Inicio > FANTATERROR, Paul Naschy, PIN UP > Pilar Alcón: De El retorno del hombre lobo a Conan el bárbaro, pasando por otros rodajes

Pilar Alcón: De El retorno del hombre lobo a Conan el bárbaro, pasando por otros rodajes

Sin lugar a dudas El retorno del hombre lobo (1981) es una pieza capital en la carrera de Paul Naschy. Por medio de esta obra su director, guionista y actor pudo por fin hacer el homenaje que su personaje, Waldemar Daninsky, y sus seguidores se merecían. En ella actuaba nuestra protagonista, Pilar Alcón, una actriz multidisciplinar y mucho más que una cara bonita. Intérprete de teatro, cine, televisión y comedias musicales, compartió cartel con los más reconocidos actores y actrices españoles, debutando en el cine con su personaje en El retorno del hombre lobo. Con ella vamos a recordar el rodaje de este film y de paso repasaremos los avatares de  su amplia carrera, que incluye muchos títulos interesantes, entre ellos uno que le llevó a recibir un mandoble del  mismísimo Schwarzenegger: la magnífica Conán el bárbaro. También formó parte del film de culto de Piquer Simón Mil gritos tiene la noche en un papel sin diálogo pero presente en todo el film, ya que era… la chica del puzzle.  Pero…

COMENCEMOS POR EL PRINCIPIO

Pilar Alcón nace en San Martín de Pusa (Toledo) y ya desde bien pronto demuestra la vocación que marcaría su vida: sería actriz: ” Desde que era un cría de 12 años participaba en los teatrillos y obras que se hacían para fin de curso. Siempre se me dieron bien esas cosas, de hecho me cuenta mi mamá que con solo un año me ponía a bailar sin casi tenerme en pie cuando la gente me lo pedía, así que esta claro que se nace. Entré en este mundo por casualidad. Yo me casé muy joven, con solo 17 años, porque mi ex, que me llevaba 8 años me dejó embarazada. Yo estudiaba magisterio pero termine casada…  (…) me hablaron de una obra que se estaba preparando en Madrid y de la que hacían casting. Allí me presente y asi empezó todo: teatro , comedias musicales y… cine”.

Respecto a la pregunta típica, preferencias entre el teatro y el cine, Pilar lo tiene claro:  “Pues a esta pregunta típica la respuesta es también típica: ambos. Cada cosa tiene su forma de hacer. El teatro para el contacto directo con el publico (esa sensación es única) y el cine es más para otras sensaciones. En el teatro no hay “corten”… “repetimos”… se és o no se és. Pero el cine es más variado y divertido: exteriores, cada dia una escena nueva… De revista solo hice una en el teatro Calderón de Madrid, por que quería saber de esa experiencia laboral. Fui primera vedette con mi gran amigo Pepe Ruiz. Quería saber si era difícil moverse con esos adornos de plumas tan pesados, y si sabía cantar en directo, sacar a un espectador y provocar esas situaciones simpáticas para todo el público. En fin,  un sinfín de materias interpretativas que en comedia musical o vodeviles no se daban. Así que en resumen básicamente soy actriz de teatro. He hecho musicales, vodeviles con Osinaga y Arturo Fernández, teatro clásico… un sinfín”.

Pero su espectacular físico pronto llama la atención y tras el teatro, el papel con el que debuta en el cine es en…

EL RETORNO DEL HOMBRE LOBO

“Yo estaba haciendo una obra en el teatro Alcázar de Madrid donde tenía un papel bastante bueno en una obra dirigida por Montesinos, y me vio un representante que me llevo a ver a Naschy. Y  fui aceptada. Dicho esto me tomaron el pelo -firmó este representante el contrato- y nunca vi un duro por esa película. Aquel señor, Cesar Bonet, me perjuraba que el tampoco había cobrado, pero  le dejé al cabo de unos años por que no veía buena labor. En los despachos era yo la que peleaba por mis derechos y él no me buscaba buenas peliculas sin destape. Preferí pasados unos años  ser yo misma la que me representase, y me fue mejor. Luego supe que los representantes casi te venden por lotes. Así que fue una buena decisión.

La noche del hombre lobo era el titulo del guión que me dieron para estudiar. La primera escena que rodé creo que fue en la que me colgaron…¡Vaya tela! Nueva en el rodaje y me dejé hacer…casi me quedo sin piés. Me pusieron una atadura en los tobillos para colgarme boca abajo e  hicieron mal la sujeción y me dolía terriblemente. Como yo no queria que por mí cortasen la escena, aguanté como una jabata  y mucho rato y encima los demás se equivocaban mucho jajajajaja. Cuando me descolgaron se echaron las manos a la cabeza de como tenía los tobillos. ¡Qué malos los de atrezzo o quien cñ  hiciese la atadura!. “¡Quien cñ ha hecho esto tan mal!” gritaba Paul…..

Ni siquiera me doblé a mi misma, porque aunque soy de teatro ni me lo preguntaron. Era una total inexperta en este mundo y me hicieron de todo. Llevaba pocos meses en la profesión de actriz y  era como un bebé , inocente , bondadosa..¡¡ TONTA!!

Por si eso fura poco, durante el rodaje tuvo que rodar un buen puñado de escenas rodeada de ratas, aunque afortunadamente ” no tengo fobias a ningún animal. Ni a las ratas. ¡Soy una mujer diferente!  jajajajaja”.

Pero por suerte el ambiente de rodaje era bueno: “Si había buen ambiente . Había oído que Paul Naschy era el único actor que había hecho una transformacion en el cine español, luego hubo más, pero él fue el pionero. Era genial en todo, de verdad. Paul Naschy no solo era bueno en su trabajo de actor,  de director era igual de bueno”. También coincide por primera vez con Azucena Hernández, una prometedora actriz que vería truncada su carrera por un desgraciado accidente de tráfico: “¡Pobre mía, que mala suerte! Es encantadora,  una niña adorable”

Pilar acudió al estreno oficial del film, donde también pudo verse a sí misma como vampira: “Cuando me matan de vampira me aplaudieron todos los que estaban allí, porque para ser la primera vez que moría asi por la estaca (en realidad la Cruz de Mayenza), las convulsiones si te fijas en la peli son geniales”. Y realmente así es, denle un repaso a la película y verán que queda más que bien. También en una escena recibe un bofetón de Silvia Aguilar al  pasar un ataque de histeria tras ser atacadas por unos bandidos (entre ellos David Rocha en un minúsculo papel). Tal y como me confirma Pilar, el bofetón queda tan real porque se lo propinaron de verdad.

OTRAS PELÍCULAS

Debido a la época y a su espectacular físico, a Pilar pronto le ofrecen papeles en los que tiene que mostrar su cuerpo desnudo: “El tema desnudos.(…) Como mi cuerpo aún habiendo ya parido cuatro bebés era de impresión por mi afición al deporte, pues me lo ofrecían continuamente, y yo personalmente no doy importancia a eso. Si no había escenas fuertes,  que nunca acepte. De hecho antes de entrar como profesional del mundo del teatro, televisión y cine,  en las playas de Vacas con mis hijos nos bañábamos en tanga y nunca considere ni eduqué a mis hijos dando a esas partes del cuerpo más importancia que otras partes como la cabeza, los oídos, las manos…etc jajajajajaja”.

Pilar pronto pasa a interpretar papeles en populares comedias de Mariano Ozores, compartiendo reparto con actores como Fernando Esteso, Rafael Alonso, Florinda Chico  (El Soplagaitas, 1980), Andrés Pajares, Juanito Navarro, Antonio Ozores (¡Qué gozada de divorcio! 1981, Brujas Mágicas 1981) o junto a  José Luis López Vázquez y Jesús Puente (Los presuntos, 1986): “Sí, empecé compartiendo con los grandes de la época. Era buena trabajando (modestia aparte) . Muy profesional. Y además de tener la calidad que da el teatro, nunca me tuvieron que doblar, es más, me contrataban para doblar a otras. Del rodaje de La momia nacional (1981, José Ramón Larranz),  recuerdo las gracias de los actores cómicos entre escena y escena. Sus bromas contínuas y el buen clima que creaba su director”.

Con Álvaro Sáenz de Heredia inicia una relación profesional que se extiende en varios títulos: Freddy, el croupier (1982), film que incluye en su reparto a caras tan dispares como Bigote Arrocet o Ana Obregón. Policía (1987) con, además de Obregón, Emilio Aragón y ya en 1990, Aquí huele a muerto, donde coincide de nuevo en el reparto tras casi 10 años con Paul Naschy. Finalmente rueda con el director Una chica entre un millón (1994).

Fredy el croupier fue un rodaje muy agradable, pues tanto su director como Bigote son personas muy profesionales y cordiales a la vez. De la película Policía puedo contar que estaba haciendo teatro de gira con Paco Arévalo y Manolo Cal y tuve que hacer muchos kilómetros para rodarla. Estábamos por el sur haciendo gira, terminaba de trabajar y a viajar de noche para llegar por la mañana,  a eso de ocho,  al rodaje. Rodar sin domir (las ojeras venían muy bien al personaje,  la mandamás del trafico de cocaina, mala a rabiar), terminar la secuencia y de vuelta para llegar a la función de tarde en el teatro.

Aquí huele a muerto fue un rodaje muy, muy sacrificado. Yo estaba haciendo gira con Arturo Fernández y me ofrecieron este papel, que consideré un reto, porque era la primera mujer que en el cine español iba a hacer una transformación. El primero que lo habia hecho era nuestro Naschy, así que di los 15 días en el teatro para poder enseñar y ayudar a la nueva a aprender mi papel, que era principal,  aunque no era mi obligación. Lo exigido es dar 15 días antes de irte para que el jefe, en esta caso Arturo, que era el productor además de actor en la obra,  buscase una sustituta, pero yo siempre fui así en mi trabajo. Una vez enseñado mi papel a la nueva me incorporé al rodaje que fue tremendo. Si has visto la pelicula verás que la transformación esta muy conseguida. De hecho Álvaro y yo hablamos de como hacerlo, y la idea fue mía. Le dije que por qué no utilizábamos el mismo efecto que el del vídeo Thiller,  de Michael Jackson. Y se hizo en muchas fases de maquillaje, no solo una. Es decir, se ponía algo, se rodaba,  se ponía otra fase, se rodaba… y asi la última fase llevó más de seis  horas de maquillaje. Y con esos dientes (…)  tan enormes que una vez puestos no podía ni tragar saliva … ¡vamos! un esfuerzo tela,  pero el papel lo merecía. He sido en la historia del cine español la primera en hacer una transformación, y ademas un papel con dificultad, pues solo podía interpretar con los ojos. Todo un reto. Y además coincidí con Naschy,  el director que me dió la alternativa en el cine.

(Aquí tienen esa transformación si echan un vistazo a partir del minuto 1.58)

Una chica entre un millón,  otra de Álvaro, se rodó en la Gran Via de madrugada, y mi papel era cortito. Pero yo a Álvaro siempre le decía que si , sin importarme si era más o menos largo. Las actrices por muy corto que sea su papel si eres buena se ve. Recuerdo lo terriblemente mala que era la protagonista. Si no repetió una frase que tenía cincuenta veces… se decía que era la “amiga”de alguien. Yo le daba la replica de la escena, hablaba un montón  y ella tenía que decir una frase. Y nada, no había forma de que lo dijese poniendo una expresion creible. Al final dijeron: ‘Bueno, la doblamos’. Jajajaja.

De Los líos de Estefanía (1982, Augusto Fenollar) recuerdo al gran Narciso Ibáñez Menta. Me tenía mucho cariño y nos pasábamos las horas de espera haciendo unas risas. Ya estaba muy mayor, pero era muy tierno y cariñoso”.

Interpreta más  comedias, como Un rolls para Hipólito (1982, Juan Bosch) o Si las mujeres mandaran o mandasen (1982, José María Palacio) donde comparte reparto con actores y actrices de la talla de Amparo Muñoz, Rafaela Aparicio, Alfredo Landa

Un rolls para Hipólito es una de esas peliculas típicas de la época. Muy blancas a  pesar de que las mujeres muestran los pechos. Son películas a mi modo de ver como las obras de teatro que yo hacía, vodeviles… divertidas. De Si las mujeres mandaran o mandasen tengo una anécdota preciosa. Yo hacía de dueña de un local de alterne pero de chicos “putos” ¡jajajajaja! era todo la revés de lo que era lo habitual en la sociedad, y era un poquito lesbiana además. Estaba en la barra de mi local con una mujer (una actriz mexicana de la que no recuerdo su nombre), la gastaba una broma sutil tirándole los tejos e intentado darla un cachete en le culete, y ella me daba un corte fuerte y me quedaba tan cabreada que el camarero, al otro lado de la barra, me decía “esa no traga, patrona”, y yo le tenía que dar un puñetazo en la boca diciéndole  “pero tu si”, bueno, pues con el dire ensayamos mucho por que  sé lanzar los puños de boxeo muy bien (otro más de mis muchos aprendizajes para mi profesión , como maquillaje , peluquería, montar a caballo, deportes de agua, etc. Un sinfín de materias). Lo medimos al milímetro para que quedara bien, y se  dijo al de figuración que fijase bien el sitio al movimiento para que quedase real. Yo le dejaba el puño justo rozando la boca, pegado a sus labios. Esto lo repetimos ensayando mucha veces. “¿Ya lo tienes?” le dijo el director… ¡ pues el actor se movió en el rodaje y le partí el labio! Así que sí que quedó muy real la escena. Sangró”.

EL RODAJE DE CONAN EL BÁRBARO

“Yo estaba haciendo una comedia musical en el  teatro de Martín de Madrid, que ya no está, donde se cantaba y bailaba en directo en cada función,  y allí un representante me vió y me ofreció hacer algo en la pelicula Conan el bárbaro (1982, John Milius). El rodaje coincidía con las dos funciones, pero me dieron permiso para ausentarme un dia … ¡el dia que librábamos! y así me llevaron a las afueras de Madrid donde John Milius tenía unas enormes tiendas de campaña del tamaño de medio campo de fútbol, donde habían ubicado maquillaje, las duchas  y las zonas de descanso de actores y figuración.

Pilar tras recibir el espadazo (arriba) de Arnold.

Mi escena, que consistía en principio solo en salir de pasada en la bacanal, se amplió una vez me vio el director:  yo me levantaba borracha, iba hacia Arnold, me daba un tajo con su espada, y yo caía de bruces contra el suelo. Me salió muy bien. De hecho el especialista en efectos caidas me felicitó por hacerla sin necesitar sus indicaciones.

Fue un rodaje totalmente extraordinario para lo que yo habia vivido en los españoles. Si te preguntas por qué te diré las razones: primero porque los medios era grandiosos, seis cámaras rodando cada escena desde muchos ángulos diferentes. Y también por  la forma en la que ruedan los americanos. Ponen la misma música que luego irá en la escena de la película, y es genial porque te sitúa mejor a la hora de interpretar. Esta misma forma de rodar la viví en otra coproducción con Estados Unidos, Escarabajos asesinos.

Conocí a Arnold,  si. La verdad es que tuvimos una gran amistad que surgió de una manera muy mágica a raiz de la escena brutal de mi muerte. Nos vimos otro dia. Arnold en aquellos dias era un hombre muy dulce y atento metido en ese enorme cuerpo que realmente impresionaba. Yo, que mido 1,65 de estatura, mi cabeza le llegaba a mitad del pecho y  su brazo tenia el mismo grosor de mi muslo…¡impresionante! Pero dulce, muy dulce y muy crío”.

MÁS PELÍCULAS …

Vuelta a comedias como Los autonómicos (1982, José María Gutiérrez Santos) con Antonio Ozores y Juanito Navarro y con el díptico Le llamaban JR y JR Contraataca de Francisco Lara Polop, con Pepe da Rosa y Antonio Garisa, entre otros.

Los autonómicos era una de esas películas de humor con dosis de destape, como correspondía a la época. Como ya he dicho para mí sin problemas, porque  en mi vida de mujer casada y con hijos, el desnudo en la playas era algo natural. Antonio y Juanito eran grandes amigos y trabajé en muchas con ellos. Gente maravillosa. Las de Jr. eran muy divertidas y estaba encantada de hacer de cuñada de la mala jajajajaja (Sue Ellen creo que se llamaba)”.

Pilar Alcón también forma parte del reparto de coproducciones con USA, violación y venganza (1983, José Luis Merino) coproducida con  Alemania o Escarabajos asesinos (1983, Steven Charles-Jaffe), con Estados Unidos. Además de rodar con Amando de Ossorio el último film del director, Serpiente de Mar (1984)

“El título original de la coproducción con Alemania era La hora de Susan White,  pero decidieron poner algo mas comercial , ya sabes… USA, violacion y venganza. Esta película fue un gran trabajo y  disfruté mucho. Tuve que correr con tacones de aguja. De hecho en la persecución con el  jeep es increible a la velocidad que corro. Parecía que estuviera rodada a cámara rápida. Y para nada. Fue un bonito trabajo y mi primer papel protagonista cuando solo llevaba menos de una año en la profesión. En España tuvo una mala distribución, lástima, porque era espectacular y podía haber hecho despegar mi carrera y darme proyección. Pero en Alemania fue todo un éxito.

En Escarabajos asesinos me transformo en un cerdo, y bastante grande, por cierto. Para poder hacerlo más real yo estaba en un doble fondo, allí me introducía debajo de su cuerpo para así poder sacar la cabeza y los brazos,  por que al cerdo lo vaciaron sin romperle su piel, para así yo poder enfundarme la parte alta del cuerpo del cerdo a modo de camiseta. Luego unos hilos invisibles me enfocaban cuando moviese sus patas ¿curioso no? Mientras rodábamos,  al igual que en Conan, sonaba la misma música que luego se escuchaba al verla en los cines”.

En Serpiente de mar,  Pilar tiene ocasión de rodar con el gran actor Ray Milland: “Mis recuerdos de él son maravillosos. Fue encantador conmigo. Una experiencia maravillosa,  sin duda”.

El señor de los llanos (1987, Santiago San Miguel)  es un film que se rodó parcialmente en Venezuela, compartiendo reparto con el recientemente fallecido Juan Luis Galiardo y con Maribel Verdú:  “El rodaje fue accidentado por que la película se rodaba en mitad de la selva venezolana. (…) En  aquella zona habia guerrillas con peligro real de que nos atacaran, así que  teníamos en todos los rodajes protección. En la fotografía me podeis ver con los militares que se encargaban de ello  y yo me puse un mono militar para hacer la gracia. Pero  la custodia diaria era real para evitar un ataque. Cuando nos marchábamos  los sindicatos nos hicieron boicot,  y en el aeropuerto estuvimos a punto de no poder salir … Además, sufrí una caida aparatosísima a caballo durante el rodaje y el caballo y yo dimos una vuelta de campana. Pero no nos hicimos daño ninguno , mi forma física en aquellos días era perfecta”.

EL TRABAJO EN TELEVISIÓN

“También en televisión he hecho trabajos interesantes. La última serie que hice tuvo tanto éxito y  audiencia y que conforme terminaron los trece capítulos, se volvió a emitir. Te hablo de Quién da la vez (1995),  con José  Sacristan y dirigida por Vicente Escrivá. Con este director hice dos más por que le encantaba mi trabajo : Manos a la obra (1998) y Este es mi barrio (1996-97), otra vez con Sacristán.

 

El rodaje de Quién da la vez coincidió con la pérdida de  mi hijo a los 24 años. Pero continué rodando con mi hijo recién enterrado. Si ves la serie mi trabajo es espectacular, además, tengo la anécdota de que el día del casting para el papel (de una mexicana)  pensé que conociendo como son los directores, que les gusta que se lo des todo hecho y para competir con actrices de más renombre que yo, tenía que preparar algo especial, así que aparte de  decir la separata que me habían mandado para la prueba, dias antes me estuve visionando canales mexicanos. Así cogería perfectamente el acento. Y  para más detalle fui totalmente atrezada , maquillada , peinada (ya te dije que he estudiado de todo eso) y vestida. Es decir, lista para rodar. Y claro, el director  me escogió a mi  ¡Y eso que mis rivales tenían mucho más nombre!

Cuando ya rozaba el éxito sin ayuda de nadie, mi hijo Manuel se me fue de un manera muy traumatica. Estaba yo preparando lo de su boda,  pues él estaba en Tenerife y como nació en Madrid los papeles se los estaba pidiendo yo. Pero encontró encamada a la novia con otro, se le fue la cabeza y se tiro de un sexto piso. Esto me hizo entrar en una depresión profunda que duró muchos años. Me encerré en mi casa y no atendía ni teléfono ni nada”.

Pero Pilar ha seguido adelante. Y después de ponerse al día con las nuevas tecnologías ha vuelto a  vuelto a entrar en contacto con amigos, fans y compañeros actores desde su facebook: “Los de mi época ya no están y los jóvenes no creo que me conozcan. Pero aunque no me he propuesto volver conforme están las cosas, ojalá algún productor me ofreciese trabajar sabiendo quien fui y poniéndome como colaboración especial”.

  1. yoseba
    24 octubre 2013 en 4:52

    he visto la película conan el barbaro y pilar alcon esta buenísima

  2. 5 julio 2012 en 1:48

    maravillosa esta y la de Javier Trujillo!!!!

  3. 5 julio 2012 en 11:16

    Excelente entrevista, chicos!!!! Seguid así, recuperando para las nuevas generaciones del fantástico a nombres un tanto olvidados pero que llevan toda una vida trabajando y que, en el caso de Pilar, como muy bien decis en el texto, era y es “mucho más que una cara bonita”. Una profesional del septimo arte.

  4. 5 julio 2012 en 9:48

    PERFECTOOOOOOOOOOOOOOOO

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: