Inicio > El cine en zapatillas: los DVD/Blu-ray de Serendipia > El cine en zapatillas: ‘Los vampiros’, sesión italiana de lujo con Freda y Bava

El cine en zapatillas: ‘Los vampiros’, sesión italiana de lujo con Freda y Bava

viendo_television_editado-1

De nuevo Serendipia se sumerge en las oscuras aguas del mejor cine de terror italiano y lo hace con la película que inició el género en el país transalpino. Los vampiros (I Vampiri, 1957), es una magnífica e influyente cinta en la que estuvieron involucrados nombres capitales del fantástico como son Riccardo Freda y Mario Bava. Naturalmente hubo otras contribuciones anteriores al género, pero esta es la que inició esa basta producción que llenó los cines europeos y americanos durante los sesenta, los setenta y los ochenta con exquisitos delirios góticos, giallos malsanos e infames (y deliciosas) explotaciones de cintas americanas. Una pieza de museo que llega a nuestras manos impecablemente editada por Regia Films.

Los Vampiros (I Vampiri, Riccardo Freda y Mario Bava, 1957) DVD Regia Films

Duración: 81 min. Guión: Riccardo Freda, Piero Regnoli Música: Franco Mannino, Roman Vlad Fotografía: Mario Bava (B&W) Productora: Titanus / Athena Cinematografica

Reparto: Gianna Maria Canale, Carlo D’Angelo, Angelo Galassi, Wandisa Guida, Dario Michaelis, Renato Tontini, Charles Fawcett, Gisella Mancinotti

Sinopsis: En París, se multiplican los asesinatos de varias jóvenes que aparecen sin una gota de sangre en el cuerpo. El pánico siembra la ciudad ante los rumores de la llegada de unos vampiros que parecen ser los responsables de los acontecimientos. El periodista Pierre Lantin (Carlo D’Angelo) decide investigar por su cuenta, a escondidas de la policía, y descubre la misteriosa figura de la bella y joven condesa Giselle du Grand (Gianna Maria Canale) …

Formato Pantalla: 2,35:1 (16/9) Anamorphic Widescreen

Audio: Castellano, Italiano – Subtítulos en Castellano

Contenido Extra:
Escenas añadidas en montaje USA (5 escenas, 12 min. aprox.)
Escena eliminada (recuperada parcialmente, 15 seg.)
I trucchi del maestro (extracto del programa de TV L’ ospite delle due, 2 min. aprox.)

Libreto exclusivo de 20 páginas a color escrito por Carlos Díaz Maroto

i_vampiri_frontal_webLos vampiros representa un auténtico punto de partida para el cine de terror italiano. Un inicio algo tímido, tanteado, pues a pesar de que su argumento contiene elementos altamente sobrenaturales, el desarrollo tiene bastante de policíaco y su acción se ubica en época contemporánea. Pero la cinta de Freda servirá para que los directores italianos se desprendan del complejo y apuesten por rodar un cine de terror profundamente gótico, aportando al género  varias obras maestras entre las que destacan El horrible secreto del doctor Hitchcock (L’orribile segreto del Dr. Hichcock, 1962) del propio Freda o La máscara del demonio (La maschera del demonio, 1960) y El cuerpo y el látigo (La Fruta e il Corpo), de Mario Bava.

Mario Bava conoció a al egipcio Riccardo Freda durante el rodaje de Espartaco (Spartaco, 1953), iniciando a partir de entonces una colaboración mutua durante la que Freda no dejó de animar a Bava, por entonces encargado de fotografía y efectos especiales, para que se lanzara a dirigir. Y precisamente gracias a Freda y su carácter, Bava se vio obligado a terminar Los vampiros cuando este, no conforme con los productores, abandonó el rodaje. Circunstancia que se repitió en  Caltiki, el monstruo inmortal (Caltiki, el mostro inmortale, 1959). Poco después dirigió La máscara del demonio e inició una carrera cinematográfica tan interesante como influyente. Pura historia del mejor cine de género.

Realizada en dos semanas Los vampiros tiene, como hemos comentado, mucho de película policíaca, pero también se sirve de muchos elementos provenientes de las escuelas americana y británica del cine de terror. A pesar de que su acción se desarrolla en época contemporánea, es cuando Freda nos introduce en la mansión de la condesa Giselle du Grand (intenrpretada por la bella esposa del director, Gianna Maria Canale) cuando entramos en un escenario gótico en el cual no falta de nada: desde un Mad doctor con su correspondiente ayudante deforme; hasta lóbregos castillos y sombrías estancias con visillos mecidos por el viento. Sin olvidar el pintoresco panteón  con surrealista decoración ósea.

9999462596396

En este escenario, el vampirismo que nos narra la cinta tiene más paralelismo con la historia de la también condesa Bathory y su obsesión por mantenerse joven mediante la sangre de sus víctimas, que con el clásico chupasangres, a pesar de que la condesa du Grand también cuenta con su Renfield toxicómano particular, Joseph Signoret, encarnado por Paul Muller, un actor suizo muy familiar para el seguidor del cine de Jesús Franco. En una escena eliminada en el montaje final (y aparentemente perdida), se explicaba que este personaje era un hombre reconstruido artificialmente, a la manera de la criatura del Dr. Frankenstein, por el doctor Julien du Grand, que encarna Antoine Balpetré, el científico que trata a la condesa y que tiene como ayudante a un tullido algo rijoso interpretado por Renato Tontini, actor de jocoso nombre.

La calabresa Gianna Maria Canale participó en un buen número de cintas, varias dirigidas por su marido, al que conoció en un rodaje y con el que se casó y convivió hasta la muerte del realizador en 1999. Su porte y voluptuosidad (no en vano había participado en 1947 en el certamen Miss Italia quedando segunda tras Lucia Bosé), les parecieron los ideales a los directores, que durante los años cincuenta y sesenta se la sortearon para participar en numerosos péplums y otras cintas de aventuras hasta su retiro en 1964.  Por su parte, y a modo de curiosidad, señalar que Riccardo Freda se permite un cameo como doctor que realiza una autopsia.

Destaca también la película de Freda y Bava por los tan efectivos como sencillos efectos de maquillaje que realizó Mario Bava, en especial para el envejecimiento de la condesa, que consiguió alternando iluminación roja y verde sobre el maquillaje de la actriz, algo que se explica en un pequeño extra incluido también con la película. Un efecto, por otra parte, bastante similar al que utilizó en 1931 Wally Westmore en la clásica El hombre y el monstruo (Dr. Jekyll and Mr. Hyde) de Rouben Momoulian. Por cierto, es curioso pero el envejecimiento final de la condesa posiblemente resulta más efectivo y completo en la versión USA con las escenas insertadas para su exhibición en el mercado norteamericano ¿Insertos? Sigan leyendo que les cuento.

devilscommandmentComo hemos visto, aunque la cinta posee los elementos necesarios para el disfrute del espectador, parece que no resultaron ser los suficientes para el distribuidor americano, que decidió rodar y añadir al metraje unas escenas con las que incrementar  las dosis de violencia, sexo y… ratas. Esta versión fue la que se estrenó en Estados Unidos en 1963 como The Devil’s Commandment. Pero respiren tranquilos, aunque Regia Films ha editado la versión original italiana de Los vampiros, ha tenido a bien incluir estas escenas como extras para satisfacción de coleccionistas y completitas. Y no solo eso, también entre los contenidos extras se ha incluido el prólogo del filme, con la ejecución de Signoret, que al parecer fue censurado en su momento.

Ambientada en París pero rodada íntegramente en Italia, Los vampiros no tuvo el éxito que merecía en Italia, circunstancia que el director achacó al hecho de haber firmado el filme con su nombre real, algo que para él echó para atrás a un público que no creyó en la eficacia de una cinta italiana de terror, así que de ahí en adelante firmó sus cintas de género como Robert Hampton. Pero fracaso en taquilla o no, Los vampiros preparó el terreno para las cintas de terror del propio Freda, Bava o Margheriti que vendrían a continuación y que tan solo sería el principio del desembarco del cine de terror italiano en las pantallas de todo el mundo. Un terror que supo captar las modas del momento y en muchos casos mimetizó, pero con un inequívoco sabor transalpino que tantos buenos momentos ofrecerá al aficionado y que Regia Films nos ofrece a todo lujo, con su formato de pantalla original, con opción a verla subtitulada, con reverencial respeto en su diseño de carátula a la cartelería original (¿Para qué realizar fotomontajes habiendo tan maravillosos carteles?) y libreto. Una pieza a todas luces imprescindible para los amantes del mejor cine fantástico.

 

TEXTOS CONSULTADOS:
– DEL GIALLO AL GORE. CINE FANTÁSTICO Y DE TERROR ITALIANO
  VV.AA. Donostia Kultura, 1997
– QUATERMASS 7. ANTOLOGÍA DEL CINE FANTÁSTICO ITALIANO.
  VV.AA Coord. Javier G. Romero. Retroback/Séptimo Vicio/Quatermass, 2008.
– SPAGHETTI NIGHTMARES
  Luca M. Palmerini y Gaetano Mistretta. Fantasma Books, 1996.

 

 

 

 

 

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: