Archivo

Archive for 4 noviembre 2009

Promoción española de El Doctor Frankenstein (1931)

4 noviembre 2009 Deja un comentario

La película dirigida por Jame Whale se estrenó en  Barcelona en la sala Capitol en marzo de 1932, y según leo se pasó en inglés, cosa curiosa pero dado que estamos hablando de los inicios del cine sonoro es posible que se produjeran estas cosas, sino miren la próxima entrada que publicaré en esta sección sobre el material promocional del  Drácula de la Universal, que sí, tenía los diálogos en castellano pero… ya les contaré, ya.

f cartel usa

Campaña promocional USA.

f cartel

Cartel original español.

Por lo pronto tenemos el cartel original de la película Frankenstein, que en España recibió el título de El Doctor Frankenstein autor del monstruo cuyo cartel se basó en el que se utilizó en la campaña  promocional americana de la Universal 1931-1932 y que avanzaba el rodaje de Frankenstein tal y como se había planeado inicialmente: dirigida por Robert Florey e interpretada por Bela Lugosi, que como él reclamaba rechazó el papel por no tener diálogos, teoría que no está tan clara. Lo más curioso del tema es que se llegó a rodar un rollo de prueba con Lugosi, que lucía un maquillaje totalmente distinto al que diseñaría Jack Pierce e inmortalizaría Karloff. Como se pueden ver, ambos carteles son similares salvo algunas variaciones.

Se diseñó un programa para repartir en la puerta de los locales, se trataba de un folleto doble realmente atractivo inspirado en parte en el “herald” americano. Como nota curiosa el indicar que se utilizó una foto de la criatura con una prueba de maquillaje que no sería el definitivo (fíjense en las bridas de la frente) . Este programa conoció dos ediciones:

Por un lado tenemos este, de diseño efectivo pero algo burdo en el acabado. Realizado en papel satinado y que no nos daba ninguna pista sobre los actores.

f6 estreno

f8 estreno int.

Interior del programa.

Y este otro que apareció poco después y que además de tener un diseño más refinado, tenía los nombres del reparto en su interior. Al menos se editó en dos colores, este que muestro y otro con el color crema sustituyendo al naranja.

f8 segundo

f8 int.

En 1965 la película fue reestrenada por  Bengala Films, una pequeña distribuidora madrileña que había adquirido recientemente Filmax,  lanzándola con un sanguinolento y poco inspirado cartel realizado por los estudios mcp (dirigidos por Martí, Clavé y Picó, de ahí el nombre) que se reprodujo también en el programa de formato sencillo.f5 reposiciónFinálmente para promocionar esta producción ante los medios y los exhibidores, Bengala editó una guía publicitaria desplegable bastante atractiva que incluía los clichés de prensa.

f1f2 interiorf3 interiorf4 posterior

Otra vuelta de tuerca: XXVIII Festival de Cine de Terror de Molins de Rei

4 noviembre 2009 Deja un comentario

Estoy completamente de acuerdo -en relación al fantasma de Griffin, o de quienquiera que fuese- en que el hecho de que se apareciera en primer lugar al niño le presta un sabor especial.  Pero no es el primer caso de ese tipo que conozco. Si el niño produce el efecto de otra vuelta de tuerca, ¿qué dirían ustedes de dos niños? Con estas palabras nos introduce Henry James en la más inquietante de sus historias de fantasmas: The Turn of the Screw, Otra vuelta de tuerca en español (aunque en mi edición la hayan titulado con la traducción literal, qué cosas).  Ambigüedad es la palabra que mejor define esta novela  donde el mal es proyectado sobre la visión de dos fantasmas que inducen a perderse en la perversión; pero si James se hubiese quedado ahí, su relato no habría sido sino uno más dentro de las convenciones de género.  Al contrario, valiéndose de los tópicos, James nos lleva un poco más allá, le da otra vuelta de tuerca a las posibilidades del género, porque el quid es que no vamos a saber si esos fantasmas residen en la imaginación de la institutriz (que no tiene nombre en la novela) o efectivamente son los niños los que conocen e invocan su presencia.  De todas las adaptaciones al cine, es la de Jack Clayton la que mejor penetra en esta críptica ambigüedad consiguiendo un film que merece figurar en todas las antologías por mérito propio. Suspense cartel de JanoEn Suspense (1961, The inocents) todo el universo oculto de la novela (represiones, obsesiones sexuales, pedofilia, ezquizofrenia) ve la luz.  Desplazar el punto de vista narrativo a la institutriz, aquí sí con nombre, Miss Giddens (interpretada magistralmente por Deborah Kerr), permite profundizar en su enrevesada psicología en la cual se confunde su instinto protector con las propias represiones y obsesiones.  Tampoco Clayton se queda con una sola interpretación, la cámara nos muestra a unos niños que bajo su apariencia de dulzura esconden instintos hacia lo perverso; la fotografía fantasmal permite que nos preguntemos si los niños también ven a los fantasmas y se dejan manejar por ellos.  Bien pudiera ser que laThe_innocents semilla del mal estuviese presente en esos niños quienes jugarían con las debilidades mentales de su mentora inducidos por las presencias de ultratumba, el beso final y la muerte del niño en brazos de Miss Giddens nos dejan inmersos en un mar de sospechas y dudas.  Por eso es mucho más adecuado el título original, que nos hace saber que estamos ante un plantel de inocentes sin saber de que lado cae esa inocencia y de cual la perversión.  Nos viene a la memoria otra cinta donde también se reflexiona sobre la tópica identificación de inocencia e infancia: El Otro (1972, Robert Mulligan). No era la primera vez que Mulligan retrataba el mundo feérico que envuelve el miedo de los niños, nos lo había mostrado ya en la secuencia final de  Matar a un Ruiseñor (1962, To Kill a Mockingbird), pero en su película de 1972 nos lleva hacia la maldad sin culpa que puede presentarse en los niños.  Alejándose de la ambientación clásica, Mulligan nos ofrece un escenario luminoso de color intenso en el que las travesuras-fechorías de uno de los hermanos se dan a plena luz del día.El otroEl film se inscribe directamente dentro de la línea del terror psicológico y juega también con las tuercas ofreciéndonos un final soprendente e inquietante. Y si dos niños pueden causarnos pánico ¿Qué decir si es toda una ciudad como en El pueblo de los malditos ( 1960, Wolf Rilla, 1995, John Carpenter) o en ¿Quién puede matar a un niño? (1976, Chicho Ibáñez Serrador) de la que ya hablábamos en una anterior entrada?. village_of_the_damnedvillage_of_the_damned 1995quien puede

En las tres películas el terror lo provocan los niños, casi ángeles exterminadores, pero lo que pretenden decirnos es que del auténtico miedo son causantes los adultos quienes se convierten en víctimas como castigo por haber sido torturadores, represores, verdugos.

Tanta presencia de  niños en el fantaterror es lo que ha hecho que los organizadores del Festival de Terror de Molins los hayan convertido en lema en esta XXVIII edición.

El festival de Molins de Rei viene dándonos buenos momentos a todos los aficionados desde 1981.    A partir de la inquietud de  un grupo de amigos aficionados, nacieron las dieciséis horas terroríficas de su maratón, convertidas en doce cuando el festival fue creciendo.  Nos lo contaba Albert Galera en la entrevista que durante la edición pasada  le realizó el programa El Cinematógrafo de UrbeTV: En las sucesivas ediciones el festival ha ido sumando más y más atractivos.  Mañana jueves a las 20’30h,  se exhibirán los cortos seleccionados como semifinalistas del Concurso de Cortos de Terror y Gore que celebra ya su octavo cumpleaños.  Estos son los títulos que podremos ver:

Verónica (20′) – Manuel Caballero

Semblanza (10′30″) – Rafael Belmont

Thanatomorphose (3′) – Éric Falardeau

La leyenda del ladrón de árbol de los colgados (12′) – Sami Natsheh

 El hombre apnea (20′) – Francisco Pavanetto

Proximo movimiento (12′) – Mariano Sanchez

Papá wrestling (9′) – Fernando Alle

Tropezones (6′) – David Macián/Eduard Molinari

Perdido (12′) – Daniel Andres Pedrosa

Los que lloran solos (6′) – David González

El público asistente podrá votarlos y el que reciba mayor puntuación pasará a ser finalista aunque optando sólo al Premio Angoixa decidido por votación del público con la nada despreciable dotación de 700 euros.  Al resto de galardones:  Primer Premio del Jurado (1.300 euros); Segundo Premio del Jurado (700 euros); Premio a los mejores FX; serán candidatas las cintas que se proyectarán el viernes, igualmente a las 20’30h, entre las que se encuentran las de Rafa Dengrá y de Isaac Berrocal que comentamos con ocasión del pasado Octubre de Por. Esta es la lista de seleccionados:

Plaza Vacante(10’) – Jesús Perez Miranda

La Casa Brown (11’) – Isaac Berrocal

La Presentadora (19’) – Alberto pascual

Mama (3’) – Andy Muschetti

Koop (14’) – Ismael C. Viondi

Hearttrack (3’30’’) – Rafa Dengrá

Hender (14’) – Carlos Alberto Pascual

Zombies And cigarettes (17’) – Rafa Martinez

La boya (12’) – Mariano Salvador

La entrega de premios coincidirá con la lectura del veredicto del Concurso de Microrelatos de Terror y Gore que se ha convocado ya por tercera vez.

Entre los miembros del jurado del festival de cortometrajes figura una de las grandes sorpresas que nos trae esta edición: Ari Lehman.Ari Lehman-Jason Voorhees

Por primera vez en Molins contaremos con la presencia de un invitado internacional, y no podía haber sido mejor la elección, al menos os lo parecerá a todos aquellos que aprendistéis en vuestra adolescencia que los 13 funestos son los viernes y no los martes. El “Chico del lago” original vendrá acompañado por su grupo para poner la nota musical a esta edición con el concierto de FIRTSJASON que cerrará la jornada del viernes.  Pero para entonces habremos podido ya gozar de su figura (y de sus autógrafos los que seáis aficionados) mañana jueves cuando a las 23 horas presente la exhibición de la primera entrega de Viernes 13 (1980, Sean S. Cunningham).

Como puede verse buen menú el de este año que se ha publicitado con el cartel de Carles González Gimeno ganador del Primer Concurso de Carteles:

cartel molinsSeleccionado entre otras veinte propuestas que podremos ver exhibidos en el Bar Beretxu (c/ Molí, 1-C) del 2 al 8 de noviembre.

Muchas y grandes novedades, sí, pero lo que todos esperamos con más afán son las 12 horas que despegarán el próximo sábado, a partir de las ocho de la tarde de la mano del bueno de Raimi, con esa Arrástrame al Infierno que nos ha permitido recuperar la emoción de su etapa más petarda.  Habrá más y con muchos niños, y el broche final lo pondrá la repelente protagonista de La Huerfana, la-huerfana-trailer-y-poster-en-espanolpero antes habrán danzado ante nuestros ojos The Children (2008, Tom Shankland), Eden Lake (2008, James Watkins), Jack Brooks. Cazador de monstruos (2007, Jon Knautz), y aquella a la que más está deseando hincarle el diente (junto a la película sorpresa, por supuesto) quien os escribe estas líneas: Grace (2009, Paul Solet), es seguro que esta historia de infantes cabrones desde el feto (no muy recomendable para mujeres encinta) estimulará mi imaginación y la de otros muchos  que no hayan tenido ocasión de degustarla en Sitges:

Desde mañana hasta el domingo nos esperan muuuuuchas horas de goce, sólo recordaros a los que ya seais tan carrozones como yo, que si el cuerpo no aguanta, Molins está conectada con Barcelona por el autobús nocturno N50 de la compañía Soler y Sauret (la parada está junto a la estación de Renfe) que os acercará a Plaza de Cataluña en poco más de media hora. Aquí los horarios: http://www.solerisauret.com/interurbanes2.php?id=9&linia=55

Tenéis más información en la web del festival: http://www.terrormolins.com/cat/

Categorías:Terror Molins

Fallece José Luis López Vázquez a los 87 años.

3 noviembre 2009 1 comentario

programa445José Luis López Vázquez no únicamente forma parte de nuestra memoria personal desde siempre, también es historia del cine español. El Morito”, apodo con el que era conocido López Vázquez tal y como indicó su compañero de profesión Alfredo Landa en el polémico libro biográfico que se publicó el pasado año, era un trabajador incansable que realizó teatro, televisión y más de doscientas películas, muchas de ellas inolvidables.

 Aunque quizás en donde más despuntó su talento fuera en la comedia, en los setenta realizó difíciles papeles dramáticos como es el radical registro que consiguió con Mi querida señorita (1971 Jaime de Armiñán), donde demostrando su valía y valentía realizó un modélico papel de señora sin despertar risas en el perplejo público, ganándose el respeto de los pocos que podían pensar que era únicamente un resultón actor cómico. Bueno, resultón no, genial, ya que como auténtico robaplanos que era, su aparición por minúscula que fuera siempre quedaba en la memoria del espectador.

 El actor inicia su carrera en 1951 a las órdenes de Bardem y Berlanga con Esa pareja feliz y a lo largo de su carrera su histriónico personaje nos deleitó en una larga lista de películas, de las que destaco a bote pronto: Los jueves, milagro (1957 Luis Gª Berlanga), El pisito (1958 Marco Ferreri), El cochecito (1960 Marco Ferreri), Plácido (Luis Gª Berlanga), La gran familia (1962 Fernando Palacios), Atraco a las tres (José Mª Forqué), El verdugo (Luis Gª Berlanga), Los Palomos (1964 Fernando Fernán Gómez), ¡Como está el servicio! (1968 Mariano Ozores), Mi marido y sus complejos (1968 Luis Mª Delgado), Habla mudita (1973 Manuel Gutiérrez Aragón), La prima Angélica (Carlos Saura), La escopeta nacional (1977 Luis Gª Berlanga), El fascista, la beata y su hija desvirgada (1978 Joaquín Coll Espona), La colmena (1982 Mario Camus), La avispita Ruinasa (José Luis Merino) , Torrente 2: Misión Marbella (2001 Santiago Segura)  pura historia del cine español que abarca desde la obra de arte a la más infame peliculita, de Berlanga a Ozores, de Saura a Santiago Segura; de compartir fluidos con la mejor Jane Birkin (La Miel, 1979 Pedro Masó)  a ser dirigido por George Cukor en Viajes con mi tía  (Travels with my aunt, 1972), López Vázquez pertenece a esa casta de actores profesionales para los que cualquier papel era importante aunque se limitara a una única línea.

 programa442Pero a estas alturas habrá quien se pregunte que qué hace López Vázquez en estas páginas dedicadas al cine fantástico, pues bueno, todo tiene una explicación. Les cuento:

 Cuando era pequeño (unos seis o siete años) el miedo se me metió en el cuerpo cuando por la tele pasaron una pequeña película de treinta y siete minutos  (lo que ahora se llama TV movie, tú)  de Antonio Mercero. No, no me refiero a Verano Azul, ese terror vendría años más tarde traumatizando a otra generación, me refiero a  La Cabina. Ni historias para no dormir, ni Dráculas, ni ostias, con La Cabina sencillamente me cagaba de miedo. 

 El argumento, por si alguien lo ignora, contaba como el personaje interpretado por J. L.  López Vázquez  tras entrar en una cabina telefónica se queda encerrado sin poder salir e incomunicado, lo que causa la curiosidad e hilaridad del personal (algunos van incluso a verlo bocadillo en ristre). Desde fuera nadie puede oírlo y se comunica con gestos, y aunque varias personas, incluidos los bomberos,  intentan sacarlo, todos los esfuerzos son inútiles ya que la cabina  parece irrompible.  El individuo atrapado en la cabina poco a poco va perdiendo interés entre los transeúntes y finalmente se lo llevan los que parecen pertenecer a la empresa de mantenimiento, que cargan la cabina en un camión. Durante el trayecto se encuentra con otro camión en el que hay otro individuo atrapado en una cabina (Agustín González) con el que intercambia gestos, ante la imposibilidad de comunicarse.

programa441
Tanto miedo pasé que hasta lo dibujé

 La cabina llega a su destino tras recorrer varios subterráneos, un lugar en el que hay miles de cabinas ocupadas por otros individuos, algunos muertos ya  y  momificados, incluido el individuo que se encontraba encerrado en su misma situación y con el que se cruzó durante el trayecto, que no pudiendo soportar la situación se había  suicidado estrangulándose con el cable del teléfono. Poco a poco el personaje interpretado por López Vázquez parece comprender que no tiene salida… y la película termina mientras él se va dejando caer en la cabina.

 Una historia que como ven tiene más fondo del que se ve a simple vista, se interpretó como una crítica al sistema (estábamos en 1972 con cierto tipo residiendo en El Pardo) y escapando a la obtusa censura obtuvo, entre otros, el premio de la crítica en el XIII Festival de Montecarlo. 

Bueno, supongo que los más mayores recordarán que no hace tanto tiempo  no todas las casas tenían teléfono instalado, y muchos teníamos que bajar a la cabina telefónica a efectuar llamadas, pues bién, esta película hizo que el que esto les cuenta, cada vez que mi madre bajaba a la calle a hacer una llamada,  yo fuera con ella y le sujetara la puerta para que no se quedara encerrada, fobia que me duró un tiempo largo y que aún hoy (tantos años después…) sigue siendo motivo de befas y chascarrillos en las fiestas familiares.

 mantisvagabundoPero hay más motivos para incluir aquí a López Vázquez sin que me corran ustedes  a boinazos, ya que ha sido dirigido en dos ocasiones por Paul Naschy, o mejor dicho, por Jacinto Molina: protagonizando Mi amigo el vagabundo (1984), una comedia sentimental donde también intervenían otros grandes como José Bódalo, Florinda Chico y Gracita Morales, además de Naschy y su hijo Sergio Molina; y en Operación Mantis (1984), parodia de las películas tipo Bond con José Sazartornil Saza, Fedra Lorente y el mismo Paul Naschy.

programa443programa444 Y no hay que olvidar la descacharrante comedia Un vampiro para dos (Pedro Lazaga 1965) en la que López Vázquez y Gracita Morales emigran a Alemania y entran a trabajar al servicio de un conde que resulta ser un vampiro (Fernando Fernán Gómez), al que combaten entre otras cosas con sopas de ajo; ni La otra residencia, realizada en 1970 por Alfonso Paso para  parodiar La Residencia (Narciso Ibáñez Serrador, 1969); ni la comedia El astronauta (Javier Aguirre, 1970) con esa ciencia-ficción a la española con tecnología de la S.A.N.A; o ya más recientemente, en 1997  colaboró en  Memorias del ángel caído de Fernando Cámara  y David Delgado.

 6371952bosque1Pero si merece estar en estas páginas es sobre todo por su estupenda interpretación del buhonero Benito Freire que cree  transformarse en un salvaje lobisome en las Galicia de  El bosque del lobo, realizada en 1971 por Pedro Olea, otra de esas grandes interpretaciones dramáticas que hacen enmudecer al que piensa que López Vázquez no era un actor completo.

Nos ha dejado un gran actor, pero afortunadamente siempre quedan las obras, y mientras estén ahí y en nuestra memoria no pueden morir.

 

A %d blogueros les gusta esto: