Archivo

Archive for 30 noviembre 2018

Colegialas y katanas: ‘Trash-o-Rama’ vuelve a casa por Navidad

30 noviembre 2018 Deja un comentario

Con este frío lo mejor es quedarse en casa viendo las novedades otoñales de Trash-o-Rama. Tenemos un par de joyas de acción y desmelene con Asami, y una nueva aventura del detective Dee que se estrenó en China solo hace unas semanas. Sexo, violencia y acción al estilo Hong Kong para los fans acérrimos del cine asiático extremo.

BAÑO DE SANGRE (Toshiya Kominami, 2012) Con Asami, Rika Hoshimi. (Audio en japonés con subtítulos en castellano, 16:9)

BAÑO DE SANGRE 2 (Toshiya Kominami, 2013) Con Asami, Rika Hoshimi. (Audio en japonés con subtítulos en castellano, 16:9)

Katanas y colegialas a todo trapo en un duelo a muerte por el control de la institución. Dos películas del Giga Team con acción de Shigeki Hayase no aptas para menores. Dos homenajes salvajes a la pinku violence de los años 70, con la indomable Asami, en edición especial en 2 DVDs editados por separado con abundantes extras.

Sinopsis: Un instituto dominado por un director corrupto y unas bandas salvajes de colegialas violentas.

Contenidos adicionales: Making of, Galería, tráilers, cartel original, ficha, etc.

Precio: 20 euros (gastos de envío incluídos).

DETECTIVE DEE Y EL SECRETO DEL BOSQUE MALDITO (Francis Nam, 2018) Con John Do, Wen Zhuo. (Audio en mandarín con subtítulos en castellano, 16:9)

Un cargamento de oro de la emperatriz desaparece en mitad de un extraño bosque en el que parece habitar una criatura mitad humana mitad vegetal. El detective Dee investigará un caso en el que parecen estar implicadas fuerzas sobrenaturales.

En estreno mundial en DVD llega el primer título de la nueva colección Made in China, dedicada al mejor y más reciente cine de serie B chino.De los creadores de Moon Warriors llega una película llena de acción marcial y espadas, extrañas criaturas y desopilantes efectos especiales de serie B protagonizada por eldetective más famoso de la dinastía Tang en una aventura llena de acción al estilo Hong Kong.

Contenidos adicionales: Escena eliminada, biografías, trailer, galería, ficha, cartel original.

Precio: 12 euros (gastos de envío incluídos).

PACK CON LAS TRES PELÍCULAS: 29,95€. Pedidos: https://trashoramadvd.bigcartel.com/

 

Categorías:DVD / BLU-RAY

VAMOS DE ESTRENO (o no) * Viernes 30 de Noviembre de 2018 *

30 noviembre 2018 Deja un comentario

ENTRE DOS AGUAS (Isaki Lacuesta, 2018)

España. Duración: 136 min. Guion: Isa Campo, Isaki Lacuesta, Fran Araújo Música: Raül Refree, Kiko Veneno Fotografía: Diego Dussuel Productora: La Termita Films / B-Team Pictures / All Go Movies / Mallerich Films Paco Poch / Bord Cadre Films / Studio Indie Productions Género: Documental
Reparto: Israel Gómez Romero, Francisco José Gómez Romero,Rocío Rendón, Yolanda Carmona, Lorrein Galea, Manuel González del Tanago
Sinopsis: Isra y Cheíto son dos hermanos gitanos. Isra está encarcelado por narcotráfico y Cheíto enrolado en la Marina. Cuando Isra sale de la cárcel y Cheíto termina una larga misión que le ha llevado a Somalia y las Seychelles, ambos regresan a la Isla de San Fernando. El reencuentro de los hermanos renovará el recuerdo de la muerte violenta de su padre cuando eran niños. Han pasado doce años desde ‘La Leyenda del Tiempo’, la primera película de Isaki con los hermanos Isra y Cheíto. Ahora Isra tiene 26 años y regresa a la Isla de San Fernando para intentar recuperar a su mujer y a sus tres hijas.

En 1994 Ricardo Franco llevaba de nuevo al cine a la familia Panero, Después de tantos años, todo un retrato amargo de la deriva de los hijos del llamado “Poeta de Franco” casi cuatro lustros después de que Jaime Chavarri los llevara por primera vez a la pantalla en El desencanto, un díptico que funde lo sórdido y lo poético y que se inscribe con letras de oro en la lista de obras indispensables del cine español. En esta línea se instala Isaki Lacuesta al dar a luz a otro díptico esencial para la historia del documental ficcionado, doce años después de La leyenda del tiempo retoma las vidas de sus protagonistas para dar cuenta de sus azares, sus elecciones y sus distintas maneras de enfrentar la muerte violenta del padre, en una segunda parte que parece tomar su nombre del título que hizo mundialmente famoso a Paco de Lucía, Entre dos aguas.
La cámara sigue de cerca a los personajes, como si quisiera ver por sus ojos, nos muestra en planos cortos su piel tatuada, todo un mapa en el que se registran sus vidas, se entretiene en detalles, a veces casi minucias, en un afán por ser fiel a la realidad desde la dramatización, unos cuantos flashbacks certeros bastan para situar el recorrido de sus actos, y todo ello completa un ejercicio en el que lo real da pauta a lo ficticio y la ficción explica la realidad. Ese afán por trenzar los dos pies en los que se asienta la cinta es el que explica (y excusa) su dilatado metraje, 135 minutos de representación en la que los recursos expresivos se pretenden invisibles para mostrar intacta la experiencia de sus personajes.
Dos hermanos, dos formas de enfrentar la muerte del padre, dos caminos para superar el trauma. Contra todo pronóstico es Cheíto el que, a pesar de ser intelectualmente algo disminuido, ha sabido madurar y sacar adelante a su familia, el que se ha marcado objetivos y sueños que se esfuerza por cumplir, enrolado como cabo de cocina en el buque Castilla de la Armada, aspira a tener un día su propia panadería. Isra, en cambio, ha terminado desplazado, en una espiral de cárcel, paro, drogas y, sobre todo, falta de autoestima causada por su propia inmadurez. Dos vidas que sentimos desarrollarse a lo largo de la duración del filme, como si la propia película fuera el vehículo de su catarsis, especialmente emotiva es la escena en la que los dos hermanos lloran evocando al padre, a su muerte violenta tal como cada uno la vivió, un llanto purificador a través del que Cheíto ejerce de hermano mayor que quiere ayudar al menor a salir del pozo en el que él mismo se ha enterrado.
Siendo un retrato individual, Entre dos aguas tiene mucho de crónica social. La película nos muestra una realidad que se vive en la España actual, ahí, en las orillas de la sociedad, más allá de los guetos y los extrarradios. Pobreza extrema y chabolismo, no es necesario ir al tercer mundo para ver escenas de este tipo, con lugares miserables habitados por individuos que viven al margen, con el delito siempre sobrevolando en sus existencias. Entre dos aguas, con sus modos líricos, con sus perfiles intimistas, es también cine denuncia sin necesidad de ser ácida. Lacuesta cierra su obra con puntos suspensivos, con un instante feliz que tal vez… Y ahí, en la suspensión de la esperanza, cerramos también este comentario.
Premios
2018: Festival de San Sebastián: Concha de Oro – mejor película
2018: Festival de Mar del Plata: Mejor película y actor (Gómez Romero)

VIUDAS (Widows, Steve McQueen, 2018)

UK. Duración: 128 min. Guion: Gillian Flynn, Steve McQueen (Personajes: Lynda La Plante) Música: Hans Zimmer Fotografía: Sean Bobbitt Productora: 20th Century Fox / New Regency Pictures / See-Saw Films / Film 4. Distribuida por 20th Century Fox Género: Thriller

Reparto: Viola Davis, Michelle Rodriguez, Elizabeth Debicki, Cynthia Erivo, Colin Farrell,Brian Tyree Henry, Daniel Kaluuya, Jacki Weaver, Carrie Coon, Robert Duvall,Liam Neeson, Jon Bernthal, André Holland, Garret Dillahunt, Kevin J. O’Connor,Lukas Haas, Manuel García-Rulfo

Sinopsis: Adaptación cinematográfica de ‘Las viudas’ (‘Widows’), miniserie británica de 1983, aquí ambientada en Chicago en la actualidad, sobre cuatro mujeres con nada en común excepto una deuda heredada por las actividades criminales de sus difuntos maridos. Verónica (Viola Davis), Alice (Elizabeth Debicki), Linda (Michelle Rodriguez) y Belle (Cynthia Erivo), deciden tomar las riendas de su destino y conspiran para forjarse un futuro con sus propias reglas. Con guion de Gillian Flynn (‘Perdida’).

La cuarta cinta de Steve McQueen es puro cine ya desde su inicio, esa magistral introducción pre-títulos. Y es que si bien nos convenció más en Shame (2011) que con 12 años de esclavitud (12 Years a Slave, 2013), con Viudas el director se confirma como uno de los más prometedores e interesantes de los últimos años. Sabe captar el interés del espectador sin explicarle todo como si fuera poco menos que tonto, jugando de igual a igual con el público, algo que se agradece, en esta historia de corrupción e intrigas entre criminales y políticos, sanguijuelas que, sin importar color o religión, no se detendrán ante nada ni nadie y se aliarán, si es necesario, con el diablo para asegurarse su ascenso a Concejal del Distrito. Ambos contendientes demostrarán ser igual de repugnantes y ruines. Ambos tendrán sus negros motivos para aspirar al poder.

Pero, sobre todo, lo que tiene Viudas es un total protagonismo femenino y un claro mensaje feminista, eso sí, sin proclamas ni pancartas. Todos los personajes masculinos son egoístas y negativos. Así, al morir las parejas de las tres mujeres protagonistas,  descubrirán que no tenían nada, no poseían nada y todo era un espejismo. Una negra, una hispana, una mujer maltratada y una madre soltera luchadora se aliarán para hacer cambiar su destino, el que los hombres les han marcado. Saliendo más fuertes. Reforzadas. Poderosas. Dueñas de sí mismas.

Una buena historia, magníficamente narrada y a la que se suma un reparto en estado de gracia y una impecable y creativa fotografía, con encuadres y composiciones perfectas. Todo ello en una película que, seguro, sonará en la noche de los Oscar. Al tiempo.

QUINQUI STARS (Juan Vicente Córdoba, 2018)

España. Duración: 126 min. Guion: Juan Vicente Córdoba, María Reyes Arias Música: Ramsés Gallego, Bea Pelea, Blondie, Ira Rap Fotografía: David Andrés Productora: Dexiderius Producciones / Promarfi Futuro 2010 / Galoproduction Género: Drama

Reparto: Ramsés Gallego, Mery Cuesta, Blondie, Ira Rap, Daniel Guzmán,Enrique San Francisco, José Sacristán, Rosario Flores, Paco Catalá, Agnès Varda, Bea Pelea

Sinopsis: Película en la frontera entre el documental creativo y la ficción, que comienza en los años de las transformaciones ocurridas entre los años 70 y 80 en las barriadas periféricas de Madrid y Barcelona, que afectaron a muchos jóvenes y les abocaron hacia la delincuencia. Todo ese proceso de cambios sociales, políticos, económicos y urbanísticos en los barrios obreros y el modo de vida de los jóvenes de la periferia son un documento histórico que nos ayuda a trazar un imaginario de lo que ocurrió entonces y lo que somos ahora. Un fenómeno cinematográfico, el de la delincuencia juvenil, que vivió su momento de apogeo con películas como ‘Navajeros’ y ‘Colegas’, de Eloy de la Iglesia; ‘Perros callejeros’, de José Antonio de la Loma; y ‘Deprisa, deprisa’, de Carlos Saura.

Juan Vicente Córdoba es un director que ha demostrado estar interesado en el fenómeno de la juventud de extrarradio de los ochenta y en aquellos quinquis que, casi niños, saltaron a la fama convirtiéndose, a su vez, en héroes de otros quinquis que nunca salieron del barrio, sino es para ingresar en prisión o camino del cementerio, lugar donde también terminaron la mayor parte de aquellas estrellas del cine dirigido por José Antonio de la Loma, Carlos Saura y Eloy de la Iglesia.

Decíamos que el director había tocado esta temática ya en alguna de sus películas anteriores, como es el caso de Aunque tú no te lo creas (2000), y en algún que otro cortometraje, así que se nos antoja un tanto extraño que se muestre tan superficial en la manera de tratarlo en Quinqui Stars, centrándose en cuatro películas cuando el, llamémosle subgénero, ha dado mucho más de sí. Pero tampoco se trata de una película o un documental o lo que diablos sea que se centre en analizar aquel cine, Quinqui Stars abre muchos melones: el del feminismo; el de las estrellas femeninas del trap; el de la transición; el del paro y la emigración de los jóvenes… un melonar de temáticas y tonos que al final parecen escaparse de las manos del realizador, que en principio, si hacemos caso a la claqueta, quería hacer un proyecto más centrado en el apartado musical, Música para pegar tirones, y que ante la falta de colaboración de un reputado director de cine, decide encarrilar el proyecto hacia derroteros más amplios, por lo que termina tocando muchas teclas, y todo de manera superficial desaprovechando, por ejemplo, el dar más voz a las Trap Queens, mujeres que cantan en grupo o como solistas letras muy reivindicativas y feministas, algo que, de haberlo desarrollado, hubiera resultado muy interesante. Una lástima.

Y es una lástima porque el punto de partida resulta interesante. Con esos bloques de extrarradio. Tan parecidos los bloques. Tan semejantes los barrios. Y esa concomitancia entre los años setenta y primeros ochenta con la eclosión del quinqui, con su propia banda sonora a golpe de rumba,  y los sonidos de los barrios actuales, con jóvenes desencantados, sin objetivos, fruto de una sociedad que se los niega, a ritmo de rap y trap. Se van intercalando entrevistas a actores de aquel cine de los ochenta (Bernard Seray, Quique San Francisco, José Sacristán…), el enfoque resulta atractivo y original, más allá de simples bustos parlantes, incluyendo un poco de ficción, protagonizada en su mayor parte por un cantante, El Coleta, que hace las veces de director de la película. Pero al final todo se va diluyendo y se aboga por elevar a los altares a aquellos quinquis de las películas, extraídos de los barrios y, una vez usados, devueltos a ellos. Criminales que terminaron sus días devorados por las drogas. Y se mezcla todo. Y no es lo mismo el cine de Eloy de la Iglesia que el de José Antonio de la Loma o el de Carlos Saura. No puede meterse todo en el mismo saco y ponerle una etiqueta, muy a la moda, como es la de cine quinqui. Lo de Saura fue una incursión en la temática, la más brillante de todo el subgénero, realizada por un director que ya en su ópera prima, Los golfos (1960), había bajado a los extrarradios. Las de Eloy de la Iglesia mezclan lo comercial con mensaje político y social, sin moralina, golpeando en la cara del sistema. En cuanto a de la Loma ya estamos hablando de pura y dura explotación. Cine de acción. De género.

Pero dejemos de divagar, que para divagaciones, Quinqui Stars se basta sola, valiéndose de tal cantidad de metraje que llega al punto de cansar. Y es lástima, insistimos, porque abrir un puente entre aquella situación y la actual y la juventud de ambas épocas hubiera podido dar un resultado más que interesante, de haber profundizado en ello. O en algo, que todavía estamos intentando averiguar sobre qué, concretamente, quería hablarnos el director.

 

Categorías:VAMOS DE ESTRENO

El BCN Film Fest 2019 abre el periodo de inscripción de películas

28 noviembre 2018 Deja un comentario

El Festival Internacional de Cine de Barcelona-Sant Jordi (BCN FILM FEST) ha abierto a través de su web oficial (www.bcnfilmfest.com) el periodo de inscripción de películas para su tercera edición, que se celebrará en los Cines Verdi del 22 al 30 de abril de 2019. La fecha límite para presentar películas mediante los formularios oficiales finalizará el 1 de febrero. El comité de selección del BCN FILM FEST decidirá qué películas accederán a la programación definitiva del certamen.

EL BCN FILM FEST acepta inscripciones para la Sección Oficial, centrada en los vínculos entre Cine, Literatura e Historia, y las secciones paralelas Cinema amb Gràcia y Zona Oberta. Las películas seleccionadas en la Sección Oficial son adaptaciones de obras literarias, producciones relacionadas con algún hecho histórico o biopics sobre personalidades relevantes. Las películas de la Sección Oficial aspiran al Premio a la Mejor Película y al Premio de la Crítica.

Por su parte, Cinema amb Gràcia reúne una selección de comedias de todo el mundo, preferentemente producciones de carácter popular que aspiran al Premio del Público a la Mejor Comedia. Finalmente, Zona Oberta es una sección fuera de competición que da cabida a películas de interés especial que por sus características enriquecen la programación del festival, aunque no cumplen las condiciones para ser incluidas en las secciones competitivas.

Las inscripciones al BCN FILM FEST también están abiertas para las producciones catalanas, que aspiran al nuevo premio que otorga el festival. Se trata del Premio del Público, con el apoyo de TV3, a la Mejor Película Catalana. La película que gane este premio tendrá garantizado un periodo mínimo de dos semanas de exhibición comercial en los Cines Verdi de Barcelona, con todas las sesiones diarias que la duración del filme permita.

La tercera edición del BCN FILM FEST tendrá lugar del 22 al 30 de abril de 2019.

Categorías:BCN Film Fest

Palmarés de la II Edición del Festival Isla Calavera

28 noviembre 2018 Deja un comentario
PALMARÉS DE LA II EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CINE FANTÁSTICO DE CANARIAS – ISLA CALAVERA
– El Premio Isla Calavera al Mejor Largometraje es para ‘The Night eats the world’.
– ‘The House that Jack built’, de Lars von Trier, logra los premios al Mejor Guion y al Mejor Actor (Matt Dillon).
– El Premio Isla Calavera al Mejor Cortometraje es para ‘La Proeza’, de Isaak Berrokal.
El Jurado de la Sección Oficial de Largometrajes a Competición de la segunda edición del Festival de Cine Fantástico de Canarias – Isla Calavera, integrado por el crítico, director y guionista de cine Santiago Tabernero (como presidente), Víctor Matellano (escritor, director y guionista) y el profesor de Teoría e historia del Cine de la Universidad de La Laguna Fernando de Iturrate Cárdenes, ha decidido que de las 15 películas participantes el Mejor Largometraje es la producción francesa ‘The Night eats the world’ (La nuit a dévoré le monde’), dirigida por Dominique Rocher, un thriller de terror que presenta la ciudad de París asolada por los zombies.
‘The House that Jack built’, la nueva película de Lars von Trier, se hace con dos galardones: el premio al Mejor Guion, escrito por el propio cineasta danés, y el Premio “Jack Taylor” al Mejor Actor, para Matt Dillon.
El Premio Isla Calavera a la Mejor Actriz ha sido concedido, ex aequo, a la pareja protagonista de ‘What keeps you alive’, Hannah Emily Anderson y Brittany Allen.
El Premio Isla Calavera a la Mejor Dirección es para Pascal Laugier por ‘Ghostland’, y el Premio “Colin Arthur” a los Mejores Efectos Especiales, para la antología de terror‘ Nightmare Cinema’, dirigida por algunos de los más destacados autores del cine de género, entre los que se encuentra Mick Garris (quien el pasado miércoles recogía en Tenerife el Premio Isla Calavera de Honor).
Asimismo, el Jurado ha querido otorgar una Mención Especial a la película ‘Apocalipsis Voodoo’, de Vasni Ramos, “por su apasionado homenaje a la televisión y el cine de los 70 y la contagiosa alegría del proyecto”.
De otro lado, el Jurado de la Sección Oficial de Cortometrajes a Competición del Festival, formado por Sabino Álvarez, gerente de Multicines Tenerife (presidente), la cineasta Isabel Coll y el periodista especializado Benjamín Reyes, ha determinado el Premio Isla Calavera al Mejor Cortometraje es para ‘La Proeza’, escrito y dirigido por Isaac Berrokal. Fue elegido por unanimidad “por ser un cortometraje epatante que refleja el espíritu de un festival de género fantástico. Híbrido de terror y drama, aborda de forma genuina el tema del aborto que entrelaza con un estremecedor aquelarre”.
Los Premios del Público al Mejor Cortometraje y al Mejor Largometraje, determinados por la votación de los asistentes a las distintas sesiones del programa, se dieron a conocer durante la Gala de Clausura y entrega de premios que tuvo lugar el sábado, día 24, en la sede del Festival, Multicines Tenerife (C.C. Alcampo, La Laguna). El Premio del Público al Mejor Cortometraje fue para ‘Máscara de cordura’, de Fran Casanova. Recogió el galardón la actriz protagonista Paola Bontempi. El Premio del Público al Mejor Largometraje fue para ‘Apocalipsis Voodoo’.
Durante la ceremonia también se entregó el Premio Isla Calavera a la Difusión del Fantástico a Diego López. Este galardón nace este año con el objetivo de reconocer la labor de estudiosos del género, periodistas especializados, críticos o entidades dedicadas a la investigación o promoción del fantástico. Diego López inaugura así este reconocimiento a su trayectoria como miembro del comité de programación del Festival de Sitges, responsable de la sala Brigadoon del certamen catalán, editor del fanzine El Buque maldito, autor y colaborador de numerosas publicaciones y libros, además de su faceta documentalista.
Categorías:w Otros festivales

El mejor ‘Arrebato’ y las series más recordadas con ’39 Escalones’: Novedades diciembre

26 noviembre 2018 Deja un comentario

 

 

’39 Escalones’ llega por Navidad cargado de interesantes propuestas, como la edición de ‘Arrebato‘ de Iván Zulueta editada, por fin, en las condicione que estábamos esperando y con más de cuatro horas de extras; el primer largometraje de Carmen Blanco, ‘Los amores cobardes’; y tres series que recordarán, especialmente, los que ya tenemos de 45 a 50 años: ‘Verano Azul’, ‘Pippi Calzaslargas’ y ‘La abeja Maya‘.

Navidades nostálgicas, lisérgicas … ¡arrebatadas!

A LA VENTA EL DÍA 5 DE DICIEMBRE

A LA VENTA EL DÍA 17 DE DICIEMBRE  

Categorías:DVD / BLU-RAY

FantaElx 2018 presenta sus cortometrajes ganadores

26 noviembre 2018 Deja un comentario

El Festival Internacional de Cine Fantástico de Elche – FANTAELX ha hecho entrega de los galardones de su sexta edición en una gala presentada por la actriz, directora y guionista Silvia Conesa. El acto ha tenido lugar tras la última proyección de cortometrajes, el sábado 24 de noviembre, en el Centro de Congresos “Ciutat d’Elx”.

Marisa Crespo y Moisés Romera

El cortometraje 9 Pasos, de los cineastas valencianos Marisa Crespo y Moisés Romera, ha obtenido el premio al mejor cortometraje nacional, dándole acceso directo al Festival de Cortometrajes de Terror y Fantástico 1000 Gritos de Buenos Aires (Argentina). El cortometraje Belle à croquer, del director francés Axel Courtière, ha obtenido el premio al mejor cortometraje internacional, accediendo directamente al Festival Internacional de Cine de Terror de Valparaíso (Chile). Y por otro lado, el cortometraje El Fotoviaje de Carla, del realizador oriolano Fran Gas, ha ganado el premio al mejor cortometraje alicantino, con acceso al festival Navidades Sangrientas – Weekend Horror Awards de Alicante, que se celebrará los próximos días 7 y 8 de diciembre. Asimismo, también se han concedido dos menciones especiales. La primera de ellas ha sido para el cortometraje La Benvinguda, de la directora catalana Carme Puche; y la segunda se ha otorgado a la obra alicantina de animación Ryoko, de Emilio y Jesús Gallego, más conocidos como los Gallego Bros. El jurado de este año ha sido compuesto por Paco Soto, director y productor de cine; Mario-Paul Martínez, profesor del Departamento de Arte de la Universidad Miguel Hernández y director del Grupo de investigación Massiva UMH; la actriz, directora y guionista Silvia Conesa (presentadora, además, de la Clausura); y Joan Martín Giménez, director de cine e ilustrador (autor del cartel de las tres últimas ediciones del festival).

Carmen Puche

La presente edición del evento, con acceso gratuito a todas sus actividades, ha sido la cita en la que más obras se han proyectado, con cuarenta cortometrajes procedentes de distintos de países. Como novedad, también se ha celebrado, dentro de éste, el Congreso Internacional de Género Fantástico, Audiovisuales y Nuevas Tecnologías. Esta nueva sección, dirigida por el anteriormente citado Mario-Paul Martínez y por Fran Mateu (director del festival), ha contado con la colaboración de la Universidad Miguel Hernández de Elche y del Vicerrectorado de Cultura y Extensión Universitaria, ofreciendo la difusión de estudios de investigación dentro de las diferentes líneas temáticas del Género Fantástico (cine, cómics, videojuegos, etc.), contando con la asistencia de ponentes procedentes de distintas zonas del país, así como de lugares como Texas (Estados Unidos) o Bélgica.

La sexta edición de FANTAELX ha sido organizada por la Asociación Unicornio Negro y el Grupo de Investigación Massiva UMH, y ha contado con el apoyo de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Elche, junto a organismos como Visit Elche, la Universidad Miguel Hernández de Elche, el Vicerrectorado de Cultura y Extensión Universitaria, el Centro Comercial l’Aljub, o Cinema Paradiso. Con la celebración de esta nueva edición, en la cual se ha homenajeado el bicentenario de Frankenstein (la famosa novela de Mary Shelley), la ciudad ha vuelto a convertirse, un año más, en un acogedor punto de encuentro para los amantes de la cultura y del género fantástico.

Premiados

Categorías:w Otros festivales

Octavio López Sanjuán nos habla de ‘Noches de Halloween. La saga de Michael Myers’

25 noviembre 2018 Deja un comentario

A Octavio López Sanjuán le venimos siguiendo la pista desde que publicara con Tyrannosaurus Books  su primer libro,  ¿A quien vas a llamar?. Un exhaustivo repaso del universo Cazafantasmas. Tras la debacle de la pequeña, pero audaz, editorial barcelonesa, Octavio se dirigió a Roseta, que editó Cinezoico, una completísima guía sobre el cine de dinosaurios. Pero dada su pasión por escribir sobre películas, era cuestión de tiempo que recalara en Applehead Team, que ha editado su último libro: un tocho de más de 500 páginas con todo lo que siempre ha querido saber sobre Michael Myers: Noches de Halloween. La saga de Michael Myers, un nuevo título de la colección ‘Noche de Lobos’ de Applehead Team de inminente publicación, por lo que nos ponemos en contacto con el autor para que nos presente a su nuevo y obeso tercer hijo de papel.  

¿Cómo surge la posibilidad de realizar este proyecto?

Fue al terminar de escribir mi primer libro ¿A quien vas a llamar?, sobre los Cazafantasmas en cine y televisión, cuando empezaron a rondarme nuevas ideas que llevar a cabo. Nuevos recorridos a sagas cinematográficas que pudieran ser interesantes ver recogidos en un libro. Entonces fue cuando pensé que La noche de Halloween, y la figura de Michael Myers, podía ser susceptible de convertirse en un amplio texto. Pero solo fue una idea, realmente no me lo planteé en serio hasta que acabé mi segundo libro, titulado Cinezoico y que trataba en esta ocasión sobre dinosaurios en el cine.

Llegado ese momento, mi objetivo principal para el libro era tratar de entrevistar a la mayoría de directores de la saga, y hacerles una serie de preguntas en común. Con ello, se conseguiría una especie de mesa redonda donde tenía pensado que sus respuestas lograrían plasmar una suerte de caleidoscopio sobre Michael Myers muy interesante. Eso fue Noches de Halloween: el origen, y de hecho el último capítulo del libro es esta mesa redonda “ficticia”. Pero como me ocurrió con el libro de Cazafantasmas, pensé que cuanta más información consiguiese, mejor iba a quedar el libro. Y eso me llevó a contactar y entrevistar también a compositores, actores, directores de fotografía y editores. El resultado obtenido pasa de las quinientas páginas, el doble de lo que tenía inicialmente pensado. Pero es que gran parte de las entregas tuvieron una producción muy interesante, fascinante en algunos casos, atravesando mil y una historias hasta que se estrenaron. Y quería contarlo de la mejor manera posible.

¿Por qué precisamente Michael Myers?

Siempre me ha llamada la atención su figura. Su manera de moverse, su forma de materializarse. Hay algo muy sugerente en este personaje, violento, maligno y asesino que sin embargo sigue atrayendo la atención del público. Mi idea era tratar en el libro de desmenuzar sus distintas apariciones en pantalla, para ofrecer una comparación entre cada una de ellas, y comprobar cómo a pesar de los años y las secuelas que emergen, algo de él sigue intacto. Traspasa la barrera del tiempo.

¿Cómo lo has enfocado?

Foto: Cortesía Octavio López Sanjuán

La estructura básica del libro presenta una introducción donde se explica la relación entre la festividad de Halloween y la cultura popular, para pasar a continuación a los respectivos capítulos. Cada uno de ellos, de manera cronológica, aborda cada una de las correspondientes entregas. De la primera película de 1978 —y que posee el capítulo más amplio del libro— hasta llega a la última producción de este 2018.

A su vez, cada capítulo se divide en varios apartados: la evolución del guion, el rodaje y la repercusión de la película en concreto, para concluir con un pequeño análisis.

Después de las películas, se incluye un capítulo dedicado a las apariciones de Michael Myers en otras facetas de la cultura popular, esto es, novelizaciones, cómics y videojuegos.

Todo ello va trufado de las declaraciones de los entrevistados, con el objetivo de crear una interesante dinámica entre la historia de cada largometraje y sus protagonistas.

Al final, es donde encontramos esa “mesa redonda” de la que hablaba al principio, donde los entrevistados van ofreciendo su correspondiente opinión a las preguntas expuestas. Por ejemplo, me encantaba la idea de que contaran su experiencia con Donald Pleasence, y de hecho esa es la primera pregunta de ese último apartado.

 

¿Cuál es la peor y la mejor película que has tenido que repasar?

Creo que la mejor película sin lugar a dudas es la primera. En su sencillez está esa fórmula que valdría millones. Ahora bien, volver a ver Halloween II de Rob Zombie y analizarla ha supuesto un pequeño redescubrimiento, pues cada vez que la veo encuentro matices nuevos. En cuanto a la menos destacable, me sigue pareciendo que Halloween: Resurrection es lo menos acertado que se ha hecho con diferencia en la saga. Hay un intento de conjugar un montón de tonos diferentes y públicos distintos, y el resultado es muy irregular.

¿Por qué crees que estas películas y este personaje interesan más allá de la moda de los slashers de los ochenta?

Aparte de lo mencionado sobre el icónico Michael Myers, tocan elementos con los que es fácil empatizar, por ejemplo, el mal en el vecindario. Pero sobre todo, porque gran parte de ellas tienen una gran sensación de persecución que las hace muy divertidas (si a eso se le añade de fondo el famoso tema musical de John Carpenter, la sinergia es total), además de unos finales muy catárticos que para el espectador supone toda una experiencia recompensatoria.

Octavio y su alter ego durante la presentación de la colección ‘Noche de lobos’ de Applehead Team en el Festival de Sitges (Foto: Serendipia)

Tras una puesta al día del personaje por parte de Rob Zombie, con la reciente entrega de Halloween el personaje y la saga vuelve a los orígenes ¿Qué te pareció el trabajo de Rob Zombie y esta reciente película?

Como decía, Halloween II, y también Halloween: el origen, me encantan, y me parece una excelente actualización de la historia, siempre bajo la óptica tan particular de Rob Zombie. Una apuesta valiente que se dirige hacia la dirección contraria que había marcado Carpenter, esto es, desmitificando el personaje hacia su humanidad más pútrida.

En cuanto a La noche de Halloween 2018, es más clásica y sencilla, pero me lo pasé genial viéndola. Es el espíritu de la primera (y segunda) entrega actualizado, y creo que la  misión que tenía de acercarse al público actual ha funcionado más que bien, visto los resultados económicos que ha tenido.

Escarbando en esta saga ¿has encontrado alguna joya que te haya sorprendido? ¿Que desconocieras?

Pues la única que no había visto de hacía tiempo es el montaje del productor de Halloween: la maldición de Michael Myers. Es una versión muy diferente al montaje estrenado en cines —especialmente el tercio final— con un tono y una dinámica muy diferente ¡Y con un poco más de Pleasence, que eso siempre se agradece!

Por otro lado, una película que no había visto pero que era necesaria visitar de cara a comprender el recorrido de la festividad a lo largo de la historia del cine ha sido El hombre de mimbre, de 1973. Me ha entusiasmado lo peculiar de la propuesta, su atmósfera malsana y el personaje interpretado por Christopher Lee.

¿A quién te hubiera gustado entrevistar y no ha sido posible

Como decía, las entrevistas fueron el motor del libro, y por ello se ha entrevistado a John Carpenter, Rick Rosenthal, Tommy Lee Wallace, Nick Castle, James Jude Courtney, Brad Loree, Daniel Farrands, Larry Brand, Michael Jacobs, Dwight Little, John Ottman, Danny Lux, Alan Howarth, Robert Draper, Billy Dixon, Glenn Garland, Dominique Othenin-Girard…así hasta más de treinta entrevistas relacionados con la franquicia ¡Sin olvidar el magnífico prólogo que nos ha brindado P.J. Soles! Tenemos guionistas, directores de fotografía, realizadores, editores, actores…un amplio repertorio que ofrecen una detallada visión de los respectivos largometrajes en los que trabajaron.

Y puesto que el objetivo era conseguir a todos los directores posibles, pues he de admitir que me hubiera gustado conseguir entrevistar al resto: Joe Chappelle, Steve Miner, David Gordon Green y Rob Zombie. Lo hemos intentado a fondo pero no ha podido ser.

¿Estás satisfecho con la edición que ha realizado Applehead Team? ¿Qué te llevó a publicar este libro en esa editorial?

Pues aún no lo he visto físicamente, pero las maquetaciones y la portada se ven espectaculares. Creo que la gente de Applehead Team sabe a la perfección lo que los seguidores quieren leer, y cómo lo quieren ver presentado, y en ese aspecto es brutal su implicación.

En cuanto al trato con ellos, no tengo más que palabras de agradecimiento y generosidad. Son muy comprensivos, y me he sentido muy arropado en todo momento.

La decisión de trasladarles la propuesta surgió del escritor Carlos Díaz Maroto, que pensó —como así ha sido— que podría encajar a la perfección con su línea editorial.

Estoy expectante porque el libro llegue a las estanterías y se pueda observar el grado de dedicación, detallismo y cariño que le he hemos dedicado. Creo que los seguidores de la saga, y los amantes del cine de terror, van a disfrutar.

Gracias a Octavio López Sanjuan por su disposición a hablarnos de su libro. Hemos tenido ocasión de leer sus anteriores obras y sabemos de su minuciosidad sobre todo tema que investiga. De su manera de tratar exhaustivamente hasta el más mínimo detalle o curiosidad. En resumen, estamos seguros de que Octavio ha escrito un completo libro sobre la saga de Michael Myers, exactamente el que le hubiera gustado haber comprado él mismo, de haberlo escrito alguien. Sin duda una obra de referencia que saldrá a la venta el día 10 de diciembre y que, ya en pre-venta,  pueden adquirir en la tienda de la editorial Applehead Team.  

Las lecturas de Serendipia: ‘Bruceploitation. Los clones de Bruce Lee’ (Applehead Team)

21 noviembre 2018 Deja un comentario

BRUCEPLOITATION. LOS CLONES DE BRUCE LEE

Iván E. Fernández Fojón

Applehead Team Ediciones. Colección ‘La generación del videoclub’. Encuadernación en cartoné con solapas. 312 páginas con numerosas imágenes en blanco y negro. 

A mediados de los años setenta entró en nuestras salas de reestreno el cine de artes marciales, o como la muchachada lo llamábamos,  las películas de karate. En 1973 se estrenó Karate a muerte en Bangkok, (The Big Boss, 1971) y todos nos quedamos impresionados por Bruce Lee. No solo por su técnica, sino también por sus expresiones salvajes y su candidez. Puedo asegurar que, junto a mi hermano, vimos todas las películas ‘de karate‘ que se estrenaron durante esos años. Y fueron muchas, pues a ellas había que sumar los numerosos wuxias, que entonces llamábamos ‘de samurais‘: La furia del tigre amarillo, El luchador manco, Dos contra el gran asesino, Caza desesperada, Los cuatro dedos de la furia14 Amazonas, La heroína legendaria… pero ningún artista marcial podía superar a Bruce Lee. Lamentablemente nos enteramos que Lee había fallecido poco antes y que quedaban pocas películas suyas por estrenar, que vimos, eso sí, una y otra vez. Hasta que llegó Juego con la muerte (Game of Death, Robert Clouse), en 1978, una chapuza que solo se salvaba por las pocas luchas reales de Lee, doblado en el resto de la película por actores que imitaban sus gestos convirtiéndolos en ridículas muecas. Intérpretes que no se desprendían casi nunca de sus enormes gafas de sol. La operación no convenció a nadie, excepto a los productores, que ante la demanda de películas de Bruce Lee, tras estrenar hasta recopilaciones de episodios de la serie de los años sesenta The Green Hornet e incluso Marlowe, un detective muy privado (Marlowe, Paul Bogart, 1969) donde Lee interpretaba un pequeña papel, decidieron seguir prolongando el filón ¿cómo?: haciendo películas de Bruce Lee sin Bruce Lee. Y lo hicieron hasta la nausea.

Primero llegaron películas biográficas que explotaban la memoria de Bruce Lee mediante dobles, a cual más bizarro, y engañando al espectador al utilizar, en muchos casos, la imagen y el nombre del difunto actor en el título y en el póster, por aquello de pillar a los incautos. Así llegaron Bruce Lee contra los halcones negros, El real Bruce Lee, La verdadera historia de Bruce Lee… que motivaron la progresiva pérdida de interés del espectador, estafado por distribuidores sin escrúpulos.

Pero, ¡Ay! llegó el vídeo doméstico y con él la locura. Se terminó la esclavitud de la TV y el espectador tenía el cine en casa. Así que las distribuidoras videográficas se frotaron las manos y se dispusieron a llenar los estantes de los videoclubs de películas de primera, segunda, tercera categoría y derribo. En esta última categoría podrían englobarse las protagonizadas por los múltiples clones de Bruce Lee, pues aunque alguna era digna, la extensa mayoría eran poco menos que basura. Pero con los años y precisamente por ese carácter exploitation, que ha conseguido que algunas de ellas entren holgadamente  en las enciclopedias del disparate, este subgénero ha conseguido tener sus seguidores entre los aficionados a las películas de artes marciales, los nostálgicos de videoclub y, especialmente, los buscadores del más bizarro y oscuro cine Trash.

Iván E. Fernández Fojón ha tenido el valor de ver todas las películas protagonizadas por Bruces Lee de pacotilla y comentarlas en Bruceploitation. Los clones de Bruce Lee, un simpático y nutritivo libro que Applehead Team ha publicado dentro de su colección La generación del videoclub. En el libro el autor, tras una introducción en la que habla del auténtico Bruce Lee, analiza los tres clones principales del actor, Bruce Li, Bruce Le y Dragon Lee, de los cuales comenta su biografía y filmografía. A continuación presenta otros muchos imitadores con seudónimos como Bronson Lee (sí, un Bruce Lee con bigotazo) o Bruce Leung (protagonista de la increíble El dragón ataca. Lean el libro y sabrán porqué hay que verla para creerla). Destacando su influencia en la Blaxploitation con Jim Kelly o Ron Van Clief; y sin olvidar al enano filipino, Weng Weng. Todo ello hasta llegar a la actualidad. Iván E. Fernández también ha incluido la influencia de Bruce Lee en el cómic y los videojuegos, cerrando su libro con las  filmografías de los tres principales imitadores. En resumen, un completo volumen con el que el autor chapotea en los lodazales de la Bruceploitation y guía al lector en ese viaje al infracine. Toda una experiencia de riesgo en la que se echa en falta un poco más de humor a la hora de abordarlo, algo a disculpar ante el sacrificio y la entereza demostrada por el autor para ofrecernos un libro que ya se hacía necesario.

Más información y pedidos: https://appleheadteam.com/

Las lecturas de Serendipia: ‘Mary Shelley: La muerte del monstruo (Diábolo Ediciones)

20 noviembre 2018 Deja un comentario

MARY SHELLEY: LA MUERTE DEL MONSTRUO

Raquel Lagartos y Julio César Iglesias

Prologos de Fernando Marías y Ángeles Caso

Diábolo Ediciones. Edición especial 200 aniversario Frankenstein. Encuadernación en tapa dura 180 páginas a color. 

Uno tiene la sensación de que no se ha hecho la suficiente justicia a un hito tan importante como es el 200 aniversario de la publicación de Frankenstein o el Moderno Prometeo, obra gótica con la cual la joven Mary Shelley entró en la inmortalidad. El Festival de Sitges, por ejemplo, ha preferido centrarse en otro (gran) hito como es el cincuentenario de 2001, una odisea del espacio (2001: A Space Odyssey, Stanley Kubrick, 1968), dejando un tanto de lado a Frankenstein. Solo y desangelado. O como decía Gardel, solo, fané y descangallado.

Podríamos decir que el cine sí se fijo en la figura de la escritora con una película biográfica, Mary Shelley (Haifaa Al-Mansour, 2017), pero a pesar de contar con Elle Fanning, fue una cinta bastante decepcionante, pues escoge centrar su acción en la historia de amor entre Mary Wollstonecraft y Percy B. Shelley, añadiendo a la trama unas dosis de empoderamiento femenino -la madre de la escritora fue una de las pioneras del feminismo- y dejando como algo secundario los motivos y el proceso de creación de la obra que inmortalizó a la escritora. En cuanto a la histórica reunión en Villa Diodati, a pesar de ocupar un amplio tramo del filme, se nos muestra como poco más que una reunión campestre con dos reputados poetas,  Shelley y Lord Byron, reducidos a ser un par de juerguistas libertinos exentos de moralidad e incluso de talento, y al doctor Polidori como un santo varón con el cual parece insinuarse un romance en ciernes con Mary, ofreciendo con todo ello un drama amoroso muy convencional. Tanto que consigue que el espectador interesado en la historia deseé revisar otros acercamientos al tema como fueron Remando al viento (Gonzalo Suárez, 1988) o incluso la desaforada Gothic (Ken Russell, 1986).

Así pues, ha tenido que ser el cómic, concrétamente este cómic del que estamos hablando, el que ponga justicia entre Mary Shelley y su creación, rememorando aquel verano boreal de 1816 en el que Mary y Percy Bysshe Shelley visitaron a su amigo Lord Byron en Villa Diodati, lugar que terminó convertido en cuna de monstruos y del que salieron creaciones inmortales como son Frankenstein y El vampiro, primera novela sobre un chupasangre, escrita por John Polidori, médico personal de Byron.

Pero Raquel Lagartos y Julio César Iglesias en su Mary Shelley: la muerte del monstruo, van mucho más allá. Relacionan a la criatura con las numerosas tragedias que atenazaron a la joven, que perdió a dos de sus hijos y a su padre en un corto lapso de tiempo, tras haber perdido a su madre por complicaciones en el parto que le diera la vida, algo de lo que, al parecer, la joven se culpabilizó durante toda su existencia.

Moderna y adelantada a su época, como lo fuera su madre, Mary Shelley se fugó con su amante y no se casó. Además, este creía firmemente en el amor libre, lo que terminó dando más de un quebradero de cabeza a la joven Mary. Sobrevivió a sus compañeros de Villa Deodati, pues todos, como buenos románticos, murieron jóvenes. Pero antes pudo tener un hijo que le sobrevivió, su creación, quizás el que le hizo olvidar todos los monstruos y las pesadillas que nacieron en aquella noche de tormenta.

Bien recibida por crítica y público, la presente edición de Mary Shelley: la muerte del monstruo, está revisada e incluye material extra, como si de un DVD se tratara, con escenas descartadas, estudios de los personajes y de la moda de la época, así como portadas alternativas. El resultado es espléndido, aunque no carece de complejidad. Como explica el propio escritor, Julio César Iglesias, “es una obra de estructura compleja, que exigía bastante implicación intelectual, pero bastante gente nos comentó que había llegado a emocionarse leyéndola, incluso a llorar. Nos hace muy felices haber conseguido transmitir, aunque sea en parte, la emoción que nosotros mismos sentimos al escribir el cómic y al sumergirnos en la vida de Mary Shelley y su criatura“.

Por su parte la dibujante, Raquel Lagartos, entintó sus planchas “con un mismo pincel con la intención de dar una sensación de ambiente más opresivo“, captando, con una evolución que podemos ver en los estudios previos incluidos como extra, la esencia de todos los protagonistas, dotándolos de vida y explicando en imágenes los silencios que Julio César Iglesias introduce en su guión.

Con su obra, que ahora tienen ocasión de pescar los que se despistaron en su momento, los autores consiguieron el mayor de sus propósitos: “Algunas personas (…) nos dijeron que, tras leerse el cómic, se leyeron, o releyeron, la novela de Mary Shelley. Puede que no haya mayor halago, porque uno de nuestros objetivos era reivindicar a Mary como una gran creadora, que vivió a la sombra de su creación más famosa, pero cuyo talento merece ser recordado y reconocido”. 

Altamente recomendable para leer y releer, el trabajo de Raquel Lagartos y Julio César Iglesias es literatura de primera.

RAQUEL LAGARTOS: Licenciada en Matemáticas y titulada en Ilustración por la Escuela de Arte de Oviedo. Ha colaborado con diversas publicaciones e instituciones locales y ha participado en varias exposiciones, entre ellas, la dedicada a Mary Shelley: La muerte del monstruo (Diábolo Ediciones) en el Salón Internacional del Cómic de Avilés de 2017.

JULIO CÉSAR IGLESIAS: Licenciado en Historia. Escritor y guionista. Ha colaborado con diversos medios dedicados al análisis literario y a la novela gráfica..

Su primer cómic juntos, Mary Shelley: La muerte del monstruo, se publicó en España con Diábolo Ediciones a finales de 2016. La hierba del estío (Diábolo Ediciones, abril de 2018) es su segunda publicación juntos. También han colaborado en el homenaje colectivo Frankenstein resuturado (Ediciones Alrevés, marzo de 2018).

Las declaraciones de los autores están extraídas de la entrevista que Proyecto Naschy les realizó con motivo de la publicación de La hierba del estío. Tanto Mary Shelley: La muerte del monstruo como la obra posterior de los autores, La hierba del estío están publicadas por Diábolo Ediciones y pueden adquirirse aquí.

 

 

‘TerrorMolins 2018’: Buen cine y mejor ambiente

19 noviembre 2018 Deja un comentario

 

Tras el Festival de Sitges llegan dos citas obligadas para Serendipia, por cercanía, por calidad y por amistad: Cardoterror (del que ya les hablamos en su momento), y TerrorMolins, con el que cerramos, por este año, nuestra agenda festivalera. En esta ocasión Molins ha rendido un merecido homenaje al director Brian de Palma con una magnífica exposición, una retrospectiva con cuatro perlas de su filmografía y un libro editado por Hermenaute en el que se analizan todos sus filmes. Pero claro, en TerrorMolins ha habido muchas más cosas, que pasamos a repasar:

(Fotos: Serendipia. Excepto la indicada)

CINE EN LA PENI

¡Qué fantástico aspecto tiene La Peni con esa dos emes en los laterales!

El festival se inició el viernes 9 de noviembre con la premiere española del filme danés Cutterhead, de Rasmus Kloster Bro (2018), que el propio director y su protagonista, Christine Sønderris, se encargaron de presentar. Durante ese primer fin de semana se ofrecieron, además, diversos títulos como Annunaki, los caídos del cielo (Joan Frank Charansonnet y Rubén Vilchez, 2018) en premiere mundial; Amateur (Sebastián Perilló, 2016); el documental El Pionero. El cine parapsicológico de Sebastià D’Arbó (Luis Esquinas, 2018) y la india BCN Knockout!, de Puri Jagnnadh (2013-2014) que tantas alegrías nos diera en su proyección durante las Nits de Cinema Oriental de Vic y que se ofrece en Molins por gentileza del festival que dirige nuestro amigo Quim Crusellas.

¡¡¡Imponente!!!

No es pues hasta el lunes 12 que se inicia la proyección de los largometrajes a competición, que fueron los siguientes: la canadiense What Keeps You Alive (Colin Minihan)y ; la producción sueca Blood Paradise (Patrick von Barkenberg) que se ofreció en premiere europea; la estadounidense The Witch in the Window (Andy Mitton) en premiere española; la mexicana Vuelven (Tigers Are not Afraid) de Issa López; Los huérfanos (Pengabdi Setan, Joko Anwar, 2017); la producción francesa La nuit a dévoré le monde (Dominique Rocher); la catalana After the Lethargy de Marc Carreté en premiere española; y Lord of Chaos de Jonas Åkerlund, producida por Inglaterra y Suecia. Además de  Summer of 84 (Francois Simard, Anouk Whissell y Yoann-Karl Whissell), Ghostland (Pascal Laugier) y The Devil’s Doorway (Aislinn Clarke) que se proyectaron durante la tradicional maratón de 12 horas del sábado. Un total de once producciones, algunas vistas en Sitges y otras, tal y como hemos señalado, en premiere española, europea e incluso mundial. Además, dentro de la sección Being Different se ofrecieron la argentina Abrakadabra (Luciano y Nicolás Onetti); las canadienses I’ll Take Your Dead (Chad Archibald) y Lifechanger de Justin McConnell, en premiere española; Piercing (Nicolas Pesce); la coreana Gonjiam: Haunted Asylum, de Jung Bum-Sik; y en premiere española, la británica Book of Monsters (Steward

Albert y Jordi Batet Trias presentando una de las cintas de Brian De Palma

Sparke). También dentro de la maratón se se proyectaron Lasso (Evan Cecil) y Puppet Master: The Littles Reich (Sonny Laguna y Tommy Wiklund) y como película sorpresa la coreana Kamera o tomeru na! (One Cup for the Dead, Shin’ichirô Ueda, 2017).

A todo esto hay que sumar la sesión especial Movistar Plus, en la que se proyectó Leatherface (Alexandre Bustillo y Julien Maury, 2017); y, por supuesto, las películas del homenajeado, Brian de Palma, El fantasma del paraíso (Phantom of the Paradise, 1974), Carrie (1976), La furia (The Fury, 1978) y Vestida para matar (Dressed to Kill, 1980), en magníficas copias en visionado DCP, una maravilla de imagen y sonido que hicieron muy especiales esas sesiones.

La sesión de clausura contó con un homenaje al actor Jack Taylor, que recibió el premio del Festival por toda su labor cinematográfica, proyectándose el documental Jack Taylor, testigo del fantástico, de Diego López, que lo presentó. Finalmente Ángel Sala, responsable del Festival de Sitges, se encargó de hacer la presentación de Mandy (Panos Cosmatos, 2018), la explosiva cinta de clausura, tras la cual se celebraría una fiesta para todo aquel que quiso ir.

Jack Taylor recibiendo el premio de TerrorMolins por su carrera.

Por su parte la Sección Oficial de Cortometrajes del Festival de Cine de Terror de Molins de Rei 2018 constó de 24 trabajos provenientes de todo el mundo que fueron seleccionados de entre los 348 recibidos a concurso.

CINE EN LA GÓTICA

¿Acojona, eh?

El año pasado el festival inauguró La Gótica, su segunda sede, un espacio histórico, pues se trata de una de las dependencias del antiguo Palacio de los Requesens, mandado construir por Galcerán de Requesens y Santacoloma a mediados del siglo XV e inscrito en el Registro de Bienes Culturales de Interés Nacional de La Generalitat, y que fue rehabilitado el 2014 en un esfuerzo conjunto entre el Estado Español, la Generalidad de Cataluña y el Ayuntamiento de Molins de Rei. Y la Gótica ha sido el marco ideal para las sesiones retrospectivas, así como para algunas de las muchas actividades englobadas en TerrorMolins 2018, todas ellas, gratuitas.

Serendipia es muy de clásicos, y en esta edición del festival de Molins, además de los cuatro filmes de Brian de Palma, los asistentes han tenido ocasión de disfrutar, en este nuevo espacio, de grandes películas, favoritas de todos los tiempos como son El ladrón de cadáveres (The Body Snatcher, Robert Wise, 1945), La noche del demonio (Night of the Demon, Jacques Tourneur, 1957), Dementia 13 (Francis Ford Coppola, 1963), Terror ciego (See no Evil, Richard Fleischer, 1971) e Images (Robert Altman, 1972).

Javier Rueda, Albert Galera y Serendipia al completo (Foto: Joan Gosa)

Pero además pudo verse El incinerador de cadáveres (Spalovac mrtvol, Juraj Herz, 1969), con un coloquio posterior moderado por Javier Rueda (programador del Zumzeig) que contó con Albert Galera (Director Artístico del terrorMolins) y el propio Serendipia, que disertaron sobre la película en sí y sobre su visión de los límites del terror. Esto, como pueden suponer, nos hizo especial ilusión. También hubo espacio para el cine canalla con Apocalipsis Voodoo (Vasni J. Ramos, 2017) divertida mezcla de cine de terror y thriller policíaco repleto de zombies, luchadores mexicanos, peleas a lo Terence Hill, Kung-Fu chungo y comandos, una batiburrillo imbatible apoyado por muchos chistes chuscos, personajes descacharrantes y una fantástica banda sonora. Sin olvidar Sexo sangriento (Manuel Esteba, 1981), Rabbia furiosa: Er Canaro (Segio Stivaletti, 2018) o el documental Jack Taylor, testigo del fantástico (Diego López ), que se proyectó también en La Gótica.

Ni el propio Bava podría haberlo iluminado mejor…

En TerrorMolins también hubo espacio para las webseries con El punto frío, compuesta de cinco capítulos de entre 15 y 20 minutos de duración dirigidos por Alberto Ortega y escritos por Ángel Agudo. Inspirada en la leyenda de la Santa Compaña, la serie está producida por RTVE en colaboración con Dadá Films & Entertainment y protagonizada por Natalia Rodríguez, David Solans y Lola Baldrich, entre otros. Trashorama, el demento sello dedicado al más loco cine oriental y la serie-B más indigna, contribuyó a la fiesta y el dislate con episodios de HollyBrut. Finalmente, estaba previsto un duelo de cortometrajes entre dos festivales, Fantosfreak y FantBilbao, con la presencia de los directores de ambos certámenes: Rafa Dengrà y Francisco Javier Donate, respectivamente, pero debido a las inclemencias meteorológicas, se decidió suspender.

La Gótica también fue escenario de una Room Escape vinculada el film Carrie; “Tu primera escena de terror”, un taller de cinema infantil; o los Molins Horror Games.

EXPOSICIÓN

Jordi Batet, el cine en las venas.

Del 26 de octubre al 25 de noviembre de 2018, la Sala d’Exposicions de Ca N’Ametller de Molins de Rei acoge la exposición gratuita De Palma vs De Palma, que por primera vez exhibirá material privado del catalán Jordi Batet Trias, el mayor coleccionista de materiales vinculados a la obra del prestigioso cineasta.

La exposición De Palma vs De Palma , es uno de los actos más importantes de la 37ª edición del TerrorMolins y ofrece un recorrido por la obra de este cineasta de referencia, a partir del desdoblamiento de varios conceptos recurrentes en su trabajo. El visitante podrá descubrir carteles originales de sus películas -creados por artistas de todo el mundo-, fotografías de rodaje y fotogramas de sus filmes, objetos originales y un video exclusivo que conmemora esta exposición y que se podrá ver en uno de los espacios habilitados dentro de la propia sala. Un sobrecogedor video-montaje compuesto de diversas escenas pertenecientes al cine de De Palma. Violencia, sexo, pulsiones y diferentes miradas del director través de las imágenes de sus filmes, conectándolas.

La exposición fue asimismo, el marco donde se presentó, el domingo 4 de noviembre, el libro oficial del festival, de igual título que la exposición, escrito para la ocasión y publicado por la editorial Hermenaute. Con este ya son tres las colaboraciones entre el festival y la editorial catalana.

PALMARÉS TERRORMOLINS 2018

COMPETICIÓ OFICIAL DE LLARGMETRATGES:

– PREMI MILLOR MAQUILLATGE I FX – The Night eats the world
– PREMI AL MILLOR GUIÓ – Pascal Laugier (Ghostland)
– MILLOR ACTRIU – Paola Lara (Tigers are not afraid)
– MENCIÓ ESPECIAL DEL JURAT A MILLOR ACTRIU – Brittany Allen (What keeps you alive)
– MILLOR ACTOR – Rory Culkin (Lords of Chaos)
– MENCIÓ ESPECIAL DEL JURAT A MILLOR ACTOR – Lalor Roddy (The Devil’s Doorway)
– MILLOR DIRECTORA: – Tigers are not afraid “Vuelven” (Issa López)
– MILLOR PEL·LÍCULA – Lords of Chaos (Jonas Åkerlund)

COMPETICIÓ OFICIAL DE CURTMETRATGES:

– PREMI MANEL GIBERT DEL PÚBLIC per a BAGHEAD d’Alberto Corredor
– PREMI MILLOR MAQUILLATGE I FX per a HELSINKI MAINSPLAINING MASSACRE de Milla Sevon
– PREMI AL MILLOR GUIÓ per a GREEN LIGHT, RED LIGHT de Kyubin Lee
– MILLOR INTERPRETACIÓ per a SAVANNAH FORAN McDANIEL del curt HERE THERE BE MONSTERS.
– PREMI MÈLIÉS DE PLATA AL MILLOR CURT EUROPEU per a LA NORIA de Carlos Baena
– PREMI A CONTRACORRIENTE FILMS AL MILLOR CURT per a POST MORTEM MARY de Joshua Long
– MENCIÓ ESPECIAL DEL JURAT ALS EFECTES ESPECIALS del curt LABORATORY CONDITIONS de Joe Russell

PREMIS DE LA CRÍTICA D’OR DE BLOGOS DE ORO:

– MEJOR LARGOMETRAJE: Tigers are not afraid por su fiera crítica a través del cine fantástico a la dramática situación en la que viven los niños sin techo mexicanos haciendo evidente que a veces la realidad supera los límites del terror.

– MEJOR CORTOMETRAJE: Post mortem Mary por su cuidadosa puesta en escena de época, con excelentes actuaciones y una realización impecable que combina perfectamente terror y humor negro, aportando originalidad dentro del subgénero.”

PREMI 20 SEGONS MOVISTAR:

– MILLOR CURT per a LA FAVORITA de Samuel Nogaledo

CONCURS DE MICRORELATS:

– MILLOR MICRORELAT DE TERROR EN CATALÀ:
Premi: No et giris, de Javier Fernández Mata (Igualada)
Accèssit: Transit del mil·lennista, de Sergi G. Oset (Barcelona)
– MILLOR MICRORELAT DE TERROR EN CASTELLÀ:
Premi: Altruista, de Maria Gil Diz (Xinzo de Limia, Ourense)
1r Accèssit: Torturas, de Julián Sánchez Caramazana (Barcelona)
2n Accèssit: La madre, de Edweine Loureiro da Silva (Souka-Shi, Saitama, Japó)
– PREMI INSTITUTS AL MILLOR MICRORELAT DE TERROR: Desert

Un palmarés, como vemos, muy repartido y en el que la gran vencedora, con premio a mejor película y actor protagonista ha sido Lord of Chaos, una magnífica cinta que sin despreciar cierto tono de comedia relata hechos dramáticos, no ahorrando al espectador la violencia de algunos asesinatos. Otra cinta que ha obtenido dos premios importantes ha sido Vuelven (Tigers Are Not Afraid) por la dirección de Issa López y la interpretación de Paola Lara, además del premio de la crítica a la mejor película. Por su parte Pascal Laugier se llevó el de mejor guión por Ghostland, una de nuestras favoritas del año.

Un festival bien organizado, con envidiable infraestructura (hasta Ángel Sala piropeó La Peni bromeando con llevársela a Sitges), buena selección de programación y, sobre todo, mucha dedicación y cariño al cine. Al buen cine. Y mucho cariño hacia un longevo festival que se sabe querido.

¡¡¡NOS VEMOS EN TERRORMOLINS 2019!!!

 

 

Categorías:Terror Molins

El cine en zapatillas: ‘Call TV’ y ‘La última ola’ (Regia Films)

19 noviembre 2018 Deja un comentario

CALL TV (Norberto Ramos del Val, 2017)

España. Duración: 85 min. Guión: Pablo Vázquez y Ricardo López Toledo Fotografía: César Montegrifo Música: José Sánchez-Sanz- Formato Pantalla: 2,40:1 (16/9) Anamorphic Widescreen Audio: Castellano 5.1 Subtítulos: Inglés Extras: Videoclip, Falsos Spots, Trailer. Caratula reversible.

Reparto: María Hervás, Ismael Martínez, Álvaro Lafora, Ana del Arco

Sinopsis: Presentar un Call TV no debería ser una tarea muy complicada; aguantas a los salidos, les ríes las gracias a unas cuantas señoras aburridas y hablas sola delante de una cámara toda la noche. Eso es lo mismo que piensa Lucía (María Hervás), una actriz en horas bajas, que huye de un pasado tan trágico como disparatado cuando acepta la oportunidad que le ofrece Charly (Ismael Martínez) para empezar a trabajar esa misma noche. Ésta podría fácilmente convertirse en la peor noche de su vida cuando, por una llamada misteriosa, el programa se convierte en un telesecuestro. Hugo (Álvaro Lafora), su fan número uno, sale al rescate junto a su tarada novia Avril (Ana del Arco).

Todos hemos visto mucho cine. A título personal, pero también a título colectivo, y eso es tanto como decir que hace mucho que nosotros y la sociedad perdimos la ingenuidad, la han perdido los espectadores, pero también (y quizás sobre todo) la han perdido las gentes que se dedican profesionalmente a esto del séptimo arte. El cine de hoy es un arte de bisnietos de aquellos pioneros que establecieron las bases, por eso tiene mucho de autorreferencia, de revisita, de homenaje y, todo ello siempre en el mejor de los casos, de revisión y reinvención de códigos. Apenas existen películas, en Occidente al menos y dejando de lado los blockbusters, que no tengan también una pátina de ensayo, no se dejan leer linealmente pues estamos obligados a rebobinar para no perdernos la cita que resultará clave en el análisis que nos propone. Ni siquiera las más frescas gozan de una frescura total. Y, créannos, a veces da pereza, mucha pereza. Con la edad uno es cada vez más partidario de que los experimentos se hagan con gaseosa, uno se atrinchera en su personal repertorio de clásicos y allí, en ese refugio/altar nos solazamos de las excursiones a lo moderno.

Por todo eso, tiene mucho mérito que Norberto Ramos del Val nos saque una y otra vez de nuestra batcueva y nos lleve de excursión por sus propuestas pintorescas. Será porque siempre sabe cómo ganarse nuestras simpatías, aunque pertenezcamos a generaciones distintas y su humor no siempre sea el nuestro. Será, también, porque su enfoque, su voz cinematográfica, es particular, personal e intransferible, y siempre nos gusta aquello que no es clon de nada. Esta vez nos ha sacado a bailar con Call Tv, su película casi normal que aspira a escalar mundos más amplios que ese universo de gafapastas que siempre parece ser el reducto al que quedan relegadas las películas que se escapan del tópico. Norberto nos trae una película nocturna, disparatada, que tiene a Jo que noche o Algo salvaje en su maletero, sin caer nunca en la cita, que no es un homenaje sino un nuevo jalón en ese río de thrillers en clave de comedia en el que la irrealidad y lo real se dan la mano en una vorágine de acontecimientos divertidos y tristes a la vez, patéticos y simpáticos a partes iguales.

Call TV, como su título indica, toma como falsilla el submundo de esos programas de preguntas trampa que llenan las emisiones de madrugada, tan casposos, pero que tan buenos momentos dan a los noctámbulos que no consiguen bajar su espitado ánimo, que no consiguen salir de esos estado alterados de la mente inducidos por la noche y sus trampas. Un subproducto grotesco que en manos de Norberto (y de Pablo Vázquez, su guionista casi de cabecera) se convierte en el envoltorio perfecto para la revisión crítica de las constantes de nuestro tiempo, como ambos comentaban en Las Horas Perdidas, “habla de metacine, de la lucha de sexos, de la serie B, de la soledad, de la madurez, de la sociedad en la que vivimos ahora mismo, la maldita crisis que nos hace sentir más indefensos y más hostiles los unos con los otros, la envidia, la voracidad del trepismo, el cinismo como filtro para ver el mundo globalizado, la normalización de la megalomanía, y de los mundos reales y virtuales que nos rodean“. No hay ni gota de ingenuidad en la historia de Lucía (soberbia María Hervás), una actriz venida a menos que se ve obligada a aceptar un trabajo depresentadora en un Call TV y cuya primera noche se convertirá en un horror pesadillesco; pero sí hay raudales de frescura, introducidos en gran manera porque Norberto siempre hace cine para sí mismo (trata de rodar la película que le gustaría ver a él como espectador) que es la mejor manera para dirigirse a los demás. Una frescura que tiene que ver también con el uso de los giros de guión, que se nos ocurre tildar de arbitrarios y que logran darle al filme su tono de crónica surrealista (y que hacen que la película no sea tan normal como su director cree, dicho sea de paso).

Mucho cine dentro del cine es el que respira esta cinta. Por sus planteamientos argumentales que permiten incluso  bromas con el supuesto cine snuff, con los vídeos virales de Internet, con el mundo de los cineastas con ínfulas y con su extremo opuesto que es el universo de la telebasura (los extremos se tocan, ya se sabe). Pero también por las influencias que no se ocultan, esos azules y rojos llegados de Mario Bava, esa sangre de tono irrealmente encendido que nos llevan de cabeza al giallo, género de las entretelas de Norberto, y esa revisión de los roles que nos propone al dar a las mujeres el papel protagonista, lejos de su papel de rubias florero y reinas del grito que han poblado el género.

Y mucho de crítica social, introducida en gran medida por esa inversión de los protagonismos habituales. Los personajes de Norberto están  siempre poseídos por la impotencia, el asombro y el desconcierto, pero dentro de ello son las mujeres las que tienen verdadera capacidad de reacción frente al plantel de varones  cretinos que las rodean. Norberto nos las sirve además vestidas (por desvestidas, en ocasiones) de una sensualidad enormemente bella, como solo puede retratarlas un hombre que se siente atraído por las mujeres y que es feliz de que así sea. Por todo ello su obra es un idóneo vehículo para plantear la guerra de los sexos, tan subrayada en nuestro presente, y lo es para hacerlo con la exquisita incorrección política que tanta falta nos hace.

Y lo mejor de todo es que la reflexión no oculta la acción, la voluntad de analizar no margina la de divertirse. La película es un divertido divertimento, lo han pasado bien sus artífices y lo harán sus espectadores. Créannos, de las contadas veces en las que vale la pena abandonar eso que Josep Plà llamaba “tebaida de la misantropía”, una de ellas es la posibilidad de ver el cine de Norberto, que es moderno (más de lo que a él quizás le gustaría), pero que se acerca a la añorada inocencia del cine de los clásicos por vía de la irreverencia.

LA ÚLTIMA OLA (The Last Wave, Peter Weir, 1977)

Australia. Duración: 110 min. Guion: Peter Weir, Tony Morphett & Petru Popescu Música: Charles Wain – Fotografía: Russell Boyd & Ron Taylor Formato Pantalla: 1,85:1 (16/9) Anamorphic Widescreen Audio: Castellano, Inglés – Subtítulos: Castellano

Reparto: Richard Chamberlain, David Gulpilil, Nandjiwarra Amagula, Olivia Hamnett, Frederick Parslow, Vivean Gray, Walter Amagula, Roy Bara

Sinopsis: Una serie de violentas precipitaciones meteorológicas suceden por toda Australia y al mismo tiempo el abogado David Burton (Richard Chamberlain) vuelve a sufrir unas extrañas pesadillas que no tenía desde que era un niño. Cuando David decide hacerse cargo del caso de asesinato de un aborigen australiano a manos de un grupo de sus iguales en la ciudad de Sídney, todos los extraños sucesos que ocurren en los últimos días empezarán a relacionarse y a tomar un increíble sentido…

Tras un buen puñado de cortometrajes y algún mediometraje, el australiano Peter Weir debutó con la extraña comedia fantástica Los coches que devoraron París (The Cars That Ate Paris, 1974) y de ahí fue directo a su primera obra maestra, Picnic at Hanging Rock (1975) película que no ha hecho más que reclutar entusiastas fans desde su estreno. Extraña, mágica… mucho de ella conserva La última ola (The Last Wave, 1977) siguiente propuesta del director dentro de un cine fantástico que sugiere, más que mostrar y en el que lo fantástico surge de entre lo cotidiano. Hay en La última ola profecías apocalípticas, sueños proféticos y templos arcanos ocultos entre los desechos de la sociedad que ha ocupado el lugar de los auténticos habitantes de Australia, sus aborígenes. Con un innegable mensaje ecologista, que contribuye a la vigencia de esta propuesta, La última ola es una de esas películas que Serendipia estaba deseando recuperar y que está protagonizada, casi exclusivamente, por un Richard Chamberlain en estado de gracia que apostó por rodar con Weir, a pesar de ser desconocido todavía en Estados Unidos, tras ver Picnic at Hanging Rock. El cine de Peter Weir vuelve a hablarnos del olvido de lo primordial, del valor de la naturaleza, casi mágico, y de cómo le damos la espalda. Nuestras sociedades priman el consumo, abrazan una moral que se basa en estereotipos y así, poco a poco, vamos corrompiendo nuestro entorno. Pero esa naturaleza que hemos olvidado sigue presente y acabará rebelándose en contra nuestra. La última ola parece decirnos que el apocalipsis es inevitable. Estamos pues ante un ejemplo de cine-denuncia, que tiene la virtud de maridarse con lo fantástico, y esa fusión es la que la convierte en una cinta fuera de lo común.

Ambos títulos disponibles en: http://www.regiafilms.com/

Serendipia’s Sitges Film Festival 2018. Palmarés y conclusiones

17 noviembre 2018 Deja un comentario

PALMARÉS SITGES 2018                                                             (Fotos: Serendipia)

 

Secció Oficial Fantàstic Sitges 51

Mejor película: CLIMAX, de Gaspar Noé

Premio especial del jurado: LAZZARO FELICE, d’Alice Rohrwacher

Mención especial del jurado: L’HEURE DE LA SORTIE, de Sébastien Marnier

Mejor dirección: Panos Cosmatos, per MANDY

Mejor interpretación femenina (patrocinat per Vallformosa): Andrea Riseborough, per NANCY

Mejor interpretación masculina: Hasan Ma’jun, per PIG

Mejor guion (patrocinat per CaixaBank/ Obra Social ‘la Caixa’): Quentin Dupieux, per AU POSTE!

Mejores efectos especiales (patrocinat per Slate): Atsushi Doi, per INUYASHIKI

Mejor fotografía: Panjar Kumar, per TUMBBAD

Mejor música: Chu Ishikawa, per KILLING

Gran premi del públic (patrocinat per La Vanguardia): UPGRADE (ILIMITADO)

Premio del Público Panorama Fantàstic: MONSTRUM

Premio del Público Sitges Documenta: GOODBYE RINGO

Mejor cortometraje (patrocinado por Fotogramas): POST MORTEM MARY, de Joshua Long

Noves Visions

Mejor película Noves Visions : DESENTERRANDO SAD HILL, de Guillermo de Oliveira

Mejor director: Philip Groning, per  MY BROTHER’S NAME IS ROBERT AND HE IS AND IDIOT

Mejor cortometraje Noves Visions Petit Format: DEER BOY, de Katarzyna Gondek

Mención especial: DOMESTIK, d’Adam Sedlák

Mención especial a la mejor actriz: Jessie Buckley, per BEAST

Mención especial: CHERNOBYL, 1986, de Toni Comas

Blood Window

Mejor película: MUERE, MONSTRUO, MUERE, d’Alejandro Fadel

Méliès

Méliès de Plata mejor película: FUGUE, d’Agnieszka Smoczynska

Méliès de Plata al mejor cortometraje: THE DEATH OF DON QUIXOTE, de Miguel Faus

Focus Àsia

TUMBBAD, de Rahi Anil Barve, Anand Gandhi Lee An-kyu

Mención especial: MAY THE DEVIL TAKE YOU, de Timo Tjahjanto

Anima’t

Mejor película m: MIRAI, de Mamoru Hosoda

Mención especial largo de aminación: TITO E OS PÁSSAROS, de Gustavo Steimberg, Gabriel Bitar, André Catoto

Mejor cortometraje: THE WHEEL TURNS, de Sang Joon Kim

Mención especial corto de animación : UNTRAVEL, d’Ana Nedljkovi, Nikola Majdak Jr.

Órbita

Mejor película : AMERICAN ANIMALS, de Bart Layton

Mención especial: FLEUVE NOIR, d’Erick Zonca

Fantàstic Discovery

Mejor película: MAQUIA: WHEN THE PROMISED FLOWER BLOOMS, de Mari Okada

Midnight X-Treme

Millor pel·lícula / Mejor película / Best feature length film: MAY THE DEVIL TAKE YOU, de Timo Tjahjanto

Premi Brigadoon Paul Naschy

BAGHEAD, d’Alberto Corredor

Jurat de la Crítica

Premio de la crítica Josep Lluis Guarner / Jose Luis Guarner Critics’ Jury Award: LAZZARO FELICE, d’Alice Rohrwacher

Premio Citizen Kane a la mejor dirección novel / Citizen Kane Award for best new director: DOMESTIK, d’Adam Sedlák

Mención especial Premio de la crítica Josep Lluis Guarner / Special mention: UNDER THE SILVER LAKE, de David Robert Mitchel

Slatix Sitges Cocoon

Millor pel·lícula en realitat virtual / Mejor película de realidad virtual / Best virtual realty film (patrocinat per Slatix): DEERBROOK, de Grayson Moore, Aidan Shipley, John Riera, Connor Illsley

Premis SGAE Nova Autoria

Mejor dirección: JAURÍA, de Gemma Blasco

Mejor guion: Aleix Abulí, per CIUTAT I SELVA

Mejor música original: Natasha Arizu, per DOT

Jurat Carnet Jove

Mejor película: LAZZARO FELICE, d’Alice Rohrwacher

CONCLUSIONES A UN MES VISTA

Alex Proyas

Si la pasada edición del cincuenta aniversario la vimos normalita, tirando a floja, en cuanto a programación e invitados, este año la cosa ha sido muy diferente, pues, bajo nuestro punto de vista, tanto la selección de títulos como el número y prestigio de los invitados han sido realmente impresionantes. Contar con presencias tan importantes, para el cinéfilo en general y el fan en particular, como la de Peter Weir, Ron Perlman, M. Night Shyamalan, Pam Grier, Ed Harris, Nicolas Cage, Traci Lords, Helga Liné, Douglas Trumbull, Jack Taylor, Alex de la Iglesia, Alex Proyas o Dyanne Thorne, por decir tan solo unos cuantos, ha conseguido que esta edición, a nuestro parecer, permanezca como una de las más importantes de su historia y, por supuesto, la más potente de los últimos 10 años.

También la cosecha de fantástico ha sido remarcable. Estaban todos los títulos que el aficionado deseaba ver: Suspiria, Halloween, The House that Jack Built, Climax, Apostle, Ghostland, Mandy, Under the Silver Lake, Overlord y Summer of ’84. Pero también pudo disfrutarse de interesantes hallazgos y clásicos inmortales o recuperados. Quizás el bicentenario de la publicación de Frankenstein no brilló ni tuvo el protagonismo que sí que tuvo el año anterior el homenaje a Drácula, pero 2001, una odisea del espacio cumplía 50 años y no solo se trata de un título emblemático del fantástico, sino también es la película favorita de todos los tiempos del director del certamen.

AMBIENTE E INFRAESTRUCTURA

Sorprendentemente, la reflexión escrita sobre el cincuentenario nos sirve y confirma lo que en ella se había comentado en vista de los hechos sucedidos durante la presente edición. Y es que el festival de Sitges sigue en su empeño de lanzar el mensaje de que este festival está organizado para el público. Es cierto que el público es quien levanta (además de la calidad de la programación, claro) los festivales,  pero también les puede llevar a morir de éxito cuando complacer su demanda les suponga desvirtuar el espíritu original del certamen. Y Sitges debería estar especialmente dirigido, por su fidelidad, al público del fantástico, y no tan solo al público en abstracto, al generalista, que señala estas fechas de festival como lo haría con cualquier otro evento en su agenda, sin que les suponga nada especial.

Peter Weir y Ed Harris: Q&A tras el pase de El Show de Truman (The Truman Show, 1998)

Nos ha parecido un tanto fuera de lugar la asistencia de youtubers al Festival de Sitges, especialmente porque se les ha tratado con igual o mayor atención que algunas estrellas o directores de cine. El mazazo a la organización y la tomadura de pelo al público que propinó uno de ellos, fue la gota que colmó el vaso. ¿Realmente es necesario para un festival del calibre de Sitges la resonancia mediática obtenida por la asistencia de estos invitados? Humildemente pensamos que no lo necesita, pero somos conscientes de que es posible que cedan ante la presión de patrocinadores que tan solo se preocupan porque su producto tenga eco, sea de la manera que sea.

Luis Esquinas y Sebastià D’Arbó presentando el documental ‘El pionero’

Otra cosa que nos gustaría destacar son los límites entre la prensa ‘especializada’ y el fan. Los amantes del fantástico son los que fielmente acuden durante todo el certamen, o al menos a la mayor parte posible del mismo, y no sólo los domingos y otras fiestas de guardar. Y lo hacen año tras año, no siguiendo tendencias o modas, pues este es el evento que esperan con más ilusión durante todo el año. Cierto es, además, que gran parte de estos fans del fantástico está compuesto por abonados, industria y prensa de blogs, fanzines y páginas web, que a fin de cuenta son los medios ‘especializados’. La prensa ‘especializada’ trabaja, en la mayoría de casos, por amor al arte y con la esperanza de poder tener acceso a acreditación y entrevistar, no ya a una estrella, pero sí quizás a alguna vieja gloria. Esas entrevistas se preparan, no se improvisan, y este tipo de prensa sabe perfectamente ante quien está. O así debiers ser. También, suele suceder, que, tanto como especialistas, sean fans y aprovechen ese, cada vez más escaso tiempo, para obtener una firma del entrevistado, todo ello dentro del tiempo adjudicado. Esto no debería molestar a la organización, pues entre tanta película es el único momento en el que la faceta fan sale a relucir. Y con mucha honra, pues una cosa no está reñida con la otra. Tan solo basta con ver las redes sociales de los responsables del festival para comprobar que todos ellos, salidos de ese fandom, no dudan en

Autores de la editorial Applehead Team presentan la colección ‘Noche de lobos’

fotografiarse o llevar sus fetiches para rubricar. Sean comprensivos. Lo decimos por el exceso de celo que quizás ha habido para proteger a los invitados. A veces parecía que se temiera por su seguridad. Nunca, en todas las ediciones en las que Serendipia ha asistido hemos visto una presencia de seguridad tan grande ni semejante ímpetu por alejar a los invitados de los fans. Estamos de acuerdo en que hay que protegerlos, por supuesto, pero quizás las medidas han sido un tanto excesivas.

Por otra parte nos alegramos al saber que el festival no debe temer por sus números, pues tal y como informaron al poco de finalizar, esta edición superó, en número de venta de entradas, al Festival del 50 aniversario, que había registrado un récord histórico.

Pasando a las infraestructuras, las salas han cumplido con sus objetivos. Tramuntana se ha consolidado consiguiendo que el espectador pueda jugar con esta sala y l’Auditori para organizarse sus jornadas cinéfagas sin tener que darse largos paseos del pueblo al Melià… y viceversa. También ofrece la oportunidad de ver propuestas pertenecientes a secciones como Noves Visions, que en su mayor parte se acostumbran a ofrecer en el Prado sala que, por cierto, ha proseguido con su magnífica remodelación con nuevas y confortables butacas pero siempre respetando los magníficos frescos y su sabor clásico. Quizás sería hora de que también El Retiro hiciera un pensamiento al respecto…

Dani Moreno fotografía a Juan Carlos Gallardo que muestra, feliz, su película recientemente editada en DVD.

En nuestro 51 Festival de Sitges particular hubo, sobre todo, cine, mucho cine, pues Serendipia como ya es habitual se concentró en ver muchas películas: 44 concretamente. Se intentó sacar tiempo para otras actividades, como presentaciones de libros y fanzines o acudir a más ruedas de prensa, pero fue técnicamente imposible. Tampoco pudimos escaparnos a ver las interesantes exposiciones. Pero se pudieron realizar dos entrevistas con divas de la categoría de Helga Liné y Dyanne Thorne, y también conseguimos algunos bonitos autógrafos, no todos los que hubiéramos deseado, pero los suficientes. Y ante todo valoramos los buenos ratos compartidos con amigos. Vivencias  y momentos que se perderán en el tiempo… como lágrimas en la lluvia… O así.

Y como cada año abandonamos Sitges prometiéndonos que en la siguiente edición nos tomaremos las cosas con más calma. Reservando más tiempo para la pausa e intentando alimentarnos de manera más saludable. Pero no hay solución. Conforme avanzan los (escasos) días desde su finalización, comienza la comezón y las ganas de volver, así que…

¡¡Nos vemos en  Sitges 2019!! (…si nos dejan)

¡Donde Proyecto Naschy celebrará, además, su décimo aniversario!

Categorías:Festival de Sitges

Serendipia’s Sitges Film Festival 2018: Novena cápsula

17 noviembre 2018 Deja un comentario

SÁBADO 13 DE OCTUBRE DE 2018                                             (Fotos: Serendipia)

… Y llegamos, agotados, a la última jornada del festival. Agotados pero satisfechos, nos adentramos en la Sala Tramontana. Y es que hoy vamos a pasar casi todo el día allí, pues los preparativos y el propio concierto de John Carpenter monopolizan l’Auditori.

Y el día comienza con un magnífico thriller japonés, Korô no chi (The Blood of Wolves, Kazuya Shiraishi), que  ambientado en 1988, es una buddy movie con policía novato recién licenciado en la academia y detective veterano con conexiones en la Yakuza. Yakusho Koji interpreta al desencantado detective que deberá mediar para evitar la guerra entre los diferentes clanes. Áspera e intensa, la cinta de Shiraishi fue una buena despedida del cine oriental en el festival.

M. Night Shyamalan era otro de los grandes esperados del festival y llegó su momento. Amable y atento fue, como varios de los invitados durante esos días, duramente escoltado para protegerle de que nadie se le acercara, todo ello ante su propia sorpresa. En los dos encuentros que tuvo, uno con la escasa prensa acreditada por su productora y otro con los espectadores y la prensa que no fue acreditada por la mañana, Shyamalan estuvo cercano, divertido, amable y respondió a cuanta pregunta se le hizo. Presentó el trailer de su próxima película Glass, continuación de Múltiple (Split, 2016), que a su vez era un cruce con El protegido (Umbreakable, 2000). Otro de los grandes momentos del Festival de Sitges que, lamentablemente, supo a poco, y no me pregunten bien por qué.

Shyamalan junto al director y el subdirector del festival

An Evening with Beverly Luff Linn es la nueva propuesta de Jim Hosking, que tanto diera que hablar con su esperpéntica The Greasy Strangler (2016). La cinta es otra historia en la linea de aquella: humor disparatado, situaciones  absurdas y ridículas y un argumento que no sabemos muy bien como explicarles (aunque igual esto ya fuera producto del agotamiento acumulado durante el festival). Y es que la sinopsis que encontramos en páginas como Filmaffinity, a saber: El insatisfactorio matrimonio de Lulu Danger va a peor cuando un misterioso hombre de su pasado llega al pueblo para llevar a cabo un evento llamado “An Evening With Beverly Luff Linn; For One Magical Night Only”; no hace más que perfilar a grandes trazos una trama que debe más a su tratamiento, a caballo entre el esperpento y la parodia, en este noir que estira hasta el límite sus ligares comunes. Una propuesta lúdica y desengrasante.

Harley Cokeliss hizo una interesante presentación y habló sobre su película, declaraciones que fueron muy resumidas por la traductora

Con gran parte de los asistentes al Festival de Sitges en el concierto de John Carpenter, Serendipia se dispuso a ver El pionero, documental de nuestro amigo Luis Esquinas, responsable de otros dos dedicados a Juan Piquer Simón y a la película Escalofrío (Carlos Puerto, 1978), y que en esta ocasión se centra en la faceta cinematográfica de Sebastià D’Arbó, mediante entrevistas con colaboradores, actores, críticos y el propio protagonista, que también aporta material de su archivo. Pero una prolongada entrega previa de premios motivó que el documental comenzara más tarde de lo previsto, impidiéndonos poder verlo en su totalidad, pues teníamos que marcharnos a otro compromiso. Tendrá que ser, pues, en otra ocasión.

Serendipia cerró, como en otras ediciones anteriores, su particular Festival de Sitges 2018 en el Prado, con una olvidada película que está viviendo su segunda juventud, Dream Demon (1988), que tuvo su oportunidad dentro de la sección Seven Chances. Dream Demon, dirigida por el americano educado en Inglaterra Harley Cokeliss, estuvo perdida durante muchos años, hasta que se pudieron localizar materiales, en tres lugares, con los cuales hacer un montaje satisfactorio, incluidos algunos cambios que el director hubiera querido hacer ya en su momento.  En la película, que ha envejecido muy bien, extraños sueños y realidad  se confunden, con unas imágenes oníricas que funcionan mejor que las utilizadas en otras películas infinitamente más populares protagonizadas por cierto sujeto cara de pizza.

Sin lugar a dudas un magnífico punto final para un Festival que para Serendipia ha sido agridulce, pues finaliza y volvemos a casa con la sensación de no haber podido abarcar cuanto hubiésemos deseado. Y es que por mucho que se intente estar en todo evento o pase, es imposible estar en la totalidad, y a eso Serendipia, especialmente el sector alopécico, debe acostumbrarse y mentalizarse.

Aún así ha sido un magnífico festival del que en la próxima, y última cápsula, sacaremos conclusiones.

 

Categorías:Festival de Sitges

Las lecturas de Serendipia: Michele Soavi (Hermenaute). Crónica de lo que fue y podría haber sido.

16 noviembre 2018 Deja un comentario

MICHELE SOAVI, CINEASTA DE LO MACABRO

Diego López/Lluís Rueda/Ángel Sala/Mike Hostench/Manlio Gomarasca/Gerad Casau

Coordinado por Diego López. Prologo de Luigi Cozzi

Hermenaute (Janus Ensayo). Encuadernación en cartoné con solapas. 172 pág. ilustradas a todo color. 

Hermenaute ha editado, coordinado por Diego López, uno de los mejores ensayos sobre cine que Serendipia ha podido leer últimamente. Su itinerario se inicia con un delicioso prólogo en el que el director y colega de Soavi Luigi Cozzi rememora los inicios de ambos en el cine como asistentes de Dario Argento y otros directores italianos de género. Un relato abierto al humor y también a la esperanza, al parecer muy próxima, de que Michele Soavi reinicie su labor en el fantástico con un secuela de su obra más completa y paradigmática, Dellamorte Dellamore (1994) su, hasta ahora, canto de cisne en el terror.

Tras esa introducción Diego López abre el repaso a las pocas, pero importantes películas que convirtieron a Soavi en un director de culto. Y lo hace aportando su visión a la ópera prima del director italiano, Deliria (1987), que recibió en España el nombre de Aquarius y que representa la perfecta conjunción entre el  Giallo, ya en declive, y el muy en boga, Slasher.

Lluís Rueda, en sus análisis a las dos siguientes cintas del realizador milanés, La Chiesa (El engendro del diablo, 1989) y La Setta (La secta, 1991), realiza una lectura que se detiene en los numerosos elementos mágicos y herméticos que ambas contienen, repasando también los de la opera prima del director y abriendo su ensayo a un mundo de simbología esotérica en el que colores y elementos, en apariencia triviales, poseen una gran importancia simbólica con puntos en común que conectan las diferentes cintas del director, otorgándole la inequívoca categoría de autor, y alejándolo definitivamente de su papel de simple alumno, aventajado, eso sí, de Argento y otros maestros italianos con los que trabajó, aprendió el oficio, y a los que en algunos casos, superó.

Ángel Sala se detiene en Dellamorte Dellamore, auténtica obra maestra del género italiano. Punto final cuando debería haber sido de inflexión en un fantástico italiano que se renovaba con Soavi y Pupi Amati. Un italianísimo canto al terror autóctono reivindicado por la crítica y los fans pero con resultado inversamente proporcional en taquilla, donde se estrelló.

Mike Hostench retoma al director cuando acaba de rodar su obra maestra mostrando su desencanto, que le llevó a decantarse por la televisión y por rodar películas enmarcadas en otros géneros cinematográficos, dejando dos valiosas cintas que Mike anima al lector a revisar: su incursión en el cine bélico (Il sangue dei vinti) y poliziesco (Arrivederci amore, ciao, 2006).

Manlio Gomarasca repasa la labor televisiva de Soavi y recupera tres entrevistas con el realizador fechadas en 1999, 2007 y 2017, dando así voz al propio realizador. Todo ello en una obra imprescindible para el amante del cine fantástico italiano, y por extensión, del mejor fantástico de todos los tiempos. Y obligada también por su  mimada edición, su archivo gráfico a todo color, y su acertada ilustración de portada, obra de Marta Torres. Todo ello a la altura de un realizador, cuyo silencio (dentro del fantástico), no hace más que acrecentar su aura mítica entre los connaisseurs.

Información y pedidos: https://www.hermenaute.com/

 

 

La periodista Conxita Casanovas nueva directora artística del BCN FILM FEST

16 noviembre 2018 Deja un comentario

La periodista Conxita Casanovas ha sido nombrada nueva directora artística del Festival Internacional de Cine de Barcelona – Sant Jordi (BCN FILM FEST). Con una amplia experiencia en el campo del periodismo cinematográfico, Conxita Casanovas tendrá bajo su responsabilidad la organización de la próxima edición del certamen, que se celebrará en los Cines Verdi de Barcelona del 22 al 30 de abril de 2019.

La organización del BCN FILM FEST, representada por los Cines Verdi y el proyecto Educacine, ha elegido a Conxita Casanovas para continuar la buena gestión del anterior director, el también periodista José María Aresté, que seguirá vinculado al festival. Aresté formará parte del Comité de Dirección del festival y coordinará el contenido del sello Educacine.

Nacida en Barcelona, Conxita Casanovas llega a la dirección del BCN FILM FEST después de ganarse una sólida reputación conduciendo, durante más de tres décadas, el histórico programa de radio en RNE “Va de Cine”. Comentarista y crítica de cineha cubierto como enviada especial de RTVE la actualidad cinematográfica en todas sus facetas, así como los principales festivales de todo el mundo y grandes eventos como los Oscar o los Premios del Cine Europeo. Con su nombramiento como directora artística del BCN FILM FEST, la periodista catalana se convierte en una de las pocas mujeres al frente de un festival de cine en España.

La trayectoria profesional de Conxita Casanovas ha sido reconocida en numerosas ocasiones. Entre las diferentes distinciones que ha recibido destacan el Premio de Comunicación Alfonso Sánchez, otorgado por la Academia de Cine por su tarea de divulgación y promoción del cine español, el Premio Ángel Fernández Santos de la Muestra de Cine Latinoamericano de Lleidael Premio Luis Buñuel del Festival de Cine de Calandao el Premio Dedicación al Cine. La Acadèmia de Cinema Català también ha premiado su labor de difusión cinematográfica, así como la Asociación de Actores y Directores de Catalunya. El programa de radio que dirige, “Va de Cine”, que actualmente tiene una versión en Ràdio 4 y otra en Radio 5ha sido galardonado en los Premios Ciutat de Barcelona.

Por otra parte, Conxita Casanovas ha sido la primera mujer en presidir el jurado de los Premios Sant Jordi y ha formado parte de los jurados de los Premios Ciudad de Barcelona, el Premio Nacional de Cine, el Premio Ojo Crítico de Cine y del Festival de Cine Horizontes de Marsella. Asimismo, ha sido miembro del comité de expertos del Ministerio de Cultura para la valoración de subvenciones a guiones y del comité de subvenciones a festivales de la Generalitat de Catalunya.

La tercera edición del BCN FILM FEST será del 22 al 30 de abril de 2019.

Categorías:BCN Film Fest
A %d blogueros les gusta esto: