Archivo

Archive for 19 septiembre 2018

‘The Silent Child’ abrirá la 44ª edición de FILMETS Badalona Film Festival

19 septiembre 2018 Deja un comentario

Más de 220 cortometrajes se proyectarán en la Sección Oficial Internacional de FILMETS, que se hará del 19 al 28 de octubre

La película que abrirá el FILMETS Badalona Film Festival, el viernes 19 de octubre, será The Silent Child, Oscar al mejor corto de ficción este 2018, y protagonizada por Chris Overton y Rachel Shenton. En representación de esta película británica estará presente en el festival su director de fotografia, Ali Farahani.

The Silent Child explica la historia de una niña sorda de 4 años que vive en un mundo de silencio hasta que una trabajadora social le enseña a utilizar el lenguaje de signos para comunicarse.

La 44a edición del FILMETS Badalona Film Festival, que se desarrollará del 20 al 29 de octubre, proyectará en la Sección Oficial Internacional más de 220 películas procedentes de países de todo el mundo.

Un corto de lujo para cerrar el festival

La película que cerrará el festival, el viernes 26, será la norteamericana Lunch Ladies. La productora y guionista del film, Clarissa Jacobson, acompañada por otros miembros del equipo de producción, estará en el Teatre Zorrilla de Badalona para presentar la película.

Lunch Ladies explica la historia de dos cocineras hartas de su trabajo y que harán cualquier cosa para conseguir convertirse en las chefs personales de Johnny Depp.

La Nit de les Venus

El momento culminante del festival FILMETS será la Nit de les Venus, que se harà el sábado 27 a las 20 horas en el Teatre Zorrilla. En esta gala, que se emitirá por la Xarxa de Televisions Locals de Catalunya, se darán todos los galardones de este año –las tradicionales Venus de Badalona– y se proyectará el corto ganador.

Un año más, el Teatre Zorrilla será la sede central del  festival internacional de cortos, aunque también habrá proyecciones en el Teatre Principal, el Teatre Blas Infante y el Institut Français de Barcelona. El Centre Cultural El Carme acogerá dos sesiones del Filmets PRO. En todas la sesiones del  FILMETS Badalona Film Festival la entrada será gratuita.

La Sección Oficial de FILMETS Badalona Film Festival constará de 24 sesiones. Allí se presentarán todos los cortos que se disputarán los premios del festival, que se darán a conocer durante la  Nit de les Venus.

Jurado Oficial Internacional

El Jurado Oficial Internacional de la 44a edición del FILMETS Badalona Film Festival estará integrado por Camille Hebert-Benazet, Jacopo Chessa, Javier Muñiz, Sílvia Quer y Sophie Leclercq.

Todos los miembros del jurado desarrollan tareas en el mundo cinematográfico. Camille Hébert-Bénazet es miembro del Comité de Selección de Cortos de Cannes y organiza festivales de cine como el de Deauville American Film Festival; Jacopo Chessa es historiador del cine y desde 2016 dirige el Torino Short Film Festival; Javier Muñiz es director del Certamen Internacional de Cortos de Soria y  miembro de la junta directiva de la Coordinadora del Cortometraje; Sílvia Quer compagina la dirección con  la realización de espots publicitarios y ha dirigido telefilms como 23-F: el día más difícil del Rey o La Llum d’Elna; Sophie Leclercq es productora y directora de diversos cortos y largos franceses.

La cara oculta del fantástico se muestra en Seven Chances

19 septiembre 2018 Deja un comentario

Alex Proyas estará presente en el Prado en la exhibición de una copia restaurada de su ópera prima, ‘Spirits of the Air, Gremlins of the Clouds’

Un documental con material inédito del roadje de ‘Terciopelo azul’ y uno de los films más personales de Johnnie To, entre las propuestas de la sección

 

¿Qué hacía Johnnie To, justo antes de convertirse en un referente internacional del noir asiático? ¿De qué humor estaba David Lynch cuando rodaba Blue Velvet? ¿Cómo debía ser la primera y extraviada película de Alex Proyas? Todas estas preguntas, y como mínimo cuatro más, tendrán respuesta este año en Seven Chances, la sección que el Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya programa en colaboración con la Associació Catalana de la Crítica i l’Escriptura Cinematogràfica (ACCEC).

La de este año no será una edición cualquiera de Seven Chances, que después de llegar al cuarto de siglo de vida, replantea sus cimientos. Cuando nació, en 1993, esta sección tenía la vocación de traer al certamen obras no necesariamente fantásticas, de autores consagrados o por descubrir, en proyecciones memorables, y en aquel momento irrepetibles. La tarea llevada a cabo desde entonces tiene un gran valor, reflejado en los nombres que han pasado por la sección: Philippe Garrel, Hirokazu Kore-eda, Claire Denis, Jean-Marie Straub i Danièle Huillet, Chris Marker, Bertrand Bonello, Olivier Assayas, José Val del Omar, Apichatpong Weerasethakul… Pero con el tiempo, los circuitos de exhibición se han transformado, como también lo ha hecho el propio Festival. Por ese motivo, l’ACCEC y Sitges, han estado de acuerdo en que era necesario dar un nuevo impulso a la sección, para no perder vigencia, manteniendo su carácter de sesiones únicas (en todos los sentidos), que es lo que caracteriza la semana de la crítica de Sitges.

Este cambio reforzará una vertiente destacada en las últimas ediciones de Seven Chances: la recuperación de películas de repertorio fantásticas, o afines al género, olvidadas, maltratadas o sencillamente perdidas en el tiempo, a las que los años pueden haber dotado de culto, pero no del estatus de “clásicos”. Rarezas estimulantes y en muchas ocasiones inéditas, que merecen ser redescubiertas y contextualizadas por la mirada analítica de los críticos, que conforman l’ACCEC, y que se encargan de presentar las sesiones.

La película que supondrá el arranque de Seven Chances 2018 representa toda una declaración de intenciones en este sentido: Spirits of the Air, Gremlins of the Clouds (1989), excéntrica opera prima del australiano Alex Proyas, realizada antes de su exitoso salto a Hollywood. Una oscura fábula en la que el futuro director de El Cuervo y de Yo, robot, nos presenta un cruce imposible entre Leone, Jodorowski y Gilliam. La proyección contará, además, con la presencia del propio Proyas, que visitará Sitges para presentar la flamante nueva copia del film, restaurada a partir del negativo original en 16mm.

El Casino Prado, sede habitual de la sección, recibirá también con todos los honores, a uno de los iconos más carismáticos que ha dado la cinematografía mexicana: el luchador enmascarado El Santo, de quien Sitges recupera su primera aventura cinematográfica, Santo contra Cerebro del Mal (1959), en la brillante restauración que ha apadrinado, ni más ni menos que Nicolas Winding Refn, todo un sibarita de la cultura pop cinematográfica.

Seven Chances también recupera una joya oculta de Johnnie To, uno de los autores más queridos de Sitges, con una de sus películas más personales, inédita hasta hoy en nuestro país. Se trata de Throw Down (2004), emocionante homenaje a los primeros dramas deportivos de Akira Kurosawa, que el cineasta hongkonés convierte en una estilizada y sorprendente mezcla de comedia, musical y épica antiheroica, donde los combates de judo son toda una danza.

Y siguiendo con películas caídas en el olvido, pocas lo son tanto como Dream Demon (1988) de Harley Cokeliss, realizador todo terreno, que fue director de segunda unidad en El Imperio Contraataca y que, en su única incursión en el terror, creó una especie de respuesta inglesa a Pesadilla en Elm Street. Sin Freddie, pero repleta de secuencias surrealistas y perturbadoras, surgidas del subconsciente de una protagonista traumatizada, la película tuvo una corta vida en el circuito VHS, para después desvanecerse por completo… Hasta hace unos meses, cuando Cokeliss presentó una restauración director’s cut de la cinta, finalmente dispuesta a reclamar su lugar en la historia del fantástico británico.

También habrá un lugar en Seven Chances para uno de los nombres propios del cine de género en España: José Ramón Larraz, de quien se proyectará la nueva copia de una de sus obras menos vista, La visita del vicio (1978), en que el cineasta se alejó del fantástico explícito, para moverse en la ambigüedad de un drama erótico e inquietante, infestado de imágenes oníricas memorables, con la inconfundible y controvertida mirada que el director barcelonés tiene del cuerpo y de la sexualidad femeninas.

A parte del rescate de tesoros heterodoxos, Seven Chances también quiere ser un espacio de reflexión sobre títulos, autores y fenómenos próximos al género fantástico, reservando una parte de su programa al documental y al ensayo audiovisual. En esta línea se enmarca la selección de Blue Velvet Revisited (2016), que en palabras de su director, Peter Braatz, constituye “una meditación” sobre la obra maestra de David Lynch, Terciopelo azul, a través de las fotografías y de las cintas en súper-8 que Braatz filmó durante el rodaje de este film inmortal, inéditas durante tres décadas, y que permiten acceder a las bambalinas de la producción y descubrir, por ejemplo, la felicidad de un Lynch preparado para presentar al mundo su escalofriante y fascinante universo.

La segunda cita documental recae en la aclamada Wolfman’s Got Nards (2018), donde Gower, protagonista de Una pandilla alucinante, se reencuentra con sus antiguos compañeros de reparto y con los responsables de aquel gran homenaje a los monstruos clásicos ideado por Fred Dekker y Shane Black, para reivindicar y celebrar una cinta incomprendida en su primer estreno, y que poco a poco ha ido generando a su alrededor un fervoroso culto, situándola en el panteón del cine juvenil de la década de los ochenta.

Seven Chances. Siete películas. Siete proyecciones. Siete oportunidades únicas de acercarse a la cara oculta del fantástico.

Categorías:Festival de Sitges

‘The Unthinkable’ competirá en la Sección Oficial en el Festival Internacional de Cine de Sitges

19 septiembre 2018 Deja un comentario

SOBRE EL PROYECTO
The Unthinkable es el primer largometraje del colectivo cinematográfico sueco Crazy Pictures. El largo fue lanzado en Kickstarter y llegó a convertirse en el mayor proyecto cinematográfico de crowdfunding jamás visto en Suecia. Desde entonces, el proyecto ha ido creciendo hasta convertirse en una película a gran escala. La premiere tuvo lugar en verano de 2018.

SOBRE LA DIRECCIÓN
Crazy Pictures es un colectivo cinematográfico de Suecia, famoso por la creación de espectaculares cortometrajes en Youtube con millones de visualizaciones. Todo el equipo de Crazy Pictures trabaja estrechamente y desempeña los roles más importantes desde la concepción de la idea del film hasta su finalización. The Unthinkable es la primera película de este colectivo. Desde 2015 tienen un acuerdo de colaboración con la compañía de Hollywood 3 Arts Entertainment.

SINOPSIS
Suecia se enfrenta a un misterioso ataque y Alex se ve forzado a volver a su hogar. Allí se enfrentará a su padre y se encontrará con su antiguo amor de juventud. Deberán dejar a un lado el pasado y cooperar todos juntos si de verdad desean sobrevivir…

“The Unthinkable” es un misterioso thriller de género de catástrofes en el que el tiempo juega un papel sumamente importante: va a contrarreloj. Suecia ha sido atacada y ha sucedido lo impensable; hecho que provoca que la gente cambie drásticamente y se pregunte qué es lo verdaderamente importante en la vida. ¿Qué modificaríamos antes de que sea demasiado tarde?

Categorías:Festival de Sitges

B-Retina 2018: Los demonios y el cine de género invaden Cornellà

19 septiembre 2018 Deja un comentario

‘Harán de los cementerios sus catedrales y de las ciudades vuestras tumbas’ fue la frase promocional con la que Demons se estrenaba en el cine Fantasio de Barcelona hace ya 31 años. Desde entonces no ha dejado de ir ganando adeptos hasta convertirse en un filme de culto imprescindible en todo festival de cine de terror que se precie. Y B-Retina no podía ser menos, así que en esta ocasión los demonios de Lamberto Bava han sido los invitados de un festival que, año tras año va superándose de manera sorprendente y que acaba de celebrar su cuarta edición, marcada por el cine de género italiano y con la presencia de dos invitados de honor: Lamberto Bava, el director de Demons, y nuestro amiguete José Viruete, toda una autoridad en eso del cine malo (con todas las cursivas y comillas que hagan falta), y por ende del cine, así en general, que además de ejercer de jurado en la muestra de cortometrajes, ofreció una clase magistral.

Fotos: Serendipia (excepto la indicada) 

De nuevo la acogedora sala cinematográfica de la Biblioteca Sant Ildefons fue el marco para estas jornadas de descerebre cinéfago. Una sala que contó en el exterior con un imprescindible bar con el que remojar el gaznate durante las treguas producidas entre pase y pase. Y para dar más ambiente festivalero al evento, durante el fin de semana se contó con tenderetes en el exterior con el mejor cine doméstico y la literatura más chanante, proporcionada por nuestros amigos de Hermenaute.

Además de los 10 cortometrajes finalistas, que provenientes de países como Rusia, Suiza o Bélgica,  optaban a los premios del festival, el certamen ofreció una buena muestra de cine actual de terror junto a algunas gemas clásicas que no por conocidas dejaba de ser interesante revisar en buena compañía y en pantalla grande. Echemos pues un vistazo a lo que dieron de sí estos tres días:

LARGOMETRAJES

FORZA ITALIA!

Italia y su cine de género fueron los escogidos para protagonizar esta cuarta edición del B-Retina, pues además de programar en honor al invitado, Lamberto Bava, Demons (1985), su película más emblemática, se ofreció un pequeño repaso al ayer y hoy del cine italiano de género seleccionando cinco representativas piezas: la etapa clásica se cubrió con La máscara del demonio (La maschera del demonio, 1960) una maravillosa cinta dirigida por el padre del invitado, Mario Bava, de importancia capital al dar pié a una serie de películas, muchas de ellas también protagonizadas por la diva Barbara Steele y varias dirigidas por Riccardo Freda que, englobadas dentro de lo que se denominó gótico italiano, sirvieron de antesala al Giallo, subgénero que reinó durante los años setenta dejando un buen puñado de títulos a sus espaldas. También en los sesenta se desencadenó el prolífico fenómeno transalpino conocido como Spaguetti Western, subgénero del que el festival seleccionó, con muy buen tino, uno de sus grandes clásicos, Django (1966) de Sergio Corbucci. Durante los años ochenta el cine de terror italiano tuvo un gran desarrollo que dio pie a algunas de las más conocidas joyas de Argento, Fulci, Deodato, D’Amato o Lenzi, por mencionar solo a algunos. Dejando también por el camino, no vayamos a engañarnos, muchas (adorables, eso sí) basuras y muestras de la más sarnosa exploitation basada en éxitos americanos. La mencionada Demons fue una de las cimas del cine de terror italiano, posiblemente la última gran película de terror, género cuya producción en Italia, a partir de finales de los ochenta y sobre todo a mediados de los noventa comenzará a ser escaso y pésimo, con excepción de las obras de Michele Soavi y Pupi Avati, al estar conformado por producciones de bajísimo presupuesto destinadas, en su mayor parte, a surtir los videoclubs menos exigentes. Aunque algunas de ellas se han revalorizados por valores ajenos a su calidad, como es el caso de Troll 2 (1990), una perla de la vergüenza ajena y del placer culpable que también tuvo ocasión de poder ver el público del B-retina. Dirigida por Claudio Fragasso (o si prefieren Drake Floyd) en 1990, esta falsa secuela es un extenso catálogo de ineptitudes, especialmente en cuanto a dirección y actuación, pero que, más allá del humor involuntario, tiene innegables virtudes: como ese bien construido argumento que utiliza los cuentos de hadas de manera efectiva, sin ocultar su parte más oscura, aunque luego los resultados sean los que ustedes ya conocen…

Finalmente y como muestra de que todavía puede haber esperanza de que en Italia el cine de género reviva, B-retina ofreció una de las muestras más interesantes y recientes del fantástico italiano que se han estrenado, incluso en nuestras pantallas: Le llamaban Jeeg Robot (Lo Chiamavano Jeeg Robot, 2015), una atípica película de superhéroes, ópera prima de su director Gabrielle Mainetti, que tiene de todo, pues lo que comienza como una violenta historia con bandas de maleantes de segunda, se convertirá en una película con superhéroe y supervillano. Sórdida, violenta y no apta para menores, esta original forma de acercarse al superhombre fue muy bien recibida por la crítica, que la premió en su país con siete David di Donatello, entre ellos mejor ópera prima, actor, actriz y secundarios, llevándose también el premio a la mejor película de la Sección Órbita en el Festival de Sitges de 2016.

¡MÁS PELÍCULAS…!

Suponemos que para criar una nueva simiente que los jubile, los chicos y chicas de B-retina ofrecieron una sesión matinal infantil (a la que bien seguro también asistió el público habitual del festival) con Tortugas Ninja (Teenage Mutant Ninja Turtles, Steve Barron, 1990). La original. La de los tíos con traje de tortuga. La de los 90. La que ustedes ya saben.

De entre los largometrajes de reciente factura que se pudieron ver en el festival destacamos dos que tienen en común la pérdida (humorística y sangrienta) de la virginidad masculina. Ambas protagonizadas por torpes y jóvenes perdedores que caerán en garras de mujeres con las que no terminará saliendo todo como esperaban: La noche del virgen (2016), ópera prima de Roberto San Sebastián protagonizada por Javier Bódalo (alías ‘El rana’ en ‘Cuéntame’); y la segunda Double Date (2017), con la que también debuta en la dirección el británico Benjamin Barfoot. Dos óperas primas. Dos películas sobre el terror al desvirgue y  ambas en clave de humor salvaje.

En colaboración con el Festival de Cine de Terror de Sabadell se ofreció, en sesión sorpresa, Drácula de Denise Castro (2018). Bien, sigamos. En todo festival sobre cine de Serie-B es obligado que, tarde o temprano, caiga alguna película de la Troma, ese loco sello que vivió su mejor momento en los años ochenta y noventa con personajes como el  Vengador Tóxico o el Sgt. Kabukiman. B-retina, lejos de poner una de las antiguas, ofreció, recién salida del horno y en estreno estatal, Return to Return To Nuke’em High. Vol. 2, una nueva barrabasada dirigida por el propio capo del sello, Lloyd Kaufman, para amantes de la peor basura tóxica proveniente de Tromaville.

Marc Martínez Jordán presentó su primer largometraje, Framed, una cinta de terror producida por Creatures of the Dark, compañía de Marc Carreté, que se estrenó en la edición de 2017 de TerrorMolins. Framed, a pesar de contener muchos de los tópicos del cine de terror actual, léase sustos tontos y muchos de ellos apoyados por el sonido, es una correcta, perfecta diríamos, máquina de terror magníficamente rodada, montada e interpretada de manera eficaz. Todos son jóvenes y entusiastas en Framed, pero la factura del filme resulta totalmente profesional, tanto, que uno se lamenta, en vista de lo que ha tenido que sufrir en cines, que Framed no haya tenido una carrera comercial más allá del circuito de festivales. Y no es que sea una propuesta original, pues entre sus referencias más evidentes se encuentran La matanza de Texas y La naranja mecánica, pero su gracia estriba en que mezcla sin concesiones el gore más salvaje (y también divertido), con un guión en el que las aplicaciones informáticas y la telerrealidad sirven al autor para criticar todo ese mundo virtual cuyo valor se mide en números de likes y visitas. Quizás la cinta peque de tener un resultado tan perfecto, que pierda frescura y personalidad, pero no olvidemos que estamos hablando de una película de bajo presupuesto y con la que ha debutado su director.

En resumen: buenas ideas, bien desarrolladas y bien interpretadas. Una perfecta carta de presentación de lo que Marc Martínez y su equipo son capaces de hacer.

Y como fin de fiesta B-retina escogió una propuesta dirigida también por un joven cineasta estatal, aunque en este caso apuesta por homenajear, estética y espiritualmente, el cine grindhouse norteamericano de los setenta: Apocalipsis Voodoo. Dirigida por el canario Vasni J. Ramos, la cinta es una divertida mezcla de cine de terror y thriller policíaco repleta de zombies, luchadores mexicanos, peleas a lo Terence Hill, Kung-Fu chungo y comandos, una batiburrillo imbatible apoyado por muchos chistes chuscos, personajes descacharrantes y una fantástica banda sonora compuesta por Kike Perdomo, que aporta todo el funk; Sara López, en la música incidental; y una selección de KPM, librería musical de la época. Rodada con un presupuesto de 36.000 euros y una cámara Sony 3600, Apocalipsis Voodoo tiene una estética añeja, con su celuloide rallado y los colores deslucidos. Como si Frank Henenlotter se hubiera encontrado unas bobinas olvidadas en un garaje mugriento. Sin duda la película perfecta con la que cerrar esta cuarta edición del B-retina presentada, además, por el propio director y uno de sus protagonistas.

LAMBERTO BAVA Y JOSÉ VIRUETE: LOS DOS NOMBRES PROPIOS DE B-RETINA 2018

José Viruete es harto conocido por los degustadores del cine de serie-B. Muy recordados son sus programas junto a Paco Fox en el que ambos comentaban de manera humorística películas de derribo (y también grandes favoritas), y que ahora puede ser seguido desde su propia página web, en la que el visitante puede empaparse, de primera mano, de los conocimientos de esta enciclopedia del saber bizarro.

Pero sin lugar a duda la gran estrella de B-retina 2018 ha sido Lamberto Bava. Amable y cercano, el director italiano firmó cuanto se le puso delante, se fotografió con todo el que lo quiso y compartió sus experiencias tras el pase de Demons ante un público entregado, que copó la sala de la Biblioteca Sant Ildefons. Como tuvimos ocasión, gracias a la organización del festival, de compartir una hora de intimidad con Bava (qué mal suena eso…) pudimos hablar de cine y otras cuestiones, que dado su interesante resultado, publicaremos en un futuro próximo.

Lamberto Bava con el premio Golden Ticket del B-retina como homenaje a toda su carrera

PALMARÉS B-RETINA 2017

El jurado de esta edición, formado por Marta Torres (Periodista/Judex/Hermenaute Ed.); José Viruete (Artista multimedia); Juan Pérez (Co-director de la Cutrecon) y Rafa Dengrá (Director ganador del premio al mejor corto B-retina 2017), tuvo que escoger de entre los diez finalistas al ganador del premio al mejor cortometraje, consistente en 500€ y trofeo. Por su parte el premio al Mejor-Peor Corto (Pack de cerveza artesana local Cornelia y trofeo)  lo decidió la organización, que lo considera un premio especial no al peor título recibido,  si no a la obra a la que reconozca un talento especial para conseguir llevar adelante un proyecto con los mínimos recursos consiguiendo crear una obra que haga pasar un buen rato a todos. Y finalmente también el público tuvo voz y voto para dar su premio, consistente en 200€ y trofeo.

Julio García recibiendo el premio al mejor cortometraje por Diesel

El palmarés de B-Retina 2018 fue el siguiente:

PREMIO AL MEJOR CORTO: Diesel (Julio García)

PREMIO DEL PÚBLICO: Short but Sweet (Junaid Chundrigar)

PREMIO AL MEJOR-PEOR CORTO: Matins de diumenge (Joan Ventura)

(Foto: Sergio Márquez)

EN CONCLUSIÓN

B-retina ha vuelto a confirmar su lugar entre el resto de festivales catalanes de cine de género.

Su infraestructura ha funcionado a la perfección. La sala de la Biblioteca Sant Ildefons es ideal para este tipo de acto y el bar cumple con su función de lugar de encuentro y conversación junto al pequeño mercadillo de libros y películas, que da mucha vida al evento. Todo concentrado en un único espacio.

La organización ha conseguido nuevos patrocinadores, pudiendo conseguir así disponer de coche oficial y un buen número de regalos para los asistentes, detalles que sin duda añadieron profesionalidad y encanto al  evento.

Se celebró, más allá del cine puro y duro, una clase magistral de José Viruete y una performance  del colectivo Free Cocktail Society, compuesto por activistas y directores catalanes de cine desastre. Con música, por llamarla de algún modo, cortos dementes y un documental sobre ellos mismos (que se hizo algo largo).

También las copias de las películas que se pudieron ver eran más que correctas. Hubo, como es normal, algún pequeño problema técnico, en este caso con los subtítulos de Double Date, que hicieron que la programación del día variara ligeramente en su tramo final. Del tipo de errores que hay en todo festival que se precie, sea cual sea su tamaño y repercusión. A pesar de ello en B-retina hubo poco espacio para la chapuza y la improvisación, pues la organización, en todo momento, estuvo atenta consiguiendo que todo marchara bien.

La afluencia de público ha crecido progresivamente, llegando casi a llenar la sala el día de Demons. La atractiva programación y la presencia de un invitado de peso dieron como resultado unos días deliciosos en el que primó el buen ambiente, algo que terminó celebrando la organización como el pasado año: invitando a todo el mundo a cerveza. Un colofón perfecto para un certamen que pasa a formar parte obligada en la agenda de festivales de Serendipia. Y que también debería serlo en la de ustedes.

 

Categorías:B-Retina
A %d blogueros les gusta esto: