Inicio > Nocturna > Nocturna 2016: una edición con sabor agridulce

Nocturna 2016: una edición con sabor agridulce

image004 - copia_editado-1

Ya sabemos que hemos tardado en publicar esta crónica. Pero nos era necesario poner distancia antes de escribir sobre el Festival Nocturna. Necesario porque se han mezclado varios sentimientos contradictorios que han hecho que, por diferentes razones, esta edición haya resultado muy especial. Tanto en lo bueno, como en lo malo, pero superando, sin duda, lo bueno en la balanza.

Nocturna, que celebró su primera edición en 2013, ha ido progresivamente aumentando secciones e invitados. Entre los nombres célebres que han acudido al evento durante las tres ediciones anteriores figuran Dario Argento, Joe Dante, Lamberto Bava Mick Garris y Robert Englund, entre otros, ilustres invitados a los que este año se les ha sumado John Landis, añadiendo brillo al festival.

Las sedes del festival fueron las mismas que el pasado año: las sesiones cinematográficas en el cine Palafox y prensa e invitados en el Hotel Conde Duque. Lo que cambió fue la ubicación para las presentaciones y charlas, que este año tuvieron lugar en la sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Callao.

DSC_0185b

LAS PELÍCULAS

Para Serendipia lo principal de un festival son las películas. Naturalmente los invitados, charlas, presentaciones y eventos dan lustre y personalidad al certamen, pero la razón de ser es la selección de títulos. Y su calidad. Y aunque no pudimos disfrutar de todos los títulos que ofreció Nocturna 2016, si podemos decir que los que pudimos ver no no eran especialmente brillantes. Quizás gran parte de la responsabilidad en esta floja selección recaiga en la necesidad de ofrecer títulos recientes no proyectados (o adquiridos para programar) en otros festivales más veteranos. Así que cierto es que el público pudo asistir a premieres, tanto europeas como mundiales, pero algunos de los títulos simplemente no estaban a la altura.

SECCIÓN OFICIAL

Nacho Vigalondo

Nacho Vigalondo

Camino (USA, Josh C. Waller) es una producción norteamericana que cuenta en su reparto con Zoë Bell, actriz Tarantoniana y doble de acción de, por ejemplo, Uma Thurman en Kill Bill que, aquí como fotógrafo, descubre la verdad que esconde el guerrillero interpretado por Nacho Vigalondo. Con su acción desarrollada al completo en la jungla colombiana (recreada en Hawai, tal y como desveló Vigalondo), aunque “hay tiros y muere gente”, no llega a ser del todo convincente, en gran parte por la falta de carisma en la interpretación del cineasta cántabro. Tal se diría que estamos ante una mediana (casi mediocre) revisión de El corazón de las tinieblas, y es evidente que para ser el coronel Kurtz, o un sosias del mismo, hacen faltan muchas tablas. De todas formas quizá esta apreciación se deba a la excesiva oscuridad con la que pudo verse la copia proyectada durante la que fue su premier europea.

Cold Moon (USA, Griff Furst) fue una de estas premieres mundiales. Nos narra como una joven es asesinada y tirada a un río en un pequeño pueblo americano. A partir de ahí uno no sabe si la cosa va en serio o en broma, dado el mal rato que hace pasar, y no en el sentido de que su tratamiento del cine de terror resulte eficaz, sino por la ineptitud de todo el equipo. Actores que interpretan convincentemente bien el papel de borracho, otros que posiblemente son amigos del director, una chica bonita con función de florero (que el listo del director trajo al festival como acompañante) y un Christopher Lloyd que debería haberse evitado el disgusto. Cuesta creer que la misma persona que escribió Bitelchús (Beetlejuice, Tim Burton) haya escrito semejante sinsentido. Aunque quizás la novela sí lo tenga.

The Offering (Singapur/USA, Kelvin Tong) En premier europea, nos ofrece enfermedades hereditarias degenerativas, fenómenos sobrenaturales y referencias bíblicas en una inquietante cinta  que no fue de lo peor de Nocturna, a pesar de terminar con un más que forzado -y trillado- exorcismo.

La producción rusa Queen of Spades: The Dark Rite, dirigida por Svyatoslav Podgaevskaya, proyectada en premier española, demuestra que en todos los países del mundo tienen derecho a chocar con los lugares comunes y tópicos del género. Este Candyman del este comienza bien, apoyándose, como aquella, en leyendas urbanas como puertas de acceso al terror sobrenatural. Ambiente gélido para una historia que va sucumbiendo en el susto fácil y el tedio más absoluto, sobre todo después del giro de guión que inserta 45 minutos de desenlace durante el que se vuelve a caer en un recurrente exorcismo, agotador hasta para el público.

A nuestro juicio, la mejor cinta de esta sección oficial fue Summer Camp, y nos duele admitirlo, ya que como se puede leer en nuestro comentario, realizado a raíz de su estreno, el filme de Alberto Marini nos desagradó desde que lo vimos por primera vez durante el pasado festival de Sitges. Pero a pesar de todo, puestos a elegir entre los visionados, se nos antojaba como el favorito. Y así se lo pareció a la mayoría de los 30 blogs que lo votamos en los Blogos de Oro, donde resultó ganador.

OTRAS SECCIONES

Más interesantes nos resultaron algunas de las cintas seleccionadas en las otras dos secciones oficiales del festival.

La sección Oficial Madness nos ofreció un poco de todo: comedia y vísceras y la que ha quedado como favorita para Serendipia de todo Nocturna 2016. Pero vayamos por partes.

La producción canadiense The Hexecutioners (Jesse Thomas Cook) que se ofreció en premier española, desaprovecha una magnífica premisa argumental centrada en dos jóvenes que trabajan en un empresa dedicada a realizar eutanasias legales, un trabajo basura en el futuro cercano que nos muestra. Pero la historia va degenerando hasta convertirse en un batiburrillo de mansiones siniestras y cultos impíos. Todo bastante absurdo, a pesar de algunos interesante experimentos con el color.

También pudimos ver dos ejemplos bien diferentes de comedia terrorífica: I had a Bloody Good Time at House Harker (USA, Clayton Cogswell) tuvo su premier mundial durante este festival, lo que celebraron sus creadores viajando a Madrid. Unos tipos simpáticos que derrocharon buen humor. Todo el que le faltaba a su cinta. Más interesante resultó Night of the Living Deb (USA, Kyle Rankin) una comedia con zombies bastante bobalicona pero resultona, a pesar de cierto regusto, al igual que la anterior, ciertamente amateur.

Para Serendipia la británica The Lesson (Ruth Platt) fue, de largo, la mejor de las que vio durante el festival. Unos mozalbetes racistas, elitistas y maleducados, aprenderán en que consiste el dicho ‘La letra con sangre entra‘ y de la mejor manera, con la práctica, ya que su maestro de lengua les dará unas ilustrativas clases particulares a las que no podrán negarse. A destacar la interpretación de Robert Hands como maestro de expeditivos métodos en esta cinta con la que debuta como directora la actriz Ruth Platt.

La sección Oficial Dark Visions ofreció una interesante cinta producida entre Estados Unidos y Polonia. Embers, con la que Claire Carré debuta en el largometraje tras años realizando tareas de asistente de director y segunda unidad. Escrita por ella misma y el director y productor Charles Spano, la cinta cuenta con la participación de algún actor español, como Greta Fernández y Roberto Cots, que presentó el filme.

Ángel Gómez, director de Behind

Ángel Gómez, director de Behind

Algunos de los cortometrajes a competición que pudimos ver eran realmente brillantes: The Mill at Calder’s End (Kevin McTurk) es una delicia realizada con animación a base de marionetas donde revive al espíritu de Edgar Allan Poe. Sin olvidar su homenaje a Peter Cushing; el inquietante Madre de Dios (Gigi Saul Guerrero) es sucio, sencillo, directo y muy racial; y el magnífico Disco Inferno (Alice Waddington) puro delirio visual. Una fantasía satánica con Franjú de por medio. Se nos quedaron en el tintero, entre muchos otros, Behind youre-gonna-die-tonight-poster-final-weby You’re Gonna Die Tonight de nuestros amigos Ángel Gómez Hernández y Sergio Morcillo, respectivamente, que esperamos poder ver en otra ocasión. Mientras Behind recibió el premio del público como mejor cortometraje, You’re Gonna Die Tonight será distribuido por Yaq Distribuciones, cuyo copropietario y cofundador es Rául Cerezo, director del multipremiado cortometraje 8.  El cortometraje de Sergio forma parte de la selección del festival Cortos con K que organiza la web KlownsAsesinos.com, donde lo presentará junto al cocreador de la historia, Ismael de las Heras, y el padrino del mismo, el  director de cine Miguel Ángel Vivas el próximo 2 de Julio. Your’re Gonna Die Tonight también competirá como mejor corto en la nueva edición del festival Sant Cugat Fantàstic,  que se celebrará del 7 al 10 de Julio.

Dentro de la sección Panorama pudimos ver The Dead Room (Jason Stutter), una cinta sobre fenómenos paranormales en una granja de Nueva Zelanda que ya habíamos visto en el pasado Festival de Sitges, pero que DSC_0137resultó agradable recuperar de nuevo. Menos agradable resultó la soporífera Wind Walkers (USA, Russell Friedenberg), que echa a perder la leyenda del Wendigo.

Algunos de los mejores momentos del festival nos los depararían las sesiones retrospectivas. La presencia de John Landis hacía más que indicado el recuperar alguna de sus cintas. Y hablar de John Landis es, para el amante del cine de terror, hablar de Un hombre lobo americano en Londres (An American Werewolf in London, 1981), una de las grandes películas de los años ochenta. Innovadora por su mezcla entre humor y terror y sus magníficos efectos especiales que supusieron un merecidísimo Oscar para Rick Baker. La copia proyectada, aunque digital, tenía una muy buena calidad y fue todo un privilegio volverla a disfrutar en pantalla grande, comprobando que el tiempo no solo no ha perjudicado al filme, sino que además le ha sentado de maravilla. También se recuperó la, hasta ahora, última película del director, Burke & Hare (2010) una comedia negra sobre los tristemente célebres profanadores de tumbas que no dudaron en asesinar para proveer de cuerpos frescos las mesas de disección de los estudiantes de medicina en la Inglaterra del siglo XIX. Una cinta protagonizada por Andy Serkis y Simon Pegg, que tantas comedias terroríficas tiene en su haber. Por cierto, resultó curioso comprobar que Landis se quedó a verla.

TODAS LAS PELÍCULAS TIENEN ALGO

Aunque nuestras impresiones sean negativas ante la mayor parte de lo visionado, hemos de reconocerle a los programadores que todas (incluso las más nefastas) tenían algo que justificaba su presencia. Citemos algunos rasgos positivos como ejemplos: la premisa inicial de The Hexecutioners era un planteamiento de futuro cercano interesante, porque está claro que el tema de la muerte digna es uno de los que más nos inquietan como humanos, la posibilidad de que se llegue a regular profesionalmente es a la vez atractivo y acongojante; Queen of Spades: The Dark Rite nos traía a la pantalla la universalidad de las leyendas, la crueldad de los niños (todo empieza como una burla a la menor de las protagonistas) y el retrato de esa atracción por lo oscuro tan propio de la adolescencia, por eso es toda una pena que su director no supiera concluirla a tiempo y se enredara en un tercer acto que introducía de nuevo las posesiones infernales, y de un modo poco efectivo, además; hasta Camino, de haberse proyectado en mejores condiciones, habría resultado interesante en su revisión de los líderes carismáticos capaces de anular la voluntad de sus seguidores para convertirles en incondicionales borrégos sin espíritu crítico, algo que, sin llegar a los extremos que se plantean, no es ajeno a situaciones reales de nuestra actualidad.

embers-735764988-largeY, lo más importante, hubo un pequeño ramillete de propuestas sinceramente dignas e incluso atractivas. Así que cuando evoquemos esta edición será hacia ellas donde se encaminarán nuestros recuerdos. Auténticas perlas cuya presencia ya justifica el trabajo de los organizadores. Tres cintas ocupan nuestro podio de lo mejor: Embers, The Lesson y The Dead Room.

Embers es toda una distopía que nos mueve a reflexionar sobre uno de nuestros mejores bienes (tanto en lo individual como en lo colectivo): la memoria. En un futuro postapocalíptico la humanidad deambula víctima de una infección que ha arrasado el planeta. Hasta aquí nada novedoso, lo verdaderamente innovador es que los infectados no son los cansinos devoradores de cerebros a los que nos tiene acostumbrados este subgénero. No, lo que les ha arrebatado el virus aniquilador, es la memoria. Embers nos invita a recorrer las consecuencias de perder esa facultad fundamental a través de un conjunto de historias paralelas y simultáneas que van desde ese padre y esa hija que han evitado el desastre gracias a su refugio, hasta el niño que vaga solo hasta que un científico que investiga los modos de superar la enfermedad la acoge, pasando por la más tierna, el matrimonio que cada día vuelve a enamorarse porque cada día olvidan que ya son pareja. Una cinta modesta, pero con buen ritmo, buenas interpretaciones y excelentes localizaciones. A tener en cuenta.

The-Lesson.2015-304x456“Autorizo y abandono el derecho a gobernarme a mí mismo, a este hombre o a esta asamblea de hombres, con la condición de que tú abandones tu derecho a ello y autorices todas sus acciones de manera semejante”; esta es la verdadera fórmula del pacto según Hobbes. El inglés no es,  pues, padre del absolutismo como se afirma en The Lesson, pero esta imprecisión no empaña los resultados de la que se nos antoja mejor cinta del certamen. Un relato de denuncia social que se reconvierte en la versión terrorífica de Rebelión en las aulas. Robert Hands está soberbio en su construcción de Mr Gale, profesor vocacional que ve cómo su trabajo para llevar la cultura a los más marginados por el sistema choca con la propia degeneración de estos, que le convierten en el objeto de sus burlas y víctima de pesadas bromas vejatorias. Evan Bendall es Fin, un joven adolescente de clase baja que ha sido abandonado por sus padres y se ve obligado a vivir con su violento hermano que le desprecia y le maltrata, igual que abusa de su joven esposa, la única que parece comprender al adolescente. No todo está echado a perder en Fin, pero sus circunstancias y sus compañías le embrutecen y se deja llevar en la espiral de vejaciones al profesor protagonista. Cuando Mr. Gale enloquece y secuestra a sus burladores, la película coge alas y nos ofrece un espectáculo de violencia nada gratuita puesto que tiene perfecta lógica dentro del desarrollo de la trama. Evolucionado de víctima a verdugo, el profesor imparte su lección descarnada sobre la bondad o maldad por naturaleza del ser humano, mientras tortura a Fin vuelca sobre su mente un electrizante repaso a la filosofía social, desde Rousseau y su creencia en el buen salvaje hasta El señor de las bestias obra cumbre de William Golding y del pesimismo antropológico. Vibrante en sus diálogos, su ritmo y su construcción de los personajes, The Lesson fue la mejor experiencia cinematográfica de esta edición, aunque incomprensiblemente no recibiera ningún premio.

Incomprensible también es que la honesta The Dead Room fuera relegada a la Sección panorama, si alguna película merecía estar en Sección oficial, la consagrada al género en su estado más puro, es esta pieza de cámara neozelandesa. Arquetípica revisión del cine de casas encantadas, Jason Stutter nos ofrece una cinta de terror clásico que no se avergüenza de serlo. Es la historia de siempre (con un giro final bien traído) en cuanto a manifestaciones espectrales se refiere, pero  no se desmerece ni siquiera ante el hito que suponen los dos Expedientes Warren de James Wan, porque aprovecha al máximo sus modestos recursos y basa su efectismo en una meritoria puesta en escena, excelentemente rodad y convincentemente interpretada. Sin apenas efectos especiales, juega a la perfección la baza del sugerir frente al mostrar, con un buen dominio de la dosificación de sobresaltos y buen sentido del clímax. Lo único que nos consuela de no verla incluida en la sección que le hubiera permitido figurar en el palmares, como merecía, es que fue la encargada de cerrar el festival haciendo que en su conclusión el certamen se reconciliara con aquellos que acudimos a un evento de estas características sobre todo para ver buen cine.

dead-room-s

PELÍCULA DE CLAUSURA

A falta de haber podido ver The Hollow Point de Gonzalo López-Gallego, la película con la que se inauguró Nocturna, nos tuvimos que conformar con ver la de clausura, todo un plato de lujo, pues la cinta escogida fue la esperada The Conjuring 2 de James Wan, que tuvo en Nocturna su premiere mundial. Lo que nos parece esta estupenda muestra del mejor cine de terror, pueden ustedes leerlo en este enlace, pero poder disfrutar de esta película en absoluta premiere fue, sin lugar a dudas, otro de los mejores momentos que reservó Nocturna a los asistentes al festival. Como curiosidad cabe señalar que ambos filmes están protagonizados por Patrick Wilson.

INVITADOS Y ACTIVIDADES PARALELAS

DSC_0163

Luis Rosales, John Landis y Gerardo Santos Bocero

Las actividades paralelas, tal y como ya hemos señalado, se celebraron en la sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Callao (muy cerca del Fnac de anteriores ocasiones). Hubo presentaciones y encuentros con el equipo de algunas de las cintas que se presentaban, así como series televisivas y cortometrajes. Naturalmente el momento más esperado por los fans fue el encuentro con John Landis. Y este no defraudó. Mucho humor y anécdotas sobre sus películas e incluso su estancia en España en los años setenta. Una charla animada y distendida que se unificó con la presentación del muy recomendable libro dedicado al director escrito por Gerardo Santos Bocero. Landis, al finalizar el acto, estaba dispuesto a firmar los objetos que el respetable había traído para la ocasión, pero ante la negativa de El Corte Inglés, por cuestión de tiempo, se hubo de posponer hasta unos días después y ya en el cine Palafox, donde los admiradores del director pudieron obtener su autógrafo. Lamentablemente la otra invitada de

John Tones, Nacho Vigalondo y Koldo Serra

John Tones, Nacho Vigalondo y Koldo Serra

honor, Victoria Price, no pudo asistir para festejar el 105 cumpleaños de su padre junto al público de Nocturna, que celebró la onomástica con una proyección de El pozo y el péndulo (The Pit and the Pendulum, Roger Corman, 1961).

También resultó muy interesante la mesa redonda que se organizó con el nombre El estado del Fantástico y que reunió al director del festival, Luis Rosales, a los dos directores de cine Koldo Serra y Nacho Vigalondo y al escritor y responsable de la web Canino, John Tones. Muchas cuestiones interesantes se trataron durante este debate abierto al respetable como la incidencia de la piratería en la industria o las nuevas formas de ver televisión que nos ofrecen plataformas como Netflix. Sin olvidar el cine tradicional, los DVD alegales o la previsible desaparición de los formatos físicos ante los contenidos digitales.

portada-librokronomonstruo-n-6Otro de los momentos más interesante de estas actividades paralelas fue el protagonizado por los creadores de fanzines. Se presentó la nueva publicación Obsesión Continua (de la que ya les hemos hablado aquí), así como los sextos números de Fantastic Film Neutrón y Kronomonstruo. También se presentó el documental El arte de Vampirela, de José Guerrero y el libro Tras las huellas del planeta de los simios, que recientemente ha editado Quarentena Ediciones y que recopila (corregido y ampliado) el contenido de los números 3 y 4 del fanzine Fantastic Film Neutrón. El acto contó con la presencia de José Mª Gil Gil, Carlos Díaz Maroto, José Luis Salvador Estébenez y Enrique Partal. También se presentó el libro Jack Mircala and The Art of Extraordinary Tales, acto que contó con la asistencia de su autor Jack Mircala.

Para hacerse con estas publicaciones, no duden en escribir a:

Kronomostruo: cinemacomicsmp@gmail.com

Fantastic Films Neutron: klandestine666@hotmail.es

Obsesión Contínua: obsesioncontinua@gmail.com

Tras las huellas del planeta de los simios

Jack Mircala and The Art of Extraordinary Tales

El arte de Vampirela

FANTATERROR EN NOCTURNA

El cine de terror español siempre ha mantenido un sitio de honor en el festival Nocturna, y en esta ocasión los diferentes eventos relacionados con el Fantaterror he preferido agruparlos en un artículo aparte que pueden ver clickando justo AQUÍ.

CONCLUSIONES Y PALMARÉS NOCTURNA 2016

En nuestra opinión esta cuarta edición del Festival Nocturna ha mantenido un equilibrio entre la calidad y el cine malo. Un frágil equilibrio que ha sido salvado por las retrospectivas, las actividades paralelas y otros eventos, especialmente los protagonizados por el invitado John Landis, sin olvidar la premier de The Conjuring 2: The Enfield Poltergeist. La Sección Oficial Fantástico ha sido claramente floja. Posiblemente la necesidad de presentar premieres ha pesado sobre la calidad de las películas a la hora de seleccionar, con el consiguiente bajón de calidad, pues muchas de las novedades más interesantes ya están acaparadas por otros festivales más veteranos. Es en el resto de secciones, Oficial Madness y Dark Visions donde, siempre en nuestra opinión, han podido verse mejores títulos.

Salvado esto, el trato de la organización ha sido siempre fantástico. Casi personalizado. Hubo ciertos problemas a la hora de reservar tickets de prensa, bastante molestos, pero todo se solventó de la mejor manera posible. Así que desde Proyecto Naschy queremos agradecer a esa organización la atención que han tenido con nosotros. A Luis Rosales, José Luis Alemán, su encantadora esposa, Raúl Gil y todo el personal de prensa. Sabemos que es complejo organizar un festival de la envergadura de Nocturna. Es un camino lleno de obstáculos y sinsabores en el que la tensión y los nervios están a flor de piel. Pero ya ha pasado. Nocturna 2016 ya es historia. Una historia, quizás, con sabor agridulce, pero historia. Con una organización volcada en ofrecer un buen festival. Que lo haya sido o no, ya no tiene importancia. Hay que valorar ese esfuerzo por el cine Fantástico.

Nocturna 2016 a muerto  ¡Larga vida a Nocturna!

DSC_0077

PALMARÉS NOCTURNA  2016

El jurado de nocturna compuesto por SECCIÓN OFICIAL: Jesús Ulled Nadal, Gerardo Herrero y Eduardo Casanova; SECCIÓN MADNESS: Borja Crespo, Manuel Romo y Benja de la Rosa; SECCIÓN DARK VISIONS: Alicia Montesquiu y John Tones han otorgado los siguientes premios de la edición 2016 del Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid, NOCTURNA.
SECCIÓN OFICIAL:
PREMIO NOCTURNA PAUL NASCHY MEJOR PELICULA: Polder de Julian M. Grünthal y Samuel Schwarz
PREMIO NOCTURNA MEJOR DIRECTOR: Julian M. Grünthal y Samuel Schwarz por Polder
PREMIO NOCTURNA MEJOR GUIÓN: Polder
PREMIO NOCTURNA MEJORES FX: Polder
PREMIO NOCTURNA MEJOR ACTRIZ: (ex aequo) Nina Fog (Polder) y Zoe Bell (Camino)
PREMIO NOCTURNA VINCENT PRICE MEJOR ACTOR: Christoph Bach (Polder)
DARK VISIONS:
PREMIO NOCTURNA MEJOR PELÍCULA: Patient de Jason Sheedy
MADNESS:
PREMIO NOCTURNA-BUZZ MEJOR PELÍCULA: Patchwork de Tyler MacIntyre
MENCION ESPECIAL JURADO NOCTURNA-BUZZ: I had a Bloody Good Time at House Harker de Clayton Cogswell por su apologia de la serie B y recuperar el espíritu de la troma
Categorías:Nocturna
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: