Inicio > TRAILERS RECOMENDADOS, VAMOS DE ESTRENO > ‘Pero que todos sepan que no he muerto’: Removiendo los huesos de la discordia

‘Pero que todos sepan que no he muerto’: Removiendo los huesos de la discordia

“Callar y quemarnos es el castigo más grande que podemos echarnos encima”

Federico García Lorca

PERO QUE TODOS SEPAN QUE NO HE MUERTO (Bones of Contention, Andrea Weiss, 2018)

USA. Duración: 76 min. Guión: Andrea Weiss Directora de fotografía: Carmen Vidal Balanzat Edición: Andrea Weiss/Pamela Ralat  Productora ejecutiva: Greta Schiller Productora: Jezebel Productions Narración: Miguel Ángel Muñoz.

Intervienen: Laura García Lorca (Presidenta de la Fundación García Lorca), Emilio Silva (Fundador de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica), Antoni Ruiz y Silvia Reyes (Encarcelados por el Régimen franquista por su sexualidad), Isabel Franc y Empar Pineda (Activistas en favor de los derechos LGTB), Fernando Valverde (Poeta y estudioso de Lorca).

La neoyorkina Andrea Weiss ha utilizado como eje conductor de su documental, Pero que todos sepan que no he muerto, la figura del poeta Federico García Lorca para denunciar el silencio que quiere mostrar, concentrándose en los motivos por los que fue ejecutado: su militancia de izquierdas y su homosexualidad. Y con ello ha desarrollado un muy interesante documento sobre la cultura del olvido que tan plácidamente se mantiene en España, tanto hacia los perdedores de la guerra civil como hacia los homosexuales,  represaliados incluso durante la ‘modélica’ transición.

Y es muy interesante que no se dejen de rodar documentales, de escribir libros, e incluso de enseñar en las escuelas que en España pasó lo que pasó. Y pese a quien pese hay que recordarlo, pues no hace tanto que pasó. Y hay que recordar, también, que los herederos de aquellos carniceros son los que ahora no quieren que se revuelva el pasado. Pero conviene hacerlo. Hay que remover esos huesos de la discordia. Y más cuando el gobierno ‘popular’ gasta 23.000 euros en repatriar a 29 miembros de la División Azul. Y más mientras ignora, e incluso se burla, de los más de 120.000 hombres y mujeres desaparecidos y cuyos huesos se resecan y pudren bajo tierra en cunetas y fosas anónimas. Fosas repletas de cadáveres de miles de rojos.

También Innumerables homosexuales fueron encarcelados e incluso sirvieron como conejillos de indias en sádicos experimentos que buscaban curarles de su ‘desviación’. Todo amparado por la iglesia, claro. Y por la justicia, por supuesto. Primero bajo la ley de vagos y maleantes y más tarde en la de peligrosidad social, auténtico cajón de sastre en el que todo valía y todo cabía. Incluso miles de ‘desviados’

Y Federico García Lorca, ejecutado por rojo y maricón, se ha convertido en figura máxima e icono para el movimiento LGTB y para la izquierda que no ha olvidado ni ha podido enterrar a sus muertos en paz. Ha tenido que ser una norteamericana, la directora y escritora Andrea Weiss, la que denuncie con su documental todo esto. Viajando de Barcelona a Madrid y de Granada a Valencia para reunir los testimonios, tanto de asociaciones para la recuperación de la memoria histórica como de víctimas de la dictadura franquista. Sin olvidar a las lesbianas que nunca existieron. Todos víctimas. Todos olvidados. Molestos resquicios de otros tiempos que algunos quieren olvidar. Huesos corroídos. Mariquitas medio locos. Viejos chochos. Rojos y maricas.

Andrea Weiss, una reputada cineasta y escritora doctorada en Historia de la Cultura Americana,  ganó un Premio Emmy por su documental Before Stonewall, así como varios galardones más en festivales de todo el mundo con otras producciones cinematográficas posteriores, como la adaptación de su propio libro París era mujer, vivió en Barcelona en el año 2012 y  allí se interesó y profundizó en este olvido. Ilustrando su documental, además de con testimonios, con muy interesante imágenes de archivo pertenecientes a noticiarios norteamericanos que hablan del “Spanish Hitler” y del encarcelamiento y adoctrinamiento de los presos políticos que sobrevivieron a la guerra genocida.

Un documental necesario que 39 Escalones estrena en pocas, demasiado pocas, salas. Y que debería exhibirse también en colegios. Y centros cívicos. Un documento imprescindible en estos tiempos grises, en los cuales el actual gobierno, enaltecido, se envalentona y promulga leyes castradoras y medidas censoras.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: