Inicio > Cómic y Manga, Cryptshow, LA BIBLIOTECA DE BABEL > Cryptshow 2017: Freaks, estados alterados y odiseas sicodélicas

Cryptshow 2017: Freaks, estados alterados y odiseas sicodélicas

Ya finalizó la edición número once de este renovado Cryptshow, un festival que anuncia, con su buen rollo perpetuo, la llegada del verano, de la playa, de las cervezas heladas, el retorno de las patatas Corominas y del aroma del festival del gorila, cuyos rugidos comienza a sonar desde Sitges. Cortometrajes de todo el mundo, algunos largos, música en directo, literatura y un invitado de excepción, todo esto y mucho más desde Badalona en Cryptshow.

Fotos: Serendipia (excepto las indicadas ¡Gracias Félix!)

TERROR EN LARGO

Cryptshow Festival continúa manteniendo la tónica de reducir el número de largometrajes programados, pero los escogidos son muy especiales. El inaugural tuvo música en directo, una práctica que afortunadamente se mantiene desde la edición de 2012 con Garras Humanas (The Unknown, 1927), que en aquella ocasión contó con el acompañamiento de TenebraEh!; prosiguiendo en 2015 con La carreta fantasma (Körkarlen, Victor Sjöstrom, 1921) con Agustí Busóm y su grupo y consolidándose como actividad el pasado año con Aelita (1924), de Yakov Protazanov, de nuevo con Agustí Busóm.

¡Tetsuo Project en acción!

En esta edición se ha rizado el rizo y Busóm y su grupo han añadido banda sonora a Tetsuo, el hombre de hierro (Tetsuo, 1989), la revolucionaria cinta de Shinya Tsukamoto, lo cual no significa que sustituyeran el sonido original de la cinta, muy al contrario, Busóm y su dos compinches añadieron elementos sonoros de cosecha propia y crearon una ambientación mediante humo y elementos de música industrial que convirtieron Tetsuo Project, pues así se bautizó la proyección,  en toda una experiencia multimedia. Excesiva. Desbordante. Un viaje de pesadilla por la nueva carne, pudimos disfrutarla en una magnífica copia, digital, pero de calidad ¡Gore in the Machine!

Teniendo esta edición como leit motiv los estados alterados no podía faltar una película de Ken Russell. Y valdrían varias: desde Tommy (1975) a Lisztomania (1975) pasando por Gothic (1986) o La guarida del gusano blanco (The Lair of the White Worm, 1988), pero se antoja mucho más acertada Viaje alucinante al fondo de la mente (1980), que además tiene en su título original, Alterated States, la excusa idónea para proyectarse. Y también en copia pristina. La película quizás ha envejecido un poco mal: tras un buen punto de partida termina desembocando en una desigual segunda parte que delira entre lo más sicodélico de 2001: una odisea del espacio (2001: A Space Odyssey, Stanley Kubrick, 1968) y la pura serie-B de  The Neanderthal Man (E. A. Dupont, 1953). Russell, amante de los románticos y de su atracción por el abismo, nos invita a un viaje que recorre el linde entre la genialidad y la locura, entre la ciencia y la creencia, entre ceñirse al método científico o experimentar en carne propia hasta más allá de lo sensato, todo en aras de aprehender lo absoluto. Es el viaje de su protagonista que perseguirá la demostración de su hipótesis, que los estados de conciencia alterados se traducen en fenómenos físicos, prestando su propia carne, ante el descrédito de algunos, los ortodoxos que no arriesgan ni vuelan solos, pero que tienen que acatar la certificación objetiva de la contrastación, porque así funciona la ciencia (no en vano la autoridad consultada en un momento del filme es el Doctor Wissenschaft, apellido alemán que se traduce como ciencia, al ciencia con mayúsculas, además). Irregular, interesante, más excesiva que profunda, Russell en estado puro, un estado alterado de conciencia que repele y atrae a partes iguales.

Al verse obligada la organización a suspender por causas ajenas la Necroantología de poesía badalonina de Marçal Font i Espi, que, con acompañamiento de saxo y ballet, iba a tener lugar en el cementerio del Sant Crist, se optó por proyectar, de forma gratuíta, una de las películas seleccionadas para esta edición que finalmente quedó excluida del programa por falta de espacio, The Trip (1967), una joya sicodélica de Roger Corman con toda la plana mayor lisérgica de la época: Peter Fonda, Bruce Dern, Dennis Hooper y Susan Strasberg. Además del imprescindible Dick Miller.

La activa colaboración del festival Nits de Cinema Oriental de Vic con el Cryptshow vino en forma de dos cintas muy diferentes. Por un lado se contó con la coreana The Priest (Geomeun SajedeulJae-hyun Jang, 2015) una dignísima película de terror  tan enrevesada en su inicio como eficaz en su puesta en escena de un exorcismo, de los mejores y más aterradores que hemos tenido ocasión de ver gracias a que prescinde de las truculencias y exageraciones, tan gratuitas como queridas en este tipo de historias desde la imprescindible El exorcista (The Exorcist, William Friedkin, 1973). Toda una curiosidad con toques de buddy movie y la presencia de un tan sugerente como representativo callejón simbolizando el paso de la sociedad moderna al oscurantismo medieval. Y un tercer acto que avanza preciso como una pieza de relojería y desemboca en una secuencia vigorosa, de pura tensión y suspense, algo en lo que los coreanos son maestros indiscutibles. The Priest se ofreció en primicia en España, al igual que Tetsudon: Fool Japan – The craziest short films from Japanotra nueva y loca recopilación de locos cortometrajes japoneses que es toda una oda al descerebre, el despiporre y la diversión. 

TERROR EN CORTO

Si como hemos comentado el número de largometrajes ha menguado, también lo ha hecho el de cortos. En 2015 fueron 60 cortometrajes a competición; 50 el pasado año y 48 en esta edición que se distribuyeron en siete bloques, dos de ellos matinales dirigidos especialmente al público infantil y juvenil bajo el auspicio de Eduvic, cooperativa de iniciativa social sin ánimo de lucro que trabaja con la infancia, la adolescencia y la juventud en riesgo social. De entre estos cortometrajes destacamos muy especialmente Garden Party (Florian Babikian, Vincent Bayoux, Victor Caire, Théophile Dufresne, Gabriel Grapperon y Lucas Navarro, 2016) una delicia que describió muy acertadamente el jurado como “el reverso con ranas de El crepúsculo de los dioses.” También sobresalió el apocalíptico y muy atmosférico Anime; el divertido Spooked de Emma Spook y Gil Gloom; A Coat Made Dark (Jack O’Shea) con su oscura animación; Preston, que les ofrecemos tras este bloque y que es un magnífico ejercicio de animación CGI; The Procedure (Calvin Reeder), una breve e inenarrable fantasía que también les ofrecemos a continuación y que se encuentra entre nuestros favoritos; el ingenioso Hope (Adam A. Losurdo), una fantasía zombie proveniente de Noruega; el lovecraftiano Elritch Code de Ivan Radovic con Cthulhu llegando en forma de virus informático; la space opera Bruce Gallagan de Pau Perramón, un sentido y esmerado homenaje a la estética sci-fi de los setenta; más zombies en Still de Carl Timms, una ingeniosa obra pero con exceso de metraje; el marciano y eterno cortometraje de animación de Jean Lecointre Les Animaux Domestiques; o el bizarrísimo Ringo Rocket Star and his Song for Yuri Gagarin, de Rene Nuijens. Finalmente destacamos, por dejarnos totalmente descolocados, Waste (Alejo Levis y Laura Sisteró),  una cosa muy rara, parafraseando a Herzog, una metáfora, no sabemos de qué, pero una poderosa metáfora, protagonizada por varias chicas jóvenes en lencería fina dando brincos por un piso dirigidas por un lápiz. O algo así. Y por supuesto el premiado, Behindde Ángel Gómez Hernández, una propuesta puramente de terror que conquistó al jurado protagonizada por Macarena Gómez, Lone Fleming, Ruth Díaz y Javier Botet.

 

PALMARÉS CRYPTSHOW 2017

El jurado oficial de Cryptshow Festival 2017, formado por Eva Ayats, Domingo López, Ramon Mas, Dani Seguí y Mónica Van Campen ha decidido el siguiente palmarés:
–X Premio Sierra Circular: Behind de Ángel Gómez, por ser la propuesta de terror más sólida
–Premio del público: The legend of the Crabe-Phare de Gaetan Borde
Otros premios:
–Mejor Animación: Garden Party de Florian Babiikian. El reverso con ranas de El crepúsculo de los dioses. Una animación alucinante según el jurado.
–Mejor director: Felix Knoche por Hilde, por la sensibilidad del director en unificar todos los elementos para contar una historia diferente.
–Mejor guión: Einstein -Rosen de Olga Osorio, por el realismo mágico, la nostalgia y originalidad. Mención Especial: Decorado de Alberto Vázquez.
–Mejor actor: Calu Flygare por The Sunken Convent, por la increíble interpretación de un personaje malsano
–Mejor actriz: Macarena Gómez por Behind, por la intensdad y visceralidad de su interpretación
–Mejor banda sonora: Ariel Santiago por Cuerno de Hueso, por crear una atmósfera adecuada para la película.
.
–Mejores Efectos Especiales: 
Hilde, por la sutileza, evolución y la integración del maquillaje a la historia
–Mejores Efectos Visuales: Nicole’s Cage de Josef Brandl, por la ambientación surrealista
–Mejor fotografía: Juli Carné por Waste por la complejidad de la iluminación y el ambientación en un espacio reducido
–Mención Especial: Bruce Gallagan de Pau Perramón, por su recreación del cine de serie B añejo

—Mención Especial: El modelo Pickmann (Pablo Ángeles Zumón)

El jurado ha dado su veredicto…. (¡Qué alta es Mónica Van Campen, por cierto!)

OTRAS ACTIVIDADES

Criptshow literario

Al igual que el pasado año las presentaciones de libros y fanzines tuvieron lugar en l’Espai Betúlia, un marco idóneo y espacioso en el que se contó con parte de los autores de las publicaciones que hacían allí su puesta de largo. Comenzando por el libro del festival, segundo en ese formato tras los antiguos Cryptonomikones, de nuevo editado conjuntamente por el festival y la editorial Males Herbes. Estats alterats de la ment reúne en sus páginas el relato ganador del certamen, los finalistas y otros escritos por plumas invitadas con el denominador común de la locura, la senectud, las drogas, la esquizofrenia, los delirios, obsesiones y otros síndromes de la mente. También se presentó el cuarto número de La Cripta especial canibalismo, un tomo de comics editado mediante Verkami que cuenta con las firmas de Juan Rubí, Toni Benages, Samuel Delgado, Sandra Márquez o Daniel Torrado, entre otros. Roberto Bartual presentó su interesante Jack Kirby, una odisea psicodélica, editado por Editorial Marmotilla, una obra en la que su autor intentar responder a la pregunta “¿Cómo fue posible que Jack Kirby se anticipara al arte psicodélico en varios años, sin haber probado jamás —que sepamos— ninguna droga?”  La respuesta a esta cuestión nos la intenta ofrecer Bartual en esta obra editada por esta nueva editorial de pintoresco -y simpático- nombre. Hermenaute, como es habitual, también presentó sus últimas novedades, en especial la última novela de Lluis Rueda, Paradoja en Renfield Street, y la antología de relatos malrollistas Horror Dummies, en la que diversos autores escriben historias de terror protagonizadas por muñecos, autómatas, marionetas y otros mecanismos psicóticos. Terminando con los libros, Iván Allué presentó Rob Zombie, el renegado del diablo de Editorial Quarentena, que repasa la carrera de este músico/cineasta norteamericano.

Marta, una feliz lectora con su libro rubricado por el autor.

Cerrando el acto Diego López presentó el último número de El buque maldito. Tras lo cual todos los asistentes remojaron el gaznate, que falta hacía, y pudieron hacerse con ejemplares de todos los títulos presentados en el Cor de la Marinadonde, por cierto, estaban expuestas las obras que como es habitual un buen puñado de artistas han realizado con el leitmotiv del festival de este año.

En relación a la faceta literaria del evento cabe añadir que, al igual que el pasado año, durante los días de festival hubo una parada en la Plaça de l’Ajuntament donde estuvieron a la venta las novedades de Hermenaute, Marmotilla y el fanzine Klowns Horror Fanzine, mientras que las publicaciones cercanas al festival, el libro Estats alterats de la ment y La Cripta, estuvieron disponibles en la taquilla del Círcol.

Concurso de bandas sonoras a cargo de “The OST s” y Movie-Table-Quiz in Badalona

Cryptshow Festival, caracterizado por ser un certamen multidisciplinar, aborda el género fantástico y el terror desde diferentes ángulos y este año repitió la música en la variada lista de actividades con “The OST s”, que presentaron un concurso basado en un repertorio de bandas sonoras de películas de terror y ciencia ficción. Pero no fue el único juego que tuvo lugar, pues también se celebró el International Movie-Table-Quiz en el Bar Estrop. Excusas para alargar las noches completándolas con buena conversación y cerveza fría.

GALA DE CLAUSURA

Shelton recibiendo la Sierra Circular de manos de Toni Benages, director del Cryptshow

Tras Juan Giménez en 2015 y Josep María Beà en 2016, de nuevo el invitado al Cryptshow estuvo relacionado con el mundo del cómic. El premio Sierra Circular 2017 fue para el ilustrador underground Gilbert Shelton, toda una leyenda del cómic norteamericano gracias a populares personajes como The Fabulous Furry Freak Brothers, que creados en 1968, en plena época hippy, cumplen 50 años de locuras, drogas y aventuras. Así como también Fat Freddy’s Cat, serie íntimamente relacionada con la anterior al estar protagonizada por el gato de uno de los Freak Brothers, que vio la luz un año después de aquella. Y sin olvidar Wonder Wart-Hogun personaje paródico de Superman nacido en 1961 que se bautizó en España como Superserdo.

Pero Shelton en sí es también todo un personaje. Amigo de Janis Joplin, con quien coincidió en la Escuela de Arte, se libró del servicio militar alegando que tomaba drogas sicodélicas.

Nacido en Texas, Shelton realizó carátulas de discos y sicodélicos carteles de conciertos. En 1979 La Cúpula comenzó a editar los comics de Shelton en España, donde fueron muy populares, primero dentro de la revista El Víbora y más tarde en Makoki. También editó y reeditó álbumes recopilatorios. Pero la relación con España fue más íntima, tal y como relató el propio Shelton durante su estancia en Badalona. Tanto él como su compañera se instalaron en los cuarteles generales de La Cúpula en La Floresta durante un año, donde convivieron con Max, Gallardo, Martí, Nazario… y por supuesto el director de la publicación, Josep María Berenguer, al que ambos recordaban con cariño. Berenguer les acogió y publicó sus páginas, de tal modo que incluso en el número de El Víbora que se editó con motivo del golpe de estado del 23 F, Shelton colaboró al vivir por entonces en Barcelona. A mediados de los años ochenta se instaló en Francia, donde  vive todavía entre París y Borgoña.

En la ceremonia, que se celebró en el Círcol, Gilbert Shelton contó diversas anécdotas personales, así como recuerdos relacionados con su carrera en el mundo del cómic y… en el cine, pues hizo referencia a los abortados largometrajes basados en los Freak Brothers que ya desde 1978 comenzaron a ofrecerle sin que ninguno llegara a buen puerto, deteniéndose especialmente en Grass Roots, un proyecto proveniente de Inglaterra que le hacía especial ilusión con sus personajes animados mediante stop-motion. Viendo el video de prueba (que os ofrecemos y al que vale la pena darle un ojo) entendemos su entusiasmo. Pero resultó imposible reunir los cinco millones de libras necesarias para sacar el proyecto adelante. En todo caso prefiere mantener en su poder los derechos de sus personajes a que se haga una película como El gato caliente (Fritz, the Cat, Ralph Bakshi, 1972), que desvirtuó tanto al personaje de su amigo Robert Crumb, que este abomina de ella.

Se habló también del carácter reaccionario de algunos artistas clásicos como Al Capp o Chester Gould, creador de Dick Tracy, un estilo de dibujo que Shelton recordaba inspiró a Martí, el ilustrador de El Víbora y creador de obras como Taxista (1982) o Doctor Vértigo (1988). También comentó The Adventures of Jesus (1962), considerada la primera novela gráfica underground que dibujada por Frank Stark (bajo el seudónimo de Foolbert), Shelton publicó. Así como de la gran influencia que recibió la generación de artistas underground de Mad comics, una publicación que Gilbert Shelton descubrió a los 12 años y cuyo espíritu irreverente (y su concreción gráfica) le inspiró, en especial Harvey Kurtzman y, me atrevo a añadir que Basil Wolverton también. Recordó asimismo a otro de los ilustradores de Mad, Sergio Aragonés, que para él posee el récord de producción de páginas, ya que es capaz de dibujar diez al día.

Aunque su producción ha bajado considerablemente, Shelton comentó que ha realizado otras labores editoriales como traducir el Martínez el facha de Kim al francés. En cuanto a sus preferencia actuales, a pesar de que declara abiertamente que no lee mucho cómic, le agradó, pese  haberle parecido muy triste, el álbum Arrugas, de Paco Roca. Y no quiso ni oír hablar de Marvel, DC ni de los comics de superheroes.

Una presencia simpática y agradable, al igual que la de su compañera, que además resultó de gran ayuda al hablar perfectamente castellano y servir como apoyo y memoria de repuesto del maestro.

DESPEDIDA Y CIERRE

Cryptshow on the beach! (Foto: Félix Cárdenas)

Ya solo quedaba el domingo, y el Cryptshow salió del Círcol y se llevó a la playa todos los cortometrajes ganadores de este año, proyectándolos en una pantalla en el exterior  de La Doncella de la Costa, histórico local de Badalona que este año ha funcionado como lugar de esparcimiento nocturno post-Círcol. Y es que Cryptshow no es solo cortometrajes y cine, forma parte también de su esencia el reencuentro con los amigos, las conversaciones con una fría cerveza en la mano. Contactos de los que pueden nacer proyectos, aunándose así lo lúdico con lo profesional, de ahí que resulte tan importante que el Círcol sea una sala cinematográfica, sí, pero también un bar, y que estén situados en pleno corazón de Badalona.

De modo que, como siempre, desde Proyecto Naschy felicitamos a Cryptshow por una nueva y perfecta edición de este festival que tan bien nos trata. A nosotros y a todo el mundo. Sin duda uno de los más innovadores que pueden encontrarse. Abierto a todo tipo de disciplina relacionada con lo que une a la organización del festival y su público: el fantástico y el terror.

¡¡¡Nos vemos en Cryptshow 2018!!

¡¡¡Nos vemos  en el purgatorio!!!

(Foto: Félix Cárdenas)

 

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: