Archivo

Archive for the ‘Nits de Cinema Oriental’ Category

14 Festival Nits de Cinema Oriental del Vic: Álbum fotográfico

Las Nits de Cinema Oriental de Vic  ofrecen muchos momentos mágicos. Un ambiente muy concreto que hemos intentando captar más allá de las dos crónicas que hemos escrito sobre películas y actividades. Las Nits son cine, pero también mucho más que eso. Despedimos las Nits de Cinema Oriental de Vic de este año con este álbum fotográfico que esperamos capte ese sabor de verano y felicidad. 

FOTOS: Serendipia

You You trabajó sin cesar y estuvo presente en todos los lugares de Vic. No paró…

… en unas Nits que tuvieron su propia flota (de dos) Catmoviles…

… medio de transporte que facilitó el desplazamiento de los invitados durante esta edición de las Nits. Aquí tenemos a dos de ellos, el director Hui See-Wai y el ilustrador Yuen Tai-Yung, protagonista del documental The Posterist.

Precisamente en honor a este ilustrador se organizó una pequeña exposición.

Aquí vemos a Yuen Tai-Yung analizando al detalle la impresión de uno de estos carteles. Pero hubo más invitados…

…como el amigo Andrew Leavold, que ofreció una clase magistral y…

… presentó su interesante libro sobre Weng Weng.

También estuvieron Raita Kuramoto y Yao Aining, director y estrella de la magnífica Strange Tales of Love and Strangers.

Sin olvidar a Hoshino Hisao, que uno se encontraba en todas partes.

Pero una de las partes favoritas de los espectadores de Vic es  disfrutar de las actividades de la Bassa dels Hermanos. Aquí tenemos a Quim Crusellas, director del festival, presentando un evento. 

El público apoyó masivamente su festival…

… cuyos eventos fueron presentados, con bastante soltura, por Jinjin Chen, que ofreció un concierto en la Jazz Cava y Joan Puig, miembro de la organización del Festival.

Hubo demostraciones de artes marciales como Tai Chí…

… Kárate, Jiu Jitsu…

… taekwondo….

Pero si algo es celebrado durante las Nits en la Bassa…

… son el baile de Bollywood…

… y el Bhangra, baile típico de Panjab…

… espectacular…

… y lleno de colorido…

… todo ello mientras unos cenaban…

… exóticos menús…

… que gustaron a grandes y pequeños…

… mientras Dragones sobrevolaban la Bassa…

… sonaba una bella canción…

… y el jurado y los invitados…

… despedían las Nits dejando a You You echar un merecido sueño. Ha hecho un buen trabajo. Todo ha salido bien y hay que comenzar a preparar las Nits 2018… ¡¡Allí nos vemos!!

14 Festival Nits de Cinema Oriental del Vic: la crónica (2ª Parte)

Si en la primera parte de esta crónica dábamos un pormenorizado repaso a lo que ha dado de sí la Sección Oficial de las Nits de Cinema Oriental 2017, vamos en esta segunda entrega a centrarnos en el resto de secciones y actividades. Que fueron numerosas y para todo tipo de público.

FOTOS: Serendipia

SECCIÓN RETROSPECTIVA

Como ya hemos señalado, la edición de este año del festival ha tenido como país anfitrión a China, así tanto su retrospectiva como el libro que se ha editado para la ocasión ha estado protagonizado por las Kung-Fu Girls. Mujeres de armas tomar que dominaron el cine de acción y artes marciales en China, Hong Kong y Taiwan a base de Wuxia (espadachinas) y Kung-Fu, especialmente en los sesenta y setenta y, combinándolo con explosiones y tiros, en los ochenta y noventa. Nombres como Cheng Pei-Pei, Angela Mao, Sharon Yeung, Kara Wai o Michelle Yeoh. Mujeres atractivas y letales que protagonizaron muchas películas estrenadas en todo el mundo y de las cuales se ha escogido una pequeña representación para proyectar en las Nits. Cinco han sido las seleccionadas, además de dos documentales, que junto con el libro Kung-Fu Girls, escrito por los especialistas Domingo López y Jorge Endrino e ilustrado por Toni Benages, ofrecen un completo panorama de lo que esta temática dio (y continúa dando de sí) en el cine oriental, particularmente Chino.

La retrospectiva, tal y como hemos indicado, constó de cinco títulos, todos ellos provenientes de Hong Kong:

Las garras de la tigresa (Zhang bei, Liu Chia-Liang, 1981) es una cinta a medio camino entre el viejo cine de artes marciales de Hong Kong de los años setenta, más concretamente de los estudios Shaw Brothers,  y el que se nos venía encima en los ochenta, con más componente cómico de por medio. Protagonizada por Kara Wai, gran dama del cine chino, contiene sonrojantes escenas musicales y de baile junto a magníficas coreografías marciales en un argumento que enfrentaba, en tono paródico, la China clásica y los nuevos aires occidentales venidos de Hong Kong.

Yes, Madam! Ultra Force 2 (Huang jia shi jie, Corey Yuen, 1985) cuenta con las actrices Michelle Yeoh como policía de Hong Kong y Cynthia Rothrock encarnando a una improbable inspectora de Scotland Yard en una explosiva cinta repleta de acción y espías en la que todo está al servicio de las escenas de lucha, muy dinámicas, pero también de las cómicas, de ese humor tan chusco basado, en su mayor parte, en las arriesgadas piruetas de los especialistas. Con un comienzo de impacto, la película se ralentiza en su mitad hasta explotar (textualmente) en su final.

Iron Angels (Tian shi xing dong, Raymond Leung y Teresa Woo, 1987) estaba claramente inspirada en los Ángeles de Charlie, aunque en este caso el equipo esta compuesto por dos muchachas (Moon Lee y Elaine Lui), a las que se les une un ángel masculino (Alex Fong). Lo mejor de la película, que dio pié a dos secuelas y varias imitaciones son, sin lugar a dudas, la maligna villana interpretada por Yukari Ôshima y la presencia de David Chiang,  ejerciendo de jefe (a lo Charlie) del grupo. Chiang resultará familiar a los más talluditos por haberlo podido disfrutar en la infancia en películas como La furia del tigre amarillo (Xin du bi dao, Chang Cheh, 1971) o la magnífica Kung-Fu contra los 7 vampiros de oro (The Legend of the 7 Golden Vampires, Roy Ward Baker/Chang Cheh, 1974), cinta esta que situó en el mismo universo el cine de terror de los estudios Hammer y las artes marciales de Shaw Brothers. A Peter Cushing y David Chiang. El sueño de cualquier niño de los setenta materializándose en el cine de su barrio, vamos.

La retrospectiva abandona el género policíaco introduciéndose en el de aventuras con Guerreros invencibles (Zhong hua zhan shi, David Chung, 1987) una película que no se molesta en disimular su fuerte inspiración en la saga de Indiana Jones. Así, si en En busca del arca perdida (Raiders of the Lost Ark, Steven Spielberg, 1981) los villanos son los nazis; en Guerreros invencibles lo son los japoneses. Si en la película de Spielberg hay un Indiana Jones; en la de Chung hay dos, uno femenino (Michelle Yeoh), y uno masculino (Derek Yee).  El inevitable componente cómico viene de la mano de Richard Ng, todo un clásico en la materia al que también pudimos ver durante las Nits en la “terrorífica” Vampire Cleanup Department. Lucha de sexos, tensión sexual y la proverbial animadversión al despiadado invasor japonés en una de las proyecciones retrospectivas más entretenidas y que más gustaron.

La quinta y última película ofrecida en esta sección fue sensiblemente diferente a las anteriores. Los años ochenta habían quedado atrás y al cine de acción de Hong Kong con protagonistas femeninas se les añadió un fuerte componente erótico. Naked Weapon (Chek law dak gung, Tony Ching Siu Tungm 2002) parte del subgénero carcelario, protagonizado por un grupo de niñas recluidas en una isla que, ya como adultas, se convertirán en maquinas de matar. Actrices bellísimas (en especial la hawaiana Maggie Q.) ligeras de ropa y escenas de acción fashion en un atractivo thriller de acción que cuenta con la presencia de la veterana Cheng Pei-Pei.

¿Qué se echó en falta? Pues alguna película de los setenta como 14 Amazonas (Shi si nu ying hao, Kang ChengShao-Yung Tung, 1972) o La heroína legendaria (Long ya jian, Wu Ma, 1971) —que sí pudo verse y en 35 mms en un pase previo al festival—, pero… no pudo tenerse todo. En su defecto se ofrecieron dos interesantes documentales, uno dedicado a las estrellas femeninas de la Shaw Brothers, The Beauties of the Shaw Studios (Hong Kong/USA, 2003) un muy interesante y completo documento dirigido por Ian Taylor que nos adentra en el universo de unos estudios y un star system tan diferente como desconocido en occidente. Con sus métodos de iniciación, escuela de interpretación y escenarios, así como las principales estrellas de los años treinta a los setenta, contando con valioso material proveniente de reportajes de la época. Por su parte el francés Dragon Girls! Les Amazones Pop Asiatiques (Yves Montmayeur, 2016), que ya pudimos ver durante la última edición del Festival de Sitges, sirve como complemento al anterior, ya que inicia su andadura en Tigre y dragón (Wo hu cang long, Ang Lee, 2000), entrevistando a muchas de las estrellas contemporáneas y de la época, mostrando la influencia de este tipo de cine en la cultura no tan solo oriental.

ANIMACIÓN

Con la presencia habitual de público infantil proveniente de los diferentes casales de Vic, se celebraron cuatro sesiones matinales que  hicieron las delicias de los más pequeños (y de algunos adultos entre los que Serendipia, incondicional de la animación, se cuenta).

Clássics de l’Animació Xinesa (China, 1960-1981) es una selección de cuatro de los mejores cortometrajes producidos por el prestigioso Shanghai Animation Film Studio (SAFS).

Gatos, un viaje de vuelta a casa (Rudorufu to ippai attena, Mikinori Sakakibara y Kunihiko Yuyama, Japón, 2016) es, como otras cintas de animación dirigidas a los más pequeños, un viaje de aprendizaje. Con una magnífica animación 3D, Gatos nos narra las aventuras de un pequeño gato casero perdido por las calles de Tokio, donde deberá espabilar para comer y encontrar cobijo, contara con la ayuda de un gato callejero, que le inculcará el valor de la amistad, y la educación.

El regne de les granotes (Frog Kingdom, Nelson Shin, China, 2013), realizada también con animación 3D cuenta la historia de una princesa que se revela contra su padre, el rey, cuando decide organizar unos juegos para casarla con el ganador. Un alegato feminista y de reivindicación a la libertad personal repleto de atractivos personajes y un final abierto a más aventuras… de su partenaire masculino que se fuga cuando es ella la que le elige como futuro marido.

Finalmente y dentro de estas sesiones matinales gratuitas se ofrecieron cuatro capítulos de Ronja, la hija del bandolero, la primera serie de animación de los estudios Ghibli dirigida por Goro Miyazaki, hijo del mítico fundandor de los estudios y digno heredero de su padre. Ronja es una serie que mima la animación al detalle, algo característico de Ghibli, cuyos artísticos fondos siguen siendo insuperables. Aunque su animación ya no está realizada de forma artesanal, se ha procurado que siga manteniendo ese aspecto, cuidando los personajes y ofreciendo a los más pequeños un mensaje de amor a la naturaleza e igualdad de género, otras de las constantes del estudio nipón junto al elemento sobrenatural, muy presente. La serie, por cierto, está basada en una novela de Astrid Lidgren, creadora de la genial Pippi Calzaslargas.

El festival continuó dedicando su primera sesión a la animación. Además de la comentada McDull Rise of the Rice Cooker que tuvo lugar el sábado, el domingo se proyectó la maravillosa cinta japonesa En este rincón del mundo (Kono sekai no katasumi ni, Sunao Katabuchi, 2016), basada en el manga de Fumiyo Kono. La película, premio de la Academia Japonesa a la mejor película de animación, de haber competido en la Sección Oficial de las Nits habría obtenido, si de Serendipia hubiese dependido, el máximo galardón. O casi. Y es que mucho es lo que puede decirse de este drama bélico que denuncia sin señalar. Que muestra como se veía el conflicto desde retaguardia, desde ese pequeño rincón del mundo que bajo ningún concepto podía aventurar lo que iba a suceder en Hiroshima, población vecina y lugar de nacimiento de la protagonista, al que quiere retornar en busca de la tranquilidad y para reencontrarse con su familia, ya que Hiroshima carecía de todo interés estratégico. La historia tristemente contradijo esto, demostrando que golpear a la población civil, horrorizar al mundo fue, en sí, una estrategia de terror, una demostración de fuerza que daría pie a la siguiente guerra que tendría lugar entre ambos bloques. La película de Katabuchi cuenta con una muy acertada animación que no busca tanto el detalle como Miyazaki como acercarse estilísticamente al manga original. Una delicia que no carece de momentos de extrema dureza, solamente uno, que provocó las lágrimas de algún menor (y posiblemente más de un adulto) en una cinta que pasó fugazmente por nuestra pantallas comerciales de forma totalmente injusta.

GOLFAS, CORTOMETRAJES Y OTRAS SESIONES ESPECIALES

Hubo tiempo también durante las Nits para hacer el crápula y trasnochar un poco. Además de la comentada Vampire Cleanup Department, los más lanzados pudieron desgañitarse por segundo año consecutivo con Tetsudon, The Kaiju Dream Match, una nueva jaimitada que reúne en sus casi dos horas un buen número de cortometrajes con el denominador común temático de unos disparatados kaiju eiga y la locura más enfermiza. Acción, cuescos, erotismo y monstruos gigantes ridículos en esta nueva entrega que contó con la presencia de su alma mater y animador, Hoshino Hisao, una pieza ya casi imprescindible en las Nits de Cinema Oriental. La sesión contó con poco público. El cansancio comenzaba a pesar y hubo que escoger entre ver las sesiones matinales, perdérselas, o verlo todo y enloquecer. Algunos valientes escogieron enloquecer y todos sabemos quienes fueron, pues su mirada los delataba al siguiente día.

                           Hoshino Hisao… Mr. Tetsudon!!!

En este cajón de sastre incluimos también los documentales Mira (Lloyd Belcher, 2016), proveniente de Hong Kong, y Gulabi Gang (Nishtha Jain, 2012) coproducida entre India, Noruega y Dinamarca. Ambas producciones protagonizadas por mujeres que luchan por su dignidad. Bastante diferente, aunque también protagonizado por mujeres luchadoras fue Ninja Special Agent Justy Wind (Eiji Kanikura, 2017), un loco sentai japonés con unas Power Rangers femeninas que, sin descuidar las escenas de acción y mamporros, enfatizaba valores como la amistad.

Creemos no equivocarnos si decimos que se han proyectado más cortometrajes que nunca, concretamente cinco: Los catalanes Bittersweet Memories, ejercicio de estilo dirigido por Adrià Guxens en el que emula a Wong Kar-Wai y Mitaka Sumo School, que dirigido por Rubén Ventura nos muestra a unos pequeños estudiantes de sumo en Tokio. El cortometraje candiense A Lightsaber  Fight de Stanton Chong es una lucha de sables láser realizada por miembros del Jackie Chan Stunt Team, con lo que ya está todo dicho y sobran palabras. Del corto de animación filipino Josephine ya hablamos, pues se ofreció antes del largometraje Saving Sally, ambos del mismo director, Avid Liongore. Finalmente se pudo ver el lynchiano Caradecaballo de Marc Martínez Jordán, cortometraje ganador del Premio TAC 2016 que con un presupuesto de tan solo 20 € y la colaboración de varios miembros de su propia familia, se ha hecho con numerosos  premios friendo, de paso, las neuronas de muchos espectadores.

INVITADOS Y ACTIVIDADES PARALELAS

Raita Kuramoto y Yao Aining, director y actriz principal de Strange Tales of Love and Strangers

Se contó con la presencia de diversas personalidades. Entre ellos Raita Kuramoto y Yao Aining, director y actriz principal de Strange Tales of Love and Strangers, película japonesa que, como ya les comentamos en nuestra anterior entrada, hubiese merecido mayor reconocimiento. Hui See-Wai y Yuen Tai-Yung director y el protagonista de The Posterist, documental sobre el artista que más carteles cinematográficos ha realizado en Hong Kong. Más de 200 entre 1975 y 1992. El director acudió a las Nits acompañado de parte de su familia y el veterano ilustrador, un agradable grupo que disfrutó del festival y del reconocimiento a la magnífica labor del creador de tantos y tantos icónicos carteles, diez de los cuales pudieron verse en una exhibición que se inauguró en la

Andrew Leavold y Yuen Tai-Yung

biblioteca Joan Triadú. El japonés Hoshino Hisao, responsable de los recopilatorios Tetsusdon, contagió su locura y simpatía por todo Vic. Sin duda debería formar parte del staff del festival. El autraliano Andrew Leavold, como miembro del jurado volvió a visitar Vic, donde hace dos años estuvo ya con su documental The Search for Weng Weng (2013). Todo un especialista en cine de serie-B, presentó su libro sobre sus siete años de búsqueda en Filipinas del diminuto actor, además de ofrecer una divertidísima clase magistral sobre cine filipino durante la cual proyectó y comentó 16 trailers de lo más bizarro. Amenazó con volver en 2018 con su nuevo documental. Sabemos de lo que va, pero dejaremos el misterio abierto ya que está relacionado con la temática de las próximas Nits, que les aseguramos van a interesarles y mucho. Andrew es otro de esos entrañables personajes que no deberían faltar nunca en las Nits. Lamentablemente no se pudo contar con la presencia de la actriz Kara Wai, por estar ocupada en un rodaje. Y en un emotivo acto, se otorgó un Premio de Honor a la actriz china Quin Ji. Se contó, asímismo, con las habituales autoridades, cónsules y personas vinculadas a las organizaciones que apoyan el festival, así como patrocinadores.

El festival también presentó su tercer libro. Tras un primer volumen dedicado al wester oriental y un segundo a los kaiju eiga, llega Kung-Fu Girls, un repaso a las actrices marciales del cine chino. Escrito por Jorge Endrino y Domingo López, dos especialistas en la materia, el libro cuenta con una primera parte algo académica centrada en los orígenes, las actrices más importantes de la Shaw Brothers, así como de Taiwan y Hong Kong; y una segunda parte más amena centrada en las principales actrices, con biografía y títulos recomendados. Entre ellas Kara Hui, Michelle Yeoh, Sibelle Hu, Cynthia Rothrock o Jade Leung, con un epílogo dedicado a las nuevas generaciones. Un completo panorama que se nos ofrece en 242 páginas profusamente ilustradas con carteles y fotografías a todo color.

Y como es habitual no faltó la actividad más popular de las Nits: las sesiones de cine al aire libre en la Bassa dels Hermanos. Cinco sesiones gratuitas dedicadas cada noche  a un país diferente con cena típica (que sí que hay que pagar) y amenizadas con demostraciones de artes marciales o danzas del lugar al que va dedicada cada una de estas noches. En esta edición fueron dedicadas a China, Japón, Corea del Sur, India y Hong Kong: Tai Chi, Danza del Dragón, Karate, Jui Jitsu, Taekwondo, Danza Bollywood, Bhangra y concierto de Guillem Roma. También hubo actuación nocturna en la Jazz Cava de la cantante y presentadora de las Nits, Jinjin Chen, que acompañada al piano por Biel Harper ofreció un concierto de canciones tradicionales y pop.

CONCLUSIÓN Y PALMARÉS

El jurado internacional compuesto por Quim Casas, Pemba Chhoti Sherpa y Andrew Leavold otorgó el galardón al mejor filme de las Nits de Cinema Oriental a Mountain  Cry por su profunda historia de supervivencia y redención, por la expresividad de las imágenes y por cómo muestra el viaje extraordinario de los personajes. También destacaron el contexto que refleja y la excepcional interpretación de su actriz protagonista, Lang Yueting. Por su parte El documental The Posterist, dirigido por Hui See-Wai y protagonizado por el dibujante Yuen Tai-Yung, recibió la Mención Especial del Jurado por la pasión y el amor demostrado hacia el personaje retratado y porque representa la comunión, en una sala de cine de Vic, entre los espectadores y el cine popular de Hong Kong

El Premio del Público fue para el film coreano de acción Fabricated City (distribuido por Isaan Entertainment y estrenado simultáneamente en las Sesiones Movistar+ del festival y en el canal Movistar Estrenos). Y finalmente la prensa acreditada del festival otorgó el Premio de la Crítica a Duckweed

Un total de 10.000 espectadores asistieron a las proyecciones y actividades del Festival Nits 2017. Destacando las Nits a la Bassa, la niña de los ojos del certamen, que contaron con la asistencia de unas 1.000 personas cada noche.

Buen cine, buena compañía, buen ambiente. Risas, música, danza, cultura. Noches de verano y un magnífico trabajo. Por todo esto y mucho más…

¡¡¡NOS VEMOS EN EL FESTIVAL NITS DE CINEMA ORIENTAL 2018!!!

Y si han quedado con ganas de más, tenemos un álbum fotográfico aquí

14 Festival Nits de Cinema Oriental del Vic: la crónica (1ª Parte)

El canto del gallo YouYou, realizado por Xevidom,  ilustrador de cabecera del festival, ha dado puntualmente los buenos días al público de las Nits de Cinema Oriental que de nuevo han llegado a Vic ofreciendo una magnífica selección de largometrajes y actividades, tanto para el público de Vic, como para los que nos desplazamos a esta ineludible cita en la que todos aprendemos a valorar y disfrutar de unas cinematografías y culturas poco o nada conocidas en occidente.

Demos pues un vistazo a lo que dieron de sí estas seis Nits comenzando por su…

SECCIÓN OFICIAL

Al igual que el pasado año, las Nits de Cinema Oriental han otorgado  tres categorías de premio: premio del jurado, premio de la crítica y el habitual premio del público. También los gatos de la suerte han cambiado de diseño  pasando a tener un aspecto más realista.

Las cintas que han tenido acceso a estos premios han sido, como también es casi norma en este festival, de todo género y provenientes de diversos países orientales. Pasamos a comentarlas comenzando por el país anfitrión de este año, China, que participó en el certamen con siete cintas de un total de dieciséis largometrajes a competición.

Mountain Cry (Larry Yang, 2016) es un bello canto al amor, más aún,  al sacrificio por amor. Larry yang nos trae un acendrado relato, aunque no exento de ciertos tintes sórdidos, que se desarrolla en el montañoso condado de Pingshun, un bello marco rural del que el director ha sabido extraer el mayor partido y al que le ha dado sentido narrativo. El paisaje no es solo un marco, es usado también (casi sobre todo) como una expresión de los sentimientos de su protagonista femenina (esos planos de ella entrando en comunión jubilosa con ese entorno montañoso cada atardecer). Yueting Lang compone con su excelente interpretación un personaje complejo y carismático. La actriz figura también en el reparto de la película de clausura, Extraordinary Mission (Alan Mak y Anthony Pun, 2017) y ya pudimos verla en la edición del pasado año en la memorable The Office (Hua li shang ban zu, 2015) de Johnnie To, director con el cual debutó en Blind Detective (Man Tam, 2013) dos años antes. En Mountain Cry tiene el protagonismo absoluto y su trabajo interpretativo es memorable, Lang expresa todo mediante su lenguaje corporal y los matices de su semblante que habla por sí mismo, como una estrella del cine mudo, y es que el trauma que define a su personaje lo dejó sin voz. El único pero  que podría ponérsele a esta película, que retrata tan bien los temores de una comunidad rural china (siempre hostigada por los comisarios políticos), es que el último giro de guión carga excesivamente las tintas del drama. Aunque no fue nuestra favorita,  no deja de ser merecido el premio del jurado con el que se alzó.

Del drama a la comedia con Cook Up a Storm (Jue zhan shi shen, Wai Man Yip, China-Hong Kong, 2017), película que explota la fiebre de los concursos culinarios televisivos que, como podemos comprobar, asola a todas las civilizaciones. Cook Up a Storm parte del enfrentamiento entre dos cocineros, uno representa la cocina tradicional china, el otro, educado en Europa, personifica la innovación, la fusión de oriente y occidente. La rivalidad inicial acabará, como se podía prever, en una amistad que les llevará a competir con el mejor cocinero del mundo, competición en la que estarán en juego no sólo las dotes culinarias sino también los sentimientos. Simpática y muy bien resuelta, aunque predecible, tiene el mérito de conseguir que los combates entre cocineros resulten tan emocionantes y tensos como una lucha marcial. Una película para toda la familia que se ofreció en La Bassa dels Hermanos, sin duda su lugar natural.

Duckweed (Cheng feng po lang, 2017) es la segunda película escrita y dirigida por Han Han y en ella se nos narra el agitado viaje al pasado de su protagonista, interpretado por Chao Deng (reconocido por ser el actor principal de la trilogía de Gordon Chan, The four). Durante su traslación temporal conocerá a su padre joven, a su madre (que había muerto antes de que él tuviera conciencia)  e incluso a sí mismo recién nacido. Junto a su padre y su banda correrán aventuras e intentará, por error, engañar a su padre con su futura madre. Todo ello en una divertida y correcta fantasía de amor y amistad, muy bien diseñada en lo que se refiere a ambientación de los años noventa (acertado resulta ver cómo las expectativas de futuro de aquella década no se corresponden con lo que en verdad llegó) y que, inevitablemente, trae al espectador occidental la memoria de las aventuras de Marty McFly en la seminal Regreso al futuro (Back to the Future, Robert Zemeckis, 1985). En el papel de padre del protagonista tenemos a  Eddie Peng, uno de los intérpretes más solicitados de su país. En España hemos podido verle recientemente en La gran muralla (The Great Wall, Yimou Zhang, 2016) y en la edición de las Nits de 2014 se proyectó la magnífica Umbeatable (Ji Zhan, 2013) de Dante Lam que coprotagonizaba y que ganó el premio máximo en aquella ocasión. Duckweed conquistó a la crítica que la votó como la mejor cinta de esta edición.

Shock Wave (Hong Kong-China, 2017) es un emocionante, aunque algo deshilvanado, thriller de acción dirigido por el prolífico Herman Yau. Su protagonista (encarnado por la estrella Andy Lau) es un artificiero de la policía , blanco de la venganza de un criminal cuyos planes desbarató cuando estuvo infiltrado en su organización. Mucha acción, tiros, emoción y, por supuesto, explosiones, en una película sin final feliz, con un desenlace dramático de rompe y rasga, que busca trasegar las emociones del público. Una cinta perfecta para clausurar las noches en la Bassa dels Hermanos.

La animación china también tuvo su representación a concurso con McDull Rise of the Rice Cooker (Brian Tse, China-Hong Kong, 2016) una película de difícil catalogación. Que conecta con el público infantil pudimos comprobarlo ante el entusiasmo de alguno de los pequeños asistentes, pero también con el adulto a razón del anonadamiento generalizado que dejó en  los que se aventuraron a vivir esta bizarra experiencia. Una ‘extraña película’, tal y como nos la definió Andrew Leavold ¿Culto instantáneo? ¿Pesadilla lisérgica? No sabemos qué decir, pero sin duda es inolvidable y divertida. Estamos seguros de que volveremos a saber del cerdito McDull y el resto de personajes que, surgidos del mundo del Manga, han vivido cuatro aventuras en cine, todas ellas escritas y dirigidas por su creador, Brian Tse.

Por su parte las dos últimas películas del festival, que se ofrecieron en el confortable Cinema Vigatà, fueron el amargo drama One Night Only (Matt Wu, 2016) y la explosiva Extraordinary Mission (Alan Mak, Anthony Pun, 2016). Rodada en régimen de coproduccion con Taiwan, la cinta de Matt Wu se desarrolla en un ambiente nocturno de juego, prostitución y dudosas compañías, en el que todo es posible. Un entorno sórdido cuya sordidez se ve aliviada por el humor que destila el filme. La película pasa de la comedia a la acción más desorbitada, sin olvidar el melodrama que conduce a la redención de la “descarriada” protagonista (aunque después tenga que dejar este mundo, faltaría más). Y si hablamos de acción hay que hablar de Extraordinary Mission, que cerró el festival dejando un magnífico sabor de boca en el público de las Nits,  una película que contaba con la garantía de estar dirigida por el dúo que creó la saga de culto Infernal Affairs.

De China vamos a Hong Kong, que además de con las mencionadas co-producciones junto a China, estuve presente en el festival con tres largometrajes bien diferentes, Mrs. K, The Posterist y Vampire Cleanup Departament.

Mrs. K (Yuhang Ho, Hong Kong-Malasia, 2016) es un producto clásico del cine de Hong Kong, repleto de acción y artes marciales, pero que posee el atractivo adicional de contar con la presencia de varios actores y actrices veteranos, sobre todo su protagonista, Kara Wai, una reconocidísima actriz en activo desde los años setenta, durante los cuales vivió el esplendor de los estudios Shaw, hasta la actualidad. Con una carrera plagada de reconocimientos, ha decidido cerrar su carrera en este género con esta cinta. Con esquema de western, el filme recoge influencias del cine de acción occidental (léase Tarantino), un género, por otra parte, fuertemente marcado por el oriental, toda una paradoja. Aunque las coreografías las pone la cámara, más que los actores, y la tensión la banda sonora más que la construcción de la trama, no deja ser un funcional entretenimiento dirigido por Yuhang Ho. El realizador ya había tenido ocasión de trabajar con Kara Wai en su cuarta película, el drama At the End of the Daybreak (Sham Mo, 2009). A la actriz se suma, en esta ocasión como villano, otro reconocidísimo actor de este género, Simon Yam. Mrs. K se proyectó en programa doble junto a la retrospectiva Las garras de la tigresa (My Young Auntie, Liu Chia-Liang, 1981) protagonizada por la misma actriz, sesión que se había organizado así porque se pensaba contar con la presencia de Kara Wai como invitada en las Nits. Lamentablemente, por compromisos de trabajo, a la actriz le fue imposible estar presente en el festival.

Vampire Cleanup Departament (Gao geung jing dou fu,  Sin-Hang Chiu y Pak-Wing Yan, 2017) es un homenaje a las películas de vampiros chinos saltarines de los ochenta, recuperando incluso a alguno de los participantes de aquellas comedias terroríficas como Chin Shiu-Ho, que si en Mr. Vampire (Geung si sin sang, Ricky Lau, 1985) interpretaba al alumno de un maestro taoísta, aquí ya pasa a encarnar al maestro. También cuenta la película con el veterano cómico Richard Ng, al que pudimos ver en Las garras de la tigresa. La cinta tiene la virtud de contener algunas escenas terroríficas muy atmosféricas, sobre todo la que se desarrolla bajo el agua del lago, sin embargo, está más cerca de la comedia que del terror. Una comedia romántica con vampiros de fondo que tiene como objetivo al público joven. Es merecido destacar a la debutante y expresiva Min Chen Lin como la delicada vampira que, muda, debe expresar todo un arco de sentimientos tan solo con la expresividad de su rostro, cosa que consigue con nota esta actriz a la que esperamos ver en más producciones.

The Posterist es un magnífico documental dirigido por Hui See-Wai, hijo del actor Michael Hui (el Mr. Boo de las comedias de los ochenta), que versa sobre Yueng Tai-Yung, ilustrador de más de 200 carteles de películas durante un período que cubre de 1975 a 1992, la edad de oro del cine de Hong Kong. En el documental, magníficamente estructurado, veremos su trabajo, conoceremos su forma de pintar y la opinión de admiradores, colegas de profesión, actores y directores de la época. Todo ello en una jornada hacia la creatividad de este hacedor de sueños autodidacta, con el que viajaremos al cine de otra época y su estética, de cuyo recuerdo Yueng Tai-Yung es, en gran parte, responsable, pues muchos de sus carteles son más recordados que las películas que anunciaban. Un documental que fue objeto de una merecida mención especial por parte del jurado.

Menores en número, pero no por ello menos importantes, fueron las contribuciones de Japón, India, Corea del Sur y Filipinas. Japón, una de las filmografías más variadas, trajo una comedia: Moriyamachu Driving School; una locura inclasificable, Tetsudon, the Kaiju Dream Match; y la pieza favorita de Serendipia de esta edición, el drama sobrenatural Strange Tales of Love and Strangers.

Moriyamachu Driving School (Moriyama chû kyôshûjo, Keisuke Toyoshima, 2016) es una comedia con tintes negros. En ella unos personajes de lo más variopinto, un aprendiz de yakuza y un joven estudiante que se habían conocido en el instituto, coincidirán en una autoescuela ilegal para sacarse el carnet de conducir, lo que dará pié a situaciones absurdas. Una historia que no deja de ser la (tan recurrida) de aquel verano en el que envejecimos tanto, que significó un punto de inflexión y que marcó la entrada en la madurez.  Relato de crecimiento que no deja de lado los correspondientes amoríos estivales y las amistades (in)quebrantables. Bravo por Keisuke Toyoshima por hacer original algo contado innumerables veces. Una cinta que funciona muy, muy bien. Y hubiera funcionado aún mejor vista al aire libre, opción que tuvieron que descartar los programadores como contamos más adelante.

De Tetsudon, the Kaiju Dream Match no les diremos mucho, tan solo que es una experiencia que hay que vivir, al menos, una vez en la vida. De momento es la segunda ocasión que se celebra en Vic, ambas con el alma mater del asunto, Hoshino Hisao, animando el cotarro que consiste en una recopilación de cortometrajes, a cada cual más loco, y que en esta ocasión tuvo los Kaiju Eiga como nexo temático. Sobrevivir a Tetsudon no está en mano de todos y parece que es un mal que se extiende, pues también el festival Crypthshow se ha sumado a la Tetsudomanía y en la última y reciente edición proyectaron uno de sus dementes recopilatorios, con gran éxito de público, además.

Strange Tales of Love and Strangers (Ren’ai kitanshû, Raita Kuramoto, 2017) fue para nosotros LA película de las Nits, pese a algunas inclemencias que pudieron restarle protagonismo. Y es que mucho nos extrañó que esta intimista cinta se proyectara en la Bassa dels Hermanos pues no es, ni mucho menos, el tipo de película que el público del festival se espera en esa ubicación. Nos hubiera parecido más acertado que  hubiera intercambiado su lugar con la de la tarde en el Vigatà (la comentada Moriyamachu Driving School) Y no andábamos desencaminados, pues tal y como nos aclaró el director del certamen, Quim Crusellas, esa era la intención que tenían los programadores, pero por exigencias del director de Strange Tales of Love and Strangers, Raita Kuramoto, presente en el festival, se proyectaron invertidas (al parecer más tarde el director reconsideró su elección, pero ya era tarde y los programas estaban impresos). De modo que, con una desacostumbrada algarabía infantil que no permitió al público de las primeras filas concentrarse durante la primera media  hora de la cinta, se proyectó al aire libre esta hermosa historia de amor y fantasmas que habría obtenido más reconocimiento de ser mejores las condiciones de su visionado (o eso queremos pensar porque nos enamoró hasta el punto de votar por ella como favorita).  Su joven director, que junto a una de las actrices, Yao Aining, presentó la película en la Bassa, avisó de que era probable que el público se durmiera a tenor del ritmo que había imprimido a su película. Toda una exageración (y una captatio benevolentiae, pues con su hipérbole buscaba la complicidad del público). De ningún modo es una película lenta, su tempo es el preciso y exacto para desarrollar el relato de vidas cruzadas que nos cuenta. Yuwen es una joven taiwanesa que llega a Fukishima gracias a un programa de intercambio para continuar sus estudios. Aunque dice no creer en el amor, mientras va avanzando su dominio del japonés ira aumentando su comprensión de la cultura nipona y de las relaciones sentimentales. Este relato de aprendizaje pone el acento en la extranjería como cualidad y condición de extrañamiento. Así, se puede ser extranjero en tierra propia, vivir extrañado de los supuestamente nuestros, incluso siendo ajeno a todo humano. Ese es el caso de  Meursault, el protagonista de El extranjero de Camus, libro de compañía de Yuri, la única amiga de Yuwen. Yuri es el pivote en torno al que giran todos los personajes, asaetados por la culpa y el dolor. Yuri y su eterno abrigo rojo. Yuri, la fantasma. Yuwen es la única que puede verla, la condición de extranjería las hermana más allá de la muerte, la comunión de ambas jóvenes resultará ser el catalizador que liberará de sus cargos a todos los que la conocieron, haciendo además que les sea más amable la presencia de la muerte. Strange Tales of Love and Strangers funciona con la precisión de un mecanismo de relojería, nada hay gratuito en sus dos horas de metraje, el tiempo justo y necesario para que se cierren todas las historias paralelas que contiene. Cada una de las acciones de los personajes está íntimamente ligada con las de los demás aunque a simple vista pueda no parecerlo,  casi como un puzzle, o mejor, como esas fichas de dominó que van cayendo unas sobre otras hasta construir un paisaje completo. Delicada como una brizna de hierba en primavera, profunda como el más hondo de los océanos, así es la segunda obra de Raita Kuramoto un director al que habrá que seguir la pista.

Corea del Sur nos ofreció una única película pero… ¡Qué película! Escogida como favorita por el público que le concedió su premio, Fabricated City (2017), segunda cinta de su director, Kwang-Hyun Park, tras 12 años sin volver a ponerse tras la cámara, es un thriller vertiginoso como tan solo parecen saber hacer los coreanos, sólo ellos parecen tener el sentido del espectáculo necesario y el esmerado dominio de los recursos de la intriga necesario para alumbrar filmes electrizantes como el que nos ocupa. En él prima la acción, por supuesto, pero con un argumento salpicado de fantástico, videojuegos, y freaks tecnológicos entre los que no falta el fenómeno, -de momento- mayoritariamente oriental (sobre todo japonés), de los hikikomoris, jóvenes que se han sumido en un aislamiento extremo en sus habitaciones con la única salida de Internet. Todo engarzado en una maquinaria perfecta que in-crescendo va mezclando drama carcelario, ciencia-ficción, comedia y thriller de acción hasta dejar al espectador sin respiración. Sin lugar a dudas uno de los platos fuertes de esta edición de las Nits que el público supo valorar.

Filipinas sorprendió con una propuesta muy occidentalizada que mezclaba animación e imagen real, Saving Sally (Avid Liongoren, 2016), largometraje que fue precedido por Josephine (2017), una magnífica pieza corta de animación perteneciente al mismo director.  Liongoren nos trae en su opera prima un derroche de imaginación con el que nos introduce en la vida de sus imaginativos personajes, Marty, un joven estudiante que dibuja cómics, y su mejor amiga, Sally, un inventora de ingenios. El conflicto nace cuándo Marty se enamora de Sally y… no es correspondido. Al contrario, Marty se vera obligado a hacer de intermediario entre Sally y su enamorado. Un auténtico pagafantas es Marty. A lo que hay que añadir el problema de que los monstruos que dibuja lo acompañan a todas partes. Diez años tardó Liongoren en terminar esta poética combinación de animación e imagen real con toques de alegoría y referencias a la cultura pop, el steampunk y los videojuegos.

Finalizando la sección oficial no nos olvidamos de la India ¡Cómo hacerlo! si ofreció otro trallazo de baile, música, acción, violencia, belleza, músculos, fantásticos escenarios -149 minutos dan para mucho- y… ¿Michael Jackson sin Michael Jackson? Pues si. Munna Michael (2017) está protagonizada por Munna, un joven –interpretado por el mazas Tiger Shorff– fan fatal de Michael Jackson desde la cuna que participará bailando en un concurso televisivo de esos que han invadido las parrillas de todo el mundo. No suena ninguna canción del Rey del Pop, más bien se insinúan, pero… qué más da. Como dice el protagonista: Michael Jackson nunca morirá. Ofrecida en primicia mundial, Munna Michael cuenta, además de con el protagonista de Baaghi (2016), cinta que nos hizo bailar al estilo Bollywood en la anterior edición de las Nits, con el mismo director de aquella, Sabbir Khan un equipo que, por cierto, está preparando la secuela, Baaghi 2. ¡El acabose! Y es que Munna no pelea… ¡Munna pulveriza! 

Como puede verse otra de esas secciones oficiales de lo más completitas a las que nos tiene bien acostumbrados el equipo de las Nits. Pero hubo más: retrospectiva Kung-Fu Girls, animación, sesiones golfas… todo ello y mucho más en la segunda entrega de este artículo.

Las mujeres entran en acción en el Festival Nits de Cinema Oriental de Vic

La sede de la Fundación Instituto Confucio de Barcelona acogió esta semana la presentación barcelonesa del Festival Nits de cinema oriental, con las intervenciones del Director de la Fundación, Chang Shiru; Carmen Puig, responsable de Festivales de Cine del ICEC (Departamento de Cultura de la Generalidad de Cataluña); Anna Campoy en representación del Área de Cultura del Ayuntamiento de Vic y Quim Crusellas, Director del certamen.

El Sr. Chang Shiru ha celebrado que la 14ª edición del festival tenga como país invitado China y anunció el Premio de Honor dedicado a la actriz Qin Yi, de 95 años, concedido por el Instituto Confucio, Casa Asia y el Festival. La estrella del cine chino no podrá estar en Vic pero recibirá el galardón en su nombre el periodista, guionista y amigo de la intérprete Wang Fang. La entrega tendrá lugar en el acto inaugural el martes 18 de julio en la Bassa dels Germans, antes de la proyección del film chino Cook up a Storm.

El Director del Festival Noches, Quim Crusellas, ha enmarcado este premio en una edición en la que las mujeres valientes tienen el papel protagonista. Aparte del libro y la retrospectiva dedicadas a las Kung Fu Girls: estrellas del cine de acción en China y Hong Kong, destacó el poder de los roles femeninos que llenan el programa de este año; tanto en la sección oficial con Mountain Cry, Mrs K o Strange Tales of Love and Strangers, como en los documentales Mira y Gulabi Gang o en las sesiones infantiles de animación con Ronja, la hija del bandolero del Estudio Ghibli.

Carme Puig ha destacado la apuesta femenina del Festival, así como el trabajo que hace “de entender la realidad social de Vic y trabajar” en referencia a la colaboración del certamen con más de 30 entidades locales, en gran parte miembros de las comunidades asiáticas. También en este sentido Anna Campoy ha mencionado la gran cantidad de actividades paralelas organizadas alrededor del Festival y como esta oferta de talleres y de experiencias culturales y gastronómicas “facilita el diálogo entre culturas y el conocimiento de artes y de artistas “.

El programa del las Nits 2017 incluye 40 filmes venidos de China, Japón, Hong Kong, Filipinas, Malasia, Taiwán y la India. 16 películas forman parte de la Sección Oficial a Concurso, 15 de las cuales son estrenos estatales y una (Munna Michael) es estreno mundial. Quim Crusellas ha agradecido la confianza de la industria, que permite al certamen presentar estas novedades.

Precisamente este año el Festival y Movistar + estrenan colaboración con la programación de las #SessionsMovistarPlus, entre las que destaca el estreno de Fabricated City, el blockbuster surcoreano de 2017 dirigido por Park Kwang Hyun.

Aumenta también el número de invitados internacionales, entre los que está el equipo artístico de Strange Tales of Love and Strangers y de The Posterist: el cartelista Yuen Tai-Yung inaugurará una exposición en Vic con sus carteles favoritos y participará en el col coloquio posterior a la proyección de su filme, el sábado 22.

Algunos de los invitados presentes en el festival Nits de Cinema Oriental de Vic

La próxima edición del Festival Nits de cinema oriental de Vic (18-23 de julio) contará con la presencia de artistas llegados de Taiwán, Japón, China y Hong Kong.

La joven actriz taiwanesa Yao Aining, protagonista de Strange Tales of Love and Strangers, llegará a Vic acompañada del director, Raita Kuramoto, y de un representante de la productora del filme, Stardust Pictures.

Yuen Tai-Yung, dibujante protagonista del documental The Posterist y de la exposición El Supercartellista, también estará en el Festival. Junto al director de la película, Hui See-Wai, nos podrá explicar cómo ha vivido el ser actor principal en un filme después de tantos años dedicándose a traducir en dibujos las imágenes de sus ídolos cinematográficos en Hong Kong.

Completan el grupo de visitantes internacionales dos artistas que ya han estado en el Festival Nits anteriormente: el director japonés Hoshino Hisao, que ha coordinado la antología Tetsudon, The Kaiju Dream Match y por segundo año animará la Nit golfa obligándonos a decidir qué cortometrajes amamos y cuales odiamos. Y Andrew Leavold, director australiano especializado en cine filipino que en esta ocasión será miembro del Jurado y nos regalará una divertida masterclass. Completan el Jurado del Festival Nits: el periodista Quim Casas y Pemba Chhoti Sherpa Gole, cantante y coordinadora del Festival de cine nepalés de Barcelona.

Con la participación en el Festival Nits de estos profesionales, artistas y autores destacados en sus respectivos países, el certamen se posiciona como festival especializado a escala internacional y a la vez contribuye a difundir la imagen de la ciudad de Vic, su territorio y
cultura.

Adrià Guxens, director del corto Bittersweet Memories y Roberto Torregrossa, colaborador del director de Mitaka Sumo School, Rubèn Ventura, serán los invitados catalanes que podremos conocer en esta 14ª edición.

Festival Nits 2017 – Programación completa

El certamen abre el 18 de julio con la comedia china Cook Up a Storm y dentro de su Sección Oficial incluye títulos como Munna Michael, Duckweed, Extraordinary Mission, Shock Wave, McDull Rise of the Rice Cooker y Fabricated City.

Además de China, país invitado, el Festival Nits de cinema oriental de Vic acoge producciones de Hong Kong, Japón, Filipinas, Malasia, Taiwán y la India. En su 14ª edición presenta 16 títulos en Sección Oficial, 15 de los cuales son estrenos estatales, y se convierte así en una cita obligada para los amantes del cine oriental. Como cada año, su programación de filmes a concurso consigue un equilibrio entre las superproducciones comerciales de calidad y el cine de autor.

El público nitómano vibrará desde la sesión inaugural con la comedia Cook Up a Storm (Ye Wei Min -Raymond Yip-, 2017), en la cual se enfrentan la cocina tradicional y la moderna; el hit de Bollywood de este verano Munna Michael (Sabbir Khan, 2017), sobre un musculado sintecho seguidor de Michael Jackson; la espectacular cinta de ciencia ficción Fabricated City (Park Kwang Hyun, 2017) y la emocionante Extraordinary Mission (Alan Mak, Anthony Pun, 2016), de los creadores de la saga Infernal Affairs. El thriller Shock Wave (Herman Yau, 2017), triunfador en las taquillas de China y Hong Kong, clausurará las Nits en la Bassa.

Por otro lado, la japonesa Strange Tales of Love and Strangers (Raita Kuramoto, 2017) nos habla de las pequeñas grandes historias de amor y Duckweed (Han Han, 2017), éxito del cine de autor chino de 2017, nos invita a un viaje en el tiempo cargado de realismo mágico.
Dos películas se suman también desde la Sección Oficial a la apuesta del Festival Nits por destacar el rol de la mujer en el cine oriental: Mountain Cry (Larry Yang, 2016), un delicado filme chino que condena la intolerancia colectiva, y Mrs K (Ho Yuhang, 2017), el retorno de la femme fatale Kara Wai al cine de acción. Fuera de competición podremos ver los documentales Mira (Lloyd Belcher, 2016) sobre una campeona runner nepalí y Gulabi Gang (Nishtha Jain, 2012), la historia del movimiento de los saris rosas contra la violencia de género en la India.
La anunciada Retrospectiva Kung Fu Girls!, dedicada a las protagonistas del cine de acción de China y Hong Kong, se inaugura este viernes día 30 de junio en la sala Phenomena con la proyección de Royal Warriors (Ultra Force) de David Chung (1986) en una sesión Noodle & Beer Night: KUNG FU GIRLS!

Toda la programación del Festival Nits disponible aquí.

Y todos los detalles aquí.

 

El Festival Nits, en colaboración con Movistar+, estrena el blockbuster FABRICATED CITY

Movistar+ apuesta por el Festival Nits (18-23 de julio), referente del cine asiático en el país, para presentar el último filme del creador de la célebre Welcome to Dongmakgol, el director de Corea del Sur Park Kwang Hyun.

Fabricated City (distribuida por Isaan Entertainment) se podrá ver en Sección Oficial a Concurso el jueves 20 de julio en La Bassa dels Hermanos de Vic, un espacio donde los pases nocturnos (a las 22:00 h con cena oriental incluida) son auténticas fiestas del cine.

Los espectadores que año tras año llenan las Nits de la Bassa podrán descubrir este filme de ciencia ficción trepidante, inteligente y estilizado, en el que la historia y los personajes nos atrapan desde el primer minuto: el protagonista, Kwon Yoo, es un joven con problemas de socialización y está enganchado a un juego de realidad virtual donde es el líder de un grupo de élite. Una acusación de asesinato hará que el mundo real y el mundo virtual empiecen a confundirse.

#SessionsMovistarPlus

La colaboración de Movistar+ con el Festival Nits se concreta bajo el título Sessions Movistar+, que incluye este estreno, el filme Love and Peace (Sion Sono, 2015) y la serie Ronja, la filla del bandoler (Goro Miyazaki – Estudi Chibli, 2014-2015).

Love and Peace, dirigida por el nuevo maestro del cine japonés Sion Sono, explica la delirante historia de un oficinista que quiere ser estrella del rock y su adorada tortuga. La proyección tendrá lugar en el CC Can Pau Raba el 15 de julio (dentro del programa de actividades previas al Festival Més Nits!) e irá precedida de una conferencia de Iván Fernández, especialista en cine asiático, con la colaboración de Paco Fox, programador de Movistar+ y uno de los influencers más destacados del sector audiovisual.

Por otro lado, con la presentación de Ronja, la filla del bandoler, se estrenan en cine los capítulos iniciales de la primera serie de animación del estudio Ghibli: Ronja es la hija del jefe de un grupo de bandoleros nacida una noche de tormenta bajo la atenta mirada de arpías y enanos grises. Pronto se verá que la niña es especial.
El filme explora temas que son habituales en la casa Ghibli como el paso de la infancia al mundo adulto o el respeto por la naturaleza, añadiendo una buena dosis de humor y aventuras.

Ronja podrá verse el viernes 21 de julio dentro de las sesiones infantiles que cada día del Festival abren la jornada cinematográfica: a las 10:00 h en el Cinema Vigatà, sede del Festival Nits de cinema oriental de Vic.

Podéis seguir #SessionsMovistarPlus para saber más.

A %d blogueros les gusta esto: