McCurry, NY 11 septiembre 2001 una obra a destacar de entre las de este año. La revista Cthulhu cumple diez años. 17 números ofreciendo cómics de terror. Y en su exitosa linea de libros dedicados a la cultura popular, Diábolo nos ofrece una monografía sobre la canción infantil  a cargo de Jorge Lérida, y  Siempre quise ser uno de los cinco, obra en la que Guillem Medina se adentra en la literatura juvenil. 

 

Las lecturas de Serendipia: Un viaje por el universo Novaro

21 diciembre 2016 Deja un comentario

075446bbe0a3a54648753ccf145b9870

CUANDO BRUCE WAYNE SE LLAMABA BRUNO DÍAZ. UN VIAJE POR NOVARO

JORGE GARD

Diábolo Ediciones. Encuadernación en tapa blanda con 352 páginas a todo color

w-423_num1_cuando_bruce_wayne_se_llamaba_bruno_diazPocos libros sobre cómic hacían más falta que este. La mexicana editorial Novaro conforma por si sola todo un fenómeno nostálgico para los que fueron niños en España y toda Sudamérica durante los años cincuenta, sesenta y setenta. Y es que más que por la calidad, es el factor nostalgia el que juega a favor de los tebeos Novaro. Muchos descubrimos a los súper-héroes gracias a estos cuadernos, que adquiríamos con nuestra magra paga semanal. Recuerdo haber comprado más de uno de ellos a 7 pesetas. Concretamente uno de Superman en el que volaba con una llave gigante dispuesto a abrir su Fortaleza de la soledad. Una portada que gracias a internet he podido recuperar para reproducirla aquí. No recuerdo ninguno más. Pero tenían un olor característico y un tipo de papel que los hacía inconfundibles.

Además, estaba su chocante lenguaje.

Y es que  los cómics Novaro, que se exportaron a toda Sudamérica y España, son todo un objeto de estudio para los lectores actuales. Al igual que los cómics editados por Vértice, los de Novaro carecían de la calidad que tienen los actuales. Los diálogos estaban retocados y reducidos a la mínima expresión. Y todo estaba castellanizado, tanto los nombres de las ciudades como los de los personajes, lo que ya entonces resultaba muy chocante. ¿Cómo iba a llamarse Robin, el compañero de Batman, Ricardo Tapia? ¿O Oliverio Reina Flecha Verde cuando no iba de uniforme? ¿Y qué diablos es eso de llamar Marvila a Wonder Woman? Chocante, muy chocante. Pero  sin duda forma parte del encanto actual que pueden tener estos cómics. También a favor jugaba el que fueran los primeros cómic books que conocimos, con un formato aproximado al original y a todo color (a diferencia de Vértice que los editaba, en aquella época, en blanco y negro).

51587565-2En 1964 la censura española prohibió los súper-héroes, así que dejaron de importarse los cuadernillos de Superman y el resto de luchadores en mallas hasta finales de 1971, momento en el que volvieron a los kioscos españoles. Cuatro años después el formato cómic book dio paso a uno más  reducido, que fue publicándose hasta la desaparición de la editorial en 1985. Mucho antes, en España, los cómics Novaro habían pasado a un segundo plano ya que Vértice, por fin, había publicado en color, ordenada y regularmente, a sus personajes. Y tras una olvidable etapa en la que Bruguera se hizo con los derechos de DC y Marvel, Forum (Planeta) consiguió dar orden y concierto a las cabeceras de la ‘casa de las ideas’ mientras Ediciones Zinco lo intentaba con DC.

Pero Novaro fue mucho más que súper-héroes, tal y como nos narra Jorge Gard en su libro. Añadiendo humor y también los propios recuerdos de infancia en su Uruguay natal, donde tuvo acceso a las publicaciones de esta editorial que comenzó su andadura como SEA y sumó pronto otros sellos al grupo como EMSA, ER y Alegría, hasta llegar al definitivo y más conocido de EN, Novaro inició la adaptación de cómics americanos en México en 1949, publicando los personajes de Walt Disney, que fueron seguidos más tarde por los de Warner, Walter Lantz o los Terrytoons, entre otras historietas de animales antropomórficos que con su éxito motivaron que Novaro continuara atreviéndose con los súper-héroes de DC cómics, con Superman y Batman a la cabeza, lo que supuso todo un bombazo para la editorial. Tan solo  hace falta ver un dato: Superman se comenzó a publicar de forma mensual en marzo de 1952, y de ahí pasó a quincenal y finalmente semanal, publicándose continuadamente hasta el cierre de la editorial en 1985. La editorial mexicana también publica en castellano los cómics de Dell y Gold Key, que adaptan en formato cómic las películas y series televisivas más conocidas, como Misión Imposible, Mis adorables sobrinos, The Green Hornet, Bonanza o El supeagente 86, por decir unas pocas. Casi todos los personajes más populares del cómic, televisión y cine pudieron verse en las portadas de los tebeos Novaro, porque lo tuvieron casi todo: La pantera rosa, Tarzán, Spirit, los personajes de Hanna-Barbera, la pequeña Lulu o Archi. Incluso durante un tiempo publicaron dos personajes editados por  Marvel: La masa y Conan, el bárbaro.

37050016w-423_domingos_alegres_sea_novaro_1954_745Todo esto y mucho más pueden descubrirlo detalladamente en el libro de Jorge Gard, que también ofrece datos poco conocidos, como la curiosísima colaboración entre la editorial mexicana y la barcelonesa Selecciones Ilustradas de Josep Toutain cuyos artistas realizaron para Novaro, durante diez años, historias del oeste, adaptadas o no de personajes televisivos e ilustradas por artistas de la talla de Fernándo Fernández, López Espí, Cortiella o Rafael Auraleón. O la colaboración entre Bruguera y Novaro, que durante diez años editó el material de la revista Sissí en su colección Susi.

Si algún pero hay que ponerle es cierta falta de rigurosidad  (No era Fred Astaire el que bailaba con el ratón Jerry, era Gene Kelly; y fue Ediciones Vértice la que bautizó a Hulk como La masa, no Bruguera). Errores pequeños, pero que empañan el conjunto y que con una revisión hubieran sido interceptados. Como la imagen repetida en dos páginas seguidas (224-225). Pero ya lo habíamos dicho al principio, pocos libros sobre cómic eran tan necesarios como este, y afortunadamente Gard ha realizado un estudio completo y detallado al que tan solo le hubiera hecho falta un buen inventario con el total de títulos publicados por la editorial con el número y año en el que se publicó cada serie para darse por completo. Pero con los datos que nos ofrece el autor, eso está en mano del lector. Toca investigar y profundizar, Jorge Gard nos ha ofrecido un detallado acercamiento, muy bien editado, como es habitual, por Diábolo ediciones. Ahora le toca al lector, estudioso y coleccionista interesado el sumar y aportar más datos y completar este trabajo. Difícil tarea, si, pero sin lugar a dudas apasionante.

nov

La historia del mejor programa de nuestras vidas: Un, dos, tres, responda otra vez. Un libro de Miguel Herrero

22 noviembre 2016 Deja un comentario

075446bbe0a3a54648753ccf145b9870

UN, DOS, TRES, RESPONDA OTRA VEZ. La historia del mejor programa de nuestras vidas

Miguel Herrero (Tapa dura, 296 páginas a todo color. Diábolo Ediciones)

Los que rondamos los cincuenta y los sobrepasamos recordamos perfectamente lo que significaba la llegada del viernes, día mágico en el que, además de terminar la semana lectiva y laboral (en muchos casos), toda la familia se reunía ante el televisor para vivir una nueva emisión del concurso ‘Un, dos, tres, responda otra vez‘. Con ese programa nos reímos, aprendimos y también, ¿por qué no? algunos niños nos enamoramos por primera vez, ya que todos teníamos a nuestra presentadora favorita. No nos parecían tan lejanas como realmente estaban. Eran como esa vecina a la que veíamos y adorábamos en silencio. Hasta nuestras madres las apreciaban. Las conocíamos, al igual que a los cicutas, tacañones y tacañonas, a los que, esos sí, teníamos más cerca de lo que quisiéramos. Queríamos a Chicho, que nos había espantado con sus ‘Historias para no dormir‘ y queríamos, en resumen, un mundo mejor, esa vida en la que todos sonreían y que cada viernes nos llegaba, primero en blanco y negro y más tarde a todo color, desde esa pantalla a la fantasía que entonces era el televisor.

historia_undostresSin lugar a dudas, el ‘Un, dos, tres…’ forma parte de la memoria sentimental de muchos españoles. Sobre todo de los más mayores, ya que las generaciones posteriores ya lo conocieron en la época de las televisiones privadas, y no cuando la gris televisión franquista constaba solo de dos canales, que parecían llenarse de  vida y color gracias a este concurso. Y todo, realmente todo, lo que envolvió a ese universo creado por Chicho Ibáñez Serrador es lo que ha reunido Miguel Herrero en las páginas de Un, dos, tres, responda otra vez. La historia del mejor programa de nuestras vidas. Un voluminoso libro, editado por Diábolo Ediciones, que se añade a la colección de obras con las que la editorial rescata la maltratada cultura popular española. Miguel Herrero, como ha demostrado en otras de sus obras dedicadas al ente televisivo (varias de ellas editadas también por Diábolo), es todo un especialista que demuestra un gran conocimiento sobre el medio, y sobre el concurso en particular, y ha realizado EL LIBRO sobre este espacio televisivo. Un libro en el que se recoge, repito, absolutamente todo y más: todas las etapas, los personajes, la mecánica del concurso en cada edición, anécdotas, merchandising, temática y fecha de emisión de cada espacio… Todo. Y el autor lo ha hecho de la mejor manera posible, escarbando en prensa y revistas  de la época. Buscando el dato curioso, entrevistando a algunos personajes conectados con el concurso como la encantadora Aurora Claramunt o el entrañable Pepe Carabias (quien ya por si solo merecería un libro por ser historia viva de la televisión, del cine y del doblaje) y contando, además, con material gráfico proveniente de los archivos personales de los implicados.

Miguel abre nuestra memoria mientras leemos el libro, nos inunda de datos contagiándonos su propio entusiasmo. Se nota que ha disfrutado encontrando esa pequeña nota que desconocía, esa declaración contenida en aquella añeja publicación, esa portada tan curiosa. Y también se nota que goza al compartir todo ello con el lector. Por eso este es un libro valioso, apabullante y desmesurado en su contenido, pero también necesario para entender a un país que quería cambiar y que lo hizo a caballo de las distintas ediciones del concurso.

Leeremos sobre las diferentes etapas, de cómo se tuvo que enfrentar el programa a las cadenas privadas llegando a poner demasiada carne en el asador (¿recuerdan a Gloria Trevi?). Averiguaremos que la neumática Sabrina actuó antes en el concurso que en aquel inolvidable programa de fin de año; veremos como Chicho siguió apostando por que su programa no dejara de ser un espacio familiar en tiempos de mamachichos. Y veremos como el fin llegó con su apuesta personal por la cultura en la décima temporada, que quizás fue un suicidio buscado, premeditado, en un momento en el cual la más pura telebasura inundaba las parrillas televisivas.

Victoria Abril, Aurora Claramunt, Agatha Lys, Beatriz Escudero, Britt, Blanca Estrada, María Casal, Kim, Silvia Marsó, Lydia Bosch…; las coletillas que formaron parte de las conversaciones cotidianas de los españoles y que, todavía actualmente permanecen ya como lugares comunes de nuestro imaginario: ‘Veintidos ‘ ‘La plaza estaba abarrotaaa’, ‘¡Y eso duele…!’ ‘¿Porqué será?’, ‘Hasta aquí puedo leer’, ‘Hemos venido a jugar’,’¡Campana y se acabó!’… Los presentadores que fueron y los que no llegaron a ser pero cuyos nombres se barajaron; Doña Ruperta, Botilde, El Chollo, El Antichollo… todo recorre las páginas de este libro. Si hay que buscarle un pero, este sería la ausencia de pies de fotos, que nos aclararían quienes son algunos de los personajes que muestran.

Hay quien, como yo, piensa que la dedicación al concurso terminó truncando una muy interesante carrera cinematográfica. El mismo Chicho lo ha llegado a declarar, pero ahí queda el conjunto de su obra, que trasciende al hombre, importante en todos sus aspectos: su ficción televisiva con Historias para no dormir, recuperadas  por el sello 39 Escalones en un magnífico pack en DVD; su obra cinematográfica que, lamentablemente, se limita a dos largometrajes (La residencia y ¿Quién puede matar a un niño?); su poco conocida faceta teatral (con obras como El agujerito y Aprobado en castidad/inocencia); y sus espacios televisivos (concursos y otros programas multipremiados que merecerían una edición en condiciones como Historias de la frivolidad).

Sin duda los estamentos oficiales maltratan y ningunean la cultura popular, los cómics, el cine y la televisión que muchos tenemos en nuestra memoria pero que oficialmente parece no haber existido, mientras otras épocas se están entronizando de manera desaforada. Así que mientra haya estudiosos entusiastas como Miguel Herrero y editoriales como Diábolo Ediciones parece que habrá un reducto donde quedará resguardada. Porque aunque Serendipia está un poco harto de esta operación nostalgia  (video clubs, los ochenta, la movida, EGB’s…) siempre estará a favor si se hace desde trabajos escrupulosamente realizados que escarben y vayan más allá de un simple desempolvar el pasado.

Novedades Diábolo octubre 2016: Vuelve la calabaza Ruperta, Miyazaki y el buen cómic

17 octubre 2016 Deja un comentario

solo-diabolo

Diábolo presenta sus novedades para octubre de 2016 y a su linea de cultura popular y cómic, añade otra de infantil. Entre los nuevos títulos que la editorial presenta, nos encontramos con uno de lo más suculento dedicado al concurso más popular de todos los tiempos en España, Un, dos, tres, responda otra vez, el espacio televisivo que hizo que un director de cine tan competente como Narciso Ibáñez Serrador, Chicho, limitara su labor en ese campo a dos películas, dos obras maestras que nos dejaron con ganas de más. Pero el concurso  hizo felices a muchas generaciones de españoles, que disfrutaron y aprendieron durante las diferentes épocas del concurso. Este libro nos ofrece la historia de este espacio y sus protagonistas. Pero la editorial nos ofrece mucho más: como la cuarta edición de Mi amigo Miyazaki, así como cómics y cuentos de lo más interesantes. 

4

5

7

24

28

31

1

2

3

Monstruos, animación, cómic y muñecas: Novedades Diábolo septiembre 2016

17 septiembre 2016 2 comentarios

SOLO DIABOLO

Diábolo nos presenta sus nuevos lanzamientos y demuestra que vienen con las pilas bien cargadas de interesantes ensayos y buen cómic. Los tres ensayos que nos presentan son de lo más interesantes y están realizados por buenos conocedores de su temática. ¡Bien hecho, Gromit! nos adentra en la obra de Aarmant Animation, que durante cuarenta años nos ha dejado un buen número de cortos y largometrajes con La oveja Shaun y Wallace & Gromit en cabeza. Lo mejor es que está escrito por todo un especialista en el tema como es Adrián Encinas, responsable de Puppets & Clay; Las muñecas de Famosa se dirigen… (1970-1980) es la segunda incursión de Salud Amores en el mundo de Famosa, cuyo coleccionismo le apasiona. Erudita en el tema, con esta obra abarca la década en la que quizás más referencias dejó en el mercado la juguetera española; finalmente Diábolo nos ofrece un trabajo centrado en los mitos del cine de terror totalmente original a base de fotografías que reviven los hitos más importantes de toda su historia realizadas por Guillem Medina, responsable de varios libros sobre cultura popular: juguetes, cromos y televisión. 

En cuanto a cómics, Joe Sciotto nos acerca, en clave de humor, al Alien más cotidiano; además del segundo tomo de la saga (de 3) Tebori, de Robledo y Toledano y la integral de Monika, de Guillerm March y Thilde Barboni. 

sin-titulo

sin-titulo9

sin-titulo10

sin-titulo24

sin-titulo-7

 

sin-titulo8

sin-titulo2

sin-titulo-3

sin-titulob

Categorías:Cómic y Manga

Las lecturas de Serendipia: Godzilla y compañía pisotean Tokio

075446bbe0a3a54648753ccf145b9870

LUCHA DE GIGANTES. Godzilla, Gamera, Mothra y otros monstruos enormes de Japón

Juan Luis Sánchez y Luis Miguel Carmona (Tapa dura, 234 págs. Diábolo Ediciones)

lucha_portadaAhora que en breve retornará Godzilla a las pantallas protagonizando una superproducción y que se avecinan encuentros entre el saurio japonés y King-Kong, el entrañable gorila, es un buen momento para echar un profundo vistazo al Kaiju eiga, un subgénero que inundó las pantallas del mundo de actores en traje de monstruo pisoteando detalladas maquetas de Tokio. En España los niños que crecieron durante los años sesenta y sobre todo setenta, pudimos ver cintas como La batalla de los simios gigantes, King-Kong se escapa o Gorgo y Superman se citan en Tokio, películas que desataron nuestra fantasía desde los cines de barrio. Este subgénero, heredero del terror atómico que perduró en el pueblo japonés tras los innecesarios lanzamientos de las bombas en Hiroshima y Nagasaki, dio pie a un buen número de películas con monstruo gigante que, partiendo en 1954 con Godzilla y Japón bajo el terror del monstruo (Gojira, Ishirô Honda) ha llegado hasta nuestros días. Juan Luis Sánchez y Luis Miguel Carmona recopilan en este ameno libro un buen puñado de datos sobre las películas, cómics, merchandising y en general todo lo que ha generado el mundo del Kaiju a su alrededor, con especial dedicación a Godzilla, el primero y más popular de todos ellos, pero dando un repaso a otro populares seres como Mothra, Gamera, Megalon o Rodan y sus respectivas sagas. Los autores, a pesar de declararse fan absolutos de estas cintas, aceptan la pobreza de medios de algunos de estos títulos, que no dudan en calificar como pésimos. Y esa objetividad se agradece.

Gracias a este libro el neófito podrá saber que el Kaiju se divide en de tres épocas: Showa (1954-75), Heisei (1984-1995) y Millennium (1999-2004), cada una de ellas con sus propias características, además de otros datos sorprendentes ¿Saben lo que es el Jumping Shie? o ¿han oído hablar sobre la leyenda de los dos finales de King-Kong contra Godzilla? ¿Sabían que en una de las películas de la saga Godzilla habla? ¿Conocen al ridículo hijo de Godzilla? ¿Y sabían que tanto el padre como el hijo mueren en una de las cintas y que tuvieron que revivirlos ante el fracaso del filme de Emmerich? Pues todas estas cuestiones y muchas otras de más calado encuentran respuesta en las paginas de Lucha de gigantes, sin olvidar las versiones americanas de estas cintas, muchas con diferentes bandas sonoras y duración reducida.

Pero los autores, además de detallar el universo Godzilla, repasando los títulos que protagonizó el lagarto atómico en las tres épocas del Kaiju eiga, se detienen, tal y como ya hemos indicado, en otros derivados como Ultraman y sus kaijus televisivos; el merchandising que ha invadido el planeta de muñecos, cómics o video-juegos; y las filmografías de Godzilla y otros monstruos japoneses, todo ello ilustrado con llamativos posters originales y fotografías a todo color.

Sin lugar a dudas resulta una lectura amena con la que introducirse en el apasionante y pintoresco mundo de los Kaiju eiga.

screen-shot-2013-07-11-at-6-22-41-pm

 

AL HABLA CON JUAN LUIS SÁNCHEZ: “Conforme pasan los años, los Kaiju adquieren nuevos significados”

Juan Luis Sánchez es uno de los autores de Lucha de gigantes. Nacido en Madrid en 1972, es Licenciado en Ciencias de la Información y redactor y crítico de decine21.com. Ha formado parte de la plantilla de medios como diario Ya, Gaceta de los negocios, Estrenos de cine y Época, entre otros. Ha escrito Audrey Hepburn: Icono de la gran pantalla (Ed. Jaguar) y, junto a Luis Miguel Carmona, Peter Jackson: de Mal gusto a El hobbit (Ed. Jaguar), Tim Burton y sus mundos de fantasía (Ed. Jaguar) y De Perdidos a Star Wars, J. J. Abrams: un hombre y sus sueños, también para Diábolo Ediciones.

13244054_10209096868966103_3514428853910522753_o (2)¿Por qué has escogido escribir sobre los Kaiju eiga?

 Siempre ha sido mi placer culpable. Es decir, los críticos de cine ‘serios’ aseguran que en general tienen baja calidad. Pero no puedo evitar que me encanten, y me recuerden la fascinación que sentía por ellos de niño. Compartía esa pasión por Luis Miguel Carmona, y ahora que está de moda todo lo japonés, y que salía otra versión nipona de Godzilla era el momento genial para lanzar un libro.

¿No te parece que el Kaiju nació en una época y con un mensaje muy concreto que se ha ido diluyendo conforme ha evolucionado en sus tres etapas?

Nació en plena época del terror nuclear, cuando los japoneses todavía estaban conmocionados por la bomba atómica de Hiroshima y Nagasaki. A lo largo del tiempo este mensaje se ha quedado anticuado, ya no tenemos el mismo miedo que entonces, pero seguimos teniendo pánico a que nos destruyan nuestra casa, y a quedarnos sin nada, por lo que conforme pasan los años, los kaiju adquieren nuevos significados.

¿Piensas que el kaiju puede ser bien adaptado por otros países que no sean asiáticos?

Las asíáticas, no sólo las japonesas, sino también sobre todo las coreanas tienen un encanto especial. Pero ha habido excelentes cintas occidentales, destaco sobre todo Gorgo, de 1961, una producción británica dirigida por Eugéne Louirié, rodada con amplio presupuesto y que es realmente buena.

 ¿Cuál es tu opinión sobre las adaptaciones americanas, en concreto esta última y los proyectos que hay en camino?

En la peli de Gareth Edwards, las escenas de monstruos son brillantes, pero los humanos dejan mucho que desear, cuando dejan de salir los personajes de Bryan Cranston y Juliette Binoche, el film hace aguas. Pero es mucho mejor que la de Roland Emmerich, de 1998, una sucesión absurda de destrucciones que no acaba de funcionar.

¿Para ti cual sería la mejor película con monstruo gigante?

Me quedo con Japón bajo el terror del monstruo (1954), de Ishiro Honda, porque inventó el género, en lugar de abusar de imágenes del monstruo, sugiere mostrando partes del mismo, y compone una atmósfera muy sugerente en blanco y negro. Además, me encantó Gamera 3, la venganza de Iris, de Sushuke Kaneko, menos conocida, pero estupenda.

56833527¿Recuerdas cual fue el primer Kaiju que viste?

Gorgo y Superman se citan en Tokio, en una proyección en el colegio, con los compañeros. Primero fue decepcionante porque no era el Superman que conocíamos, sino un robot gigante que se llamaba en realidad en el original Jet Jaguar, Gorgo no era el monstruo británico, sino Godzilla, y para colmo de males… ¡jamás llegan a Tokio! Pero al final acabamos fascinados por esos monstuos gigantes que nos atemorizaban, pero nos encantaban.

Es vuestro cuarto libro en colaboración  ¿De qué forma os repartís la tarea? ¿Os habéis repartido las películas a la hora de comentarlas?

La verdad es que somos un poco caos, pero básicamente nos reunimos mucho para hablar de lo que vamos a poner, y nos repartimos los capítulos. Cuando cada uno acaba de escribirlo, el otro le añade retoques.

¿Por qué habéis dado al libro un lenguaje tan coloquial?

Creemos que así resulta más ameno y accesible a todo el mundo. Ya existen otros libros de cine que pretenden sentar cátedra, con un tono más sesudo, pero creemos que se hace más divertido si lo hacemos más distendido, sin perder la rigurosidad en la documentación y los datos. Hasta ahora nos ha funcionado muy bien en los libros de Diábolo.

http://www.diaboloediciones.com/

Las lecturas de Serendipia: trasgos, espíritus, fulgores y Cine-Bis… ¡Vamos a morir todos!

075446bbe0a3a54648753ccf145b9870

Serendipia no para de leer. En el metro, en la consulta del dentista, en la cama, incansable y siempre con un libro, les trae algunos de los que le han acompañado durante los últimos días. Lecturas cinéfilas a base de fantástico, clásico y Cine-Bis. ¡Deseamos que les agrade el menú!

¡VAMOS A MORIR TODOS! LO INSÓLITO Y LO PARANORMAL EN EL CINE de Pedro Delgado Cavilla (Diábolo Ediciones)

Diábolo Ediciones apuesta nuevamente por el cine fantástico, ofreciendo un título más interesante de lo que a priori aparenta ya que ¡Vamos a morir todos! Lo insólito y lo paranormal en el cine es más que un nuevo libro-compendio sobre 00106515517040____1__640x640cine fantástico y de terror. El autor, gran aficionado a los fenómenos extraños desde su juventud, nos ofrece en cada capítulo un fenómeno inexplicable más o menos real, enumerando a continuación las películas que pueden adscribirse a dicho fenómeno. Y todo ello con un añadido extra que aporta mucha personalidad al asunto: un sanísimo sentido del humor, con el que Pedro Delgado Cavilla nos habla de Yetis, de desapariciones extrañas, de chupasangres, zombies y, naturalmente, extraterrestres, entre muchos más contenidos en sus, muy bien ilustradas, 340 páginas. ¿Se trata entonces de un libro irreverente? para nosotros en absoluto, ya que está escrito desde el cariño y la erudición, pero sin ánimo de ser completista. Tan solo se trata un ameno paseo por todos esos fenómenos extraños y el tratamiento que les ha dado el cine. Desde los primeros experimentos con los primitivos antepasados del cinematógrafo (descacharrante lo del Kurding Club); a los títulos más representativos y, lo que es mejor, los menos, que desfilan por las páginas de ¡Vamos a morir todos! de forma amena y didáctica.

http://www.diaboloediciones.com/

EL FULGOR EFÍMERO de José Luis Forte (Applehead Team Creaciones)

el-fulgor-efímero-portadaEl fulgor efímero desborda texto desde sus muy aprovechadas 328 páginas. Además de amor y conocimiento de lo que habla: cine clásico poco (o nada) conocido. ¿De culto? No, todo no es cine de culto, esta es una denominación que se está utilizando demasiado a la ligera, pero sin duda se trata de películas que merecen ser vistas y sobre las que es muy saludable y necesario hablar. El fulgor efímero es alimento de primera para el cinéfilo, cuyo deporte de riesgo principal es el descubrir nuevas gemas que desconoce o saber más sobre esas película raras que José Luis Forte repasa de forma cronológica: desde los tiempos del cine mudo, con la olvidada flapper Coollen Moore entre otros personajes semi ocultos, hasta las locuras más extrañas del cine soviético, que no solo legó películas revolucionarias a la  historia. De las sombras chinescas  de Lotte Reiniger, al fantástico oculto como La muerte de vacaciones o la mucho más conocida La invasión de los ladrones de cuerpos. Exploitation y drogas con Reefer Madness; Hitchcocks de la etapa inglesa; cine negro, ahora sí, de culto con El demonio de las armas; clásicos de Akira Kurosawa y como extra, dos apéndices dedicados a Fritz Lang y Jacques Tourneur. Y todo con un lenguaje correcto, directo, que huye de tecnicismos y desborda amor y pasión por el cine clásico. Se agradecen los conocimientos literarios de un autor que, si peca de algo, es de algo tan extendido como pensar que actualmente no se hacen buenas películas. Y es que aunque también nuestras preferencias son claramente dentro del cine más clásico, es para nosotros un error generalizar y pensar que todo lo que se hace ahora carece de valor y todo lo antiguo es bueno. Pero en todo caso El fulgor efímero es una obra necesaria, que escarba en títulos que conviene repasar o descubrir y que está escrito desde la pasión y el amor más profundo por el cine. Y de ahí, nada malo puede salir.

www.nafracolección.com

CINE-BIS #6 VV.AA (Quatermass ediciones)

Cine-Bis Nº6 Javier G. Romero (10)A uno se le terminan los adjetivos positivos a la hora de comentar un nuevo número de Cine-Bis. Cada nueva entrega supera a la anterior y su contenido es devorado con fruición en cuanto llega a mis manos. No hay ningún artículo de relleno, de esos que uno se salta por falta de interés. Es casi una publicación realizada a la medida. A mi medida. Veamos sino:

Como el buen Marxista que presumo ser, el extenso dossier dedicado a los hermanos Marx no me descubre nada nuevo, pero precisamente por ser tan marxista, reconozco que narra lo que debe de narrar, aprovechando el espacio del que dispone para levantar pasiones por el humor irreverente y nunca superado de los más desquiciados cómicos que ha popularizado el cine. Y al ser en dos partes, queda pendiente el resto de la trayectoria del grupo, pues esta primera entrega repasa su carrera en el vodevil, el teatro y en la Paramount. Entre el resto de contenidos, se completa el extenso artículo dedicado a desmenuzar el slasher; nos introducimos en la serie de filmes paródicos dedicados a Matt Helm, un agente privado que tan solo podría haber sido encarnado por Dean Martin; y también nos vamos de aventuras a la selva africana con el que quizás resulta ser el artículo más flojo, ya que a veces cae en la simple enumeración de cintas ante la imposibilidad de tratar tan basta filmografía en tan poco espacio. Muy al contrario del maravilloso dossier sobre cine transexual, un trabajo de referencia sobre tan desconocido como interesante tema. Sin lugar a dudas la gema de este sexto número de Cine-Bis junto a las magníficas entrevistas a Tsugunobu ‘Tom’ Kotami y Hugo Blanco un actor que, desde luego, no tiene pelos en la lengua.

Estos son tan solo algunos de las magníficos contenidos de Cine-Bis, publicación que desborda pasión y buen hacer en sus 166 páginas editadas a todo color y repletas de un maravilloso material gráfico con el que se ilustran los artículos escritos por un elenco de colaboradores de lujo compuesto por Carlos Aguilar, Daniel Aguilar, Joan Bassa, Pablo Fernández, Tomás Fernández Valenti, Ramón Freixas, Antonio José Navarro, Juan Andrés Pedrero Santos, Diego Salgado y el propio director, coordinador y maquetador de la publicación, Javier G. Romero, que firma el mejor artículo de este número, lo que hablando de Cine-Bis, es algo serio.

Javier, amigo, lo has vuelto a hacer. Bravo.

quatermass@hotmail.com

A %d blogueros les gusta esto: