Archivo

Posts Tagged ‘Narciso Ibañez Serrador’

Nocturna Madrid proyectará ‘El hombre que vendió su risa’ de Chicho Ibáñez Serrador

14 septiembre 2017 Deja un comentario

El Festival Internacional de Cine Fantástico NOCTURNA MADRID, que inaugurará su quinta edición homenajeando la figura de Narciso Ibáñez Serrador, acogerá el estreno en Madrid de la obra que le abrió las puertas de la televisión en España: El hombre que vendió su risa.

Narciso Ibáñez Serrador (Montevideo, 1935) llegó a España en 1962 con la bobina de este capítulo piloto de la serie Mañana puede ser verdad, que intentaba realizar en Argentina. Este thriller de 58 minutos le sirvió para abrirse paso en Televisión Española pero, tras su emisión el 1 de mayo de 1964, fue enterrado en sus archivos y no volvió a ser mostrado al público.

La película ha permanecido más de medio siglo conservada en un almacén y ahora su productora PROINTEL la ha recuperado y digitalizado para preservar este valioso legado. Un episodio con un valor histórico incalculable para los aficionados al género que, 53 años más tarde de su primera emisión y tras su paso el pasado fin de semana por el FesTVal de Vitoria, se reestrenará en el pase especial de Nocturna Madrid presentado por su hijo Alejandro Ibáñez Nauta, para quien la película “Es un tesoro porque es la película que hizo que mi padre se quedara en España. Ha permanecido más de medio siglo reservada pero hemos conseguido recuperarla y digitalizarla para compartirla con el público en una ocasión tan especial como es Nocturna Madrid.”

Para el crítico  Borja Terán, “El hombre que vendió su risa resume esa compleja mirada del joven Chicho que sentaría las bases de todo su trabajo posterior en ficción y, también, en entretenimiento.”

Chicho Ibáñez Serrador recibirá personalmente el premio Maestro del Fantástico, galardón más importante del festival, en la gala inaugural que tendrá lugar el miércoles 25 de octubre en Cinesa Proyecciones. Cerrando el homenaje el clásico ¿Quién puede matar a un niño?, con la proyección que se celebrará el domingo 29 de octubre en la misma sede del festival.

SINOPSIS

Arnold Hall (Narciso Ibáñez Menta), es un comediante de mediana edad que, traicionado por su mujer, decide asesinarla y huir usando su propia función como tapadera. A partir de este momento le persigue un misterioso y extraño personaje que asegura conocer su crimen, y le chantajea con delatarlo si no hace lo que le pide.

Macintosh HD:Users:admin:Desktop:FB_IMG_1503864989288.jpg

Macintosh HD:Users:admin:Desktop:FB_IMG_1503864991734.jpg

Macintosh HD:Users:admin:Desktop:FB_IMG_1503864996573.jpg

Categorías:FANTATERROR, Nocturna

Hablando con Miguel Herrero: ‘Un, dos, tres, responda otra vez’ y televisión de culto

23 noviembre 2016 Deja un comentario
 cartadeajustetveMiguel Herrero San José es un fanático de la televisión. Mejor dicho, del mundo que rodea a todos esos programas que se materializan al apretar el botón de ese, para unos invento del diablo, y para otros caja de sorpresas. Su gran afición le ha llevado incluso a trabajar en ese medio como presentador durante 9 años en Castilla y León TV. Pero no se detiene ahí  la actividad de Miguel en conexión al mundo de la televisión, pues también ejerce como bloguero en ‘El retrovisor’ de Teleprograma.tv y colabora en Es Radio. Además, ha escrito cuatro libros sobre su mayor hobby, todos ellos publicados por Diabolo Ediciones: “Revisitando los 80″, “Los 80 responden otra vez“, “Telepasión por los 90” y “La historia del Un dos tres“, reciente novedad que nos ha decidido a ponernos en contacto con él para hablar un rato sobre la llamada ‘caja tonta’, que tanto odio como amor parece despertar. 

miguel_herrero_2014Lo primero ¿Qué es para ti la televisión?

La televisión es mi mejor hobbie. Desde pequeño siempre me fascinó el medio debido a los diferentes atractivos que proporciona. Las cabeceras, logotipos, las sintonías, la evolución de contenidos, los géneros… No sé qué hubiera sido de mi vida sin televisión, a qué le hubiera dedicado tanto tiempo. Porque no sólo es saber de ella y escribir sobre ella. Es coleccionar su merchandising, conocer a sus protagonistas, memorizar sus mejores o peores momentos… Todo el mundo tenemos que tener algo que nos apasione, que nos distraiga, que nos tenga pensando en esa actividad. Es una manera de ocuparse y de preocuparse. Curiosamente, ver la televisión no es mi intención primordial. Es saber de ella y compartirla con amigos, lo cual demuestra que no tiene por qué ser un medio alienante y disuasorio, sino todo lo contrario, que sirva para asociar y unir.

¿Como has planteado la investigación a la hora de realizar el libro?

Este libro de la historia del “Un dos tres” lo planteé hace justo un año de manera cronológica. Es lo primero que hago antes de escribir mis libros. La organización inicial es básica para que no te encuentres perdido durante el camino de desarrollo del volumen. El concurso se podía haber tratado por temáticas o por personajes que pasaron por el mismo pero creí que era más interesante entender el desarrollo de la idea que tuvo Chicho desde su nacimiento. Que un programa de televisión puede nacer con el concepto de circunstancial, efímero, como un concurso más de la programación y cómo el público va haciendo ese “monstruito” cada vez más grande, como una especie de niño que se va haciendo mayor, asume mayores conocimientos y crece con el cariño de quienes le rodean. El “Un dos tres” va evolucionando con la sociedad española, del blanco y negro y la dictadura a la televisión digital y las libertades. Cada capítulo se centra en una etapa del concurso, en todo lo que abarcó a lo largo y lo ancho de sus emisiones, con una guía de “episodios” final, puesto que cada semana se centraba en una temática y resulta entretenido saber de ese listado. El proceso abarcó el verme todos los programas que se conservan a la par que iba incluyendo entrevistas, reportajes y demás material de la época para ir contextualizando todo al unísono.

historia_undostres¿Cual es el primer recuerdo que tienes del concurso?

Mi primer recuerdo del programa está asociado a la segunda tanda de la tercera etapa (1983-84), es decir, la considerada “era Botilde”. Es parte de mi infancia la bota en la cabecera del concurso, con su alegre sintonía, además de todo el merchandising que generó el “Un, dos, tres” como juegos, muñecos, discos, llaveros, cromos y pegatinas, siendo la “botibota” el objeto más característico de esa época. Su color morado y su bonito diseño reflejan a la perfección el espíritu infantil del programa, engordado en la cancioncilla que Mayra le cantaba a un robot de la mascota, “eres tú, Botilde amiga” en los especiales infantiles que hacía el concurso. Todas las mascotas del programa, así como azafatas, cómicos o presentadores, tienen su encanto pero en este caso, el que sea mi primer recuerdo de infancia lo hace aún más grato.

Has llegado a acudir a la grabación del ‘Un, dos, tres…’ como público ¿Cómo recuerdas la experiencia?

Efectivamente cumplí mi sueño en 2004 de vivir por dentro cómo eran las grabaciones del “Un dos tres”. Hasta los 90 se daba el caso de que yo era demasiado pequeño para participar en las ediciones de adultos pero demasiado mayor para poder estar en las ediciones infantiles. Pero siempre soñé con estar en el “Un dos tres” aunque fuera como mero espectador. Estar cerca de lo que se vivía allí. El concurso en sí, las maratonianas grabaciones, el carácter de Chicho… Cuando supe de la vuelta del programa en el nuevo siglo, me movilicé junto a otros amigos fans del “Un dos tres” para acudir cuantas más semanas fuera posible como una ocasión única y, tal vez, irrepetible de sentir que estabas dentro del “Un dos tres”. No era fácil trasladarse cada semana a Madrid y compaginarlo con el trabajo, pero así lo hice en 12 mhchichode las 19 entregas que conformaron aquella temporada. La experiencia fue muy grata, uno de los mejores momentos de mi vida cuando vi ese plató reconstruido en sus elementos clásicos de parte negativa, set de concursantes, set de azafatas, mesa, graderío… Conocer de cerca a todos sus integrantes, que nos pusieran perdidos de guarrerías… Cosas mejores y peores, pero algo de lo que siempre me sentiré muy feliz por haber vivido. Es como llevar a un fan de Disney a Disneyworld.

¿Te gustan las películas de Chicho? ¿No crees que perdimos a un gran director de cine?

Las dos películas de Chicho me parecen dos joyas de nuestro cine. “La residencia” muy especialmente no parece ni una producción española si no fuera por los nombres en los títulos de crédito. Se rodó de una manera absolutamente maravillosa, muy cuidadosamente, con doblaje para asemejarse a una película extranjera, con grandes interpretaciones y planos. En el caso de “¿Quién puede matar a un niño?” también hablamos de una temática muy arriesgada e interesante, con ciertas semejanzas a producciones del género como “Los pájaros”, tomada como una invasión de pequeños seres con manía persecutoria. Ciertamente hemos perdido a un gran director de cine, tal vez por esa necesidad del público porque nos diera nuestras raciones de concurso entrañable. Pero bien es cierto que la producción de Chicho abarca tanto episodios de series como “Historias para no dormir”, especiales aquí y fuera de nuestras fronteras, tipo “Los bulbos”, que podríamos considerar una cinematografía aunque no fuesen oficialmente películas, siendo su última incursión al género “La culpa”, dentro de las “películas para no dormir” de Telecinco.

¿Crees que esa memoria sentimental catódica está potenciada por el hecho de que tan solo había dos canales?

revisitandolos80los-80-responden-otra-vez-cubierta-baja-590x590telepasionporlos90Yo creo que el hecho de que haya tanta “telenostalgia” sí tiene que ver en la emisión de solo dos canales. O uno y medio ya que la Segunda Cadena solo emitía unas horas. Evidentemente los programas los conoció todo el mundo, sus sintonías y “momentazos” están más presentes en la memoria común que otros vividos ya con la llegada de las cadenas privadas. Pero también es verdad que la programación era más entrañable. Sus melodías no son comparables con las de ahora. No es lo mismo que veas un refrito con las sintonías de “La bola de cristal”, “Sabadabadá” y “La cometa blanca” a que lo hagan en el futuro con el “Club Megatrix”, “Art attack” o “TPH Club”. Las mascotas, los presentadores, su forma de hablar y dirigirse al público, las revistas que informaron sobre la tele, como TP o Tele Indiscreta. Todo es susceptible de ser “culpable” de que la tele del pasado sea mejor. Que actuaran grupos como Mecano o Los Secretos le da un aire de prestigio que no lo tienen en la actualidad ni Melendi o Los Gemeliers. El hecho de que vayamos sobre seguro a emisiones que fueron un éxito o de gente que se hizo muy popular ya gana terreno a cosas que hemos visto en los últimos tiempos como “Levántate All Stars” o “El amor está en el aire”.

¿Qué piensas de la televisión actual?

La televisión actual peca de repetirse demasiado en cuanto a formatos de éxito. Si una cadena triunfa con un programa sobre cocina pronto aparece otro con algo parecido y casi el mismo título. Los programas del corazón, las series de época, los concursos  de preguntas rápidas y los de nuevos talentos están omnipresentes en nuestras teles. Ahora les toca el turno a los de las primeras citas. Yo no soy de los críticos a los que todo les parece mal. A mi me han interesado espacios como “Hay una carta para ti” pero creo que la mejor televisión actual está en formatos de entretenimiento como “Tu cara me suena”, de los que en el futuro aún les puedes sacar provecho para mostrar los mejores momentos o reunir a sus integrantes, como ha hecho TVE con “Operación triunfo”. El error de la tele moderna está en ese tipo de espacios que cuando han pasado cinco años no sabes de qué hablaban o quiénes eran aquellos personajes. Aún siendo relativamente cercanos, todo cuanto ocurrió en “A tu lado” o en los primeros tiempos de “Sálvame” es absolutamente inservible para el archivo de la cadena que lo emite. Porque ni resultará entrañable ver a Kiko Hernández cómo se enfadaba en ese espacio ni la amante de un actor que contaba sus trapos sucios. Por eso, la tele clásica nos da entrevistas a Christopher Reeve o a Richard Gere mucho más atemporales que cualquier espacio de actualidad de hoy en día.

Presentando el libro del 'Un, dos, tres...' junto a Raúl Sender, Mayra Gómez Kemp y Alejandra Grepi (foto archivo Miguel Herrero)

Presentando el libro del ‘Un, dos, tres…’ junto a Raúl Sender, Mayra Gómez Kemp y Alejandra Grepi (foto: archivo Miguel Herrero)

¿Qué piensas de esa nostalgia hacia los setenta, ochenta e incluso noventa que se nota por la edición de libros que hablan sobre el tema?

La moda por lo retro se está manteniendo desde hace muchos años. Ya Guillermo Summers hizo programas muy interesantes en los 90 denominados “Mitomanía”. De esa mitomanía parecía que el nuevo siglo se despegaba un poco pero en los últimos tiempos, el archivo de RTVE ha rescatado numerosas y valiosas joyas, siendo perfecto acompañamiento de espacios como “Cachitos de hierro y cromo “, “Cómo nos reímos”, “Viaje al centro de la tele”, “Ochénteame otra vez” o el nuevo “Espinete no existe”. Hace cuatro años abrí la veda de libros retro previos a otras experiencias en pro de años de EGB y similares. Mi primer libro, “ReVisitando los 80” salió al mercado cuando apenas había libros que hubieran tratado única y exclusivamente esa maravillosa década. Continué con los 90 y ahora estoy inmerso en la historia del “Un dos tres”. Pero, desde luego, que me parece estupendo que haya florecido todo ese fenómeno por recuperar el pasado. Es bueno no olvidarse de donde venimos para conocernos mejor y homenajear a quienes han sido nuestros maestros.

¿Has publicado tu libro como deseabas o has tenido que recortarlo un poco?

En la versión final de todos mis libros siempre hay que recortar respecto al material que he escrito en origen. Mi capacidad de síntesis no es demasiado buena. Yo escribo sin límites puesto que no me serviría una plantilla para adaptarme. Es cierto que tener que recortar es muy duro pero siempre hay matices que no son necesarios o que, incluso, alargan el texto innecesariamente cuando no necesitas un incunable. En este caso, la historia del “Un dos tres” recoge lo que todo fan del programa debe saber y lo que quien no lo haya conocido en profundidad deba saber. Anécdotas, curiosidades, recuerdos personales, declaraciones de sus integrantes, fotos, capturas, el impacto mediático y social de sus personajes y frases… Kiko, Mayra, Jordi y Míriam, Garó, el dúo Sacapuntas, don Cicuta, las Tacañonas, las azafatas, los números de baile, los mejores y los peores premios, la magia de Tamariz, Ruperta, el Chollo, la “faz más ododosa”, el “Un dos tres” en otros países europeos, los invitados, los especiales con famosos o infantiles, los desfiles folklóricos… ¿Queréis más? El libro del “Un dos tres” es la solución.

hqdefault-1

http://www.diaboloediciones.com

 

 

La historia del mejor programa de nuestras vidas: Un, dos, tres, responda otra vez. Un libro de Miguel Herrero

22 noviembre 2016 Deja un comentario

075446bbe0a3a54648753ccf145b9870

UN, DOS, TRES, RESPONDA OTRA VEZ. La historia del mejor programa de nuestras vidas

Miguel Herrero (Tapa dura, 296 páginas a todo color. Diábolo Ediciones)

Los que rondamos los cincuenta y los sobrepasamos recordamos perfectamente lo que significaba la llegada del viernes, día mágico en el que, además de terminar la semana lectiva y laboral (en muchos casos), toda la familia se reunía ante el televisor para vivir una nueva emisión del concurso ‘Un, dos, tres, responda otra vez‘. Con ese programa nos reímos, aprendimos y también, ¿por qué no? algunos niños nos enamoramos por primera vez, ya que todos teníamos a nuestra presentadora favorita. No nos parecían tan lejanas como realmente estaban. Eran como esa vecina a la que veíamos y adorábamos en silencio. Hasta nuestras madres las apreciaban. Las conocíamos, al igual que a los cicutas, tacañones y tacañonas, a los que, esos sí, teníamos más cerca de lo que quisiéramos. Queríamos a Chicho, que nos había espantado con sus ‘Historias para no dormir‘ y queríamos, en resumen, un mundo mejor, esa vida en la que todos sonreían y que cada viernes nos llegaba, primero en blanco y negro y más tarde a todo color, desde esa pantalla a la fantasía que entonces era el televisor.

historia_undostresSin lugar a dudas, el ‘Un, dos, tres…’ forma parte de la memoria sentimental de muchos españoles. Sobre todo de los más mayores, ya que las generaciones posteriores ya lo conocieron en la época de las televisiones privadas, y no cuando la gris televisión franquista constaba solo de dos canales, que parecían llenarse de  vida y color gracias a este concurso. Y todo, realmente todo, lo que envolvió a ese universo creado por Chicho Ibáñez Serrador es lo que ha reunido Miguel Herrero en las páginas de Un, dos, tres, responda otra vez. La historia del mejor programa de nuestras vidas. Un voluminoso libro, editado por Diábolo Ediciones, que se añade a la colección de obras con las que la editorial rescata la maltratada cultura popular española. Miguel Herrero, como ha demostrado en otras de sus obras dedicadas al ente televisivo (varias de ellas editadas también por Diábolo), es todo un especialista que demuestra un gran conocimiento sobre el medio, y sobre el concurso en particular, y ha realizado EL LIBRO sobre este espacio televisivo. Un libro en el que se recoge, repito, absolutamente todo y más: todas las etapas, los personajes, la mecánica del concurso en cada edición, anécdotas, merchandising, temática y fecha de emisión de cada espacio… Todo. Y el autor lo ha hecho de la mejor manera posible, escarbando en prensa y revistas  de la época. Buscando el dato curioso, entrevistando a algunos personajes conectados con el concurso como la encantadora Aurora Claramunt o el entrañable Pepe Carabias (quien ya por si solo merecería un libro por ser historia viva de la televisión, del cine y del doblaje) y contando, además, con material gráfico proveniente de los archivos personales de los implicados.

Miguel abre nuestra memoria mientras leemos el libro, nos inunda de datos contagiándonos su propio entusiasmo. Se nota que ha disfrutado encontrando esa pequeña nota que desconocía, esa declaración contenida en aquella añeja publicación, esa portada tan curiosa. Y también se nota que goza al compartir todo ello con el lector. Por eso este es un libro valioso, apabullante y desmesurado en su contenido, pero también necesario para entender a un país que quería cambiar y que lo hizo a caballo de las distintas ediciones del concurso.

Leeremos sobre las diferentes etapas, de cómo se tuvo que enfrentar el programa a las cadenas privadas llegando a poner demasiada carne en el asador (¿recuerdan a Gloria Trevi?). Averiguaremos que la neumática Sabrina actuó antes en el concurso que en aquel inolvidable programa de fin de año; veremos como Chicho siguió apostando por que su programa no dejara de ser un espacio familiar en tiempos de mamachichos. Y veremos como el fin llegó con su apuesta personal por la cultura en la décima temporada, que quizás fue un suicidio buscado, premeditado, en un momento en el cual la más pura telebasura inundaba las parrillas televisivas.

Victoria Abril, Aurora Claramunt, Agatha Lys, Beatriz Escudero, Britt, Blanca Estrada, María Casal, Kim, Silvia Marsó, Lydia Bosch…; las coletillas que formaron parte de las conversaciones cotidianas de los españoles y que, todavía actualmente permanecen ya como lugares comunes de nuestro imaginario: ‘Veintidos ‘ ‘La plaza estaba abarrotaaa’, ‘¡Y eso duele…!’ ‘¿Porqué será?’, ‘Hasta aquí puedo leer’, ‘Hemos venido a jugar’,’¡Campana y se acabó!’… Los presentadores que fueron y los que no llegaron a ser pero cuyos nombres se barajaron; Doña Ruperta, Botilde, El Chollo, El Antichollo… todo recorre las páginas de este libro. Si hay que buscarle un pero, este sería la ausencia de pies de fotos, que nos aclararían quienes son algunos de los personajes que muestran.

Hay quien, como yo, piensa que la dedicación al concurso terminó truncando una muy interesante carrera cinematográfica. El mismo Chicho lo ha llegado a declarar, pero ahí queda el conjunto de su obra, que trasciende al hombre, importante en todos sus aspectos: su ficción televisiva con Historias para no dormir, recuperadas  por el sello 39 Escalones en un magnífico pack en DVD; su obra cinematográfica que, lamentablemente, se limita a dos largometrajes (La residencia y ¿Quién puede matar a un niño?); su poco conocida faceta teatral (con obras como El agujerito y Aprobado en castidad/inocencia); y sus espacios televisivos (concursos y otros programas multipremiados que merecerían una edición en condiciones como Historias de la frivolidad).

Sin duda los estamentos oficiales maltratan y ningunean la cultura popular, los cómics, el cine y la televisión que muchos tenemos en nuestra memoria pero que oficialmente parece no haber existido, mientras otras épocas se están entronizando de manera desaforada. Así que mientra haya estudiosos entusiastas como Miguel Herrero y editoriales como Diábolo Ediciones parece que habrá un reducto donde quedará resguardada. Porque aunque Serendipia está un poco harto de esta operación nostalgia  (video clubs, los ochenta, la movida, EGB’s…) siempre estará a favor si se hace desde trabajos escrupulosamente realizados que escarben y vayan más allá de un simple desempolvar el pasado.

Novedades Diábolo octubre 2016: Vuelve la calabaza Ruperta, Miyazaki y el buen cómic

17 octubre 2016 Deja un comentario

solo-diabolo

Diábolo presenta sus novedades para octubre de 2016 y a su linea de cultura popular y cómic, añade otra de infantil. Entre los nuevos títulos que la editorial presenta, nos encontramos con uno de lo más suculento dedicado al concurso más popular de todos los tiempos en España, Un, dos, tres, responda otra vez, el espacio televisivo que hizo que un director de cine tan competente como Narciso Ibáñez Serrador, Chicho, limitara su labor en ese campo a dos películas, dos obras maestras que nos dejaron con ganas de más. Pero el concurso  hizo felices a muchas generaciones de españoles, que disfrutaron y aprendieron durante las diferentes épocas del concurso. Este libro nos ofrece la historia de este espacio y sus protagonistas. Pero la editorial nos ofrece mucho más: como la cuarta edición de Mi amigo Miyazaki, así como cómics y cuentos de lo más interesantes. 

4

5

7

24

28

31

1

2

3

De Narciso Ibáñez Menta a Narciso Ibáñez Serrador

19 septiembre 2016 4 comentarios

14141788_10210874852773655_210312356162679681_n-2

De niños muchos iniciamos nuestra enfermedad por el coleccionismo recopilando recortes proveniente de prensa, o de donde fuera, con referencia a nuestros más admirados ídolos. Yo recuerdo (y parcialmente conservo) mis carteleras de películas de Bruce Lee recortadas de los periódicos. Los atesoraba en una caja, mucho antes de saber que podría llegar a comprar los carteles originales. Otros coleccionistas los pegaban en un libro. El mismo Bela Lugosi tuvo varios libros de recortes sobre su carrera que han terminado en la colección privada de algún coleccionista. Yo he comprado alguno, vaya usted a saber recopilados por quien, realizados con tal cariño que retrotraen a uno a otros tiempos en los que internet era tan solo un sueño surgido de la calenturienta mente de algún escritor de ciencia ficción.

14064264_10210775990262154_4980009765901293410_nActualmente se han editado en forma de libro algunos de estos scrapbooks, que son como se llaman en inglés.  No deja de ser información de primera, alguna muy difícil de encontrar, del día a día de nuestros más admirados astros y realizados a base de escarbar entre cientos de amarillentas publicaciones. Y eso es lo que ha realizado el director argentino Gustavo Leonel Mendoza, que ya reunió hace unos años unas cuantas piezas vivientes del puzzle que conforma la vida y obra de su admirado Narciso Ibáñez Menta en el documental Nadie inquietó más. Labor que ahora complementa con este libro en forma de extenso álbum de recortes con el que repasamos la vida profesional de los dos Narcisos, padre e hijo: Narciso Ibáñez Menta y Narciso Ibáñez Serrador.

Pero Gustavo nos ofrece mucho más que valiosos recortes. Ha querido incluir en su libro, además de ese cuerpo principal compuesto por infinidad de retazos de prensa y raras imágenes, entrevistas a Narciso Ibáñez Menta, además de a Ibáñez Serrador, Paul Naschy, Sebastián D’ Arbó y Manuel Galiana, de cuando realizó el documental Nadie inquietó más. Además de contar con importantes colaboradores como Ángel Gómez Rivero, que realiza un extenso prólogo que, en si mismo, es todo un artículo; Miguel Ángel Plana, que cede una extensa entrevista a Ibáñez Menta; o una entrevista que yo mismo realicé al el autor y el escritor Leando D’Abrossio (co-autor del libro Narciso Ibáñez Menta, el artesano del miedo), que ilustra al lector español sobre el impacto que tuvo la obra, sobre todo televisiva, de Ibáñez Menta para el público argentino. Sin olvidar más imágenes cedidas Matías Gil RobertLeandro D’Ambrossio, Raúl Manrupe, Jorge Juan Adsuara y yo mismo. Todo ello coronado con una magnífica cubierta diseñada por Jairo Guerrero. Casi 250 páginas a color editadas lujosamente por Museo Fantástico, editorial tras la que se encuentra Jorge Juan Adsuara, uno de los organizadores del festival Fantasti’CS de Castellón.

De Narciso Ibáñez Menta a Narciso Ibáñez Serrador se va a presentar el domingo 9 de octubre a las 17 horas en la Carpa Fnac del Festival de Sitges contando con el autor, el editor y parte de los colaboradores, y allí podrán hacerse con él, pero para que vayan haciendo boca mientras llega ese día, Proyecto Naschy les ofrece esta entrevista con el autor, Gustavo Leonel Mendoza, en la que nos cuenta todos los pormenores de su libro.

ENTREVISTA A GUSTAVO LEONEL MENDOZA

¿De qué viene tu admiración por Ibáñez Menta?

Desde muy chico ya que había visto sus películas y las coleccionaba en VHS. Mi primer recuerdo fue ver el capítulo “Freddy”, de Historias para no dormir, por el año 83’, que se pasó en televisión argentina. Decir que no me dejó dormir es un cliché, pero es verdad.

Gustavo junto a Narciso Ibáñez Serrador durante la entrevista que le realizó para el documental 'Nadie inquietó más'

Gustavo junto a Narciso Ibáñez Serrador durante la entrevista que le realizó para el documental ‘Nadie inquietó más’

¿Qué es lo que más te atrae de él como actor?

La manera de ser tan maleable en sus caracterizaciones. Podía representar al tipo más ordinario y hasta ser el más malvado de los hombres, como el Hitler que hizo para la TV argentina. Además de ser uno de los pocos actores que se auto-caracterizaban (el otro fue Lon Chaney Sr.). Hoy no debe existir un actor que haga eso. Me interesaba también porque Narciso fue un referente del género de terror (mi género preferido), sublimábamos nuestros miedos viendo y escuchando sus magníficas historias.

Háblanos de tu documental ‘Nadie inquietó más’ ¿Por qué decidiste hacerlo? ¿Fue muy complicado? ¿Cuál ha sido el balance del mismo desde su estreno?

Como te decía antes, era muy fan de Narciso padre y también del hijo. De pre-adolescente, miraba una serie televisiva en Argentina llamada “El pulpo negro”, donde Narciso Ibáñez Menta era un escritor que contrataba asesinos para que le cuenten a él, como hacer el crimen perfecto. Incluía un divertido merchandising de un pulpo negro de goma con el que jugaba. La obra fue escrita por Luis Murillo y luego Sebastián D’ Arbó hizo una película llamada “Cena de asesinos”.

El primer contacto que tuve con Ibáñez Menta fue en 1996, cuando hacía el filme documental en SVHS “Terror en el cine argentino”. Me contacté con él por José Martínez Suárez, quien lo había dirigido en “Los muchachos de antes no usaban arsénico”. Lo llamé por teléfono y me regaló 40 minutos mágicos plenos de sabrosas historias de vida.

En el 1997, le rindieron un homenaje en el festival de cine de Mar del Plata, exhibiendo “La bestia debe morir”, Narciso Sr. estaba invitado y pude ver la película a pocos metros de él  ¡Tenía a mi ídolo en la pantalla y tan cerca!

Ibáñez Menta dedicándole a Gustavo el affiche de 'Obras maestras del Terror'

Ibáñez Menta dedicándole a Gustavo el affiche de ‘Obras maestras del Terror’

Como había estudiado cine con José Martínez Suárez, me hizo el contacto para entrevistar a Narciso y platicar con él durante hora y media. Le regalé el afiche de “Obras maestras del terror”, que por suerte no tenía. Generalmente los frikis  y los coleccionistas como yo, tenemos miles de veces más material que los que los hacen realidad. Cuando conocí a Chicho observé lo mismo. Ibáñez Menta pasa al mundo inmaterial y a convertirse en leyenda (aunque ya lo había sido en vida) y luego de 2 meses de depresión, decido hacer el documental. Fue arduamente complicado, porque no tuve ayudas ni subsidios de ningún tipo, salvo de amigos y coleccionistas que aportaron su valioso material, sumado al mío, para este homenaje. 5 años y medio de trabajo. Lo exhibí en muchas muestras y festivales, aquí en Latinoamérica y Europa. Incluido Sitges, donde ahí toqué el cielo.

¿Se hará el documental que tenías planeado sobre Narciso Ibáñez Serrador?

Lamentablemente no. Cuando lo entrevisté a Chicho en el 2007, ya tenía pensado hacerle preguntas para preparar un homenaje a su fantástica obra (en parte ya lo había hecho en Nadie Inquietó Más, porque fui el primero en un documental de hablar sobre las Historias para no dormir). Ya venía haciendo algunas entrevistas y buscando material gráfico, para este proyecto documental. Era necesario comunicarme con la familia. Hablé con la simpatiquísima secretaria Paloma, con su maravillosa ex mujer Susana Canales, porque pensaba ir a España a entrevistarlas. Hablo con el también simpático hijo de Chicho, Alejandro Ibáñez Nauta. Y me cuenta de manera muy amable, que él también está haciendo un homenaje a su padre. Ahí yo no podía competir. Es su hijo. Si yo tuviera un padre como él, lo hubiera hecho también. Así que le dije que no iba a continuar, que haría otra película. Ahora espero con ansias ese film.

¿Nos hablas del resto de tus documentales? ¿Tienes alguno en marcha?

El otro que es amateur y también filmado en el viejo sistema VHS es “Argentina Bizarra”, y es sobre el cine bizarro o psicotrónico filmado en Argentina. Isabel Sarli, Narciso Ibáñez Menta, Emilio Vieyra están en él. Disponible para ver en youtube.com. Tengo uno sobre el cine de género y fantástico  en marcha con importantísimos entrevistados, filmado  en el Festival de Sitges  2015 y el de Buenos Aires Rojo Sangre, con ayuda de amigos de Valencia y Aukland (Nueva Zelanda) del cual quiero dejar misterio, por lo menos hasta que esté terminado.

Padre e hijo se reencuentran en el entierro de Pepita Serrador, madre de Chicho.

Padre e hijo se reencuentran en el entierro de Pepita Serrador, madre de Chicho.

¿Cómo nace la idea de ‘De Narciso Ibáñez Menta a Narciso Ibáñez Serrador?

Surgió de parte de mi gran colección sobre los dos Narcisos. Le cuento al amigo Jorge Juan Adsuara (Director del festival de cine fantástico de Castellón “Fantasti’cs”), que lo conocí en Sitges del 2009, cuando allá pasé NIM, luego nos intercambiamos material cinéfilo hasta ahora. Ya que poseo mucho material gráfico de los Narcisos, parte de mi colección anterior, sumada a la investigación de Nadie Inquietó Más. Con todo eso, le pregunté si se podría hacer un libro de fotos. Le pasé algunas imágenes y le encantó el proyecto. Luego estuve varios meses escaneando y así surgió el “Scrapbook”.

¿Coleccionabas todo ese material? ¿De donde ha salido en su mayor parte? 

Sí. Como te contaba antes, viene de mi fanatismo por Narciso Sr y Jr. También pude conseguir una colección alucinante de un fanático recolector de viejas revistas y recortes de periódicos, donde todo, pero todo, todo, lo que aparecía sobre ellos, lo plasmaba en unas hojas de trabajo. Las pegaba y con eso hizo dos carpetas. Lo que me pareció más interesante lo seleccioné. Está contado desde los inicios de Ibáñez Menta, pasando por el cine y la televisión. Lo mismo con Chicho. También tuve ayuda tuya Carlos, de Miguel Angel Plana Lopez, de Matías Gil Robert, Jorge Adsuara, Leandro D’ Ambrosio, etc.

3-historias-para-no-dormirHas estado en diversas ocasiones en el festival de Sitges. Estuviste, por ejemplo, recientemente

Sí, disfrutando del Festival de Festivales (Como dice Luis Miguel Rosales), viendo el mejor cine fantástico del mundo, estando con amiguetes como los de Serendipia Nashy, comiendo deliciosas tapas y disfrutando la sangría. ¡Y entre medio de todo eso, con mi novia Maro filmando el festival! Ah, y estuve como conté antes en el 2009.

¿Tienes previsto venir a España a presentar o promocionar el libro? Añade lo que quieras

¡Ah! ¡Me encantaría! En mi país, Argentina, estamos viviendo una de las más difíciles situaciones económicas, el neoliberalismo vigente es devastador. A pesar de todo eso, haré lo imposible. ¡Y nos saludaremos! Y a los amiguetes del fantástico que sigan mirando buenas películas y leyendo publicaciones del tema. Tengamos cultura de los que nos precedieron para seguir siendo mejores personas. ¡Cordial abrazo!

No lo olviden, tienen una cita con los Narcisos, Gustavo Leonel Mendoza, Jorge Juan Adsuara, Miguel Ángel Plana, Ángel Gómez Rivero y posiblemente más invitados conectados con los dos artesanos del miedo en el Espacio Fnac del Festival de Sitges el domingo 9 de octubre a las 17 horas. 

Se cumplen 50 años de la emisión de ‘Historias para no dormir’

HOY 4 DE FEBRERO DE 2016 SE CUMPLEN 50 AÑOS DE LA EMISIÓN DEL PRIMER CAPÍTULO (4 de FEBRERO de 1966) DE UNA DE LAS SERIES MÁS IMPORTANTES DE LA TELEVISIÓN EN ESPAÑA.

El 4 de febrero de 1966 se abría una de las puertas más míticas de la televisión en España y, con ella, comenzaba una serie que ha cautivado a multitud de generaciones: HISTORIAS PARA NO DORMIR.

Dirigida por NARCISO (Chicho) IBAÑEZ SERRADOR, uno de los grandes referentes de nuestra televisión (HISTORIAS PARA NO DORMIR; UN, DOS TRES…) y rodada en los estudios del Paseo de la Habana de RTVE -allá donde se gestó otra mítica serie: ESTUDIO 1-, tal y como indica el estudioso de cine de terror y fantástico Ángel Gómez Rivero: “Historias para no dormir fue un proyecto de serie televisiva que continuó a otra serie hermana de título Mañana puede ser verdad, y experimentaba con fórmulas ya trabajadas en la etapa argentina de Chicho, bajo el título de Obras maestras del terror. (…) Chicho, a la manera de Hitchcock y sus famosas presentaciones para la también serie televisiva de misterio e intriga Alfred Hitchcock presenta (1955-1962), emuló al genio británico con unas introducciones breves, cargadas de humor negro, como antesala de los capítulos. Dichos prólogos llegaron a convertirse en tan célebres como las propias historias que presentaban. Porque en el alma del realizador siempre anidó un actor, tal vez por herencia de familia, como él a menudo ha comentado con orgullo.

Amante confeso de la literatura de Edgar Allan Poe —según sus propias palabras: «A los diez años ya consumía a Poe»—, el Chicho guionista, de seudónimo Luis Peñafiel, recurrió a menudo a los relatos del poeta de Boston, a los que rebautizó como El último reloj, El tonel, El pacto, La promesa, El trapero… Y supo buscar la variedad en otros autores que también ofrecían propuestas inquietantes: W. W. Jacobs, Henry James, Guy de Maupassant…, con especial seguimiento a Ray Bradbury, del que supo captar la fascinación, el misterio y la poesía humanística. (…) Si nos atenemos a los resultados, considerando las dificultades y limitaciones técnicas, la serie Historias para no dormir es admirable, compuesta por un ramillete de obras maestras dentro del medio televisivo y de otros tantos títulos notables. De hecho, influyó en series posteriores, y el retornar de la misma en 1982, ya en formato en color, demostraba que era un clásico anhelado y recordado por todos. “

Hoy 50 años después tenemos la oportunidad de revisionar o descubrir esta pequeña joya y, por qué no, brindar un merecido homenaje a Don Narciso Ibañez Serrador o, como todo el mundo lo conoce, Chicho.

Estas historias te harán temblar, te harán sonreir, te harán pensar: ¿Te atreves a entrar?

MÁS INFORMACIÓN EN: 39escalones.es

Categorías:DVD / BLU-RAY, FANTATERROR

50 años de la emisión del primer capítulo de… Historias para no dormir

                       NARCISO IBAÑEZ SERRADOR, RTVE y 39 ESCALONES FILMS   

                                                           PRESENTAN

              HISTORIAS PARA NO DORMIR

         (POR PRIMERA VEZ LA SERIE COMPLETA EN DVD)

EL PRÓXIMO 4 DE FEBRERO DE 2016 SE CUMPLEN 50 AÑOS DE LA EMISIÓN DEL PRIMER CAPÍTULO (4 de FEBRERO de 1966) DE UNA DE LAS SERIES MÁS IMPORTANTES DE LA TELEVISIÓN EN ESPAÑA.

 poster-mail-historias

Dirigida por Narciso Ibañez Serrador

Producida por RTVE, Prointel.

 

El 4 de febrero de 1966 se abría una de las puertas más míticas de la televisión en España y, con ella, comenzaba una serie que ha cautivado a multitud de generaciones: HISTORIAS PARA NO DORMIR.

Aquí podéis ver el primer fragmento en el que un joven Chicho nos explicaba en qué consistiría dicho programa: https://www.youtube.com/watch?v=cFLmX8cSB5s 

Dirigida por NARCISO (Chicho) IBAÑEZ SERRADOR, uno de los grandes referentes de nuestra televisión (HISTORIAS PARA NO DORMIR; UN, DOS TRES…) y rodada en los estudios del Paseo de la Habana de RTVE -allá donde se gestó otra mítica serie: ESTUDIO 1-, tal y como indica el estudioso de cine de terror y fantástico Ángel Gómez Rivero: “Historias para no dormir fue un proyecto de serie televisiva que continuó a otra serie hermana de título Mañana puede ser verdad, y experimentaba con fórmulas ya trabajadas en la etapa argentina de Chicho, bajo el título de Obras maestras del terror. (…) Chicho, a la manera de Hitchcock y sus famosas presentaciones para la también serie televisiva de misterio e intriga Alfred Hitchcock presenta (1955-1962), emuló al genio británico con unas introducciones breves, cargadas de humor negro, como antesala de los capítulos. Dichos prólogos llegaron a convertirse en tan célebres como las propias historias que presentaban. Porque en el alma del realizador siempre anidó un actor, tal vez por herencia de familia, como él a menudo ha comentado con orgullo.
Amante confeso de la literatura de Edgar Allan Poe —según sus propias palabras: «A los diez años ya consumía a Poe»—, el Chicho guionista, de seudónimo Luis Peñafiel, recurrió a menudo a los relatos del poeta de Boston, a los que rebautizó como El último reloj, El tonel, El pacto, La promesa, El trapero… Y supo buscar la variedad en otros autores que también ofrecían propuestas inquietantes: W. W. Jacobs, Henry James, Guy de Maupassant…, con especial seguimiento a Ray Bradbury, del que supo captar la fascinación, el misterio y la poesía humanística. (…).

Si nos atenemos a los resultados, considerando las dificultades y limitaciones técnicas, la serie Historias para no dormir es admirable, compuesta por un ramillete de obras maestras dentro del medio televisivo y de otros tantos títulos notables. De hecho, influyó en series posteriores, y el retornar de la misma en 1982, ya en formato en color, demostraba que era un clásico anhelado y recordado por todos. “

Hoy 50 años después tenemos la oportunidad de revisionar o descubrir esta pequeña joya y, por qué no, brindar un merecido homenaje a Don Narciso Ibañez Serrador o, como todo el mundo lo conoce, Chicho.

Estas historias te harán temblar, te harán sonreir, te harán pensar: ¿Te atreves a entrar?

Categorías:DVD / BLU-RAY
A %d blogueros les gusta esto: