Inicio > FANTATERROR > Revisitando El asesino de muñecas con David Rocha

Revisitando El asesino de muñecas con David Rocha

20561386

“Lo más negativo que puede sucederle a un guionista-realizador es que su obra pase desapercibida. Si una película arma revuelo es porque promueve discusión, polémica. En definitiva: interesa” 

Michael Skaife, director de El asesino de muñecas[1]

En mi niñez tuve un proyector de Súper-8 con una pequeña colección de películas que veía una y otra vez. En su mayoría eran clásicos del cine fantástico condensados en veinte minutos pero, entre ellas, también tenía algunos largometrajes en varias bobinas. Uno de ellos era El asesino de muñecas que, al igual que las otras películas, visioné infinidad de veces en aquel tiempo previo al video con dos resultados a corto y largo plazo:  me enamoré de Inma de Santis  y alimenté mi obsesión por el cine, especialmente de terror. Con la llegada del video nos desprendimos, no sin dolor, del viejo proyector. Pero nunca olvidé El asesino de muñecas, que mucho después recuperé ya en formato DVD redescubriendo, para mi

David Rocha y Michael Skaife posiblemente antes de iniciar el rodaje del filme.

David Rocha y Michael Skaife posiblemente antes de iniciar el rodaje del filme.

sorpresa, una película fresca y con múltiples y complejas lecturas. Mucho más que una película de terror: un laberinto que ha terminado formando parte de las denominadas película de culto. Y es que, sin lugar a dudas todo género tiene sus “rara avis”, y el Fantaterror español no iba a ser menos. Compartiendo época con entrañables hombres lobo, templarios y vampiros, también el cine de terror autóctono nos ha ofreció temáticas e historias diferentes que con el tiempo se han revalorizado. Este, sin lugar a dudas, es el caso de El asesino de muñecas, una película-isla del director Michael Skaife que se vistió de cine de terror para contar una historia compleja que gana con cada visionado y sorprende por la audacia demostrada en su época. Una audacia que todavía conserva y sorprende.

3 as 001Michael Skaife, que realmente se llamaba Miguel Madrid, nace en 1933 en Daimiel (Ciudad Real). Su carrera en el cine se inicia interpretando pequeños papeles, alguno de ellos para Jesús Franco (La mano del hombre muerto (1962) y La muerte silva un blues (1964)). Debutando en la dirección con Necrophagus (1971), fallida película de atractivo título y cartel que fue motivo de una sonora pitada en el IV festival de Sitges, por entonces todavía Semana Internacional de Cine Fantástico y de Terror, cuando obtuvo, ex-aequo, el premio a mejor película en la edición de 1971 junto a la polaca Lokis, de Janusz Majewski. Cuatro años después dirige la película por la que será recordado, El asesino de muñecas,  y  después tan solo dirigirá Bacanal en directo (1979) un (sub)producto erótico protagonizado por la encantadora Azucena Hernández.

El asesino de muñecas nos narra los traumas que vive Paul (David Rocha), hijo de los jardineros de un parque cercano a Montpelier (Francia). El muchacho se enfrenta a una paradoja, ya que desea ser cirujano cardiovascular pero tiene aversión a la sangre, motivo por el que es suspendido y se queda sin vacaciones y a cargo del jardín como castigo. La tranquilidad se ve turbada por varios asesinatos de chicas que tienen lugar en el parque cometidos por un extraño individuo vestido de negro con peluca, careta de muñeca y voz femenina. Desde el primer momento sabemos que el asesino es Paul, que arrastra el trauma de haber pasado una niñez vestido de niña y obligado por su madre a jugar con las muñecas de su hermana Catherine (Lupe Rocha), fallecida antes de su nacimiento. Esas muñecas decoran su habitación, presidida por la máscara con la que comete sus crímenes.

En una finca que hay en el interior del parque reside la condesa Olivia (Helga Liné), que intenta seducir a Paul sin resultado, al contrario que su hija Audrey (Inma de Santis) con la que pronto el muchacho iniciará un romance. Paul tiene frecuentes pesadillas y alucinaciones. La realidad se mezcla con los sueños y aparecen más cadáveres flotando en el río con el corazón extraído. Paul se deshace de sus muñecas porque ya no está solo,  tiene a Audrey, que una noche le sorprende regalándole un maniquí vestido igual que ella. Durante una fiesta organizada por la condesa, los jóvenes pasan la noche juntos en casa de Paul, que entre bromas realiza una operación a corazón abierto al maniquí . Más tarde descubrirá, para su horror, que a quien ha extraído el corazón es a Audrey.

Lo primero que llama la atención en El asesino de muñecas es la presentación que realiza el propio director al inicio del filme, que podemos revisar en el primer video incluido y en el que, desmontando una muñeca, Michael Skaife nos narra lo que vamos a ver, según él basado en “el drama de la doble personalidad“, que descubriremos está motivada por la presencia en la mente de Paul de su hermana muerta, que la madre intentó reencarnar -y de hecho consiguió mantener viva- en su nuevo hijo a base de obligarle a vestir de niña y jugar con muñecas. Destaca también que a pesar de estar la historia ambientada en Francia, son más que reconocibles localizaciones muy populares de Barcelona (Parque Güell, Ciudadela, Parque Cervantes…) así como de Castelldefels y Sitges (Palacio Maricel), exquisitos lugares de los que el director saca buen partido. Precisamente en el Palacio Maricel de Sitges, donde se celebra la fiesta de la condesa, tenemos una presencia familiar en la figura de Ráfales, uno  de los invitados, creador y por entonces director del Festival de Sitges.  Pero la participación de Ráfales en la película fue malinterpretada: No hay razón para que  (la crítica barcelonesa) intentara naturalmente sin conseguirlo, boicotear el estreno de mi obra, como tampoco parecía haberla para que intentaran boicotear el rodaje, como lo hicieron algunos técnicos barceloneses. Tuve que luchar contra viento y marea pero recibí generosos apoyos de Sitges. Pusieron a mi disposición gratuitamente los salones del Palacio Maricel y unos modestos hoteleros colaboraron con la financiación de la producción. Creo que fue eso lo que molestó a cierta crítica contraria al Festival de Cine de Terror de Sitges, y circuló un rumor que afirmaba que la dirección del certamen tenía algo que ver con mi película. Tal vez por eso, los mencionados críticos  decidieron negarme también a mí el pan y la sal. (…) Siento por Sitges y los sitgetanos especial afecto, conservo una medalla de oro del Festival con la debida devoción y hasta me propongo rodar uno de mis más espectaculares guiones en esa ciudad. Será otro gran éxito de taquilla, aunque Iván Tubau (crítico cinematográfico barcelonés) asegure que mis obras son verdaderos atentados contra el público[2]

Capturaa3

En La Vanguardia del día 6 de febrero de 1975 se publicó una crítica, recogida en el estupendo Blog Ausente, que publicamos como muestra del recibimiento que tuvo el film entre los desorientados críticos:

“Esperamos con cierto interés esta película que ya había sido presentada a una considerable parte de la crítica, en sección especial, durante el último festival de cine de San Sebastián. Es un filme trémulo, apasionante y desorbitado, que se sigue con interés, pero sin conseguir esquivar grandes reservas. El realizador, que es también argumentista y autor del guión, se le ha ido manifiestamente la mano en lo delirante y espasmódico. La trama se centra  en un caso de doble personalidad, fuertemente dramática, como suelen serlo estos casos freudianos. La acción se supone transcurrida en Francia, en una gran mansión señorial , cerca de Montpelier. El joven Paul, hijo del jardinero de la suntuosa residencia, con amplio y fastuoso jardín de unos aristócratas, sufre las consecuencias del trauma que le produjera en su infancia el hecho de que su madre, al perder una niña, le hiciese pasar al muchacho por la muerta, vistiéndolo con ropas femeninas y haciéndole jugar con muñecas. Este caso clínico es posible, e incluso no es raro. Pero las derivaciones que adquiere en este filme son disparatadas, ajenas a toda posible verosimilitud, incluso la más convencional, y rebasan los efectos de un caso semejante. Paul no es sólo una víctima de la doble personalidad, sino sencillamente un loco delirante, un esquizofrénico sangriento, en pleno desvarío. Ocurre, en consecuencia, que la película que en un principio nos parece inteligente y ambiciosa, degenere rápidamente hacia un corriente y moliente relato de terror ni peor ni mejor que tantos otros. La circunstancia de que el realizador, Skaife, haya sido también autor del guión, le han impedido ver lo que había en la cinta de excesivo, desorbitado y falso. La sobrecarga de alucinaciones, pesadillas, fantasías oníricas, etc, terminan por restarle al filme fuerza y atracción, cuando, según parece, lo que se intenta con este derroche de fantasmagorías es lo contrario. Los intérpretes están a la altura del filme. David Rocha, en la figura de Paul, revela un cierto brío, pero le faltan otras cualidades. La joven y atractiva Inma de Santi se imita a cumplir con cierta discreción. Mucho mejor está en su repelente papel la experta y sugestiva Helga Liné, y con su dinamismo habitual Elisenda Ribas. La película ha sido rodada en lugares de Barcelona y otras zonas próximas, como el Parque Güell, el de la Ciudadela, Castelldefels y Sitges. La música de Santisteban subraya con acierto muchos momentos de la proyección, y la fotografía es siempre excelente” -A. MARTÍNEZ TOMAS.

La estupenda banda sonora de Alfonso Santiesteban cuadra con toda la iconografía pop que nos ofrece el film, repleto de pesadillas y alucinaciones que incluyen incluso una especie de video clip, que aquí debajo podemos ver,  interpretado por  el “conjunto músico-vocal Amores”. Todo muy setentero pero extrañamente moderno.

La película recibió duros palos de la crítica cuando se estrenó en cinco salas barcelonesas el 3 de febrero

El algo la crítica es unánime... (Imagen cedida por Blog Ausente)

En algo la crítica es unánime… (Imagen cedida por Blog Ausente)

de 1975 en programa doble junto a  Comisario San Antonio (Sale temps pour les mouches, 1966 Guy Lefranc). Pero los críticos no son tan duros con el film en el resto del Estado, tal y como declara su director: “En cada plaza que se estrena hay críticas terriblemente negativas  y formidablemente positivas. Excluída Barcelona, claro. Fuera de España, los corresponsales de EFE han informado de que la película  está haciendo taquillazos  bastantes sonoros , sobre todo en Estados Unidos“[3]. En julio de ese mismo año la película se estrena  en el madrileño Cine Bulevar, siendo vista, según el Ministerio de Cultura, por 244.972 personas y obteniendo una recaudación  de  72.587,81 €. Buenas ganancias para la productora Huracán Films, que se estrenaba con esta cinta. La compañía, que tuvo corta vida, llegó a rodar al menos tres títulos más: La llamada del sexo (Tulio Demicheli, 1977), Dinero maldito (Sergio Garrone, 1979) y Juventud sin freno (José Ulloa, 1979).

Es innegable  que el film tiene un muy arriesgado y  para la época valiente transfondo homosexual, que se demuestra en la aptitud e indumentaria del protagonista cuando comete sus crímenes; en  algunas escenas de la película y  ciertos diálogos, como el que mantiene Paul con la condesa “¿Es que no has estado nunca con una mujer? ¿Quiere decir tu silencio que has estado con hombres?“, un transfondo que se deja entrever sin que predomine como temática en el film. Pero también tenemos fetichismo, necrofilia, misoginia y en algún momento, cierto  tufillo pedófilo. Y todo ello, no lo olvidemos, en 1975 con el inquilino de El Pardo todavía caliente.

Isin180

Demos ahora un repaso al elenco artístico de la película. Y que mejor que comenzar con Inma de Santis (o Inma de Santi o de Santy) una adorable actriz que había comenzado su carrera, al igual que Maribel Martín, siendo niña, concretamente a los seis años, para sobrepasar con éxito la barrera de los niños prodigio y labrarse una extensa carrera que justo cuando se diversificaba hacia el guión y la dirección se vio truncada por un accidente de tráfico en 1989. Entre los trabajos que nos dejó tanto en cine, como en televisión, destacan películas como El juego del diablo (1975 Jorge Darnell) y  Juego de amor prohibido (1975, Eloy de la Iglesia). En El asesino de muñecas realiza un papel muy especial como Audrey, la joven que enamora a Paul y con la que parece superar sus traumas. De la alemana Helga 546859_4744010531950_2125817897_nLiné poco podemos añadir que no sepan los fans del Fantaterror español, ya que esta señora ha formado parte del reparto de un buen puñado de producciones, entre las que destacan Pánico en el Transiberiano (1972, Eugenio Martín), El espanto surge de la tumba (1973, Carlos Aured), Las garras de Lorelei (1974, Amando de Ossorio) y La orgía nocturna de los vampiros (1974, León Klimovsky). En el film que tratamos interpreta a la libidinosa Condesa Olivia, madre de Audrey. Elisenda Rivas y José Lifante, matrimonio en la vida real, participan con pequeños papeles. Lifante fue el inolvidable Martin en No profanar el sueño de los muertos (1974, Jorge Grau) entre multitud de interpretaciones en teatro, cine y televisión que tuvimos ocasión de repasar con él en la entrevista que nos concedió para este mismo blog. Enric Majó hace un minúsculo papel, al igual que otros actores de abultada filmografía como Antonio Molino Rojo o Juan Torres. Antes del rodaje se llegó a anunciar que como actor invitado el film contaría con Paul Naschy, pero finalmente no intervino en la película.  Como curiosidad cabe indicar que el papel de Catherine, hermana de Paul, está interpretado por Lupe Rocha, hermana del protagonista del film David Rocha,  del que pasamos a ocuparnos a continuación.

AL HABLA CON DAVID ROCHA: EL ASESINO DE MUÑECAS

Asesino muñecas bComienza su carrera cinematográfica en películas de Jesús Franco (Relax Baby, 1973) e Iquino (Aborto criminal, 1973) antes de conseguir el papel protagonista de El asesino de muñecas, donde su interpretación, a veces un tanto sobreactuada, resulta muy convincente como el psicópata Paul. Sus escenas de ducha fueron muy comentadas y el actor se convirtió en una especie de icono con reportajes en publicaciones de la época como Party o Deporte y salud, revista esta última supuestamente dirigida a aficionados al culturismo. Las revistas, especialmente las del “corazón”,  publicaron reportajes que dejaban entrever que  la pareja protagonista de El asesino de muñecas, David Rocha e Inma de Santis,  también eran pareja  en la vida real. Tras intervenir en films de Luis Buñuel (Ese oscuro objeto del deseo, 1978) o Pilar Miró (Gary Cooper que estás en los cielos, 1980), además de en varios de  Paul Naschy, como El caminante (1979),  Los Cántabros (1980), El retorno del hombre lobo (1981) y Mi amigo el vagabundo (1984), decide encaminar su carrera hacia el doblaje.

Con David Rocha hemos contactado para que nos cuente algunas cosas de su carrera y de su película más recordada, El asesino de muñecas. David ha sido bastante escueto en sus respuestas, ya que tal como indica “No voy a extenderme mucho en mis respuestas pues he concedido entrevistas a otros profesionales. Algunas has salido a la luz y otras lo van a hacer próximamente y no quiero chafarles el trabajo a los que se te han adelantado, pero tampoco quiero fallarte a ti, pues te prometí que lo haría”. Y como David también nos comenta que ” Siempre que respetes el sentido  de mis palabras tienes mi OK” , hemos decidido poner la entrevista tal y como se la enviamos y nos la contestó, tipo cuestionario. Respetamos pues la decisión de David  y le agradecemos encarecidamente el detalle que ha tenido al contestar nuestras preguntas, ya que es una entrevista que hace tiempo teníamos en mente y por fin hemos podido materializar:

Propaganda sobre El asesino de muñecas realizada por Pierrot  y publicada en la revista Vudú en la época del estreno del film.

Propaganda sobre El asesino de muñecas realizada por Pierrot y publicada en la revista Vudú en la época del estreno del film.

– ¿Como inicias tu carrera artística?

A los 17 años comencé a estudiar Arte Dramático en la escuela  Adrià Gual de Barcelona. Pocos meses después y con el nombre artístico de José Luis Rocha intervine en roles de diferentes categorías en teatro, televisión (en los estudios Miramar de Barcelona), fotonovelas, etc. Películas como Una cuerda al amanecer, del director Manuel Esteba Gallego; Relax Baby de Jesús Franco (que no he tenido ocasión de ver pues no la encuentro); dos capítulos  de la serie hispano francesa Poly en España, del director Claude Boisol que tampoco encuentro; Aborto Criminal de Iquino, etc. A partir de El asesino de muñecas cambié mi nombre artístico por el de David Rocha.

– ¿Cómo entras en el reparto de El asesino de muñecas?

Michael Skaife , tras una pequeña prueba con otros actores, me asignó el papel. De la película tengo maravillosos recuerdos y  la ilusión que puse en ella…No es el momento para comentar nada más.

– ¿Eras consciente del posible transfondo homosexual de la película?

Sí, el director me explicó todo lo referente a mi  personaje y no tuve ningún reparo, Paul  tenía vida propia.

– Para la época me parece audaz. Tanto por ese transfondo como por tus desnudos ¿Te resultó incómodo rodarlos?

En absoluto, siempre mantuve que yo no me duchaba en calzoncillos y me importaba un … lo que pensaran los demás. (Conseguí mi propósito)

–  De niño estaba enamorado de Inma de Santis, tu compañera en la película.  La prensa de la época os presentó como pareja

En aquella época, no solo tú estuviste enamorado de Inma.

David e Inma en el festival de San Sebastián.

David e Inma en el festival de San Sebastián.

– ¿Qué tal fue con Helga Liné? ¿Cómo fue la relación con los compañeros y con el director?

La admiré  por su belleza, No tuve ningún problema con ella. Con el director  me entendí de maravilla, pero ese entendimiento fue de respeto: cada uno pensó lo que quiso pensar y yo no hice lo que a muchos les hubiera gustado que hiciera. Los bulos siempre me los he pasado por…, siempre he creído que las que los difunden son personas insatisfechas y no están en la cama con quienes les gustaría estar,  pero sí con quien a veces  se ven obligados  por el qué dirán. Suelen hacer de su vida y la de los que les rodean un verdadero infierno.

¿Lupe Rocha tiene algo que ver contigo?

Lupe Rocha es mi hermana en la vida real. El que estuviera en la película fue por…

Una propaganda sobre el rodaje del filme en el que puede leerse que se contó con un papel para Paul Naschy que finalmente no se materializó.

Una propaganda sobre el rodaje del filme en el que puede leerse que se contó con un papel para Paul Naschy que finalmente no se materializó.

-¿Has vuelto a saber algo de Michael Skaife (Miguel Madrid)?

Murió hace ya bastantes años.

– ¿Recuerdas incidencias o anécdotas del rodaje?

Solo se tuvieron que cambiar los nombres de los personajes pues según los “censores”, en España no podían suceder esas cosas tan morbosas . Entre otros muchos, cuando lloro en la bañera el agua estaba fría.

– ¿Hubo estreno oficial? ¿Recuerdas dónde y si acudiste?

Fui al estreno en el cine Bulevar de Madrid, que ya no existe, y en muchos otros lugares de España.

– ¿Recuerdas si hubo cortes de censura o si el director se autocensuró?

Nadie se autocensuró. Repasa las escenas de Inma desnuda y recuerda que solo tenía 14 años, y ocurrían cosas muy fuertes en ella: Analízalas respóndete a ti mismo con sinceridad. ¿Crees que hoy tantos años después  se podría conseguir que Inma se desnudara a tan temprana edad, en rivalidad con…. Piensa y encontrarás muchos más motivos, yo no te los voy a decir.

-¿Te doblaste tú mismo en la película?

Sí, me doblé a mí mismo. No tenía ninguna experiencia , el resto de los actores fueron doblados.

– ¿Recuerdas si duró mucho el rodaje?

El rodaje duró cuatro semanas y en un 90% se rodó a la primera toma, pues como tantas películas de la época los presupuestos eran muy bajos.

Isin165 (2)

Isin170-¿Qué piensas de El asesino de muñecas ahora, casi cuarenta años después?

Analizándola con el tiempo y dada mi casi nula experiencia y la carga de mi  personaje, creo que está bastante conseguido lo que el director me pidió, pero por supuesto todo se puede mejorar, incluso nuestra vida.

-¿Qué opinas de que se considere una película de culto y que como tal se haya incluído en la colección Películas de Culto del Cine Fantástico Español editada por Filmax?

A tu pregunta sobre  el “Cine de culto español” incluida El Asesino de muñecas, me parece muy interesante que se llame así esta colección. Los españoles de entonces evitaban muchas películas españolas y veían y siguen viendo  mucha “basura Americana”. De no ser  por la publicidad que  invierten,  muchos no se enterarían de que existen.

– Paul Naschy contó contigo para varias de sus películas ¿Tenías una buena relación con él?

De Paul Naschy como ya he dicho en muchas ocasiones, tengo y tendré el recuerdo de una gran y honesta persona que amaba y creía en su profesión como pocos.

Portada de la revista Vudú con el inquietante titular sobre el suicidio de David Rocha.

Portada de la revista Vudú con el inquietante titular sobre el suicidio de David Rocha.

-Por cierto ¿Por qué anunciaste en el segundo número de la  revista Vudú (febrero 1975)  que ibas a suicidarte el 16 de abril de 1985 a las 7 de la mañana, cosa que afortunadamente no cumpliste? Lo declaraste en una entrevista realizada por el director de la publicación, Pierrot.

A veces, cuando se tienen pocos años se dicen cosas que se pueden, o no, posponer.  De momento no te diré más.

-¿Qué opinas del cine de terror? ¿Te gusta?

El cine de terror me gusta, pero creo que actualmente se hacen pocas cosas originales y en la mayoría de ellas solo aguanto 10 o 15 minutos, son muy previsibles en su final . El cine de terror que  me gusta es el terror psicológico que te mantiene con el corazón y la mente en un puño.

– ¿Por qué abandonas el cine tan pronto?

Estaba muy cansado de tantas fotografías para reportajes  y entrevistas para todos los medios de aquella época, pero sobre todo de algunas personas que…. Entré en doblaje,  por una prueba que sin pedirla me dio el gran profesional ya desaparecido, Carlos Revilla, y me dio el papel en el que pensó. Cuando le conocí él dirigía el doblaje de El Caminante y yo me doblaba a mí mismo. Creí que era la mejor ocasión para abandonar el cine pues el doblaje me gustó, pensé que su ambiente era más…, pero como en tantas otras ocasiones y salvo en honrosas excepciones me equivoqué. Aunque parezca exagerado  puedo decir que no me gusta agrandar las cosas, pero tampoco empequeñecerlas. ¡¡Qué cada uno piense lo que quiera!!

Muchísimas gracias a David Rocha por responder pacientemente a nuestras preguntas, que  hemos publicado tal y como él las escribió. También queremos agradecer a nuestro amiguete Ausente por cedernos la crítica de La Vanguardia, así como algunas de las imágenes incluidas en este artículo. Y por supuesto a http://inmadesantis.blogspot.com.es por cedernos también varias fotos maravillosas, algunas de ellas pertenecientes al álbum de la desaparecida actriz. Aprovechamos también para avisar que el magnífico fanzine Exhumed Movies presentará el próximo día 1 de febrero su flamante sexto número en la Filmoteca de Madrid, ocasión en la que se proyectará El asesino de muñecas contando con la presencia de David Rocha y José Lifante, así como con Lone Fleming, Ricard Reguant, Sandra Alberti y Elisenda Ribas. Una celebración muy especial que coincide también con el segundo aniversario de esta publicación.  

La máscara original de El asesino de muñecas que David Rocha conserva (foto gentileza de David Rocha)

La máscara original de El asesino de muñecas que David Rocha conserva (foto gentileza de David Rocha)


[1] DOMÍNGUEZ, M. El padre de El asesino de muñecas, Michael Skaife. Entrevista con el director en Famosos “Monsters” del cine Nº 3, Barcelona, junio de 1975.

[2] Íbidem.

[3] Ibídem.

.

Categorías:FANTATERROR
  1. 23 enero 2014 en 1:20

    Buen trabajo. Me guardo este artículo. Aprovecho para enviar un saludo a David Rocha.

  1. 15 octubre 2014 en 6:17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: