Inicio > Cómic y Manga, Nits de Cinema Oriental, Z CAJÓN DESASTRE > YuenTai-Yung, la humildad del artista

YuenTai-Yung, la humildad del artista

En The Posterist, documental realizado por Hui See-Wai que tuvimos ocasión de ver durante el festival Nits de Cinema Oriental de Vic de 2017, el protagonista es el artista, casi siempre anónimo, que realiza el cartel cinematográfico, ese elemento tan importante cuya función es persuadir al posible espectador de que entre a ver una película informándole, con tan solo una imagen, del tipo de cinta que se le ofrece. Un objeto que hasta hace bien poco era considerado como de usar y tirar y que de un tiempo a esta parte ha comenzado a ser apreciado como una obra de arte digna, no tan solo para la atención de coleccionistas y nostálgicos, sino como pieza merecedora de figurar en museos.

El protagonista absoluto de The Posterist es Yuen Tai-Yung, el más importante dibujante de pósteres cinematográficos de Hong Kong, con una carrera a sus espaldas que cubre un periodo tan vital en la cinematografía china como es el que va de 1975 a 1992. Con ambos, el protagonista y el director de The Posterist, tuvimos ocasión de hablar durante una mañana de junio. De su pasión y vocación por el dibujo. De su admiración por Bruce Lee como actor marcial único, y de cómo sus obras dedicadas al Pequeño Dragón le concedieron la suficiente autoridad para ser seleccionado asesor y supervisor de los escultores que realizaron la figura de Bruce Lee que se inauguró en Hong Kong en 2005.

Nacido en 1941 en Zheijiang (Shangay), Yuen Tai-Yung poseía un talento natural para el dibujo que le convirtió, ya desde sus tiempos en el instituto, en el mejor dibujante de su clase. Le encantaba el cine y realizar retratos de sus actores favoritos: Clark Gable, James Dean y, sobre todo, Marlon Brando. Autodidacta, deseaba estudiar arte tras finalizar sus estudios universitarios, pues no era un buen estudiante, pero su padre no veía con buenos ojos que se dedicara al dibujo y le buscó trabajo en una fábrica en Hong-Kong: “Mi vida desde que llegué a Hong Kong, entre 1957 y 1966 fue muy dura, hasta que encontré trabajo como cartelista. Todo eso no sale en el documental.

Yuen Tai-Yung durante la presentación de The Posterist (Foto: Serendipia)

Pero Yuen tenía una innegable pericia con el dibujo, así que gracias a un amigo de su padre consiguió trabajo en una editorial como ilustrador de libros de texto, desde donde daría el salto a Grant Advertising, estudio publicitario en el que permaneció de 1966 a 1975 y donde aprendería importantes nociones que, sin lugar a duda, le serían de utilidad en su futura labor como cartelista. Como objeto publicitario que es, un cartel cinematográfico debe llamar la atención del posible espectador describiendo en una imagen el tono de la película que promociona, además de resultar atractivo.

Ya tenía Yuen Tai-Yung una buena carrera en el campo de la publicidad, cuando en 1975 recibe el encargo de realizar su primer cartel cinematográfico, concretamente para la película The Last Message (Tien cai yu bai chi, Michael Hui), una cinta protagonizada por los hermanos Hui, populares cómicos de Hong Kong. Ese fue el inicio de todo. Su trabajo gustó y comenzó a recibir más y más encargos de carteles de cine hasta llegar a dedicarse exclusivamente a ello, ilustrando muchas de las producciones Golden Harvest de Raymond Chow. Y es que Yuen Tai-Yung se encontraba en el momento y el lugar exacto. El cine de Hong Kong vivía una edad de oro que se prolongaría hasta los años noventa, lo que causó que el artista llegara a realizar más de 200 carteles de películas, adquiriendo un estilo inconfundible, a veces caricaturesco, pero también severo cuando la temática del filme lo exigía. Entre sus obras figuran los carteles de las cintas más emblemáticas de Bruce Lee, Stephen Chow, Karl Maka, Jackie Chan, Sammo Hung y, cómo no, de los hermanos Hui.

Para realizar un póster, a Yuen Tai-Yung no le hacía falta ver la película. Se informaba sobre el argumento, recopilaba material gráfico y dibujaba la obra con una técnica un tanto curiosa: colgaba el lienzo detrás de una puerta de su estudio y pintaba de pie. Su experiencia en el campo de la publicidad le había enseñado que un buen cartel debía llamar la atención ya desde la distancia, por ello en gran parte de su obra destacan figuras de gran tamaño y/o los enormes rostros de los protagonistas. También se encargaba de los dibujos para prensa: “Los dibujaba de noche, fuera del  horario laboral. Para el póster tenía un plazo de entrega de 8 a 10 días y una semana aproximadamente para los anuncios de prensa. Un plazo muy corto para el gran trabajo que le exigía cada una de sus obras. Con los medios digitales todo esto ha cambiado radicalmente: Si nos fijamos en los pósteres americanos de los años 70, tipo Star Wars, estaban hechos a mano por Drew Struzan, quien hizo también los de las sagas de Indiana Jones o Regreso al Futuro. Actualmente se hacen por ordenador y eso les resta personalidad, no son tan característicos como los que el propio Struzan o yo pintábamos. Pero lo bueno que tiene hacerlos por ordenador es que es más rápido que hacerlos a mano.

Como ya mencionamos anteriormente, su maestría con el dominio del dibujo anatómico, y concretamente con la figura de Bruce Lee, motivó que pasara a formar parte del equipo que diseñó la estatua del maestro, que se inauguró en Hong Kong en el año 2005. En ese trabajo fui consejero. El escultor era cantonés y había otros pintores que también fueron consejeros o asesores. Yo le decía al escultor que cambiara esto o aquello. Pero es muy difícil capturar las expresiones de Bruce Lee y su lenguaje corporal si realmente no conoces bien como era su cuerpo y sus expresiones faciales. El proyecto comenzó en mayo y teníamos seis meses para hacerlo. Era poco tiempo y cada vez que iba a ver la escultura me sentía decepcionado con el resultado. Al final pensé que Bruce Lee nos había bendecido,  porque cuando finalizaba el plazo un aprendiz del escultor realizó la estatua y me encantó. Así que al final funcionó lo del estudiante y no lo del maestro”.

Tras jubilarse dejó totalmente de dibujar, retirándose durante más de 10 años a Nueva Zelanda con su esposa. Al fallecer esta regresó a Hong Kong y volvió a dibujar por puro placer, alejado de los apretados plazos de entrega. Gracias a Internet descubrió que su obra tenía un buen número de seguidores y también que coleccionistas, aficionados y otros artistas se preguntaban qué había sido del más importante cartelista cinematográfico de China, entre ellos el propio director del documental, Hui See-Wai.

Hijo de Michael Hui, uno de los hermanos Hui, que como hemos comentado eran dos muy populares actores cómicos del periodo de oro del cine de Hong Kong, Hui See-Wai se interesó por el arte de Yuen Tai-Yung de manera casual: Hace 3 años decidí vender mi negocio en China y volver a casa a ver que podía hacer por mi familia. Lo primero que mi madre me asignó fue cuidarles, pues tienen 70 años, y hacerme cargo de la compañía. Allí hay un almacén donde está guardado todo lo referente a la empresa familiar. Cosas como películas en 35mm, etc. que me encargué de cuidar. Todo ese material llevaba allí almacenado unos 40 años. También había montones y montones de pósteres antiguos cubiertos de polvo que no habían visto la luz en 30 años. Los abrí, miré, y uno de ellos era de la película Míster Boo (Ban jin ba liang, Michael Hui, 1976), la favorita de mi tío y una de las más populares de los setenta en Asia. Con todo esto me asaltaron muchos recuerdos de mi infancia (…). Me fijé que cada uno de esos pósteres tenía un nombre en una de las esquinas y me pregunté quién era el hombre que hizo esa cantidad de pósteres para mi familia. Lo busqué en Internet, pero no había mucha información. Le pregunté a mis padres, que le conocieron, pero no sabían nada de él. Pregunté a mis amigos de la industria y nadie sabía donde localizarlo. Era todo un misterio, y eso hizo crecer mi curiosidad, así que planeé buscar al maestro y ese fue el inicio.

Tras buscarlo infructuosamente por todos lados, Hui See-Wai repara en que Yuen Tai-Yung tiene una cuenta en Facebook, gracias a lo cual entra en contacto con el artista, que al principio se muestra reacio a conocer al director: “Al ser el hijo de una estrella muy famosa del cine de Hong Kong pensaba que sería el típico niño rico consentido, con coche, mansión… así que tuvo que insistir mucho hasta que me convenció para vernos y, para mi sorpresa, resultó ser una persona normal, con la que, a pesar de nuestra diferencia de edad, congenié perfectamente” (…) Así que cuando me preguntó si podía grabarme acepté, porque de ese modo podría mostrarles mi vida y mi trabajo a mis hijos. Al principio no sabía que iba a ser una película documental, me grababa y me hacía preguntas, me entrevistaba, pero no sabía lo que acabaría siendo todo aquello. Cuando me enseñó el resultado final me pareció perfecto, porque así yo también podía enseñárselo a mi familia”.

Hui See-Wai y Yuen Tai-Yung durante su visita a Vic frente a una de las obras de Yung (Foto: Serendipia)

The Posterist (2016) fue el resultado de todas las jornadas vividas con el maestro Yuen. Una cinta que se ha proyectado en diversos festivales y en la cual podemos ver al artista trabajando y en diferentes encuentros con fans y estrellas del cine de Hong Kong de todos los tiempos. Con este documental el director no tan solo realiza un homenaje a Yuen Tai-Yung, sino también a todos esos dibujantes de carteles de cine que alimentaron con ellos nuestros sueños. Soy de los que creen que los pósteres de cine son muy importantes, que son una forma de arte, pero durante muchos años sus creadores han sido menospreciados. Mucha gente ha visto este póster (señalando el de la película de Bruce Lee, Game of Death), pero no saben quién lo creó. Mi documental y la vida de Yuen Tai-Yung ayudan a hacer comprender que los pósteres de películas son una forma de arte y que debemos respetar al artista que los crea.”

Precisamente Bruce Lee es, tal como ya hemos comentado, uno de los modelos favoritos en la obra de Yuen Tai-Yung. Una figura que le inspira y al que dibuja en formato tanto caricaturesco como realista, pero siempre con reverencial respeto: No tuve la oportunidad de conocer a Bruce Lee pese a que él solo era 6 meses mayor que yo y podría haberse dado la ocasión de conocernos. Pero no pudo ser. La primera vez que vi una película de Bruce Lee fue impresionante porque el Kung-fu que hacía era muy diferente al del resto de películas de Hong Kong y China. Era único. Para el público de Hong Kong era un estilo muy atractivo. Su cara, sus expresiones faciales me parecían realmente únicas. Normalmente los asiáticos no usan mucho lenguaje corporal, no utilizaban ese tipo de expresiones en esa época, así que las de Bruce Lee eran realmente únicas. Y también su cuerpo. Y no porque fuera muy grande, en realidad era bastante pequeño. Yo lo comparo con una rana. En Asia comemos ranas y cuando les quitas la piel están llenas de músculos, pues bien, cuando él estaba vestido con camiseta y vaqueros no parecía muy fuerte, pero cuando se quitaba la ropa podías ver que era todo músculo. Y eso en sí es único. Nadie hizo nada parecido a Bruce Lee y nadie podría hacerlo.

Admirador de Picasso y Van Gogh, Yuen Tai-Yung sigue pintando y ese es su principal objetivo: pintar mientras pueda. Sin dejar de innovar. Probando nuevos estilos y técnicas. Experimentando con el arte e incluso con otras disciplinas como la escultura, cuya primera obra, como no podría ser de otra forma, es un busto de Bruce Lee.

(Con todo el agradecimiento a Carla Vizfor, Raquel Vizuete, Eva Delgado y a la organización de las Nits de Cinema Oriental de Vic)

CARTELES Y DETALLES 

 

Foto: Serendipia

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: