Archivo

Archive for 6 junio 2016

El cine en zapatillas: ‘Los vampiros’, sesión italiana de lujo con Freda y Bava

viendo_television_editado-1

De nuevo Serendipia se sumerge en las oscuras aguas del mejor cine de terror italiano y lo hace con la película que inició el género en el país transalpino. Los vampiros (I Vampiri, 1957), es una magnífica e influyente cinta en la que estuvieron involucrados nombres capitales del fantástico como son Riccardo Freda y Mario Bava. Naturalmente hubo otras contribuciones anteriores al género, pero esta es la que inició esa basta producción que llenó los cines europeos y americanos durante los sesenta, los setenta y los ochenta con exquisitos delirios góticos, giallos malsanos e infames (y deliciosas) explotaciones de cintas americanas. Una pieza de museo que llega a nuestras manos impecablemente editada por Regia Films.

Los Vampiros (I Vampiri, Riccardo Freda y Mario Bava, 1957) DVD Regia Films

Duración: 81 min. Guión: Riccardo Freda, Piero Regnoli Música: Franco Mannino, Roman Vlad Fotografía: Mario Bava (B&W) Productora: Titanus / Athena Cinematografica

Reparto: Gianna Maria Canale, Carlo D’Angelo, Angelo Galassi, Wandisa Guida, Dario Michaelis, Renato Tontini, Charles Fawcett, Gisella Mancinotti

Sinopsis: En París, se multiplican los asesinatos de varias jóvenes que aparecen sin una gota de sangre en el cuerpo. El pánico siembra la ciudad ante los rumores de la llegada de unos vampiros que parecen ser los responsables de los acontecimientos. El periodista Pierre Lantin (Carlo D’Angelo) decide investigar por su cuenta, a escondidas de la policía, y descubre la misteriosa figura de la bella y joven condesa Giselle du Grand (Gianna Maria Canale) …

Formato Pantalla: 2,35:1 (16/9) Anamorphic Widescreen

Audio: Castellano, Italiano – Subtítulos en Castellano

Contenido Extra:
Escenas añadidas en montaje USA (5 escenas, 12 min. aprox.)
Escena eliminada (recuperada parcialmente, 15 seg.)
I trucchi del maestro (extracto del programa de TV L’ ospite delle due, 2 min. aprox.)

Libreto exclusivo de 20 páginas a color escrito por Carlos Díaz Maroto

i_vampiri_frontal_webLos vampiros representa un auténtico punto de partida para el cine de terror italiano. Un inicio algo tímido, tanteado, pues a pesar de que su argumento contiene elementos altamente sobrenaturales, el desarrollo tiene bastante de policíaco y su acción se ubica en época contemporánea. Pero la cinta de Freda servirá para que los directores italianos se desprendan del complejo y apuesten por rodar un cine de terror profundamente gótico, aportando al género  varias obras maestras entre las que destacan El horrible secreto del doctor Hitchcock (L’orribile segreto del Dr. Hichcock, 1962) del propio Freda o La máscara del demonio (La maschera del demonio, 1960) y El cuerpo y el látigo (La Fruta e il Corpo), de Mario Bava.

Mario Bava conoció a al egipcio Riccardo Freda durante el rodaje de Espartaco (Spartaco, 1953), iniciando a partir de entonces una colaboración mutua durante la que Freda no dejó de animar a Bava, por entonces encargado de fotografía y efectos especiales, para que se lanzara a dirigir. Y precisamente gracias a Freda y su carácter, Bava se vio obligado a terminar Los vampiros cuando este, no conforme con los productores, abandonó el rodaje. Circunstancia que se repitió en  Caltiki, el monstruo inmortal (Caltiki, el mostro inmortale, 1959). Poco después dirigió La máscara del demonio e inició una carrera cinematográfica tan interesante como influyente. Pura historia del mejor cine de género.

Realizada en dos semanas Los vampiros tiene, como hemos comentado, mucho de película policíaca, pero también se sirve de muchos elementos provenientes de las escuelas americana y británica del cine de terror. A pesar de que su acción se desarrolla en época contemporánea, es cuando Freda nos introduce en la mansión de la condesa Giselle du Grand (intenrpretada por la bella esposa del director, Gianna Maria Canale) cuando entramos en un escenario gótico en el cual no falta de nada: desde un Mad doctor con su correspondiente ayudante deforme; hasta lóbregos castillos y sombrías estancias con visillos mecidos por el viento. Sin olvidar el pintoresco panteón  con surrealista decoración ósea.

9999462596396

En este escenario, el vampirismo que nos narra la cinta tiene más paralelismo con la historia de la también condesa Bathory y su obsesión por mantenerse joven mediante la sangre de sus víctimas, que con el clásico chupasangres, a pesar de que la condesa du Grand también cuenta con su Renfield toxicómano particular, Joseph Signoret, encarnado por Paul Muller, un actor suizo muy familiar para el seguidor del cine de Jesús Franco. En una escena eliminada en el montaje final (y aparentemente perdida), se explicaba que este personaje era un hombre reconstruido artificialmente, a la manera de la criatura del Dr. Frankenstein, por el doctor Julien du Grand, que encarna Antoine Balpetré, el científico que trata a la condesa y que tiene como ayudante a un tullido algo rijoso interpretado por Renato Tontini, actor de jocoso nombre.

La calabresa Gianna Maria Canale participó en un buen número de cintas, varias dirigidas por su marido, al que conoció en un rodaje y con el que se casó y convivió hasta la muerte del realizador en 1999. Su porte y voluptuosidad (no en vano había participado en 1947 en el certamen Miss Italia quedando segunda tras Lucia Bosé), les parecieron los ideales a los directores, que durante los años cincuenta y sesenta se la sortearon para participar en numerosos péplums y otras cintas de aventuras hasta su retiro en 1964.  Por su parte, y a modo de curiosidad, señalar que Riccardo Freda se permite un cameo como doctor que realiza una autopsia.

Destaca también la película de Freda y Bava por los tan efectivos como sencillos efectos de maquillaje que realizó Mario Bava, en especial para el envejecimiento de la condesa, que consiguió alternando iluminación roja y verde sobre el maquillaje de la actriz, algo que se explica en un pequeño extra incluido también con la película. Un efecto, por otra parte, bastante similar al que utilizó en 1931 Wally Westmore en la clásica El hombre y el monstruo (Dr. Jekyll and Mr. Hyde) de Rouben Momoulian. Por cierto, es curioso pero el envejecimiento final de la condesa posiblemente resulta más efectivo y completo en la versión USA con las escenas insertadas para su exhibición en el mercado norteamericano ¿Insertos? Sigan leyendo que les cuento.

devilscommandmentComo hemos visto, aunque la cinta posee los elementos necesarios para el disfrute del espectador, parece que no resultaron ser los suficientes para el distribuidor americano, que decidió rodar y añadir al metraje unas escenas con las que incrementar  las dosis de violencia, sexo y… ratas. Esta versión fue la que se estrenó en Estados Unidos en 1963 como The Devil’s Commandment. Pero respiren tranquilos, aunque Regia Films ha editado la versión original italiana de Los vampiros, ha tenido a bien incluir estas escenas como extras para satisfacción de coleccionistas y completitas. Y no solo eso, también entre los contenidos extras se ha incluido el prólogo del filme, con la ejecución de Signoret, que al parecer fue censurado en su momento.

Ambientada en París pero rodada íntegramente en Italia, Los vampiros no tuvo el éxito que merecía en Italia, circunstancia que el director achacó al hecho de haber firmado el filme con su nombre real, algo que para él echó para atrás a un público que no creyó en la eficacia de una cinta italiana de terror, así que de ahí en adelante firmó sus cintas de género como Robert Hampton. Pero fracaso en taquilla o no, Los vampiros preparó el terreno para las cintas de terror del propio Freda, Bava o Margheriti que vendrían a continuación y que tan solo sería el principio del desembarco del cine de terror italiano en las pantallas de todo el mundo. Un terror que supo captar las modas del momento y en muchos casos mimetizó, pero con un inequívoco sabor transalpino que tantos buenos momentos ofrecerá al aficionado y que Regia Films nos ofrece a todo lujo, con su formato de pantalla original, con opción a verla subtitulada, con reverencial respeto en su diseño de carátula a la cartelería original (¿Para qué realizar fotomontajes habiendo tan maravillosos carteles?) y libreto. Una pieza a todas luces imprescindible para los amantes del mejor cine fantástico.

 

TEXTOS CONSULTADOS:
– DEL GIALLO AL GORE. CINE FANTÁSTICO Y DE TERROR ITALIANO
  VV.AA. Donostia Kultura, 1997
– QUATERMASS 7. ANTOLOGÍA DEL CINE FANTÁSTICO ITALIANO.
  VV.AA Coord. Javier G. Romero. Retroback/Séptimo Vicio/Quatermass, 2008.
– SPAGHETTI NIGHTMARES
  Luca M. Palmerini y Gaetano Mistretta. Fantasma Books, 1996.

 

 

 

 

 

 

‘Applehead Team Creaciones’: ‘Somos una editorial con espíritu de video-club”

6 junio 2016 2 comentarios

apple2

Applehead Team Creaciones es otro pequeño sello editorial que ha surgido dispuesto a dar guerra editando, tal y como ellos mismos especifican, ‘los libros que siempre has querido leer pero nadie se ha atrevido a publicar’, lema que cumplen a la perfección con necesarios y variopintos ensayos cinematográficos como son los dedicados a Cannon Films o a  Mariano Ozores, todo ello en un catálogo que se va incrementando con la inclusión también de novelas. Pero dejemos que sean ellos mismos los que nos cuenten su historia y anhelos. Con ustedes Frank Muñoz, Pedro José Tena y Emilio Díez: Applehead Team Creaciones. 

13342245_10208143684341153_500941289_n

Bueno, ante todo, ¿cuándo y cómo nace la editorial y de donde sale el nombre?

Frank: Nace casi por casualidad cuando estábamos preparando “Cannon Films”. Pensé que sería buena idea no solo hacer ese libro (que, por cierto, en principio iba a ser un fanzine hasta que vimos que teníamos material suficiente para convertirlo en un libro), sino seguir editando cosas similares, ya que este proyecto nos entusiasmaba. Así que se lo propuse a Pedro y más tarde Emilio se unió al proyecto. Realmente cada uno ocupa una parte imprescindible dentro de la editorial. El nombre es en honor a nuestro cantante favorito, por lo menos el de dos de los tres Applehead.

NOTA: A los que como yo ignoramos a qué cantante se refiere Frank, tan solo indicarles que se trata de Michael Jackson ¿Que por qué Applehead? hay teorías por la web para todos los gustos.

¿Cuál fue el objetivo que os marcasteis al fundar Applehead? (aunque está implícito en vuestro lema)

Frank: Disfrutar haciendo cosas que nos gustan y de, alguna forma, recordar en nuestros libros todo aquello que nos marcó en nuestra infancia y adolescencia. Fue Pedro quien describió perfectamente en el lema lo que en gran parte queríamos hacer.

¿Qué tipo de libros queréis editar?

Pedro: Sobre todo, y aunque suene a perogrullada, libros que siempre nos gustaría leer y que todavía no existen. Creo que los mejores ejemplos son que hemos dedicado a la Cannon a la IFD y la Filmark. Es probable que muchos piensen que nadie en su sano juicio se atrevería a publicar un libro sobre las películas de Tomas Tang y Joseph Lai. Pero nuestra lógica es que, si conocemos a alguien que pueda escribirlo, nosotros podemos publicarlo. En cuanto a proyectos que no sean ensayos (novelas, antologías, cómics, etc.), lo más importante es que al leerlos nos entusiasmen y nos hagan pensar “¡qué suerte tenemos de poder publicar esto!”. Creo que esa es la premisa básica.

¿Alguno de vosotros tenía experiencia previa en el mundo del libro?

Pedro: Yo había escrito un capítulo de 50 páginas en el libro “Los brazos fuertes del cine de acción de los 80 y 90” (Diego Arjona, T&B Editores). Aparte de mis colaboraciones en revistas y periódicos comarcales en los que hablé también sobre cine, ese libro fue mi bautizo en papel, aunque llevo publicando críticas cinematográficas desde 2005 en varios blogs y webs.

Emilio: Un poco. Antes de empezar en Applehed Team era administrador de la web Corazón Literario con la que organicé dos pequeñas antologías y editamos un pequeño fanzine dedicado a Jesús Franco justo antes de empezar a formar parte de la editorial. En ese fanzine ya estaba implicado Frank. Pero nada comparado a lo que se ha convertido Applehead Team.

De izq. a dcha. : Pedro José Tena, Sam Firstenberg (¡!), Frank Muñoz y Emilio Díez durante la Cutrecpm de Madrid

De izq. a dcha. : Pedro José Tena, Sam Firstenberg (¡!), Frank Muñoz y Emilio Díez durante la quinta Cutrecon de Madrid

¿Por qué pensáis que ha habido este boom de editoriales independientes?

Emilio: Pues aunque parezca irónico, creo que uno de los factores decisivos ha sido la crisis y, por extensión, el desempleo. Al no haber trabajo se agudiza el ingenio e intentamos hacer realidad esos sueños que antes no nos arriesgábamos a cumplir. Teniendo en cuenta que la impresión digital permite costes más asequibles, editar libros es más factible que hace unos años. Otro de los motivos es la falta de cierto tipo de libros, sobre todo ensayos, que las grandes editoriales no trabajan porque para ellos no son rentables o no les interesa, como trabajar con autores que están empezando o que no son superventas. También creo que hay una falsa idea de que una editorial es fácil de llevar. Yo leo el libro, yo lo corrijo, yo lo maqueto y un amigo me hace la portada. Ni mucho menos es así, después se dan cuenta de que nada es tan fácil ni tan bonito y los sueños de muchos se ven maltratados y tirados a la basura. Hay que investigar antes con qué editorial te interesa publicar y su trayectoria, así mucho se evitarían desengaños y timos.

¿Tenéis distribuidora? ¿Os parece algo imprescindible? ¿Cuáles son vuestros canales de distribución?

Emilio: No trabajamos con distribuidora; es un tema que hemos tratado mucho y discutido mucho, mirando pros y contras, pero hoy en día para el volumen que movemos no es imprescindible y cada vez menos, ya que progresivamente vamos consiguiendo por nuestra cuenta estar en más sitios. Las distribuidoras están pensadas para las grandes editoriales que mueven miles de libros, para pequeñas como nosotros sencillamente no son rentables. Nosotros trabajamos directamente con las librerías, un trato directo con el vendedor y con libreros comprometidos con el producto. También con grandes cadenas de librerías, así poco a poco estamos llegando a más público.

¿Cuál es la tirada media de ejemplares de vuestros títulos?

Frank: Depende de las expectativas comerciales de cada uno y de las reimpresiones que tengamos que hacer. También influye si hemos hecho preventa, ya que eso nos sirve para calibrar un poco la demanda, pero nuestras tiradas suelen rondar entre los 100 y 700 ejemplares.

¿Cuál ha tenido más éxito y porque pensáis que así ha sido?

Pedro: Sin duda alguna “Cannon Films” y “Más Cannon”. Es cierto que otros de nuestros libros también han funcionado bastante bien (y algunos, los menos, a duras penas han conseguido agotar la tirada inicial), pero creemos que los que se han vendido mejor lo han hecho porque han conseguido conectar con la nostalgia de los lectores y les ha pillado por sorpresa. Quizá, si hace unos años alguien me hubiera dicho que iba a existir un libro sobre la Cannon habría saltado de alegría, pero eso solo hubiera sido posible durante los 90, cuando muchos de los que desataron la fiebre del fanzine comenzaron a publicar en Alberto Santos, Midons o Glénat. Después de eso, los ensayos sobre cine publicados en España tornaron hacia temas más generalistas o que se ceñían casi exclusivamente a los temas preferidos del fandom patrio (es decir, el terror y la ciencia-ficción). Cannon Films no se considera algo masivo (aunque todo el mundo haya visto más de diez películas de la productora, aunque sea por accidente, y realmente no sea consciente de ello), tampoco es algo “cool” como para que alguna editorial independiente se interese por ello, y desde luego muy pocos escritores o editores se han tomado su filmografía mínimamente en serio como para molestarse en estudiarla. Pero sí hay un grupo de gente, que nosotros llamamos “La generación del videoclub” (nombre que pusimos a la colección en la que van englobados esos libros), deseosa de que alguien se preocupe en analizar las películas con las que se criaron, las que para ellos (nosotros) son sus clásicos. Por eso creemos que nuestros libros dedicados a la obra de Menahem Golan y Yoram Globus sido tan bien acogidos, porque realmente nadie esperaba un libro sobre ellos, pero inconscientemente deseaban que existieran. Los diversos documentales que se han estrenado recientemente sobre la Cannon (todos posteriores a nuestro primer libro) nos dan la razón.

13342332_10208143684381154_757814165_n

¿Cuál ha tenido más eco en la prensa generalista? ¿Resulta difícil llegar a esta prensa?

Pedro: Sí que es difícil llegar a esta prensa cuando no tienes apenas amigos en los medios generalistas, y también cuando te mueves en ediciones modestas en cuanto a número de ejemplares publicados, y no digamos ya cuando lo haces sin distribuidora y tienes que preocuparte por ti mismo de poner tu libro en todas las estanterías que puedas. Así que la cuestión entonces es llamar a muchas puertas e insistir, entablar contacto con gente que pueda reseñar tus libros y enviar ejemplares de cortesía que pueden (o no) ser analizados después. De este modo, y progresivamente, hemos logrado que aparezcan varios de nuestros libros reseñados en el programa Días de Cine, en las revistas Imágenes de Actualidad y Acción, o en la web de RTVE, entre otros sitios. Los que han tenido más repercusión en los medios hasta el momento han sido, si no me equivoco, el primer “Cannon Films” y “Disparate Nacional: El cine de Mariano Ozores”.

Aunque ya se sabe que es difícil, ¿con cuál de vuestros libros (aunque no sea el más vendido) estáis más satisfechos?

Pedro: Pues sí que es difícil, y sentimos decepcionarte con esta respuesta tan diplomática, pero nos hemos dejado la piel en todos y cada uno de los 11 libros que hemos publicado, algunos con más acierto que otros, unos con más éxito y otros con menor aceptación de los lectores. Teniendo en cuenta eso y también que he participado en algunos no solo como editor sino también como escritor, no me veo con valentía suficiente para responder a esa pregunta.

Frank: Es que en realidad estamos satisfechos de todos, ya que todos tiene cosas que nos gustan y con cada uno de ellos hemos ido aprendiendo aspectos nuevos del mundo editorial que poco a poco nos han servido para mejorar. Y seguiremos aprendiendo y mejorando con los siguientes.

¿Qué recomendaríais a un autor que quisiera publicar un libro con vosotros?

Frank: Que nos presente lo mejor posible su proyecto, explicándonos su idea y sus intenciones, a ser posible con muestras de su trabajo. Y algo que parece obvio pero que a veces hay que recordar: que no nos escriba con faltas de ortografía.

¿Pensáis ampliar temáticamente el catálogo?

Frank: Aunque tenemos una línea muy marcada, sí tocaremos otras temáticas intentando en parte ponerle nuestro sello o nuestra manera de hacer las cosas.

13327625_1707651092822401_7195815820619181898_n

Aunque acostumbra a ser un tema bastante tabú ¿nos podéis adelantar algún título que esté en el horno?

Pedro: Podemos mencionarte algunos que ya hemos anunciado, como el díptico dedicado a Charles Band que está escribiendo John Tones, titulado “El imperio de la luna llena”; el libro sobre Joe Dante que está puliendo Álvaro Pita, de título “Joe Dante: En el límite de la realidad”; o mis largamente acariciados primeros trabajos en solitario, “Demons: La pesadilla retorna” y “Ni retirada ni rendición: El cine de Jean-Claude Van Damme”, que han sufrido algunos contratiempos y demoras y están menos avanzados de lo que me gustaría, pero que acabarán saliendo en un futuro próximo. Pero en parte también se han retrasado porque tenemos muchos proyectos en la recámara y nuestras labores como editores hacen que mi faceta como escritor tenga que estar ahora mismo en un segundo plano. Lo cual, aunque por un lado pueda afectarme, en realidad es algo muy positivo ya que para nosotros Applehead Team es lo primero.

Habéis editado 11 libros entre novela y ensayo cinematográfico. ¿Cuál es el balance que hacéis de estos dos años en el mundo editorial independiente?

Frank: Hemos aprendido mucho y avanzado. En general el balance es muy positivo, pero no es fácil.

Pedro: A veces nos preguntamos entre sollozos “¿dónde nos hemos metido?”, porque jugarse el poco dinero que tenemos en emprender una aventura de estas características es algo económicamente muy poco grato en la mayoría de los casos, pero cada vez que llega de imprenta un nuevo libro es como una inyección de vida que nos anima a seguir adelante.

Emilio: El balance por una parte es triste, ya llevamos 11 libros y un par de miles de ejemplares vendidos, algunos de ellos libros únicos, pero aún así somos unos desconocidos y sin apoyos de ningún tipo. Ni la prensa (salvo excepciones) ni las instituciones saben que existes y te ves solo ante el peligro. Después está la mejor parte, y es que somos una editorial con espíritu de videoclub, con espíritu de productora de películas de acción de los 80, somos una editorial que hacemos lo que hacemos con el corazón y de una forma que a veces puede parecer algo caótica, pero eso es lo que nos gusta y lo que nos hace seguir en este mundo del libro. Somos Applehead Team Creaciones, ¿quién se atreve a ponerle un nombre así de extraño a una editorial? Solo gente que, pase lo que pase, publicará los libros que todos quieren leer pero que nadie se ha atrevido a publicar.

apple

 

A %d blogueros les gusta esto: