Inicio > Sant Cugat Fantàstic, TERROR EN CORTO > Se celebra la tercera edición de ‘Sant Cugat Fantàstic’

Se celebra la tercera edición de ‘Sant Cugat Fantàstic’

Sant Cugat Fantàstic va consolidando su lugar entre los festivales de cine fantástico y de terror de Catalunya. Con sede en Cinesa Sant Cugat y otros espacios de la ciudad este festival, que celebra su tercera edición,  ha ofrecido una menú de lo más apetitoso, con platos cocinados a fuego lento en los más importantes festivales del género, junto a otras propuestas más cercanas que refuerzan una minuta mayoritariamente mediterránea, bien condimentada con sangre y vísceras. Estas son algunas de las delicatessens de su carta que pudimos saborear…

PRIMER PLATO: LARGOMETRAJE DE TERROR AL GUSTO

El festival inauguró sus cuatro jornadas con el largometraje Verano Rojo (Carles Jofre, 2017), un slasher mediterráneo que homenajea a los clásicos de este subgénero repleto de hemoglobina. La película fue presentada por su director y precedida por el cortometraje Hoy me ha pasado algo muy bestia de Iván Mulero. 

La Aventura, una de las compañías distribuidoras que más apuesta por el fantástico en nuestro país, ha colaborado activamente en este Sant Cugat Fantàstic, ya que tres de sus próximos estrenos, proyectados durante la última edición del Festival de Sitges, formaron parte de la programación del festival:

The Love Witch (Anna Biller, 1916) es una deliciosa fábula visual que reproduce la estética vintage e incluso los diálogos y la forma de actuar de los protagonistas del cine que rellenaba las sesiones golfas Grindhouse de los setenta. Repleta de encantamientos, sortilegios, modelitos psicodélicos y mucho, mucho color, resulta perfecta en su forma de reflejarlo, ya sea en cuanto a vestuario como en su cuidado diseño de producción. Pero no piensen que la acción se desarrolla a finales de los sesenta, no, si se fijan bien, verán ciertos anacronismos que por inesperados pueden, paradójicamente, pasar desapercibidos. Como que los protagonistas utilicen con toda naturalidad teléfonos móviles o incluso que se hable de realizar pruebas de ADN bastante antes de que este procedimiento fuese habitual. Su satanismo kitsch a lo Anton LaVey y su estética convierten esta película en toda una proeza, a pesar de carecer de una de las principales virtudes de aquellos nudies de los primeros setenta que tan bien reproduce: su ajustada duración. Aún así The Love Witch es una de las cintas más recordadas de la última edición del Festival de Sitges y toda una obra de orfebrería a tenor de lo declarado por su directora, “(…) una labor de amor total. Yo realicé todo el vestuario renacentista y el armario de Elaine, además de todo el atrezo, incluida una alfombra de pentagrama hecha a mano. Hice cientos de sketches del set y del vestuario y storyboards; hice pinturas y escribí partituras; pasé años escribiendo y reescribiendo el guion y trabajé mucho tiempo con mi actriz principal para desarrollar todas las capas del personaje.” 

Por su parte, Prevenge supone el debut en la dirección de la actriz y guionista Alice Lowe, que dirige e interpreta esta comedia negra en su séptimo mes real de gestación. Es bien sabido que el embarazo puede desequilibrar y cambiar el metabolismo de la futura madre, pero quizás no de forma tan extrema como le sucede a la protagonista de Prevenge, cuyo hijo no-nato dará órdenes a su madre para que vaya matando, cuanto más sangrientamente mejor, a varias víctimas que, por cierto, parecen merecerlo: ejecutivas implacables, abusadores de mujeres… un ramillete de personajes que como descubriremos están en su lista mortal por un motivo ¿Tenía Alice Lowe un embarazo complicado? a tenor de lo que explica, parece ser que sí:  “El embarazo tradicionalmente es un mundo de color pastel. Pero yo experimentaba una inesperada intensidad. Una tristeza inexplicable. Transformaciones físicas milagrosas. No era nada parecido a los embarazos que había visto en pantalla. Por lo que creé una anti heroína, Ruth. Una mujer cuya furia la ha tomado por completo. Todo este mundo interior tomó la forma de un bebé no-nato dictador. El muñeco ventrílocuo que susurra en el oído de su madre diciéndole lo que tiene que hacer. Ruth como mujer embarazada era el conducto para explorar esta noción. Todo el mundo tiene que ser amable con una mujer embarazada. Pero Ruth es una vengadora, jurado y juez de los fallos de la sociedad.”  En la linea de la francesa y muy sangrienta Baby Blood (Alain Robak, 1990), destacan  las alucinantes escenas en blanco y negro pertenecientes a Crime Without Passion, una olvidada producción Paramount dirigida en 1934 por Ben Hecht, Charles MacArthur y Lee Garmes protagonizada por Claude Rains y la exótica Margo.

Carles Torrens, del que ya habíamos visto otras cintas tan correctas como Emergo (2011) y el exitoso cortometraje Sequence (2014), ha transformado el premio Cine365 otorgado en Sitges en Animal de compañía (Pet, 2016) un suculento psicothriller rodado con poco presupuesto y escaso tiempo (tan sólo cuatro productivos días) que nos narra la historia de Seth (Dominic Monaghan), empleado de un refugio de animales que se reencuentra por casualidad con Holly (Ksenia Solo), de quien estuvo enamorado en el instituto y que ahora es camarera. Tras intentar seducirla sin éxito, decide secuestrarla y encerrarla en una jaula para animales del refugio en el que trabaja.

Con una  factura que la hace pasar como foránea, no en vano está producida entre España y Estados Unidos, Animal de compañía está protagonizada por Dominic Monaghan, rostro que les resultará familiar gracias a su participación en la trilogía de El Señor de los Anillos de Peter Jackson o en la serie Perdidos (Lost, 2004-2010) y Ksenia Solo, actriz letona que participó en El cisne negro (Black Swam, 2010) de Darren Aronofsky. En la cinta de Carles Torrens ambos actores tendrá un duelo interpretativo durante el cual intercambiarán su rol de cazador y presa, en un juego que traerá inevitablemente a nuestra mente otras cintas como El coleccionista (The Collector, William Wyler, 1965) o Chained (Jennifer Lynch, 2012), pero con una perversa vuelta de tuerca en su conclusión que la diferencia de estas.

Therapy (Nathan Ambrosioni, Francia, 2016) es otro aburrido found footage (y van…) que se esfuerza en ofrecer algo más, pero que no termina de cuajar. En él encontramos además elementos tan familiares como el asesino enmascarado con hacha, el rodaje con cámara subjetiva, los jóvenes excursionistas que se llevarán la peor parte y las pertinentes casas abandonadas en la que habrá las obligadas persecuciones y carrerillas. Todas las virtudes y defectos que caracterizan este tipo de cintas, en este caso con factura claramente amateur. Soporífera.

Por su parte y a pesar de que mezclar zombis y strippers no es ni mucho menos una receta novedosa, a qué engañarnos, sí que es una fórmula sarnósamente atractiva. Si no que se lo pregunten a Jay Lee, director de Zombie Strippers (2008), que reunía en la misma película a dos grandes monstruos, cada cual en lo suyo, como son Robert Englund y Jeena Jameson; o ya chapoteando en la más pura Serie-Z Zombies! Zombies! Zombies!: Strippers vs. Zombies (Jason Murphy, 2008). La producción canadiense Peelers (2016) dirigida por Sevé Schelenz está más cercana a esta última en cuanto a resultados. A pesar de su ágil principio y de que se toma su tiempo para entrar en materia, la verdad es que termina resultando bastante tediosa, con exceso de diálogos, efectos ajustados, sorprendentes toques escatológicos  y actuaciones de derribo. Un divertimento para ver en grupo, a ser posible con las facultades mentales alteradas.

Otra cosa fue la producción vasca El ataúd de cristal, ópera prima del director bilbaíno Haritz Zubillaga. Un magnífico y claustrofóbico thriller; un auténtico tour de force interpretativo para su protagonista absoluta, Paola Bontempi; un juego de intriga tan atmosférico como emocionante; tan bien construído como obsesivo. Con una banda sonora machacona, in crescendo, tan intensa como la propia acción de la película, que el director no permite decaer. Implacable. Una venganza, un juego perverso, momentos muy incómodos para el espectador, todo esto es El ataúd de cristal, una cinta rodada de forma totalmente independiente, sin ayudas públicas ni respaldo de ninguna televisión que, en apenas 3 meses de distribución se ha vendido ya en 13 países, entre ellos Canadá, Japón y Estados Unidos, donde tiene previsto su lanzamiento en julio de este año. El ataúd de cristal cuenta la historia de Amanda (Paola Bontempi), una famosa actriz atrapada en una limusina a merced de la extraña voz que le obligará a cumplir todas sus órdenes: una tras otra. En palabras de su director “un paseo en limusina que el espectador no olvidará en su vida”.

Sant Cugat Fantàstic ofreció además otras cintas como la alemana Mara i el Senyor del Foc (Mara und der FeuerbringerTommy Krappweis, 2015), Found Footage 3-D (Steven DeGennaro, USA, 2016) y las españolas Maniac Tales (2017) dirigida a 10 manos por sus cinco directores y Noctem (Marcos Cabota, 2016), que como veremos se hizo con el premio del jurado a la mejor película del festival. 

SEGUNDO PLATO: ANIMACIÓN Y DOCUMENTALES EN SU SALSA

La animación tuvo un papel relevante en Sant Cugat Fantàstic que, además de algunos interesantes cortos, ofreció dos largometrajes de este tipo.

Monster Hunt (China/Hong-Kong, Raman Hui, 2015), la segunda película más taquillera en China mezcla imagen real con unos efectos digitales realizados por los mismos estudios que dieron vida a Schreck y a toda su parentela inundando la pantalla con magia, luchas espectaculares, humor y canciones. Cinta producto de la colaboración con el festival Nits de Cinema Oriental de Vic cuyo director,  Quim Crusellas, se encargó de presentar.

Por su parte El caso de Hana y Alice (Hana to Alice Satsujin Jiken, Shunji Iwai, 2015), es una pequeña y deliciosa comedia adolescente cuyo origen está en unos anuncios televisivos rodados para celebrar el 30 aniversario de las chocolatinas Kit Kat. Protagonizados por dos chicas, estos pequeños cortometrajes causaron sensación en Japón, y tal fue el revuelo que Iwai decidió trasladar los personajes al largometraje y darles una historia propia. Así nació Hana y Alice (2004) una de las comedias románticas japonesas más celebradas de la última década. Once años después del estreno de Hana y Alice, en 2015, Shunji Iwai decidió recuperar a los personajes para contar una nueva historia sobre ellas, aunque con un pequeño e inesperado giro de guión: esta nueva historia no sería una secuela de la primera película, si no que sería una precuela, y además, ¡se rodaría en animación rotoscópica! Por supuesto, para las voces de las dos protagonistas volvió a contar con las actrices originales Yu Aoi y Anne Suzuki.

Hana y Alice y El caso de Hana y Alice se editarán en DVD y Blu-ray por Mediatres Estudio en una edición conjunta.

Y para terminar con estos segundos platos, tanto o más importantes que los primeros, tenemos Herederos de la bestia, un magnífico documental de Diego López y David Pizarro que analiza el rodaje de El día de la bestia de Alex de la Iglesia y su repercusión en toda una generación de nuevos cineastas para los que esta cinta significó el pistoletazo de salida. Rememoraremos con los protagonistas, mediante entrevistas, la gestación y rodaje de la película. De forma muy académica, los diferentes implicados explicarán vivencias y anécdotas, intercalando documentación gráfica, escenas de rodaje y unas tomas de transición rodadas por la noche en algunas de las localizaciones más emblemáticas del filme de Alex de la Iglesia.  Herederos de la bestia es sin duda el necesario homenaje a ese esperpento terrorífico, esa reivindicación de la cultura popular y el cine de género que fue El día de la bestia.

POSTRES: CORTOMETRAJES  Y ACTIVIDADES PARALELAS SURTIDAS

La selección de cortometrajes estuvo compuesta, mayoritariamente, por productos de la terra, entre los que destacaron, por diferentes razones:  Darrell (2016) un magnífico corto de animación dirigido por Carabantes y Marc Brione bien realizado y muy  divertido, tanto que sus 5 minutos se quedaron cortos. Nominado a los premios Goya, se llevó el de mejor cortometraje de animación en la edición del Festival de Sitges del pasado año. O también Cavalls Morts (2016), otra pieza de animación realizada por los responsables del recordado Les bessones del carrer de Ponent (2011), Anna Solanas y Marc Riba. O Hofuku-Revenge (Anaís Medina y Tony Navarro, 2016), también con un importante papel para la animación, en este caso mezclada con imagen real.

Aunque la mayor parte de los 16 cortometrajes seleccionados precedían a los largos, durante la última jornada del festival se ofreció una hora larga seguida que constó de cinco cortometrajes más. También compitieron otros trabajos provenientes de Japón (el breve Wuxia Worlf of Vengeance) y Portugal (Macabre, de Jerónimo Rocha). El valenciano Fran Mateu propuso en Hidden Devil un complejo y rico universo, en lo que es casi una muestra de lo que su Mateu podría ofrecer de disponer de más medios: buenos maquillajes, un guión interesante y tres actores como son Aida Folch, Javier Botet y Javier Bódalo al servicio de una historia con muchas posibilidades que cuenta, además, con una excelente labor de animación. También pudo verse Fe, del escritor Juan de Dios Garduño y Nerón, el cual dirigido por el extremeño Rubin Stein, se hizo con el premio al mejor cortometraje en esta edición del Sant Cugat Fantàstic.

Pero como también hay que salir en algún momento de la sala oscura, el festival ofreció asimismo algunas actividades como talleres infantiles, presentación de libros, charlas (Tintín, superheroes, series animadas….) y microteatro, además de maquillaje zombie con ocasión de la Zercavila Zombie que se organiza anualmente.

CAFÉ Y LICORES: PALMARÉS, CLAUSURA Y CONCLUSIÓN

Premios del Jurado

Mejor Película: Noctem de Marcos Cabotá.
Mejor Director: Raman Hui por Monster Hunt.
Mejor Guión: Enrique García, Kike Mesa, Salva Martos, Lluís Segura para Maniac Tales.
Menciones Especial:  Prevenge de Alice Lowe por el esfuerzo titánico de escribir, dirigir, interpretar y producir una historia atrevida rompiendo y subvirtiendo los tópicos de la visión de la mujer embarazada.

Mejor Corto: Nerón de Rubin Stein.
Mejor Director de Cortometraje: Rubin Stein por Nerón.
Mejor Guión de Cortometraje: Jerónimo Rocha, João Miguel Real por Macabre
Menciones Especiales: Zona 84 y Darrell.
Darrell: por su originalidad y precisión narrativa, por la alta calidad de la animación y su capacidad de sorprender al espectador en un espacio tan corto de tiempo.
Zona-84: por su cuidada capacidad de trasladar un universo de cómic al cine y por su provocador y arriesgado diseño de producción.

Miembros del Jurado: Geoffrey Cowper, Gloria Fernández y José Miguel Rodríguez.

Premios del Público

Mejor Película: Noctem de Marcos Cabotá.
Mejor Corto: Ringo de Adrià Pagès.

Premios de la Crítica

Mejor Película: Maniac Tales por su originalidad en unir cinco relatos de terror todos ellos sorprendentes y al mismo tiempo su capacidad de crear un hilo conductor entre las historias con una puesta en escena comparable a la de grandes producciones.

Mejor Corto: Caballos Muertos de Anna Solanas y Marc Riba por su creatividad en mostrar la cara oscura de las guerras desde el punto de vista de la mirada inocente de un niño.

Miembros del Jurado:
Javier Gutiérrez (Cine de Patio + Blogos de Oro)
Oriol Hernández (Terror Weekend)
Ylenia Cañadas (El cinéfilo)
Arnau Roure (Cinezín)
Saúl Ivars (Desde el sofá)

La película  Pàtria (Joan F.  Charansonnet, 2016), de la que ya les hablamos largo y tendido en este artículo, sirvió para cerrar esta tercera edición del Sant Cugat Fantàstic que para su co-director, Joan Ramon Armadàs, ha sido la edición de la consolidación. “Después de tres años hemos notado un fuerte aumento de público en la sala y más participación en las actividades paralelas. Todo ello es fruto también del incremento del eco que poco a poco va adquiriendo el festival entre los amantes del género de todo el país y de los aficionados al cine en Sant Cugat y los municipios vecinos. ”  

¡¡¡Nos veremos pues en Sant Cugat Fantàstic 2018!!!

Los jurados oficiales, junto al co-director del certamen, leyendo el palmarés de esta tercera edición de Sant Cugat Fantàstic (foto: Sant Cugat Fantàstic)

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: