Archivo

Archive for the ‘Mis autores favoritos’ Category

Pajares y Esteso: tanto monta, monta tanto… Andrés como Fernando

Fernando Esteso y Andrés Pajares forman parte de la memoria sentimental de un amplio sector de españoles. Desde inolvidables programas de fin de año que vimos de niños en aquella televisión en blanco y negro; pasando por singles en 45 r.p.m. escuchados y cantados una y otra vez; y especialmente por un buen número de películas vistas y vueltas a ver tanto en cine como en video.

Películas que representan uno de los mejores testimonios de cómo se vivía y cuales eran las mayores preocupaciones y anhelos de los españoles de los años setenta y ochenta. También eran una forma de ver carne femenina en familia. Supongo que nuestros padres nos permitían ver estas esculturales señoritas desnudas en estas películas porque con Esteso y Pajares se sentían en confianza. Era una película de risa.

IMGLa memoria, los discos, las películas… todo está ahí. Y si bien es cierto que la mejor forma de acercarse a la obra de Esteso y Pajares (o Pajares y Esteso) es revisando todo ese material, cierto es que faltaban libros que documentaran todo aquello. Y la sequía bibliográfica se ha paliado y por partida doble. Si ya les hablamos de El descacharrante cine de Pajares y Esteso, ahora es el turno de otra propuesta bien diferente, pero en cierto modo complementaria: Pajares y Esteso. Tanto monta, monta tanto… Andrés como Fernando, un libro de Juan José Montijano editado por Diábolo Ediciones, editorial que está realizando una encomiable labor en pro de la difusión de la cultura popular, especialmente de la década de los setenta y ochenta, con libros dedicados a juguetes (Nancy, Madelman, Geyperman…), cromos, televisión y dibujos animados. Parece ser que la nostalgia de los que ya somos un tanto talluditos es su objetivo. Y naturalmente Esteso y Pajares forman parte de nuestro pasado.

Si el libro de Víctor Olid repasaba exhaustivamente la carrera cinematográfica de los dos humoristas, analizando los filmes y vertiendo su crítica, el que ha escrito Juan José Montijano opta por ofrecer una cronología artística de sus protagonistas recopilando toda la información posible: galas, actuaciones televisivas, obras teatrales, películas, críticas de prensa… ofreciendo un recorrido detallado por la carrera de los cómicos. Todo ello profusamente ilustrado con interesantes imágenes de programas teatrales, carteles y fotos de época que, en algunos casos, hubieran agradecido un pié de foto con información adicional.

14pajares_esteso_dentroLamentablemente tal avalancha de datos termina dando al libro un tono quizás demasiado mecánico, apoyado también en exceso en la biografía de Mariano Ozores, de la que se extraen extensos pasajes, y la trascripción completa de críticas de la época y canciones. Todo ello en detrimento de la propia voz del autor, que se abstiene de opinar sobre los trabajos cinematográficos de los cómicos y de ofrecernos un necesario contexto histórico que nos sitúe en la época. El autor habla de obras como Evito, Burruus, Yermo o La pera mecánica, parodias de hitos muy de la época que quizás hubiera que haber analizado un poco para situar al lector. También hubiera estado bien detenerse en algunos teatros y salas en las que actuaron con más asiduidad, como El Biombo Chino; la cartelera teatral contemporánea en las diferentes épocas; y ofrecer algún apéndice con datos de los compañeros de viaje más asiduos de Esteso y Pajares: actores, actrices, vedettes…

No puede negarse la erudición del autor sobre el mundo del teatro frívolo y su completo trabajo cronológico, aunque de estar realizado de forma más amena y personal hubiera dado un resultado mucho más interesante de lo que es.

En todo caso el libro de Juan José Montijano es un necesario trabajo de arqueología del tan desconocido mundo del espectáculo popular en España, al que añade luz contribuyendo a darlo a conocer, al igual que ya hiciera el autor con otras obras como las dedicadas al Teatro Chino de Manolita Chen o a Zorí, Santos y Codeso. Preservar y difundir toda esa historia, muchas veces despreciada es, bajo nuestro punto de vista, algo necesario y loable que hay que agradecer al autor y a Diábolo Ediciones.

Esteso y Pajares durante la presentación del libro en la pasada Feria del libro de Madrid (foto:heraldo.es)

Esteso y Pajares durante la presentación del libro en la pasada Feria del libro de Madrid (foto:heraldo.es)

Javier Godoy: Dibujando la fantasía

Recientemente se ha puesto a la venta la edición en castellano del magnífico libro Hollywood Gothic, imprescindible obra del especialista David J. Skal sobre los avatares de Drácula: de la novela al teatro y de Hollywood Gótico Es Pop Ediciones 2014allí al cine. Un ensayo que tiene por si mismo mucho de novela por lo emocionante que resulta su lectura. De su publicación les informamos puntualmente aquí, pero el motivo de hablar de esta obra viene a cuento por su portada. Nos encantó desde el primer momento que la vimos: sencilla y atractiva. Con trazos firmes y cautivadores Javier Godoy nos mostraba un abanico de diferentes manifestaciones del vampirismo que el cine nos ha regalado: Christopher Lee como el Conde Drácula de Jesús Franco; Max Schreck como el Conde Orlock del Nosferatu de Murnau; Gloria Holden como la Condesa Marya Zeleska, La hija de Drácula, de Lambert Hillyer; Maila Murmi como su personaje Vampira; William Marshall como el príncipe Manuwalde, Drácula Negro, de William Crain, (uno de los vampiros que más miedo me dieron de niño); y, por supuesto, al frente de todos ellos, Bela Lugosi (aunque no como Drácula, sino como Conde Mora en La marca del vampiro, de Tod Browning). Envueltos todos en una enmarañada telaraña.
Así que la portada de Hollywood Gothic tuvo la culpa que investigáramos más sobre su autor y le hiciéramos una entrevista para conocer más su obra.
Esto es lo que nos contó:
El terror y el fantástico es el motivo de tus dibujos. ¿Que fue primero, el cine fantástico o tu afición a llenar cuadernos?
En mis primeros garabatos ya aparecían monstruos, robots, dinosaurios, platillos volantes… Casi todos mis motivos recurrentes, salvo las pin ups, han estado ahí desde la infancia.
PIN UPS BLOZ VOL DOS Mars Attacks - Devil Girl from Mars
¿Recibiste educación en el mundo del dibujo o eres autodidacta?
Hasta los 16 dibujé por libre fijándome en cómics de superhéroes, dibujos animados, libros de animales contemporáneos y prehistóricos… Luego estudié bachillerato de artes en Murcia y Bellas Artes en Valencia, y desde entonces sigo estudiando por mi cuenta.
¿Cual es la técnica que utilizas?
Según lo que pida cada trabajo escojo una u otra técnica, o una combinación de varias: tinta, aguadas, collage, digital… Soy de los que nunca están del todo satisfechos y les aburre acomodarse, repetirse, así que continuamente experimento con cosas nuevas o me replanteo las que ya creía dominar.
¿Trabajas también en color? ¿Y cómic?
Utilizo el color, nuevamente, si el trabajo lo demanda. Me encanta el tratamiento del color de los cómics y carteles antiguos, ¡tanto con tanOLYMPUS DIGITAL CAMERA

poco..! Para el zine francés Couverture #3: Sexy Science Fiction Stories from the Post Estalinist Era me pidieron una ilustración a dos tintas -cyan y magenta- sobre papel amarillo; podría haber obtenido diversos matices mediante porcentajes y mezclas pero decidí usar tonos puros, con la excepción del fondo, donde combiné  cyan y magenta para sugerir la profundidad del espacio. Óscar Palmer de Es Pop Ediciones y yo tuvimos claro desde el principio que queríamos tirar por esa línea con la cubierta de Hollywood Gótico, tanto por hacer un guiño a la cartelería de terror clásica como por la claridad y la contundencia que aporta a una imagen.

En cuanto al cómic produzco relativamente poco porque supone muchísimo más trabajo que una ilustración y está muchísimo peor pagado (aquí un listado de mis cómics realizados hasta la fecha: http://javi-godoy.blogspot.com.es/2012/11/comics.html). Mi cómic favorito es My Word de Wallace Wood. En cuanto a mis dibujantes favoritos, ¡uf!, muchísimos…
¿Cuales son tus pintores e ilustradores favoritos? ¿Tienes alguno como modelo a seguir especialmente?
Ya digo, como de todo: Rembrandt, Jack Kirby, Richard Corben, Alex Toth, Bob Clampett, Tex Avery, John Kricfalusi, Reynold Brown… Esta cita del ilustrador James Gurney define a la perfección mi filosofía al respecto: “Olvida de los estilos de moda. No modeles tu trabajo a la medida de ningún artista vivo. Si debes estudiar el trabajo de otros artistas, elige artistas del pasado, y mira muchos muy distintos, no sólo uno“.
Rembrandt Retrato de un hombre en su escritorio 1631Triceratops van Rijn 2013
¿Te atreverías con carteles de cine?
Si al cliente le gusta mi trabajo, el proyecto mola, y la paga es buena… ¡Por qué no!
¿Cual es el clásico de terror (o no) que no te cansas de ver? ¿Cual es el actor o actriz que más te gusta dibujar?
King Kong, Night of the hunter, Kiss me deadly… Con la excepción de Maila Nurmi, Christopher Lee y Bela Lugosi, que antes de retratarlos para la cubierta de Hollywood Gótico ya los había dibujado en el fanzine Bloz Vol. Dos, por ahora no he repetido.
PIN UPS Double Indemnity 2014También has realizado ilustraciones de actrices clásicas, como Barbara Stanwick en Double Indemnity (personalmente creo que tu tipo de ilustración se adapta de miedo al cine negro) o temática Pin Up ¿Piensas seguir ampliando este camino?
He dibujado muchas pin ups, generalmente con un estilo más próximo al comic book o el cartoon e imprimiéndoles cierta ironía y mala leche: una wookie culona para el fanzine Mom!c -la primera, allá por 2010-, Miss Marte para el fanzine Fem Dom de Psyclops Graphix
En una línea más realista, además del dibujo de Barbara Stanwyck para la exposición Femme Fatale, he retratado a varias actrices de terror, ciencia ficción o exploitation como Elsa Lanchester, Lisa Marie, Patricia Laffan, Haji, Barbara Steele… Y a la playmate Cynthia Myers como Miss December One Million Years BC para el cartel de Prehistopless, peli ficticia dirigida por Russ Meyer con efectos especiales de Ray Harryhausen.
PIN UPS PREHISTOPLESS 2015En cuanto al género noir, junto al guionista Juan Alcudia realicé un cómic titulado Una ciudad pequeña, que a mí me gusta definir como “serie negra con un desvío hacia el terror”, y que verá la luz próximamente en un álbum autoeditado por el propio Juan.
Has podido publicar profesionalmente ¿Como lo has conseguido? ¿Es dura la competencia en ese campo? 
He dibujado dos historietas en colaboración con el guionista Juan Luis Iglesias para la revista Chtuluh, el cómic en solitario Los hombrecillos verdes para la caja verde de Autsaider Cómics, y he ilustrado dos cubiertas de libros, Hollywood Gótico para Es Pop, y la de la novela de ciencia ficción El hombre de Chajnantor para Editorial Elvira.
Todos esos curros me los propusieron personas que descubrieron mi trabajo a través de internet o los fanzines que autoedito con mi sello Ediciones Varano. Hablamos de pequeñas editoriales que pagan lo que buenamente pueden (difícilmente un libro como Hollywood Gótico alcanzará las superventas de, por ejemplo, Juego de Tronos), así que para mantenerte a flote autoeditas, acudes a ferias, dibujas encargos de particulares… Sería más rápido, sencillo y rentable plegarme a las demandas del mercado, pero lo mío es una apuesta a largo plazo, y mientras editores y mecenas, desde quien encarga un original al que compra un fanzine, lo permitan, seguiré en la brecha.
¿Has realizado alguna exposición? 
En marzo de este año expuse en solitario en la librería Fatbottom (Barcelona), y he participado en colectivas como la de Cowboy Henk en la galería Carolina Rojo (Zaragoza).
ENCARGO Kong 2015
Vendes tu arte y de forma asequible ¿Aceptas y recibes encargos?
Lo mismo que con los carteles de cine. Entre los encargos más guais del paraguai que he hecho hasta el momento -además de, claro está, la cubierta de Hollywood Gótico– están un original de King Kong para el fanzinero y coleccionista Julio Gracia Sariñena alias “Sari”, y una recreación de unos cocodrilos prehistóricos para la tesis doctoral del paleontólogo Iván Narváez Padilla.
El fanzine que editas, Bloz, es una muestra de tus dibujos ¿Cuantos número editas? ¿Todavía se te pueden pedir ejemplares?
Bloz es una serie abierta, de la que seguiré autoeditando nuevas entregas mientras el cuerpo aguante. El primer volumen está agotado, el segundo y el tercero pueden conseguirse en www.edicionesvarano.blogspot.com o escribiendo a javiergodoytarraga@mail.com
FANZINES Bloz Vol 2 noviembre 2014FANZINES Bloz Vol 3 junio 2015
¿Te gustaría dedicarte profesionalmente al dibujo?
¡Estamos trabajaaaaaando en ellouh!
– Añade lo que quieras.
Un abrazo para mis padres, Salva y Pilar, y otro para mis gatos, Cooper y Gorki.

PORTAFOLIO DE JAVIER GODOY

 Baco de la litrona  óleo sobre lienzo 2005

Baco de la litrona óleo sobre lienzo 2005

Christopher Lee como Fu Manchú 2014

Christopher Lee como Fu Manchú 2014

Los hombrecillos verdes Verde Autsaider Cómics 2013

Los hombrecillos verdes Verde Autsaider Cómics 2013

PIN UPS Fem Dom Psyclops Graphix 2013

Fem Dom Psyclops Graphix 2013

Wookie Pin Up Mom!c 1 2010

Wookie Pin Up Mom!c 1 2010

ENCARGOS Ilustración para la tesis doctoral del paleontólogo Iván Narváez Padilla

ENCARGOS Ilustración para la tesis doctoral del paleontólogo Iván Narváez Padilla

javi-godoy.blogspot.com.es
facebook.com/javigodoycomic

Por fín ‘Hollywood Gótico’ de David J. Skal en castellano

Si el ya agotado Monster Show, libro de David J. Skal que editó Valdemar en 2008 te parece una lectura imprescindible digna de ser releída al menos una vez al año, no debes perderte la edición en castellano de Hollywood Gótico, un maravilloso repaso cultural a la figura de Drácula.

Nuestro ejemplar ya está de camino…

La imagen primordial del conde Drácula se ha convertido en una presencia continua e indeleble en el imaginario colectivo moderno. La mayoría de nosotros somos capaces de recitar, sin necesidad de que nadie nos las sople, las características más destacadas del vampiro. Hemos recibido la información, no siempre mediante la experiencia directa sino a través de una curiosa transfusión cultural.

Siempre moldeable, Drácula se ha ido adaptando paulatinamente a los roles más variados: pesadilla sexual victoriana, presencia habitual en el teatro, icono cinematográfico, marca registrada, peluche, helado y hasta cereales para el desayuno. A estas alturas, ha sido recreado en el cine en más ocasiones que prácticamente cualquier otro personaje de ficción (con la única excepción posible de Sherlock Holmes) y ha acabado infiltrándose de tal manera en el mundo de las comunicaciones y la publicidad que hace tiempo que dejó de ser necesario leer la novela o incluso ver una de sus adaptaciones para estar completamente familiarizado con el conde y sus hazañas.
David J. Skal, autor de estudios fundamentales como Monster Show, centra en esta ocasión su incisiva mirada y su talento investigador en los orígenes, la historia y la infinidad de lecturas de uno de los iconos más universales del terror y la cultura popular, trazando la implacable trayectoria del más arquetípico de los vampiros, desde sus orígenes literarios y su paso por el teatro y el cine hasta su última reencarnación como moderno producto de consumo, raspando el barniz populista para sacar a la luz todo cuanto este complejo, contradictorio y desconcertante príncipe de las tinieblas revela sobre todos nosotros.

«Cualquiera interesado en el Drácula de Bram Stoker se va a encontrar con un libro indispensable».
—Ray Bradbury

“Una crónica absorbente. Con el talento propio de un novelista, Skal escribe la biografía de uno de los iconos dramáticos más populares del siglo. Excepcional».
Booklist

«Meticulosamente documentada, escrita con entusiasmo y repleta de imágenes poco vistas, la historia de Drácula se lee como una novela en sí misma».
The San Francisco Bay Guardian

«Skal sigue las huellas del vampiro más popular de Transilvania con grandes dosis de ingenio y la habilidad de un buen detective».
The New York Times Book Review

«Fascinante. Va más allá de los límites habituales de la documentación para alcanzar algo cercano a la arqueología».
American Cinematographer

Original de portada.

Original de portada.

Víctor Olid y El descacharrante cine de Pajares y Esteso

logo-vial-completo

Vial of Delicatessens,  sello videográfico que inicialmente nació para dar alternativa a un tipo de cine y de obras que difícilmente podrían verse publicadas fuera de la autoedición, poco a poco ha ido incrementando su radio de acción y ahora se pasa a la edición de libros. Entre sus primeros y variopintos lanzamientos, la editorial adelanta títulos como La españolada en 100 películas (José Luis Salvador Estébanez y Víctor Olid), Cómo hacer un cortometraje (Naxo Fiol) y Michael Haneke: El cirujano fílmico de la realidad, de José Ángel de Dios. Pero la rama literaria  del sello se ha estrenado con El descacharrante cine de Pajares y Esteso, un detallado y extenso repaso a la filmografía de este dúo de humoristas, tanto juntos como por separado. Un librazo de 384 páginas escrito por el ideólogo de Vial of Delicatessens, Víctor Olid.

frontNo puedo ocultar que desde que supe de este proyecto, suspiré esperando tenerlo en mi poder, así que en cuanto se abrió la veda, me hice con él.  Este libro está escrito por un fan total de estos actores y se nota. Al igual que otros intentan hacernos creer que descubrieron el cine con Mizoguchi o Bergman, Víctor confiesa y admite, sin ánimo de justificarse (ni falta que hace) que él lo  hizo, como tantos, viendo las películas de estos dos populares cómicos. Disfrutándolas lejos de modas vintage, petardas o bizarras. Y esa admiración ha continuado e incluso incrementado, cuando Víctor ha sabido reconocer en las películas, principalmente bajo la batuta de Mariano Ozores, cine bien hecho, eficaz y competentemente interpretado por sus protagonistas y secundarios de lujo, ofreciendo con toda la información que ha podido hallar,  un libro escrito desde la pasión y el cariño a ese cine que ya nunca volverá.

No busquen chismes de la vida privada de sus protagonistas, eso quedará para otro libro y otro escritor ya que Víctor prefiere ignorar e incluso despreciar a esa prensa rosa. Por mi parte no negaré que si sale, también lo compraré, pero con la total seguridad de que en cuanto al cine y las películas de Fernando Esteso y Andrés Pajares, ya tengo EL LIBRO.

Víctor Olid mantiene la libertad, la rebeldía, y parte del léxico combativo y de trinchera de los fanzines. Tono del que algunos parecen huir a la primera de cambio a base de diccionario de sinónimos. Lo importante es la actitud. Y Víctor deja claro lo que le gusta y lo que no en todo momento. Unas veces de forma más respetuosa y otras menos, desmenuza no tan solo las intervenciones de los protagonistas, sino también de todo el entorno casi familiar de Pajares y Esteso, compuesto por el director y guionista de la mayoría de sus films, Mariano Ozores, además de esos secundarios imprescindibles como son Antonio Ozores y Juanito Navarro, entre otros, y sin olvidar, naturalmente, a las damas que tanto nos inspiraron en nuestra niñez y adolescencia, como Adriana Vega, Loreta Tovar o Azucena Hernández y sus poblados sexos. Sin dejar de tener en cuenta a otras agradecidas figuras, muchas de ellas 3-390x216por desgracia no solo olvidadas, sino enterradas, como si no hubieran existido para el cine español. Y es que todo este magnífico personal, al que parece que hubiera que olvidar, ofreció muchas alegrías al público llano que llenaba las salas para simplemente reír y pasarlo bien con estas cintas. Y también dio muchos dividendos a la industria cinematográfica española. Así que, para que conste y para recordarlo, aquí está Víctor Olid para decir bien alto que, no solo existieron esas películas, que fueron un buen número, sino que, ¡Qué diablos!, que eran buenas películas. Que cumplían su cometido a la perfección y eran las más taquilleras de la época, gustando a un amplio espectro de público, entre los que  había también numerosos niños que adoraban a esta pareja de cómicos desde que entraron a formar parte de su imaginario sentimental por medio de la televisión. Y es que, un programa de nochevieja no era un programa de Nochevieja si no contaba con Pajares y/o Esteso entre sus invitados.

Yo por mi parte hacía tiempo que no devoraba un libro en tan poco tiempo, ni lo pasaba tan bien recordando esas películas. Tanto que entran ganas de volverlas a revisar. Y es que, no lo duden, atesoro todas las películas que hicieron juntos estos dos en mi colección. Sin ningún complejo ni rubor.

Un libro para cinéfilos y cinéfagos desprejuiciados editado con una bonita portada (a tono con la cartelería de la época) e ilustraciones interiores en blanco y negro. Una nueva propuesta de Vial of Delicatessens que agradecemos y apoyamos desde este, nuestro humilde blog.

Eso sí Víctor, no estoy para nada de acuerdo con que Padre no hay más que dos sea una de las mejores películas de Esteso/Pajares … ¡No hijo, no!

pajares-esteso--644x362

Es Pop Ediciones publicará el imprescindible ‘Hollywood Gothic’ de David J. Skal

Por fin hay una editorial que apuesta por publicar este más que imprescindible libro de David J. Skal. Sí, imprescindible. Si tienen en sus bibliotecas Monster Show, del mismo autor que tuvo a bien editar en castellano Valdemar, saben que no se trata de un libro más para completistas y coleccionistas. Este libro es pura bibliografía. Profundiza de tal forma en la creación literaria de Stoker y en sus traslaciones al teatro, al cine, a la literatura… a todos los medios, que puede considerarse como la obra definitiva sobre Drácula. Así que hay que felicitar a Es Pop y… puestos a soñar, desear que se animen con las obras dedicadas a Bela Lugosi escritas por Gary Don Rhodes, o sobre Lon Chaney de Michael F. Blake o, ya puestos a pedir, el magnífico y voluminoso Lugosi y Karloff de Gregory Mank. Por pedir…

Es Pop Ediciones publicará, el próximo mes de abril, Hollywood gótico: la enrevesada historia de Drácula. David J. Skal, autor de estudios fundamentales como Monster Show: una historia cultural del horror, centra en esta ocasión su incisiva mirada y su talento investigador en los orígenes, la historia y la infinidad de lecturas de uno de los iconos más universales del terror y la cultura popular, trazando su evolución a partir de la novela original de Bram Stoker mediante su paso al teatro y, por último, la pantalla.

51+r1ehL-cL__SY344_BO1,204,203,200_La imagen primordial del conde Drácula se ha convertido en una presencia continua e indeleble en el imaginario colectivo moderno. La mayoría de nosotros somos capaces de recitar, sin necesidad de que nadie nos las sople, las características más destacadas del vampiro: dormir durante el día para alzarse de su ataúd a la llegada del ocaso y nutrirse con la sangre de los vivos; el poder de asumir la forma del murciélago, el lobo o la niebla; su vulnerabilidad ante el ajo, el sol, la estaca y el crucifijo. Hemos recibido la información, no siempre mediante la experiencia directa sino a través de una curiosa transfusión cultural.

Siempre moldeable, Drácula se ha ido adaptando paulatinamente a los roles más variados: pesadilla sexual victoriana, presencia habitual en el teatro, icono cinematográfico, marca registrada, peluche, helado y hasta cereales para el desayuno. A estas alturas, ha sido recreado en el cine en más ocasiones que prácticamente cualquier otro personaje de ficción (con la única excepción posible de Sherlock Holmes) y ha acabado infiltrándose de tal manera en el mundo da las comunicaciones y la publicidad que hace tiempo que dejó de ser necesario leer la novela o incluso ver una de sus adaptaciones fílmicas para estar completamente familiarizado con el conde y sus hazañas.

En esta celebrada excursión por la vida de uno de nuestros grandes iconos culturales, David J. Skal traza la implacable trayectoria del más arquetípico de los vampiros, desde sus orígenes literarios hasta su última reencarnación como moderno producto cultural y de consumo, raspando el barniz populista para sacar a la luz todo cuanto este complejo, contradictorio y desconcertante príncipe de las tinieblas revela sobre todos nosotros.

David J. Skal es, ademas de uno de los principales estudiosos de la cultura del horror, autor de numerosos ensayos aclamados por la crítica, entre ellos: Monster Show (Valdemar, 2008), Tod Browning: el carnaval de las tinieblas (Filmoteca Española, 1996; a medias con Elias Savada) y otros todavía inéditos en castellano, como Death Makes a Holiday, Screams of Reason y Bram Stoker: The Final Curtain, inminente biografía de Bram Stoker que será publicada en 2015. Fue el coeditor, junto a Nina Auerbach, de una excelente edición crítica de Drácula publicada por Norton en 1997 y sus escritos han aparecido en publicaciones tan variadas como Cinefantastique y The New York Times. También ha dirigido una docena de documentales, varios de los cuales pueden verse subtitulados en castellano como contenido extra de las ediciones en DVD y Blu-Ray de las clásicas películas de monstruos de la productora Universal.

«Cualquiera interesado en el Drácula de Bram Stoker se va a encontrar con un libro indispensable».
—Ray Bradbury
«Desde mi embriagador encuentro a los doce años con una manoseada edición de bolsillo del clásico de Bram Stoker, me he considerado una especie de experto en Drácula, pero ahora sé que me quedaba corto. Esta fascinante crónica del ascenso del gran vampiro hasta su consagración como leyenda de la cultura pop contiene suficientes revelaciones, reflexiones y sorpresas como para templar la sangre hasta del más aguerrido fanático del cine de terror».
—Joe Dante
«Una crónica absorbente. Con un talento para la descripción y la caracterización propio de un novelista, Skal escribe la biografía de uno de los iconos dramáticos más populares del siglo. Excepcional».
Booklist
«Meticulosamente documentado, escrito con entusiasmo y rebosante de imágenes rara vez vistas. La historia de Drácula se lee como una novela en sí misma».
The San Francisco Bay Guardian
«Skal sigue las huellas del vampiro más popular de Transilvania con grandes dosis de ingenio y la habilidad de un buen detective».
The New York Times Book Review
«Fascinante. Va más allá de los límites habituales de la documentación para alcanzar algo cercano a la arqueología».
American Cinematographer
«Agudo y exhaustivo».
Los Angeles Times Book Review

Jesús Palacios nos lleva de nuevo al lado oscuro del cine con Hollywood Maldito

26 diciembre 2014 Deja un comentario

HOLLYWOODEl prolífico Jesús Palacios nos ofreció en 1997 un excelente y más que recomendable trabajo, Satán en Hollywood, editado con la solvencia que caracteriza a la editorial Valdemar. En aquel libro el autor hacía un acercamiento a la influencia del diablo y del esoterismo en el Hollywood clásico. Chismes, santones, satanistas y coincidencias letales poblaban sus páginas, que nos adentraban en la leyenda negra de un Hollywood maldito y vacío,  que ya desde sus inicios buscaba su sentido y su espiritualidad en personajes tan variopintos como Krishnamurti o Anton LaVey, reencarnados en la actualidad por las nuevas religiones new age y la cienciología de Ron Hubbard.

En aquella obra, y en forma de apéndice, Palacios ya nos ofrecía un primer tratamiento a las leyendas negras que rodean a ciertas cintas. Auténticas películas malditas con rodajes que trajeron fatales consecuencias a varios de sus implicados. Un tema que ha movido al autor a adentrarse y profundizar en esas películas y en sus nefastas consecuencias con su Hollywood maldito, que acaba de editar de nuevo Valdemar.

Aunque uno se declara un tanto escéptico sobre este tema, ciertamente disfruta con los cotilleos sobre el mundo del cine, y mucho de eso hay en este libro, que reúne los hechos oscuros y las fatales consecuencias que el destino trajo para varios de los responsables, actores y en general, personas conectadas con el rodaje de películas como Poltergeist, La semilla del diablo, Nosferatu o El exorcista. Además de la aparente maldición que se abatió sobre Bruce Lee y su hijo Brandon o sobre los actores que han interpretado al hombre de acero, quizás la parte más sorprendente y la que más da que pensar de todo lo narrado por el autor. Todo resulta pintoresco e interesante y todo está reunido en el solvente libro de Jesús Palacios, imprescindible para conocer todo sobre esas leyendas negras, ideales para narrar en las sobremesas de estas fiestas y sorprender a su cuñado, que de todo y sobre todo tanto sabe.

384 páginas profusamente ilustradas que se leen del tirón con una portada que hace referencia a la imagen más conocida e inquietante del filme de William Friedkin  (en ¿fatal? ¿maldita? coincidencia con otra obra sobre el mismo tema que no deben de confundir con esta) y con el que Palacios completa su incursión en el Hollywood oscuro.

jesuspalacios1

Mataré a vuestros muertos: Yog-Sothoth en el Raval

2 noviembre 2014 Deja un comentario

a MATARÉ A VUESTROS MUERTOSNi me considero crítico de cine, ni crítico literario. Y sé perfectamente que lo que yo opine les va a traer al pairo. Pero quiero hablarles sobre uno de los últimos libros que me he leído, porque Mataré a vuestros muertos ha conseguido que vuelva a leerme una novela.

Y no era algo fácil, ya que perdí la práctica hace tiempo. La  mucha lectura en la que me sumerjo, a veces menos tiempo del que quisiera, se reduce a ensayos y libros teóricos, alejados de la ficción.  La narrativa la limito a la que me ofrecen los cómics mes tras mes, de los cuales no tengo reparo alguno en decirles que son, en su mayoría, editados por Marvel Cómics. Pero el tener con el autor aficiones literarias y cinematográficas comunes y haber disfrutado con el chiripitifláutico Mentiré si es necesario, recopilación de historias ficticio-autobiográficas publicadas este mismo año por gentileza de El Butano Popular, hizo que el comprar esta novela fuera algo obligado.

Y no he quedado defraudado. Pues el autor demuestra con esta, su primera novela publicada, que sabe narrar muy bien lo que quiere contar. Que los detalles suburbiales que ofrece son realistas porque solo el que los conoce bien puede hacerlo, y como buen observador y habitante del Raval barcelonés que es, espacio donde se desarrolla íntegramente la acción,

Himmler y otros jerifaltes en una 'checa' barcelonesa.

Himmler y otros jerifaltes en una ‘checa’ barcelonesa.

sabe de lo que habla haciéndonos entrar a cierraojos en estas páginas pobladas de yonquis, quinquis, putas, gitanos y entidades innombrables ¿les parece una mezcla inverosímil? Pues no crean, Ausente sabe que en el hediondo Raval que muestra es fácil que todo conviva. Ese Raval solo para adultos en el que daba miedo meterse, que siempre tuvo sus secretos y sus calles sin sol, su olor orina y sus rincones oscuros. Un submundo que atrae tanto como repele en el que ratas, cucarachas y palomas se convierten en cronistas y transmisoras de antiguas historias y leyendas. Y es que algo se oculta en las profundidades de ese Raval. En sus catacumbas. Y todo cabe en las escasas 133 páginas editadas por Prosa Inmortal en las que averiguaremos que en esa images Himmler halló la inspiración con la que ideó la solución final, y que uno de los indios Sioux que acompañaba a Buffalo Bill durante su visita a la Ciudad Condal, nunca abandonó Barcelona perpetuándose en su protector. ¿Les parece disparatado? Pues sepan que muchos de los datos esgrimidos por el autor son verídicos, mezcla de ficción y realidad como ya hizo en la comentada Mentiré si es necesario. Y es que algunas realidades son demasiado perfectas como para desecharlas. Y esa amalgama va cuajando mientras detecto alarmado que el libro se va terminando con demasiadas tramas abiertas y muchos personajes memorables en danza. Pero cuando temo que voy a quedarme sin saber como acabarán muchos de ellos, Daniel Ausente encauza a sus personajes y al lector al punto en el que se producirá la conclusión. Una conclusión tan explosiva como la  que exigió el productor Donald E. McCoy a Ed Wood en el final de Bride of the Monster.

a0f618893d23f59b02e492dff2ed0516Y todo ello perfectamente perfilado. Dibujando diestramente a los protagonistas y ofreciendo una lectura ágil y a momentos apasionante, lo suficiente como para finalizarlo en dos sentadas. No sé si volveré a salir de mi mundo de libros teóricos y ensayos, pero lo que si es seguro es que si Daniel Ausente vuelve a publicar otra novela, volveré a leerla.

En cuanto al libro como objeto, Mataré a vuestros muertos está editado por Prosa Inmortal, editorial nacida de los desvelos y anhelos de John Tones y Francisco Serrano, y forma parte de la colección Bestias Pardas. Destaca la magnífica ilustración de portada realizada por Kano, un dibujante todoterreno que entre muchas más cosas ha dibujado a Spiderman para Marvel, con lo que ya me tiene conquistado. Tan solo eché de menos un detalle nimio: habría sido ideal que sus páginas hubiesen sido impresas en papel amarillo para darle la apariencia y el atractivo de un bolsilibro. O pulp, si prefieren (esnobs, que son ustedes unos esnobs).

En resumen una adquisición, ahora que miro muy mucho en qué gasto mis pocas monedas, totalmente satisfactoria y recomendable. Pueden comprarlo, contribuyendo a que su autor llegue a final de mes y que sus editores se animen a seguir publicando libros en la siguiente dirección: http://www.prosainmortal.es/ donde está disponible también en, ¡ejem!, edición digital, así como otras propuestas de la editorial. Y si se encuentran en Barcelona el sábado 15 de noviembre, hagan como Serendipia y acudan a la tienda Gigamesh a las 19 horas, donde será oficialmente presentado el libro por el autor, sus dos editores y como invitado Albert Monteys. Podrán llevárselo calentito y dedicado ¿Qué mejor plan para un sábado van a tener ustedes, almas de cántaro, que por mucho que insistan no consiguen su ansiada cópula con mujeres? ¡Todos a Gigamesh, pues!

6653358729_99887b38d6_b

Para que reconozcan bien a los culpables, aquí tienen en plena rueda de reconocimiento a (de izquierda a derecha): Daniel Ausente, Francisco Serrano, Carlo Padial (invitado) y John Tones, en la presentación del libro durante el Festival de Sitges.

Para que reconozcan bien a los culpables, aquí tienen en plena rueda de reconocimiento a (de izquierda a derecha): Daniel Ausente, Francisco Serrano, Carlo Padial (invitado) y John Tones, en la presentación del libro durante el Festival de Sitges. (Foto: Serendipia)

Jordi Grau, confidencias de un director de cine descatalogado

Descatalogar.

 1. tr. Quitar un libro, un disco, un cuadro, etc., del catálogo del que formaba parte.

(Real Academia Española © Todos los derechos reservados)

jordi-grau-confidencias-de-un-director-de-cine-descatalogadoJordi Grau ha dejado huella con una obra, desde luego, difícil de catalogar. Intelectual cuando tocó; de género cuando a los productores les interesó y comercial, a veces  a su pesar. Como cineasta nunca se vendió. Procuró seguir su instinto y la máxima que Fellini le espetó: “Haz lo que tengas en mente y no hagas caso a nadie“. Un pié de foto que podría Grau utilizar como epitafio, ya que define a la perfección una carrera en la que se ha dejado guiar por el instinto,  protegido por lo que él denomina “hados”.

A pesar de ser reconocido y admirado por los más fieles y constantes de todos los cinéfilos, los fans del cine de terror,  gracias al acercamiento que hizo al género en los años setenta con  Ceremonia sangrienta (1973) y sobre todo No profanar el sueño de los muertos (1974), uno de los mejores film de terror de (co)producción española, a los que se podría sumar el violento Zona de caza (1983), poco o nada conocido es el resto de la filmografía de este director que tiene una carrera cinematográfica que abarca desde 1957 hasta 1994. Casi cuarenta años de trabajo encumbrados en todo el mundo por dos films de terror y La trastienda (1975),  que primero el público y ahora los historiadores cinematográficos  destacan por contener el primer desnudo integral del cine español. Un desnudo que llenó las salas cinematográficas de un público ávido de disfrutar del plano de un segundo y medio de duración a mayor gloria  del  frondoso pubis de la Cantudo, escena que ha obtenido el  honor de figurar, junto a otras  imágenes de referencia, en ese álbum denominado ‘modélica transición española’.

Pero Jordi Grau es más, muchos más. Y ya que ningún escritor se ha tomado el tiempo de realizar un análisis de su figura y obra, ha sido el propio director el que ha decidido reunir una colección de vivencias, experiencias y ante todo trastiendas en forma de libro. Trastiendas de sus rodajes: unas ordenadas y llenas de paz y otras habitadas por parásitos y elementos inesperados que terminan ocasionando un caos  insalvable.

En estas 240 páginas de ágil lectura que edita primorosamente Calamar ediciones,  iremos de la mano de su autor directos al hueso, sorteando preámbulos biográficos y acompañándolo en sus vivencias con personajes tan variopintos como Berlanga, Riccardo Freda, Rosellini, Buñuel, Sergio Leone, José Frade, Espartaco Santoni, María José Cantudo y sobre todo Federico Fellini, buen amigo durante décadas del cineasta barcelonés. Nos desternillaremos ante el choque de Jordi Grautrenes que supuso la colaboración entre el director y la diva Sara Montiel , cuya unión nace con la  intención de  llevar a buen puerto aquel sinsentido que se llamó Tuset Street (1968), que terminó firmando Luis Marquina y en la que supuestamente iban a darse la mano la modernidad de la  Escuela de Barcelona y el cine más comercial y carpetovetónico. Un encontronazo repleto de buena voluntad que terminó como previsiblemente suponen. Seremos testigos de lo que cuesta llevar adelante un proyecto cinematográfico si se está bajo la estrecha vigilancia de los poderes fácticos, de la propia industria y en especial de los censores eclesiásticos. Leeremos como este director llegó a desatar las iras del propio Escrivá de Balaguer, y nos sorprenderos de sus coqueteos con la ‘obra‘.

Explicando las trastiendas de sus películas, Jordi Grau ha descuidado detallar más sobre sus films hasta el punto de saltarse incluso su última etapa, dejando al lector la labor de profundizar y recuperar, con carácter de urgencia, el grueso de su filmografía. Siempre que no esté definitivamente descatalogada.

Los fans del cine de terror no encontrarán en este libro muchas novedades ni datos que no haya contado ya el propio cineasta en las numerosas entrevistas y extras que, en forma de documentales, contienen las ediciones especiales en DVD de No profanar el sueño de los muertos editadas en medio mundo. Es este un libro para saber más de la industria del cine. Una industria que ha cambiado desde que en los años cincuenta Jordi Grau (entonces Jorge), comenzara su andadura en el cine,  pero con la que todavía hoy conserva sitios en común. En estos tiempos en los que, con peor o mejor fortuna también hay cineastas que, fieles a sí mismos, intentan hacer lo que tienen en mente sin hacer caso a nadie, es posible que hallen cierto consuelo en las experiencia que narra Jordi Grau, un director de cine descatalogado quizás, por propia voluntad.

Dedicando libros durante la última feria del libro de Madrid

Dedicando libros durante la última feria del libro de Madrid

Marina Gómez, hada de la fantasía

Marina Gómez nació un 3 de enero del mismo año en que murió Tolkien (1973), quien a su vez también nació un 3 de enero, muchos años antes. Similitudes literarias, junto a la coincidente fecha de nacimiento, convierten a Marina en una inseparable compañera de fatigas del Maestro de Leyendas más increíbles, el Señor, por antonomasia, del alucinante y fantástico Mundo con más seguidores del planeta: El venerado J.R.R. Tolkien. Amante de la Fantasía y del Terror Fantástico, Marina empezó a escribir cuentos sueltos a muy tierna edad, destacando sus narraciones de entre el resto de sus compañe-ros y ganando, casi siempre, los premios literarios a los que se presentaba. Pero la inquietud literaria de esta escritora novel comenzó a dibujarse allá por el año 1997, cuando por primera vez publicó en la red uno de sus cuentos. Con él tuvo mucha aceptación entre los lectores y empezó así a darse a conocer en las emergentes en-tonces páginas web. Los lectores vanagloriaron esa historia y comenzaron a descubrirle influencias tolkinianas, pero por aquel entonces Marina no conocía a Tolkien ni su obra. Tanto gustó ese cuento que, empujada por una mano invisible y protectora, Marina escribió un libro de esa historia, y después de ese libro vinieron más cuentos, y tras esos cuentos, otro libro. Pero por más que Marina insistió distribuyendo sus trabajos por editoriales y agentes literarios, jamás tuvo noticias de publicación, y junto a su falta de esperanzas y entusiasmo, fueron pasando los años, y con ellos, sus ganas de seguir adelante con su objetivo. Sin embargo, como el ave Fénix que resurge de sus cenizas, el espíritu creativo de Marina renació de nuevo, y al creer tan fervientemente en sus historias, probó suerte otra vez en el mundo del arte, aunque esta vez con el cine. Aprendió a escribir guión, y así fue cómo Marina adaptó uno de sus libros a guión cinematográfico, y lo mismo hizo con dos de sus cuentos, convirtiéndolos en cortometrajes escritos. Los libros quedaron redistribuidos por editoriales y agentes literarios, sus guiones fueron presentados a varias productoras, y paralelamente a estas nuevas aventuras, Marina se interesó por un proyecto virtual de cortometraje en el que Jaume Balagueró tomaba las riendas: LaWikipeli. Más de 4.000 codirectores acunaron el proyecto, y ella, naturalmente, no quiso ser menos. Entusiasmada por la novedad del momento, colaboró en las pro-puestas de Balagueró en varias ocasiones, y se presentó a varios concursos, ganando dos de ellos. El más significativo, acudir como invitada especial junto a otros nueve codirectores a la Premier del cortometraje, proyectada en el Open Air de Madrid en julio de 2010. Allí, muy bien acompañada por su gran amiga Mary Quintana, Marina conoció al Maestro Balagueró y al elenco de actores con todos los honores, y cuando regresó a su ciudad se sintió de nuevo llena, y comenzó de nuevo a pensar. Decidió entonces destripar uno de sus libros para ofrecer en diferentes webs literarias de terror los relatos por separado, y, afortunadamente para ella, quedó finalista en la sección del Fanter Film Festival con uno de esos relatos, “El sueño del Corcel”. Entusiasta y perseverante hasta la médula, Marina quiso crear un blog con algunos de sus trabajos para enseñarlos al Mundo, y para potenciar aún más su obra, quiso posar para El Costurero Real como una verdadera Dama de los Bosques, rodeada de pequeñas hadas y envuelta en un aura misteriosa y fantástica. Y para fundir la Fantasía y el Terror, Marina fue modelo junto a Mary Quintana en unas estupendas fotografías que bien delatan esta fusión. Dios Salve a la Fantasía. Dios salve a la Inspiración. Es de noche, cantan los búhos, y junto a Marina, ahora durmiente, una sombra fan-tasmagórica hace de vigía. Hasta que canten los gallos.

(Fotos: archivo Marina Gómez)

Categorías:Mis autores favoritos

Hemos leido el libro James Whale. El padre de Frankenstein y nos ha encantado

29 junio 2011 5 comentarios

En algún sitio leí (o escuché) que a los fans de los films clásicos de terror de  Universal nos encantaría  meternos en el rodaje y compartir escenas con nuestros monstruos predilectos, de ahí que veamos mil veces las películas buscando pequeños detalles que se nos hayan escapado,  leamos todo libro que cae en nuestras manos buscando ese dato que no conocíamos y analicemos cada fotografía minuciosamente. Los más bizarros (entre los que me incluyo) recolectan pequeños vestigios de aquella época como programas, carteles o incluso algún autógrafo (no de los protagonistas, piezas cotizadísimas para el que les cuenta esto) sino de algún co-protagonista o actor que trabajó con ellos. Por no hablar del merchandising que hace desesperar al más equilibrado de los ya de por sí desequilibrados fans. Vemos mil y una veces documentales buscando esa escena cortada  o ampliada  y…  por supuesto también leemos libros, y aunque sobre el tema se han publicado muchos, uno no puede más que alegrarse cuando lee uno que realmente vale la pena. Así que, si hace un tiempo os  informábamos de la inminente salida al mercado de un libro que parecía, así de entrada de lo más interesante, nos complace, una vez leído, confirmarlo: estamos ante un libro imprescindible para los amantes del cine de terror y del cine en general. Uno volumen definitivo,  especializado y necesario, ya que si sobre cine de terror o sobre los monstruos de Universal ya comienza a haber suficiente bibliografía, ahora toca hacer obras más especializadas y concretas. Si de otros actores o directores, como  por ejemplo Bela Lugosi,

James Whale: un dandy por generación expontanea

Lon Chaney  o Ed Wood, las obras editadas en castellano no hacen olvidar los maravillosos trabajos que se  han publicado en Estados Unidos escritos respectivamente  por  Gary D.  Rhodes, Michael F. Blake y Rudoph Grey , eso no pasa con este libro, aquí tenemos  una obra definitiva que complementa y actualiza  perfectamente el libro que sobre James Whale escribió James Curtis y cuya versión española  editó en 1989 el Festival Internacional de cine de San Sebastián conjuntamente con  Filmoteca Española, una obra que, si bien  sirve de referencia para Juan Andrés  Pedrero Santos, ni mucho menos  lastra su libro, que resulta ser una obra más  personal  y viva, mucho más que un frío recuento de datos. Derrocha pasión por el director y por el cine.

James Whale, El padre de Frankenstein es el tercer libro escrito por el madrileño Juan Andrés Pedrero Santos, cinéfilo y aficionado a los cómics que, en los ratos libres  que les deja su trabajo, escribe sobre cine en Scifiworld Magazine y en las webs amigas Pasadizo.com y La Abadía de Berzano. También es responsable de otros dos  interesantes libros: Terror Cinema (2008, Calamar Ediciones) y Johnny Weissmuller. Biografía (2010, T&B Editores) Pero… ¿Como nace este proyecto? Dejemos que nos lo cuente el propio autor:

“En mi caso, el objetivo prioritario a cumplir siempre que encaro un nuevo proyecto va a ser, dentro de lo posible, escribir sobre algo que aporte novedad al mercado editorial, o al menos que refresque una temática o una personalidad que ande un poco olvidada y merezca su revisión y recuerdo. Ese no fue el caso de mi primer libro “Terror Cinema”, pero a partir de ahí esas son la directrices que me marco. Ya digo, siempre en la medida de lo posible. La crisis ha provocado que muchos proyectos, a priori atractivos, puedan ser rechazados por las editoriales que temen (con razón) su supuesta poca comercialidad.

Concretamente hablando de James Whale, no cabe duda de que es un cineasta importante para el cine fantástico, pues sus cuatro películas dedicadas al género pueden estar en cualquier lista que se haga sobre lo mejor del mismo; siempre según gustos. Pero lo que más me atraía y hacía de Whale un personaje interesante estaba en el gran desconocimiento que existe (aparte de su homosexualidad, algo bien conocido) sobre los detalles de su vida y del resto de su filmografía; elementos que merecen una mayor difusión. Además, Whale, lejos de ser un artesano a sueldo de un gran estudio, siempre destacó por su comportamiento un tanto díscolo, siempre que le dejaban, muy afín a su carácter y personalidad. Y el ejemplo más claro es La novia de Frankenstein, su indiscutible y siempre rica obra maestra”.

Jack Pierce acompaña a un Boris Karloff con el maquillaje tapado para evitar accidentes

Juan Andrés edita este libro muy poco después (un año) de su anterior obra dedicada a Johnny Weissmuller ¿Como ha afrontado la creación del libro?

“Por mi experiencia –ya tengo tres libros publicados y otro (del que no voy a desvelar nada) en un tercio de su probable extensión–, puedo decir que el tiempo habitual de documentación y escritura está en algo más de un año. El resto de mis ocupaciones (las que me dan de comer) y la familia no me dejan tiempo para ser más rápido. Por otro lado no creo que nunca me plantee temáticas o estudios de directores cuya filmografía sea muy extensa, pues me quemaría demasiado y no me veo capaz de soportar mucho más de un año con un proyecto abierto sin verle el final. Eso sí, cuando acabo un libro siempre me digo que me tomaré unos cuantos meses de descanso para leer libros y cómics, y ver películas sobre las que no tenga que escribir, pero cuando pasan dos meses ya no quepo dentro de mí y ya comienzo a volverme loco pensando en cual va a ser mi siguiente libro”.

El libro es muy completo y minucioso. El autor repasa todos los films de Whale  y  los comenta, descubriendo algunos detalles desconocidos de los rodajes de nuestras películas favoritas, deteniéndose  para descubrirnos nuevos matices que obligan a volver a repasar (y gozar) la filmografía del director, al menos de los títulos accesibles, ya que, quitando los grandes clásicos,  no todos son tan fáciles de visionar. El mismo Juan Andrés nos cuenta como ha conseguido acceder a los más raros:

(…) “Actualmente Internet es una maravilla que permite encontrar casi cualquier cosa. Y no me refiero a bajarse ilegalmente películas para ahorrarse un dinero, sino que te hablo de películas que jamás se han editado en ningún país ni en video ni en dvd, y que gracias a estar disponibles en Internet emisiones en alguna televisión del mundo se tiene acceso a ellas. Te puedo decir que casos como dos de las películas bélicas de Whale, me refiero a Journey´s End y The Road Back, me han tardado en bajar más de dos meses cada una, con el ordenador echando humo las veinticuatro horas. Así de escasas son las fuentes que las tenían disponibles; pero al final se consiguió, al igual que fue el caso de otras. Podrías decirme que porqué no solicite ayuda dela Filmoteca, por ejemplo; organismo que me consta que es muy amable y se desvive en este tipo de cosas, lo cual es muy de agradecer, pero si te dejaran ver las películas en pantalla grande se lo podía uno pensar; no obstante al final solo la puedes ver en unas condiciones similares a visionarlas en tu casa; con lo que tampoco ganas mucho; siempre, claro, contando con la ayuda de Internet como recurso sustitutivo”.

Digiendo El hombre invisible

 También es muy acertado el retrato biográfico del director, aunque uno hubiera deseado quizás ahondar más pero, según me comenta el propio Juan Andrés, “la única información de este señor es básicamente el libro de James Curtis”

 Y  todo ello escrito con sencillez y con las notas necesarias para hacer el texto asequible a todo tipo de lector, no únicamente cinéfilos empedernidos, que tendrán ocasión de, por medio de la carrera de Whale, repasar la historia misma del cine.
Si el  anterior libro sobre Weissmuller  ya fue un trabajo necesario y atractivo para el que escribe esto, este me ha encantado mucho más, es posible que a ello haya  contribuido  la riqueza de sus  imágenes: fotos de calidad cristalina, interesantes carteles, programas de mano y  lobby cards. Ese mimo merece un capítulo aparte: Nos lo explica el propio Juan Andrés:

(…) “Salvo un par de dibujos que han sido capricho mío (me refiero al de Alfonso Zapico y al de Corben; el primero de ellos dibujado por el asturiano en exclusiva para mi libro, lo cual siempre lo agradeceré en el alma) todo el material lo ha seleccionado y buscado Miguel San José Romano, el editor responsable de Calamar Ediciones. De este señor siempre podré decir que con él por medio uno puede estar seguro de que la edición (formato, diseño de portada, maquetación, título del libro,…) en cualquier caso siempre será sobresaliente; lo cual es una tranquilidad para el autor, pues aunque parezca fácil desde fuera, no hay más que ver lo desastroso y feo de los diseños y maquetaciones de otras editoriales. Miguel nunca falla”.

 Y si he disfrutado con las imágenes, también lo he hecho con su lectura, que se me ha hecho corta.  Aunque me tranquiliza intuir que  el libro de Pedrero es uno de esos que con el tiempo vuelves a leer, aunque sea en espera de su próxima obra,  así que no puedo evitar pedirle a Juan Andrés  que nos hable, si no es supersticioso, del proyecto que tiene en cartera:

“No soy supersticioso, pero el mundo editorial no está como para ir dando ideas a los colegas escritores. Bastante se rompe uno la cabeza buscando temáticas de interés que no estén trilladas como para dárselo todo hecho a algún competidor más rápido que uno mismo, je je. Solo te diré que, como decía antes, lo duro del mercado del libro me ha obligado a ser un poco más comercial en el proyecto que tengo entre manos, pues proyectos algo menos comerciales me fueron rechazados por varias editoriales y, como también dije antes, yo no puedo estar sin escribir, necesito estar siempre liado con algo. Volviendo a James Whale, solo espero que los lectores se sientan satisfechos con el intento que el libro supone de dar a conocer un director del que hay muy pocos estudios sobre su obra al completo y ninguno en castellano, salvo la traducción que la Filmoteca y el Festival de San Sebastian hicieron del trabajo de James Curtis en 1989; un libro, por otro lado, imprescindible. Existen estudios parciales de sus películas más conocidas, y muy poco escrito (en realidad una o dos cosas en inglés) sobre su biografía. Por eso creo que es un trabajo bonito e interesante. Si lo he conseguido o no serán los lectores quienes lo juzguen. También quisiera dar las gracias a Guillermo del Toro por su amabilidad a la hora de redactar un prólogo como solo él era capaz de hacerlo, cosa que da buen empaque al libro ya de entrada; y, como te puedes imaginar, todo un orgullo para mí. Aprovecho también para darte a ti, Carlos, las gracias por tu interés por el libro y por esta entrevista”.

Gracias a ti Juan Andrés y esperamos ya con impaciencia ese nuevo proyecto del que, por supuesto os mantendremos puntualmente informados.

La criatura siempre viva (incluso en el futuro) vista por Richard Corben.

Entrevista a Ángel Agudo: Biógrafo de Paul Naschy

22 noviembre 2010 Deja un comentario

No contento con la excelente biografía de Paul Naschy que Scifiworld editó el año pasado, Paul Naschy, La máscara de Jacinto Molina, su autor, Ángel Agudo sigue profundizando en la vida de desaparecido actor con el documental El hombre que vio llorar a Frankenstein, un entrañable repaso a la vida y carrera del creador de Waldemar Daninsky que da amplia voz a los amigos, familiares y compañeros de fatigas del Sr. Molina.

Tras ser presentada en Sitges con unanimidad de buenas críticas, aprovechamos la ocasión para abordar a Ángel y pedirle esta pequeña entrevista. 

¿Como te interesas en la figura de Paul Naschy?

Pues lo cierto es que no tengo ni idea, de igual forma que no sabría decirte cómo pude interesarme por Bardem, Berlanga, Buñuel o Larraz. Paul es parte de la historia de nuestra industria cinematográfica y el suyo es uno de esos nombres que tarde o temprano acaban saliendo y que merecen que hagas un alto en el camino para intentar comprender su vasta filmografía.

¿Cual es la primera película que recuerdas haber visto de él?

Es curioso porque yo entré a la carrera de Paul por una puerta rara ya que la primera película suya que vi fue Madrid al desnudo. Se trata de una peli muy curiosa de la que creo que no he hablado lo suficiente ni en el libro ni en el documental, y que aunque pueda ser que haya envejecido bastante mal, su planteamiento dice muchas cosas de cómo Paul se rebelaba contra cualquier orden impuesto.

¿Como nace el proyecto del libro?

Había estado publicando artículos repasando la filmografía de cineastas en Scifiworld pero todo el contacto que había mantenido con Luis Rosales -el director de Scifiworld- había sido a través de teléfono y correo, ya que él vive en Vilagarcía de Arousa y yo estoy en Madrid. No nos conocimos hasta el festival de Sitges de hace, creo, tres años y allí, Luis, que acababa de coeditar el libro de John Philip Law, le estaba dando vueltas a proseguir con la idea de los libros y había hablado con Paul para sacar una biografía, ya que éste no estaba muy contento con las anteriores. Luis me preguntó si yo estaría interesado y al volver a casa le puse un correo diciendo que si se tiraba a la piscina, me tiraba con él. Luis habló con Paul y nos puso en contacto. Un par de días después crucé por primera vez la puerta de su casa.

Presentación del libro en Sitges 2009. Entre los presentes Luis Rosales, Ángel Agudo, Ángel Gómez, Paul Naschy y Javier Trujillo.

¿Como ha sido recibido? ¿Qué tal las ventas?

Creo que muy bien. No lo sé, vosotros sois los lectores y tendréis una mirada más objetiva que la mía. Yo creo que ha ido bastante bien y no me puedo quejar. La edición está prácticamente agotada. Incluso creo que puede que sobre el “prácticamente”.

¿El increíble material gráfico pertenecía al actor?

Sí, casi en su totalidad era material del propio Paul, aunque hubo que completarlo con cosas de coleccionistas extranjeros o con imágenes que yo mismo fui encontrando en lugares como la Academia de Cine, que se portó estupendamente con nosotros dándonos muchas imágenes.

¿En tantas conversaciones con Naschy, tienes alguna anécdota o un recuerdo especial?

Tantas que casi podría escribir un libro paralelo. Recuerdo muchas cosas, momentos alegres y momentos tristes, pero las más interesantes, las que de verdad importan, ya están en el libro, con lo que tampoco puedo contaros nada excesivamente novedoso.

¿Como nace la idea de realizar un documental?

Era una vía natural y casi que a todos se nos ocurrió la idea a la vez en cuanto vimos que la propuesta de rodar una pieza de 10 minutos para SHOTS empezaba a tomar forma. De alguna forma era el paso lógico porque la literatura sobre cine, o sobre historiografía del cine, siempre tiene el handicap de que uno no puede tener delante las escenas en movimiento, por lo que se convierte en una especie de contrasentido.

El proyecto de realizar un documental ya se había planeado con anterioridad, contando incluso con la posible dirección de Juanma Bajo Ulloa. ¿Te basaste, o utilizaste  algunas de estas ideas preliminares o tu trabajo es totalmente diferente?

Me temo que eso no es del todo exacto. El proyecto al que estuvo vinculado Juanma Bajo Ulloa y algún otro director, era un biopic sobre Paul, una peli biográfica que tenía bastante de ficción. Me habría gustado profundizar en aquel proyecto a la hora de hacer el documental y rendir homenaje a gente que estuvo trabajando en él como José María Benítez o Claro García, que fue el guionista. Sin embargo, haberme metido ahí habría supuesto restarle potencia al final, con lo que tuve que elegir…

¿Hubo alguna entrevista más que te hubiera gustado incluir en el documental y con las que no pudiste contar?

Claro, hubo gente que no pudo estar por problemas de agenda, pero creo que al final el producto ha quedado bastante redondo y que, en términos futbolísticos, hemos sacado una alineación de Champions League.

¿Que tal la reacción del público y de la familia?

Foto: (Copyright) Sergio Morales.

Yo creo que muy bien. Cuando trabajas con tan poca distancia como la que yo tuve, tienes que crearte un espectador en la cabeza, alguien concreto al que le cuentas la historia y que te imagines cómo reacciona. En mi caso, ese espectador era Elvira Primavera, por muchas razones, pero principalmente por cariño y profundo respecto. Que ella me dijera que le había gustado fue suficiente como para sentirme contento.

¿Va a visitar tu película muchos festivales? ¿Se estrenará en cines?

Varios, creo que tras Sitges hemos cerrado una gira bastante interesante por Europa que se iniciará a finales de noviembre con la proyección en el Cinemad de Madrid. Creo incluso que ya hay fechas cerradas al otro lado del Atlántico, como un pase en Brasil, pero todo a su tiempo.

¿Está planeada su edición en DVD?

Sí, estará en DVD. Ya veremos si en solitario o como “extra” de alguna película, pero puedes contar con que esté en ese formato.

¿Algún nuevo proyecto?

Alguno nuevo y alguno viejo que se había quedado aparcado. Ahora tengo que sentarme y retomar muchas cosas que se habían quedado estancadas. Espero que tengáis noticias pronto.

Profanando el sueño de los muertos. Escribiendo sobre el cine fantástico y de terror español.

28 octubre 2010 6 comentarios

Siempre es bienvenido todo libro que se publique sobre Fantaterror, y más cuando está bien hecho. Si bien los parámetros que abarca como cine fantástico son ciertamente amplios, Profanando el sueño de los muertos, escrito por todo un experto como es Ángel Sala y editado exquisitamente por Scifiworld, es una atractiva guía vista desde el personal punto de vista de su autor, que no deja de ser interesante y yo diría que imprescindible. Sala no se detiene en la producción de los años setenta y en los clásicos, que naturalmente aborda, sino que busca la mirada fantástica en algunas producciones que, de entrada, pueden sorprender. Pero si se pueden considerar -y así se consideran- cine fantástico obras como El hombre que vendió su alma (All That Money Can Buy, 1941 William Dieterle), Su milagro de amor (The Enchanted Cottage, 1945 John Cromwell), Jennie (Portrait of Jennie, 1948 William Dieterle) e  incluso Sueño de amor eterno (Petter Ibbetson, 1935 Henry Hathaway) no hay porque extrañarse porque su autor incluya películas tan variopintas como Diferente (1962, Luis María Delgado), La Caza (1966, Carlos Saura) o Marcelino Pan y Vino (Ladislao Vajda, 1955). Otros autores habían intentado profundizar en los orígenes del cine fantástico español antes de abordar lo más obvio (y por muchos querido) como es la eclosión del Fantaterror a finales de los años sesenta que se desarrolló durante los setenta.  Algunos, aunque  pocos antecedentes existen, pero ninguno llega a la totalidad conseguida por Sala. En todo caso, en este libro el autor amplía horizontes, como ya hiciera José María Latorre en su obra El cine Fantástico (Publicaciones Fabregat, 1987) que tantos ojos abrió respecto al cine de terror en general, buscando y señalando la mirada fantástica en obras bien conocidas de cineastas como Fellini, Resnais o Bergman….. Y acertando casi siempre, Sala escribe una interesante obra que nos demuestra que la denostada mirada fantástica siempre ha estado presente en el cine  español no solo de género, lo que era algo obvio, aunque por la idiosincrasia propia de este país, parecía  querer abordarlo de forma solapada, quedando todo bastante difuminado. Es posiblemente este libro el mejor acercamiento a la historia del cine fantástico español que se ha publicado, historia  que, naturalmente es posible que sea contestada, ya que se basa en los puntos de vista de su autor, pero que sin duda enriquece en  mucho la bibliografía sobre un  género que, de haber sido casi inexistente  ya comienza a ser, afortunadamente, abultada.

Queda demostrado que el cine fantástico español es mucho más que digno, con un poco de todo, grandes creadores admirados en todo el mundo y una filmografía que, en conjunto, yo no dudo en colocar como una de las principales junto a Estados Unidos, Inglaterra e Italia.

Si bien el libro  incide menos en lo más conocido (Profilmes, Naschy, Ossorio, Franco, Serrador…)que por supuesto  aborda como es debido,  bien es cierto que nos redescubre otras visiones sobre  obras harto conocidas y nos pone a investigar sobre otras poco vistas o incluso semi perdidas. Además de incidir  en lo más moderno que nos está dando el género, sin olvidarse de  dar un paseo por los cortos, cantera de cineastas y tendencias y por el cine de animación.

De lectura obligada y profusamente ilustrado con infinidad de fotos y casi la totalidad de los carteles de los films tratados, es sin duda un volumen fundamental y de obligada presencia en la biblioteca de todo fan del cine de terror y del cine en general, así que háganse el favor de hacerse con él.

Presentación del libro en Sitges (de izquierda a derecha: Luis M. Rosales (director de Scifiworld), el autor Ángel Sala y Nacho Cerdá.

BIBLIOGRAFÍA DEL FANTATERROR ESPAÑOL

Hasta hace bien poco había tal carencia de libros sobre el género que los interesados nos teníamos que nutrir de información con las, por otra parte, maravillosas revistas que se han ido editando con más o menos suerte, entre las que destacan con puesto de honor Terror Fantastic, Famosos Monsters del cine o Vudú.

Estos son algunos de los libros que se han editado sobre el Terror Español

LIBROS GENÉRICOS

CINE DE TERROR Y PAUL NASCHY (Juan José Porto y Ángel Falquina, 1974)

Posiblemente el primero que se editó sobre el cine de terror en España, con especial atención a Paul Naschy. Escrito por dos profesionales del cine, Ángel Falquina, escritor, ayudante de director y actor y Juan José Porto, guionista y director, que produjo además  El Huerto del Francés (1978, Jacinto Molina), y aunque solo dirigió a Naschy en  el film no fantástico El último guateque 2 (1988), colaboró en los guiones de estos dos  films interpretados por él:  Todos los gritos del silencio (1975, Ramón Barce) y El Francotirador (1978, Carlos Puerto), además de otras películas  como La Cruz del Diablo (1975, John Gilling), El extraño amor de los vampiros (1977, León Klimovsky) o Regreso del más allá (1982), que también dirigió.

HISTORIA DEL CINE FANTÁSTICO ESPAÑOL  (Salvador Sainz, 1989 Film Festival)

A pesar de las manías personales que el autor no duda en reflejar , se trata de un pionero y muy interesante volumen  que investiga la filmografía sobre el género, sin olvidar series de TV y animación, tocando desde el mudo hasta las últimas producciones de la época, como La Grieta (1990, Juan Piquer Simón), film en el que el propio autor tomó parte.

EL CINE FANTATERRORÍFICO ESPAÑOL  (Adolfo Camilo Díaz, 1993  Santa Bárbara Editorial).

Se trata de un acercamiento muy académico al cine de terror español con una segunda parte dedicada totalmente a Paul Naschy, y una filmografía comentada. Un libro que agradó sobremanera a Naschy, de tal forma que cuando editó su autobiografía, contó con la filmografía comentada de Camilo Díaz.

 

Maqueta de la portada

FLASH-BACK  Nº3: HISTORIA DEL CINE FANTÁSTICO ESPAÑOL

(1994, Antonio Busquets, Carlos Aguilar y Miguel Ángel Plana).

Tras dos interesantes fanzine-revistas editados a todo lujo,  Antonio Busquets se aventura con  un tercer número monográfico y  voluminoso en el que repasa la historia del género con afán completista. Comenta las principales películas, haciendo un repaso cronológico y coronando la publicación con interesantísimas entrevistas en las que no se le escapó (casi) ninguno: Naschy, Aured, Jack Taylor, Víctor Israel, León Klimowsky, Narciso Ibáñez Menta, Piquer Simón… toda una joya repleta de fotografías. Lamentablemente fue el último Flash-Back (que fue seguido brevemente por  Halloween) pero Busquets sigue gozando de buena salud, aunque cada año lo asesinen en la última sesión del Fecinema…

CINE FASTÁSTICO Y DE TERROR ESPAÑOL 1900-1983 (VV.AA, 1999 Donostia Kultura)

Otra de las piezas clave es el libro editado por la Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donostia. Un monumental tomo profusamente ilustrado que tras una pequeña introducción analiza algunos títulos capitales como La Torre de los siete jorobados (1944, Edgar Neville), El Cebo (1958, Ladislao Vajda), Pánico en el Transiberiano (1972, Eugenio Martín) y No profanar el sueño de los muertos (1974, Jorge Grau). Tras ello lo más importante: los artículos y entrevistas en profundidad con Jesús Franco, Narciso Ibáñez Serrador, Paul Naschy, Amando de Ossorio y Juan Piquer Simón. Otro de esos libros imprescindibles.

LAS TRES CARAS DEL TERROR (VV.AA, 2000  Alberto Santos Editor)

Escrito por varias y prestigiosas plumas y editado con ocasión de la Semana Internacional de Cine Fantástico y de Terror de Estepona, el libro se centra en las figuras de Naschy, Ibáñez Serrador y Jesús Franco, aunque no por ello descuida dar un repaso general al Fantaterror y a la prehistoria del género en España, aunque de forma algo fugaz. Por desgracia la poco cuidada calidad fotográfica del libro y en general el pésimo acabado  desmerece una obra que en general no está mal.

QUATERMASS Nº 4-5: ANTOLOGÍA DEL CINE FANTÁSTICO ESPAÑOL (VV.AA, 2002 Alter Cómics).

Otro “fanzine” lanza lujosamente una gran antología, tan cuidada y detallada como solo podría abordarla su editor (contra viento y marea), Javier G. Romero, que de editar en formato revista en blanco y negro, con artículos de gran calidad, -inolvidable el dedicado a  Freaks de Browning- comienza una nueva andadura a base de voluminosos monográficos dedicados a diferentes filmografías, habiendo publicado hasta la fecha, además del comentado, los centrados en  el cine fantástico británico (Nº6, verano 2004) y el Italiano  (Nº7, noviembre 2008), editados tras largas esperas que, siempre han merecido la pena.

El lujoso tomo  dedicado al Fantaterror analiza 112 títulos, además de entrevistar a Naschy, Aured, Jorge Grau, Carlos Aguilar y otros artículos, como el dedicado a la inolvidable Sandra Mozarovski, condimentando todo ello con más de 500 fotografías en blanco y negro y color.

CINE BIZARRO Y FANTÁSTICO HISPANO-ARGENTINO ENTRE DOS SIGLOS (Pablo Conde y Pedro J. Mérida, 2008 IX Festival de Estepona)

Este libro, escrito a caballo entre Argentina y España, es un buen catálogo de lo que se cuece al cruzar el charco, ya que contiene extensas entrevistas con un gran número de directores de cine de terror argentino. Un buen ramillete de ilusionados cineastas, algunos casi aficionados, otros más profesionales pero todos con el gusanillo del cine en su sangre. La parte española, es más breve y repasa títulos de Jaume Balagueró, Nacho Cerdá, Daniel Monzón, Paco Plaza… sin ánimo completista pero ameno.

SPANISH HORROR (Víctor Matallano, 2009 T&B Editores).

Este reciente volumen, editado conjuntamente  con el Ayuntamiento de Talamanca del Jarama, es un correcto repaso sobre el género, sin ánimo completista y repasando las principales obras. Profusamente ilustrado y con prólogos de Christopher Lee y Paul Naschy, quizás lo más interesante de la obra es su descripción y enumeración de localizaciones de Talamanca que han servido como escenario de innumerables joyas del género como Una  vela para el diablo (1973, Eugenio Martín), La Noche de las Gaviotas (1975, Amando De Ossorio), La marca del Hombre Lobo (1967, Enrique Eguiluz) o El espinazo del diablo (2001, Guillermo del Toro), entre muchas otras. Te dan ganas de darte un paseo por allí.

MONOGRAFÍAS

NARCISO IBAÑEZ SERRADOR (Jaime Serrats Ollé, 1972)

En plena fama de Narciso Ibáñez Serrador se editó esta biografía,  que muestra el lado más humano del polifacético realizador. En aquel mágico momento era la personalidad más famosa del mundo de la televisión, con Historias para no dormir y el concurso “1, 2, 3”; con revistas y libros basados en su mítica serie y con la exitosa La Residencia estrenada tres años antes. En la foto puede verse la portada del libro junto a la novela que inspiró ¿Quien puede matar a un niño? (1976), editada posteriormente con una imagen del film.

LA CABINA (Antonio Mercero y J. L. Garci, 1973 Helios)

La que posiblemente es la película que más miedo me ha dado (y por eso mismo la recuerdo con más cariño), fue protagonista de un completo libro que se editó al año siguiente de su estreno en TV.  El libro no se limita a novelizar la historia, sino que publica el guión original, analiza la repercusión, contiene notas de prensa, críticas e  interesante fotos. Un curioso trabajo escrito por sus dos creadores, Mercero y Garci, que tuvieron una prolongadísima carrera.

MEMORIAS DE UN HOMBRE LOBO (Paul Naschy, 1997 Alberto Santos).

La autobiografía de Paul Naschy es un ameno libro repleto de sorprendentes declaraciones y fotografías que se publicó en un momento no especialmente dulce para el actor. Momentos que le vendrían poco después con un nuevo reconocimiento y revival en todo el mundo y, sobre todo películas: School Killer (Carlos Gil, 2001), Mucha Sangre (Pepe de las Heras, 2002), Rojo Sangre (Christian Molina, 2004), las dos producciones americanas Countess Dracula’s Orgy of Blood (Don Glut, 2004) y Tomb of the Werewolf (Fred Olen Ray, 2004), La Herencia Valdemar (2010, José Luis Alemán)…  Pero a pesar de los momentos agrios que se leen en el libro, hay mucha información valiosa, además de una filmografía comentada por Adolfo Camilo Díaz y Luis Vigil. Todo un tesoro que fue editado en inglés en Estados Unidos por Midnigh Marquee como Memoirs of a Wolfman.

CUANDO LAS LUCES SE APAGAN  (Paul Naschy, 2008  Aisge/T&B Editores).

De nuevo Naschy aborda una autobiografía, encargada por la fundación Aisge para su colección Memoria de la Escena Española. En ella condensa en parte su libro de memorias actualizándola con nuevas vivencias, por lo que el tono es  mucho más esperanzador, además de contar con un epílogo del mismísimo Quentin Tarantino. En la misma colección: Fernando Chinarro, Recuerdos desordenados de un farsante de reparto.

PAUL NASCHY, LA MÁSCARA DE JACINTO MOLINA (Ángel Agudo con filmografía comentada por Ángel Gómez, 2009 Scifiworld).

El gran libro sobre Naschy, magníficamente editado con numerosas fotografías, carteles de sus films y sobre todo una información precisa y preciosa  que hace de este libro una gozosa y entrañable experiencia. Como le dije al autor, es la clase de libro que yo hubiese deseado hacer, detallado y meticuloso. Realmente bonito, ameno y bien redactado. Toda una experiencia salida de la admiración y las entrevistas continuadas con el actor que, afortunadamente vio el libro editado e incluso acudió a Sitges a presentarlo poco antes de morir. Serendipia no lo sabía y  llegó a Sitges por la tarde, el mismo día que, unas horas antes  había sido presentado el libro. Lamenté y lamento que la parte femenina de Serendipia se quedara sin conocer a Paul Naschy.

JESUS FRANCO: FRANCOTIRADOR DEL CINE ESPAÑOL (VV.AA Revista Dezine Nº 4, 1991)

Gran trabajo, bien editado y con una impecable labor de documentación en un intento de hacer un primer acercamiento a la extensísima obra de Jesús Franco. Para ello contaron con la colaboración de expertos como Carlos Aguilar, Joan Bassa, Ramón Freixas y los sobrinos del director,  Javier Marías y Ricardo Franco, que contribuyeron con dos entrañables artículos sobre su tío. Además de una completa filmografía (en lo posible), incluye además una lista de películas “fantasma” que los autores introducen en el capítulo “son pero no son”, a base de películas inacabadas o no estrenadas por motivos diversos. Una pieza de colección.

MEMORIAS DEL TÍO JESS  (Jesús Franco, 2004 , Aguilar)

La autobiografía de Jesús Franco es mucho más interesante que muchas de sus películas. Jocoso, divertido, sarcástico, pura historia del cine que, lamentablemente está incompleta, ya que se detiene cuando estrena Necronomicon (1968), por lo que queda muuuucho en el aire que esperemos que salga a la luz, aunque sospechamos que las vivencias en el mundo del cine del Tío Jess dan para más de dos libros. Altamente recomendable, seguiré esperanzado de que salga a la luz, al menos, un segundo volumen.

JOSEP ANTON PÉREZ GINER: LA VERITABLE HISTÒRIA DE L’NNOMBRABLE (Piti Español, 2008 Pòrtic)

Aunque sumamente interesante, este libro, producto de varias entrevistas entre el cineasta y el escritor Piti Español,  pienso que es insuficiente, ya que tanto la biografía como la obra de este productor cinematográfico daría para una obra más ambiciosa.  Somos testigos de toda una vida dedicada al cine y, entre otras cosas,  al nacimiento (y caída) de Profilmes, productora que muchos han dado en denominar la Hammer española. O al menos es lo más cercano que ha habido por estos pagos. Editado en català, castellano e inglés, contiene una extensa filmografía.

EUGENIO MARTÍN, UN AUTOR PARA TODOS LOS GÉNEROS (Carlos Aguilar y Anita Haas, 2008 Retroback y Séptimo Vicio)

Un maravilloso repaso a la obra de este artesano que, como su nombre indica, tocó todos los géneros: desde la  comedia, al musical y desde el western al terror, con Pánico en el Transiberiano (1972) a  la cabeza de títulos de culto. Aunque no es el único: Hipnosis (1962), Una vela para el diablo (1973), Aquella casa en las afueras (1979) y Sobrenatural (1980) forman su catálogo dentro del cine de terror, aunque en su haber tiene cosas tan variopintas como las labores de ayudante de dirección de Simbad y la Princesa (The Seventh Voyage of Sinbad, 1958 Nathan Juran), y la dirección de Una señora estupenda (1967) con Lola Flores; La vida sigue igual (1969) con Julio Iglesias; Las Leandras (1969) con Rocío Durcal y La chica del Molino Rojo (1973) con Marisol.

La parte principal del libro, repleto de maravillosas fotografías, es una extensa entrevista en la que Martín repasa su carrera y el mundo del cine que le ha tocado vivir. Imprescindible.

CONOCER A ELOY DE LA IGLESIA (VV.AA 1996, Filmoteca Vasca/Festival de San Sebastian)

Aunque los títulos de cine fantástico dirigidos por este director son pocos, cualquier excusa es buena  para  poder incluir y recomendar un libro tan completo e interesante como este, en la que varios autores repasan la filmografía de este gran cineasta, siempre arriesgado y directo, pero absolutamente coherente y de culto. Nadie como él reflejó la transición y el ambiente que se respiraba en esos peligrosos años. La parte más extensa del libro está ocupada por una magnífica entrevista que quedará como testamento de un director que siempre está por descubrir más allá de sus películas “quinquis”. La semana del asesino (1972) siempre será una de mis grandes favoritas de la que, ya haría falta una edición íntegra -o al menos una edición-  en DVD. Lo dicho, tanto por descubrir…

EL DIA DE LA BESTIA (Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría, 1995 Midons)

El libro sobre la película contiene el guión original, un final alternativo, entrevistas con Alex de la Iglesia, Armando de Razza, Santiago Segura y Alex Angulo, entre otras cosillas más y una buena colección de fotos.

LA BESTIA ANDA SUELTA  (1997, Glénat)

Este libro, perteneciente a la Biblioteca del Dr. Vértigo, contiene una larga e interesante entrevista con el Alex de la Iglesia que abarca hasta Perdita Durango (1997), pero a pesar de lo “antiguo” que se puede haber quedado, es sumamente interesante por los recuerdos de infancia (Alex de la Iglesia es uno de los pocos compañeros de generación que parece recordar la serie Pan Tau!!), conversaciones de cine, comic, televisión y en general vivencias sin desperdicio: De Hitchcock a Locomotoro; de Ibáñez Serrador a la muerte de Gwen Stacy y  de Tintín a Star Wars deteniéndose largamente en sus (hasta entonces) tres películas.

EL MILAGRO DE P. TINTO (1998, Glénat)

Extenso repaso de la marciana película de Javier Fesser con ensayos, entrevistas y repaso de la pequeña  filmografía que hasta entonces tenía, compuesta por dos exitosos cortos: El secdleto de la tlompeta (1995)  y Aquel ritmillo (1995). Tras meterse de cabeza en el caótico mundo de Francisco Ibáñez con La Gran aventura de Mortadelo y Filemón (2003) realiza Camino (2008) su más prestigiosa, premiada obra y favorita del que esto escribe.

VARIOS

CRÓNICAS DE LAS TINIEBLAS  (Paul Naschy 1993, Autoeditado por el autor).

Un recomendable libro que recopila gran parte de los artículos que escribió para Diario 16 Burgos. En ellos analizaba a nuestros queridos monstruos fantásticos y también a los monstruos reales, con sus vertientes literarias y su translación al cine. Desde los clásicos Drácula, zombies, King-Kong, el Yeti…a asesinos reales,  mucho más terroríficos, como Landru, Peter Kurten, Manson o los castizos Jarabo y “El francés”. Un interesante volumen en el que el autor demuestra su erudición y también su humor, al dejar para el final a ¡Zoltan, el perro vampiro! Aún recuerdo cuanto me costó hacerme con este volumen, que al final pude conseguir (¡y firmado!) gracias a Javier G. Romero, editor de Quatermass.

MUCHAS GRACIAS SENIOR LOBO! (Thorsten Benzel, 2006 Herausgeber)

Una impresionante colección de memorabilia sobre Paul Naschy en un libro editado en Alemania por un súper-fan y coleccionista que reúne carteles y lobby cards de todo el mundo. Miles de ilustraciones, en algunos casos analizadas, con dedicatoria y dibujo del mismo Naschy. Texto en alemán e inglés. ¡Sencillamente genial!

WALDEMAR DANINSKY: EL RETORNO DEL HOMBRE LOBO (2007, Hegats) y WALDEMAR DANINSKY: EL ORIGEN DE LA MALDICIÓN (2008, Dolmen)

Aquí tenemos dos estupendos cómics basados en sendos guiones escritos y dirigidos por Jacinto Molina,  El retorno del hombre lobo (1980)  y La bestia y la espada mágica (1983).  Estos cómics dieron la oportunidad a Naschy de patearse  Salones del Comic y acudir a diversas presentaciones personales que pusieron al actor en contacto con un buen número de fans que así, tuvieron ocasión de acercarse a su admirado mito,  juntando a varias generaciones de admiradores, entre ellos al que esto escribe, que en el Salón del Comic de Barcelona 2008 tuvo el honor de saludarle  y hablar  con él, en una memorable edición del Salón que también dio oportunidad de saludar, a pocos metros de él, al no menos mítico Ray Harryhausen.

Javier Trujillo, dedicado ilustrador de los dos volúmenes, amigo y admirador de Naschy, también colabora en Scifiworld y los completistas estamos a la espera de la segunda parte y conclusión de La bestia y la espada mágica, además  de las nuevas propuestas que nos ofrezca.

ALARIC DE MARNAC  (Paul Naschy con ilustraciones de Javier Trujillo, 2009 Javier Trujillo)

Conjuntamente con la biografía de Ángel Agudo, Scifiworld edita esta novela de Naschy en la que da otra vuelta de tuerca a su querido personaje Alaric de Marnac, basado en el Mariscal Gilles de Rais, personaje histórico que de primer teniente de Juana de Arco, acabó juzgado como necrófilo y vampiro enloquecido por la búsqueda de la Piedra Filosofal. Naschy tenía una fascinación especial por el personaje, que llevó varias veces al cine como Alaric en  El espanto surge de la tumba (1972, Carlos Aured), El Mariscal del infierno (1974, León Klimovsky) y Latidos de pánico (1982, Jacinto Molina). Esta novela, que  queda como la única  publicada por el actor, está además embellecida por las ilustraciones de Trujillo.

Hay algunas ediciones foráneas que son destacables. Especialmente en Inglaterra se ha hecho una gran labor por el Fantaterror. Sólo hace falta echar un vistazo a las revistas monográficas de Midnight Media, escritas por Nigel J. Burrell, como KNIGHTS OF TERROR (1995),  dedicada a la saga de los Templarios de Amando de Ossorio; LET SLEEPING CORPSES LIE (1996) centrada en No profanar el sueño de los muertos, de Jorge Grau y HISPANIC HORRORS, obra ya algo más difusa, que mezcla lo nuevo con lo viejo y lo español con lo mexicano: Igual te habla de El gran amor del conde Drácula (1972, Javier Aguirre), que de El Barón del Terror (1961, Chano Urueta) o de Los sin nombre (1999, Jaume Balagueró), todo un batiburrillo por otro lado curioso de ojear gracias a la gran cantidad de imágenes a color que tiene. Como curiosidad añadir que la revista dedicada a los templarios se puede conseguir adquiriendo el cofre dedicado a la saga que editó Blue Underground, ya que lo incluye, al igual que la dedicada al film de Grau, que se incluyó en la edición del film que editó Anchor Bay.

 También en Inglaterra se editó VAMPYRES (Tim Graves, 1996 Draculina/One Shot), un completísimo trabajo dedicado al  film de culto (bueno, como casi todos los que estoy nombrando) que José Ramón Larraz rodó en Inglaterra y  que aquí se llevó el poco favorecedor nombre de  Las hijas de Drácula (1974) estrenándose como película “S”. Desde entonces se ha visto bien poco, ya que esta película no se ha editado decentemente en España, cosa que ya va siendo imperdonable, teniéndonos que consolar con la lujosa edición de Blue Underground. El libro contiene detallados análisis del film, de las distintas versiones -ya que ha sufrido cortes en distintos países-, entrevistas, biografías del director, actores y actrices (inmortales Marianne Morris y Anulka) . Una concienzuda labor repleta de curiosas fotografías.

Desde Alemania nos llega  AMANDO DE OSSORIO, revista perteneciente a la colección Master of Horror que incluye también números dedicados a Lucio Fulci y Ruggero Deodato entre otros.

Y ya para terminar, unos apuntes sueltos, ya que estos nos los tengo y no puedo dar más detalles de ellos: Desde Italia nos llega el espectacularmente bien editado JESS FRANCO, EL SEXO DEL HORROR  (Glittering Images), escrito por Carlos Aguilar y con una maravillosa imagen de Soledad Miranda en portada. O, de nuevo desde Inglaterra: LINA ROMAY-CONFESSIONS OF AN  EXHIBITIONIST (Tim Greaves /Kevin Collins, 1996 One Shot Productions) sin olvidar el argentino EL ARTESANO DEL MIEDO: NARCISO IBAÑEZ MENTA (Leandro D’Ambrossio y Gillespi) y finalmente un  libro que en 2009 se editó en Japón dedicado a Paul Naschy, que tengo la esperanza de tener algún día.

Naturalmente se habrá escapado algún libro,  como uno que se editó recientemente dedicado a los últimos estrenos de cine de terror español que no he podido localizar, pero pienso que la cosa queda bastante completa y en el listado están, al menos, los más importantes. En todo caso, se aceptan sugerencias.

A %d blogueros les gusta esto: