Inicio > TERROR UNIVERSAL > Propaganda española de films expresionistas alemanes.

Propaganda española de films expresionistas alemanes.

La promoción española de estos films es muy difícil de localizar. De algunos no se han localizado ni  programas ni carteles. Aquí os mostraré algunos de los que se conocen.

Para comenzar, aquí está el programa original del estreno barcelonés de El Gabinete del Dr. Caligari (Das Kabinett des Dr. Caligari, 1920 Robert  Wiene). Un programa local del cine Novedades que, como la mayoría de los programas de esa época,  no se corta en narrar el argumento completo en la parte trasera del folleto, mostrando dos escogidos fotogramas y advirtiendo a los espectadores “sensiblemente nerviosos” de la “índole dramática y desconcertante en grado sumo” del film. Este programa, del que únicamente conozco una copia, estaba en poder, hace unos veinte años, de una coleccionista de elevada edad (de la que  me temo lo peor), que  me dió en el Mercat de Sant Antoni una fotocopia que todavía conservo y que es la única muestra de programa de mano español de este inmortal e innovador  film.

Aquí aprovecho para incluir cuatro ejemplos de postales muy populares en la Europa de la época, editadas en Alemania con los aútografos de los protagonistas del film:

Conrad Veidt interpretó al sonánbulo Cesare además de grandes papeles en el cine alemán y más tarde en el americano (además de otros en Inglaterra). El papel por el que es más reconocido es como el nazi Major Strasser en Casablanca (1942, Michael Curtiz) , el penúltimo de su carrera, ya que falleció en 1943 dejando tras de sí una prolífica carrera. Se pensó seriamente en él para interpretar el papel de Drácula en el film de Tod Browning  tras haber realizado la maravillosa El hombre que ríe  (The Man Who Laughs, 1928 Paul Leni).

 Werner Krauss (1884-1959)  interpretó a Caligari en este film, además de otros papeles que incluyeron a Jack el destripador en  la expresionista  El gabinete de las figuras de cera (Das Wachsfigurenkabinett, 1924 Paul Leni/Leo Birinsky) junto a Conrad Veidt como Iván el terrible; el carnicero de La calle sin alegría (Die Freudlose Gasse, 1925 G. W. Pabst) y a Scapinelli (el mismísimo diablo) en la segunda versión de El estudiante de Praga (Der Student von Prag, 1926 Henrik Galeen) también junto a Conrad Veidt.

Y Finalmente Lil Dagover (1887-1980), la sufrida protagonista que despierta el corazón de Cesare. Una actriz de muy prolífica carrera, ya que realizó su último papel el año antes de fallecer, dejándonos su labor en films como Las arañas (Die Spinnen, 1920 Fritz Lang); Der Müde Tod (1921, Fritz Lang) o Phantom (1922, F. W. Murnau).

De Nosferatu, el vampiro (Nosferatu, eine Symphonie des Grauens, 1922 F. W. Murnau) se tiene constancia de que se estrenó en versión sonorizada diez años después de su estreno alemán, ya que se proyectó en el barcelonés cine Avenida en febrero de 1931, en una gala organizada por los Amigos del Cine (agrupación patrocinada por El Mundo Deportivo). También se estrenó en el veterano cine Palacio de la Prensa de Madrid en noviembre del mismo año, quedando como constancia un programa local que Luciano Berriatúa incluyó entre la extensa documentación de su impresionante libro  Los Provervios Chinos de F. W. Murnau -Etapa Alemana- (Filmoteca Española 1991). Así que es más que probable que la versión que se estrenó en España  fuera el posterior remontaje del film, que incluía escenas adicionales rodadas por Waldemar Roger, que se estrenó en Alemania como Die Zwoelfthe Stunde. Otra prueba de ello podría ser el hecho de que una de las dos únicas copias originales que han sobrevivido de este film está en la Filmoteca Española.

Propaganda del estreno barcelonés.

Programa doble local del estreno de Nosferatu en Madrid en 1931.

Otro gran film que se estrenó, en este caso puntualmente, en nuestras pantallas es Metrópolis (1927, Fritz Lang). En barcelona la premiere fue el 9 de mayo de 1927  en el majestuoso y desaparecido cine Kursaal de la Rambla Catalunya, que cerró en 1965 tras permanecer abierto desde el año 1900.

Aunque tengo entendido que se editaron varios programas de mano en formato tarjeta postal, el más bonito e inspirado sin duda es este collage, que reune todos los inolvidables elementos del film.

 

En esta ocasión el programa original americano, que se editó en formato doble, le daba unas patadas al español. Además de centrarse en la robótica María.

Programa americano doble: exterior abierto.

Programa americano doble: interior abierto.

Postal firmada por la protagonista de Metrópolis, Brigitte Helm.

Aquí vemos otro de los grandes films futuristas de Lang, La mujer en la luna (Frau im Mond, 1929 Fritz Lang) que aunque menos apreciado que el anterior, sin duda tiene mucho elementos interesantes. El programa que se editó fue en formato desplegable múltiple, con fotogramas, frases de publicidad, críticas y , otra vez, el argumento completo.

Programa parcial desplegado.

Postal firmada por la protagonista de La mujer en la luna, Gerda Maurus

Y terminando con esta muestra de inmortales films alemanes, muestro la excepcional propaganda que se imprimió para lanzar M, el vampiro de Dusseldorf (M, Eine Stadt sucht einen Mörder, 1931 Fritz Lang), que se estrenó en el Tívoli de  Barcelona el 12 de enero de 1932. Para la ocasión se diseñaron tres fantásticos modelos: Uno muy similara al anterior,  en formato desplegable múltiple.

Fragmento de la parte exterior del desplegable.

Fragmento de la parte interior del desplegable.

Aquí  tenemos el doble troquelado. Al abrirlo la mano se levantaba. Editado en un magnífico verde botella.

Parte exterior desplegada.

Parte interior desplegada.

Y finalmente tenemos uno de los más valorados, aunque en mi opinión es mucho más vistoso el anterior , o incluso el desplegable. Se trata de la mano troquelada impresa en cartón. Toda una maravilla por otra parte que dice mucho de la inventiva e ingenio de los diseñadores de la época, que con este maravilloso film se lucieron.

Todo este virtuisismo derrochado en plenos años treinta, contrasta con el mostrado en el programa que se editó para la reposición de los años sesenta. Todo un portento de sencillez que… ¡Que diablos! también tiene su encanto.

 Este artículo quiero dedicarlo especialmente a nuestro amigo Pierrot, entre otras muchas cosas histórico amante del cine de terror.

Categorías:TERROR UNIVERSAL
  1. PIERROT
    10 febrero 2010 en 9:54

    Es um orgullo para mí tener un articulo tan asombrosamente ilustrado (con material que desconocia) tan ajustado de texto y ¡encima!dedicado.
    Muchisimas gracias.
    Pierrot

  2. 9 febrero 2010 en 9:04

    Muy, muy, muy bueno!!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: