Archivo

Archive for 29 junio 2011

Hemos leido el libro James Whale. El padre de Frankenstein y nos ha encantado

29 junio 2011 5 comentarios

En algún sitio leí (o escuché) que a los fans de los films clásicos de terror de  Universal nos encantaría  meternos en el rodaje y compartir escenas con nuestros monstruos predilectos, de ahí que veamos mil veces las películas buscando pequeños detalles que se nos hayan escapado,  leamos todo libro que cae en nuestras manos buscando ese dato que no conocíamos y analicemos cada fotografía minuciosamente. Los más bizarros (entre los que me incluyo) recolectan pequeños vestigios de aquella época como programas, carteles o incluso algún autógrafo (no de los protagonistas, piezas cotizadísimas para el que les cuenta esto) sino de algún co-protagonista o actor que trabajó con ellos. Por no hablar del merchandising que hace desesperar al más equilibrado de los ya de por sí desequilibrados fans. Vemos mil y una veces documentales buscando esa escena cortada  o ampliada  y…  por supuesto también leemos libros, y aunque sobre el tema se han publicado muchos, uno no puede más que alegrarse cuando lee uno que realmente vale la pena. Así que, si hace un tiempo os  informábamos de la inminente salida al mercado de un libro que parecía, así de entrada de lo más interesante, nos complace, una vez leído, confirmarlo: estamos ante un libro imprescindible para los amantes del cine de terror y del cine en general. Uno volumen definitivo,  especializado y necesario, ya que si sobre cine de terror o sobre los monstruos de Universal ya comienza a haber suficiente bibliografía, ahora toca hacer obras más especializadas y concretas. Si de otros actores o directores, como  por ejemplo Bela Lugosi,

James Whale: un dandy por generación expontanea

Lon Chaney  o Ed Wood, las obras editadas en castellano no hacen olvidar los maravillosos trabajos que se  han publicado en Estados Unidos escritos respectivamente  por  Gary D.  Rhodes, Michael F. Blake y Rudoph Grey , eso no pasa con este libro, aquí tenemos  una obra definitiva que complementa y actualiza  perfectamente el libro que sobre James Whale escribió James Curtis y cuya versión española  editó en 1989 el Festival Internacional de cine de San Sebastián conjuntamente con  Filmoteca Española, una obra que, si bien  sirve de referencia para Juan Andrés  Pedrero Santos, ni mucho menos  lastra su libro, que resulta ser una obra más  personal  y viva, mucho más que un frío recuento de datos. Derrocha pasión por el director y por el cine.

James Whale, El padre de Frankenstein es el tercer libro escrito por el madrileño Juan Andrés Pedrero Santos, cinéfilo y aficionado a los cómics que, en los ratos libres  que les deja su trabajo, escribe sobre cine en Scifiworld Magazine y en las webs amigas Pasadizo.com y La Abadía de Berzano. También es responsable de otros dos  interesantes libros: Terror Cinema (2008, Calamar Ediciones) y Johnny Weissmuller. Biografía (2010, T&B Editores) Pero… ¿Como nace este proyecto? Dejemos que nos lo cuente el propio autor:

“En mi caso, el objetivo prioritario a cumplir siempre que encaro un nuevo proyecto va a ser, dentro de lo posible, escribir sobre algo que aporte novedad al mercado editorial, o al menos que refresque una temática o una personalidad que ande un poco olvidada y merezca su revisión y recuerdo. Ese no fue el caso de mi primer libro “Terror Cinema”, pero a partir de ahí esas son la directrices que me marco. Ya digo, siempre en la medida de lo posible. La crisis ha provocado que muchos proyectos, a priori atractivos, puedan ser rechazados por las editoriales que temen (con razón) su supuesta poca comercialidad.

Concretamente hablando de James Whale, no cabe duda de que es un cineasta importante para el cine fantástico, pues sus cuatro películas dedicadas al género pueden estar en cualquier lista que se haga sobre lo mejor del mismo; siempre según gustos. Pero lo que más me atraía y hacía de Whale un personaje interesante estaba en el gran desconocimiento que existe (aparte de su homosexualidad, algo bien conocido) sobre los detalles de su vida y del resto de su filmografía; elementos que merecen una mayor difusión. Además, Whale, lejos de ser un artesano a sueldo de un gran estudio, siempre destacó por su comportamiento un tanto díscolo, siempre que le dejaban, muy afín a su carácter y personalidad. Y el ejemplo más claro es La novia de Frankenstein, su indiscutible y siempre rica obra maestra”.

Jack Pierce acompaña a un Boris Karloff con el maquillaje tapado para evitar accidentes

Juan Andrés edita este libro muy poco después (un año) de su anterior obra dedicada a Johnny Weissmuller ¿Como ha afrontado la creación del libro?

“Por mi experiencia –ya tengo tres libros publicados y otro (del que no voy a desvelar nada) en un tercio de su probable extensión–, puedo decir que el tiempo habitual de documentación y escritura está en algo más de un año. El resto de mis ocupaciones (las que me dan de comer) y la familia no me dejan tiempo para ser más rápido. Por otro lado no creo que nunca me plantee temáticas o estudios de directores cuya filmografía sea muy extensa, pues me quemaría demasiado y no me veo capaz de soportar mucho más de un año con un proyecto abierto sin verle el final. Eso sí, cuando acabo un libro siempre me digo que me tomaré unos cuantos meses de descanso para leer libros y cómics, y ver películas sobre las que no tenga que escribir, pero cuando pasan dos meses ya no quepo dentro de mí y ya comienzo a volverme loco pensando en cual va a ser mi siguiente libro”.

El libro es muy completo y minucioso. El autor repasa todos los films de Whale  y  los comenta, descubriendo algunos detalles desconocidos de los rodajes de nuestras películas favoritas, deteniéndose  para descubrirnos nuevos matices que obligan a volver a repasar (y gozar) la filmografía del director, al menos de los títulos accesibles, ya que, quitando los grandes clásicos,  no todos son tan fáciles de visionar. El mismo Juan Andrés nos cuenta como ha conseguido acceder a los más raros:

(…) “Actualmente Internet es una maravilla que permite encontrar casi cualquier cosa. Y no me refiero a bajarse ilegalmente películas para ahorrarse un dinero, sino que te hablo de películas que jamás se han editado en ningún país ni en video ni en dvd, y que gracias a estar disponibles en Internet emisiones en alguna televisión del mundo se tiene acceso a ellas. Te puedo decir que casos como dos de las películas bélicas de Whale, me refiero a Journey´s End y The Road Back, me han tardado en bajar más de dos meses cada una, con el ordenador echando humo las veinticuatro horas. Así de escasas son las fuentes que las tenían disponibles; pero al final se consiguió, al igual que fue el caso de otras. Podrías decirme que porqué no solicite ayuda dela Filmoteca, por ejemplo; organismo que me consta que es muy amable y se desvive en este tipo de cosas, lo cual es muy de agradecer, pero si te dejaran ver las películas en pantalla grande se lo podía uno pensar; no obstante al final solo la puedes ver en unas condiciones similares a visionarlas en tu casa; con lo que tampoco ganas mucho; siempre, claro, contando con la ayuda de Internet como recurso sustitutivo”.

Digiendo El hombre invisible

 También es muy acertado el retrato biográfico del director, aunque uno hubiera deseado quizás ahondar más pero, según me comenta el propio Juan Andrés, “la única información de este señor es básicamente el libro de James Curtis”

 Y  todo ello escrito con sencillez y con las notas necesarias para hacer el texto asequible a todo tipo de lector, no únicamente cinéfilos empedernidos, que tendrán ocasión de, por medio de la carrera de Whale, repasar la historia misma del cine.
Si el  anterior libro sobre Weissmuller  ya fue un trabajo necesario y atractivo para el que escribe esto, este me ha encantado mucho más, es posible que a ello haya  contribuido  la riqueza de sus  imágenes: fotos de calidad cristalina, interesantes carteles, programas de mano y  lobby cards. Ese mimo merece un capítulo aparte: Nos lo explica el propio Juan Andrés:

(…) “Salvo un par de dibujos que han sido capricho mío (me refiero al de Alfonso Zapico y al de Corben; el primero de ellos dibujado por el asturiano en exclusiva para mi libro, lo cual siempre lo agradeceré en el alma) todo el material lo ha seleccionado y buscado Miguel San José Romano, el editor responsable de Calamar Ediciones. De este señor siempre podré decir que con él por medio uno puede estar seguro de que la edición (formato, diseño de portada, maquetación, título del libro,…) en cualquier caso siempre será sobresaliente; lo cual es una tranquilidad para el autor, pues aunque parezca fácil desde fuera, no hay más que ver lo desastroso y feo de los diseños y maquetaciones de otras editoriales. Miguel nunca falla”.

 Y si he disfrutado con las imágenes, también lo he hecho con su lectura, que se me ha hecho corta.  Aunque me tranquiliza intuir que  el libro de Pedrero es uno de esos que con el tiempo vuelves a leer, aunque sea en espera de su próxima obra,  así que no puedo evitar pedirle a Juan Andrés  que nos hable, si no es supersticioso, del proyecto que tiene en cartera:

“No soy supersticioso, pero el mundo editorial no está como para ir dando ideas a los colegas escritores. Bastante se rompe uno la cabeza buscando temáticas de interés que no estén trilladas como para dárselo todo hecho a algún competidor más rápido que uno mismo, je je. Solo te diré que, como decía antes, lo duro del mercado del libro me ha obligado a ser un poco más comercial en el proyecto que tengo entre manos, pues proyectos algo menos comerciales me fueron rechazados por varias editoriales y, como también dije antes, yo no puedo estar sin escribir, necesito estar siempre liado con algo. Volviendo a James Whale, solo espero que los lectores se sientan satisfechos con el intento que el libro supone de dar a conocer un director del que hay muy pocos estudios sobre su obra al completo y ninguno en castellano, salvo la traducción que la Filmoteca y el Festival de San Sebastian hicieron del trabajo de James Curtis en 1989; un libro, por otro lado, imprescindible. Existen estudios parciales de sus películas más conocidas, y muy poco escrito (en realidad una o dos cosas en inglés) sobre su biografía. Por eso creo que es un trabajo bonito e interesante. Si lo he conseguido o no serán los lectores quienes lo juzguen. También quisiera dar las gracias a Guillermo del Toro por su amabilidad a la hora de redactar un prólogo como solo él era capaz de hacerlo, cosa que da buen empaque al libro ya de entrada; y, como te puedes imaginar, todo un orgullo para mí. Aprovecho también para darte a ti, Carlos, las gracias por tu interés por el libro y por esta entrevista”.

Gracias a ti Juan Andrés y esperamos ya con impaciencia ese nuevo proyecto del que, por supuesto os mantendremos puntualmente informados.

La criatura siempre viva (incluso en el futuro) vista por Richard Corben.

Nuevos lanzamientos en dvd de 39 Escalones: Sherlock Holmes, lucha libre y mucho más.

Aquí tenemos una nueva tanda de lanzamientos en dvd de 39 Escalones. Estos son los que nos parecen más interesantes por diferentes motivos:

SHERLOCK HOLMES Y EL PERRO DE LOS BASKERVILLE (1939, de Sidney Lanfiled con Basil Rathbone y Nigel Bruce): En las llanuras de la campiña inglesa habita un perro salvaje que, poco a poco, está acabando con la vida de todos los herederos de la familia Baskerville. Ante la llegada del último heredero para recoger su herencia  estos deciden ponerse en  contacto con el gran detective Sherlock Holmes.  Incluye el documental: “Elemental, querido Watson: la sombra de Sherlock Holmes” (55 mins. vos)

IDIOMAS: CASTELLANO 2.0, INGLÉS 2.0 SUBTÍTULOS: CASTELLANO. 1939.  B/N

SHERLOCK HOLMES CONTRA MORIARTY (1939, de Alfred L. Werker con Basil Rathbone y Nigel Bruce): Tras una serie de enfrentamientos el pérfido Moriarty, el genio del mal, traza un plan con el que intentará destruir la reputación de Sherlock Holmes . Incluye en exclusiva una presentación en la que Sir Arthur Conan Doyle habla del personaje de Sherlock Holmes (5 mins. vos)

IDIOMAS: CASTELLANO 2.0, INGLÉS 2.0 SUBTÍTULOS: CASTELLANO. 1939.  B/N

Creados en 1934 producto de la fusión de varios intereses, los estudios 20th Century Fox no se caracterizaron por la producción de cine fantástico, sobre todo en sus  inicios, pero sí realizaron  unos elegantes títulos quizás  no demasiado sobrenaturales, pero ciertamente repletos de  calidad, como   The Undying Monster (1942), Jack el destripador (The Lodger, 1944) y  Concierto Macabro (Hangover Square, 1945), todas dirigidas por John Brahm, que contaron con buenos medios y la participación de reputados actores como George Sanders, Laird Cregar (que falleció en 1944 tras una severa dieta que su organismo no pudo soportar, siendo Concierto Macabro su último film) y actrices como Merle Oberon y Linda Darnell. El ciclo culminó los años cuarenta con El fantasma y la señora Muir (The Ghost and Mrs Muir, 1947 Joseph L. Mankiewicz) una obra que no hace más que resaltar la elegancia de este estudio a la hora de afrontar el género, y que contó de nuevo con la participación de George Sanders junto a los imponentes Rex Harrison y Gene Tierney.

Pero en 1939 se inicia este pequeño e interesante ciclo dedicado al investigador creado por Sir Arthur Conan Doyle  con  El perro de Baskerville (The Hound of the Baskervilles) dirigida por Sidney Lanfield, film que adapta la novela más cercana al género terrorífico de las protagonizadas por  Sherlock Holmes. También es la que conoce más versiones, al ser adaptada en siete ocasiones, entre ellas por el estudio inglés  Hammer Films en 1959, contando con la participación de Peter Cushing (Holmes) y Christopher Lee.

Pero sin duda la versión de la 20th Century Fox queda como una de las mejores (sino la mejor), al igual que  los actores seleccionados para interpretar a Sherlock Holmes  y al  Dr. Watson, Basil Rathbone  y Nigel Bruce respectivamente, que quedarán como los más memorables y representativos, tanto que repetirán papel en trece films más. En esta adaptación, además  contaron con la estimable colaboración de los viejos conocidos Lionel Atwill y John Carradine.

20th Century Fox rodó al año siguiente otro título con Holmes y Watson, Sherlock Holmes contra Moriarty (The Adventures of Sherlock Holmes, Alfred Werker), con George Zucco interpretando al villano y una encantadora Ida Lupino.

A pesar de los satisfactorios resultados, el estudio prefiere ceder la franquicia a Universal, estudio que de 1942 a 1946 estrena ¡Doce títulos más!, haciendo que Basil Rathbone reniegue de haber dicho que ”hacer de Sherlock  Holmes era mejor que interpretar a diez Hamlets”. Este prolongado ciclo de Universal sufrió carencias de presupuesto, pero aún así no deja de tener su interés, dejando cintas muy entretenidas con la participación de actores y actrices familiares para el fan del ciclo de terror Universal  como Evelyn Ankers (The Wolf Man, The Ghost of Frankenstein, Son of Dracula…); Lionel Atwill (The Ghost of Frankenstein, Frankenstein meets the Wolf Man, House of Frankenstein, House of Dracula…); George Zucco (The Mummy’s Hand, The Mummy’s Tomb, House of Frankenstein…) o Rondo –The Creeper– Hatton (House of Horrors, The Pearl of Death).

Las de Universal han estado disponibles en el mercado de video y dvd bastantes veces, y muchas de ellas en circunstancias lamentables, pero no tanto  las dos inaugurales del ciclo de 20th Century Fox, así que es un lujo  y un privilegio el hacerse con estas cuidadas ediciones que recientemente ha editado 39 Escalones en optimas condiciones de sonido (VOS Castellano o en castellano) e imagen que incluyen interesantes extras: Sherlock Holmes y el perro de los Baskervilles contiene el  documental de una hora dirigido por el estudioso Philip Gardiner, en el que entre otras cosas, se analiza a Watson como reencarnación literaria del propio escritor, además de estudiar las conexiones del autor con lo sobrenatural y la influencia en su obra y en el personaje de  Sherlock Holmes.

Por su parte, Sherlock Holmes contra Moriarty incluye como extra un audiocomentario del mismo Conan Doyle sobre Sherlock Holmes y lo sobrenatural.

Anteriormente editadas en formato pack, ahora pueden adquirirse de forma individual.

CARNE (FLESH) –LOS IMPRESCINDIBLES

El aclamado director John Ford nos sumerge en una apasionante historia con el tema de la corrupción en la lucha libre de fondo..

Una producción de John Ford para

METRO-GOLDWYN-MAYER
CARNE (FLESH)
Protagonizada por   WALLACE BEERY   KAREN MORLEY  
RICARDO CORTEZ   JEAN HERSHOLT
Guión de E. GOULDING   MOSS HART   WILLIAM FAULKNER
Director de fotografía ARTHUR EDESON  
Música de ALFRED NEWMAN
Dirigida por JOHN FORD
Laura (Karen Morley), una estafadora encarcelada en una penitenciaría alemana, es puesta en libertad tras recibir del alcaide el consejo de que regrese a Norteamérica. Cuando comienza a vagar por las calles de la localidad en la que ha pasado sus últimos años entre rejas, Laura conoce a Polakai (Wallace Beery), un honrado y fornido camarero que gana un dinero extra en el local donde trabaja como púgil de lucha libre.
Estamos ante otro film protagonizado por Wallace Beery con el deporte como fondo, al igual que la exitosa Champ, el campeón (The Champ, 1931 King Vidor), con la que Beery obtuvo el oscar por su actuación.   Si bien en aquella el deporte era el boxeo, en esta es  la lucha libre la que sierve de telón de  fondo al drama que vamos a presenciar. Con una historia que recuerda mucho a la posterior Más dura será la caida (The Harder They Fall, 1956 Mark Robson), obra maestra del cine sobre boxeo y corrupción en la que la víctima también será un boxeador simplón llegado desde otro pais y del que todos querrán aprovecharse, tornándose en pesadilla el famoso sueño americano.
Window Card original americano.Al contrario que Champ, en la que el interés del Wallace Beery es su hijo, magistralmente interpretado por Jackie Cooper, en Carne tenemos a Laura (Karen Morlay) como objeto del deseo del luchador Polakai, ya que por ella hará todo lo que sea, y todo ello en una película anterior al código Hays, por lo que se ven ciertas situaciones que tras el dichoso código de decencia, no volverán a darse.  Pero descuiden, no desvelaré espoilers  sobre un argumento en el que colaboró el mismísimo William Faulkner.
En cuanto a los actores, Beery está muy bien y contenido (lo que hablando de Wallace Beery es decir mucho), consiguiendo construir un tierno y solido  personaje al que refuerza mezclando alemán con un  inglés primario.
El actor estaba en su mejor momento tras haber conseguido el mencionado oscar y haber formado parte del reparto de la legendaria Gran Hotel (Grand Hotel, 1932 Edmund Goulding) junto a Greta Garbo, Joan Crawford, John Barrymore y su hermano Lionel. Una carrera que siguió en ascenso con títulos como Cena a las 8 (Dinner at Eight, 1933 George Cukor), Viva Villa (Viva Villa!, 1934 Jack Conway) o La isla del tesoro (Treasure Island, 1934 Victor Fleming) hasta  el fallecimiento del actor en 1949.
Karen Morley es una vieja conocida de los amantes del cine clásico de terror por dos papeles:  el de Jenny Wren en la poco inspirada  El Fantasma de Creswood(The Phantom of Creswood, 1932 J.

Programa original español doble cerrado.

Walter Ruben) y por el de Sheila Barton en la mítica La Máscara de Fu-Manchú (The Mask of Fu-Manchu, 1932 Charles Brabin). Pero también estará en nuestros corazónes por su  estupenda Poppy en  Scarface, el terror del hampa  (Scarface, 1932 Howard Hawks y Richard Rosson).

Su carrera cinematográfica fue decayendo, retirándose en los años cincuenta aunque conociendo un retorno (en el medio televisivo) durante los años setenta actuando en series como Kojak o Kung-Fu, abandonando el cine  definitivamente hasta su fallecimiento en el año 2003.
El olvidado Ricardo Cortez comienza en el cine durante el mudo teniendo sus momentos álgidos protagonizando El torrente / Entre naranjos (Torrent, 1926 Monta Bell) junto a Greta Garbo o en La novela de un mujik (Mockery, 1927 Benjamin Christensen) compartiendo reparto con el más grande actor cinematográfico: Lon Chaney.
Con el sonoro su carrera va decayendo, aunque entre sus films está también la anteriormente mentada El Fantasma de Crestwood y un abultado número de títulos hasta finales de los cincuenta, momento en el que cierra su carrera cinematográfica, falleciendo en 1977.
Técnicamente la copia en Dvd es impecable, con un buen sonido original . Aunque el doblaje no es especialmente vomitivo, les recomiendo verla, como debe ser, en versión original para poder

Imagen publicitaria de época.

apreciar el juego linguístico que los actores hacen con el inglés y el alemán, altamente conseguido. La imagen es sencillamente preciosa, con una gama de grises perfecta.

En cuanto al prólogo me abstengo de opinar mucho, ya que  estoy seguro de que su responsable  es un especialista más que contrastado  con interesantes obras en su haber pero, así perpetrado en imágenes,  hace pensar que todo es una parodia y que en cualquier momento saldrán los actores de muchachada nui para confirmarlo. No todos valemos para todo.
IDIOMAS: CASTELLANO 2.0 INGLÉS 2.0 SUBTÍTULOS: CASTELLANO. 1932.  B/N.  93 min. 4/3
EXTRAS:
-Libreto de 32 páginas con textos y fotos a cargo del escritor David Felipe Arranz.
-Prólogo y audio-notas de la película a cargo del escritor Christian Aguilera (www.cinearchivo.com)
-Proyecto “Nuevo realizadores”: Carta de Francia (2009), un cortometraje de Diego López Cotillo
MELODY
Alan Parker, el aclamado director de “El expreso de medianoche” (1978) y “Fama” (1980) escribe esta película de culto, y que supuso un gran éxito en su estreno cinematográfico en España, interpretada por los dos jóvenes protagonistas del gran clásico infantil “Oliver” (1968).
Una producción de SAGITTARIUS FILMS
Protagonizada por   JACK WILD    MARK LESTER   TRACY HYDE
Guión de ALAN PARKER
Director de fotografía PETER SUSCHITZKY  
Música de THE BEE GEES
Dirigida por WARIS HUSSEIN
La película cuenta la bella historia de amor entre dos adolescentes en el bucólico Londres de principios de los 70 acompañada por una gran banda sonora interpretada por The Bee Gees.
IDIOMAS: CASTELLANO 2.0 INGLÉS 2.0 SUBTÍTULOS: CASTELLANO. 1970.  COLOR.  102 min. 16/9
EXTRAS:

-Libreto con textos y materiales originales del estreno cinematográfico en España.

-Canciones de la película (The Bee Gees) subtituladas..

-Más de 700.000 espectadores en su estreno cinematográfico en España (1971).
 

GENOCIDIO (GENOCIDE)

Simon Wiesenthal presenta este escalofriante documento sobre el asesinato de millones de personas durante la II Guerra Mundial a manos de los ejércitos nazis.
Ganador del Oscar al mejor documental en 1981, el New York Times lo ha definido como “Espeluznante y contundente. Profundamente desgarradora.”
SIMON WIESENTHAL CENTER presenta
GENOCIDIO (GENOCIDE)
Narrado por   ELIZABETH TAYLOR       ORSON WELLES
Guión deSIR MARTIN GILBERT     RABBI MARVIN HIER   ARNOLD SCHWARTZMAN  
Director de fotografía PETER SHILLINGFORD
Música de ELMER BERNSTEIN
Dirigida por ARNOLD SCHWARTZMAN
“Yo era  un hombre joven, recién casado. Arquitecto de profesión y miembro de una familia judía numerosa que esperaba con entusiasmo el futuro.
¿Quién habría imaginado que cuarenta años más tarde sólo mi esposa y yo estaríamos aquí para contarlo?
89 miembros de nuestras familias fueron aniquilados sin dejar rastro. Presten mucha atención, porque lo que están a punto de oír y ver es una historia real.
Créanme, puede volver a ocurrir.”
                                                                                             Simon Wiesenthal
IDIOMAS: CASTELLANO 2.0 INGLÉS 2.0 SUBTÍTULOS:CASTELLANO. 1981.  COLOR/BN.  80 min. 16/9

-Ganadora del Óscar al mejor documental en 1981.
-Imagen 16/9 restaurada con las voces de Orson Welles y Elizabeth Taylor.
EXTRA: documental “LA VIDA SECRETA DE ADOLF HITLER” (1958) – 53 min. VOS.

 

Categorías:DVD / BLU-RAY
A %d blogueros les gusta esto: