Inicio > Las lecturas de Serendipia > Las lecturas de Serendipia: ‘Las confesiones de Aleister Crowley’ (Valdemar)

Las lecturas de Serendipia: ‘Las confesiones de Aleister Crowley’ (Valdemar)

LAS CONFESIONES DE ALEISTER CROWLEY

Una autohagiografía posteriormente reanticristiana

Editorial Valdemar. Colección Intempestivas. Tapa dura, 1120 páginas. 170 x 220 mm

A los dieciséis años quedé fascinado por un libro que parecía llamarme desde un escaparate. Se trataba de La gran bestia. Vida de Aleister Crowley. Un tomazo escrito por John Symonds.

Todavía no se que es lo que me llamó la atención del libro. Sabía que Crowley era uno de los muchos que figuraban en la portada de mi disco preferido de mi grupo favorito, The Beatles, y había leído un artículo sobre él en una vieja revista de cine, Terror Fantastic, pero no creo que fuera eso lo que me hizo ir a visitar el libro una y otra vez hasta terminar comprándolo. Y no era barato, y menos para un mocoso adolescente. 773 páginas editadas por Siruela tuvieron la culpa de que dislocara mi magra economía.

Lo leí entero, con el ansia del que se inicia en algo nuevo, y aunque no comprendí muchas cosas, cuando lo terminé se confirmó mi fascinación ante el personaje. Todavía conservo aquel libro. A lo largo de estos años muchos otros han entrado y salido de mi biblioteca, pero ese tomo siempre ha permanecido en ella, sobreviviendo a todos los traslados. Acompañándome.

Soy de la opinión de que lo mejor de Crowley, su mejor creación, fue él mismo. Así que hay que celebrar que Editorial Valdemar, dentro de su imprescindible colección Intempestivas, haya dado voz al mismísimo Baphomet publicando, por primera vez en castellano, su voluminosa autobiografía, Las confesiones de Aleister Crowley, un libro traducido por Jonathan Marqués, autor asimismo del imprescindible prólogo, necesario para descifrar, o intentarlo, todos los pasajes de este tratado. Y como explica el propio traductor, no ha sido labor fácil. Crowley escribió esta biografía de manera discontinua, dictándola a Leah Hirsig, una de sus mujeres escarlata, y hubo que esperar hasta 1969 para poder leerla completa, cuando Kenneth Grant y el mencionado John Symonds, la publicaron. Lejos de su época de plenitud, Frater Perdurabo se encontraba en serios problemas económicos y sumido en falsas acusaciones que le valieron el apodo de “hombre más malvado del mundo”, por tanto este libro también posee ciertas funciones terapéuticas como “defensa a las múltiples acusaciones vertidas sobre él y reivindicación de su legado”, como bien indica Marqués, que reconoce en una segunda introducción, lo complicado que ha resultado traducir el pensamiento de La Bestia 666, interpretar sus giros y juegos con el idioma respetando, en lo posible, lo que Frater Perdurabo quiere decir.

Entren pues sin más dilación en la vida, y por tanto la mejor obra, de Baphomet, un libro complejo y posiblemente repleto de tantas verdades como embustes, pero también de poesía y aventura con el que el lector viajará a exóticos escenarios que van desde México, la India, China o El Cairo, donde Crowley tuvo la revelación que le hizo escribir El libro de la Ley y fundar Thélema, nueva religión cuya máxima,“haz tu propia voluntad”, adoptó como ley de vida.

 

Editorial Valdemar

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: