Archivo

Archive for the ‘FANTATERROR’ Category

Tráiler final de ‘Sesión Salvaje’

5 diciembre 2019 Deja un comentario

La película documental se estrenará desde el 13 de diciembre, de la mano de #ConUnPack Distribución.

Ya está disponible el tráiler final de Sesión Salvaje , que llega por fin a los cines españoles, a partir del 13 de diciembre.

El proyecto, producido por Enrique López Lavigne, Enrique Cerezo y Pablo Guisa Koestinger, está en pleno recorrido de festivales. Ya ha sido galardonado en el Mórbido Fest (México), y ha visitado con gran éxito de prensa y público el Sitges Film Fest y la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián.

Sesión Salvaje es un documental que recorre la época dorada del cine de géneros en España, desde los westerns rodados en Almería a las películas de terror, pasando por “el destape” y el denominado cine quinqui. Se trata de un homenaje de la actual generación de cineastas a los profesionales del cine de serie B en España.

Sesión Salvaje es un documental divertidotierno y a la vez instructor. No sólo es un homenaje a aquellos profesionales que hicieron posible ese cine popular, también es una crónica sobre un momento histórico, con sus luces y sus sombras.

Por Sesión Salvaje desfilan personajes que se han convertido en iconos populares como Fernando EstesoMariano Ozores o Esperanza Roy, pero también eternos secundarios como Simón Andreu, Antonio Mayans Álvaro de Luna. Sin olvidar a los directores que marcaron aquella época como Jordi Grau, Eugenio Martín o Javier Aguirre y los directores actuales más internacionales de nuestro cine como Álex de la Iglesia o Nacho Vigalondo.

El documental ha sido producido por Apache Films en coproducción con FlixOlé y Mórbido Films, en asociación con Mercury Films.

El retorno del hombre lobo (10 años después)

30 noviembre 2019 Deja un comentario

Tras enterarme de la desaparición de Paul Naschy escribí esto de un tirón. Un sencillo pero sentido homenaje que me salió directamente del corazón, un homenaje que sigue vigente y que quiero repetir hoy, décimo aniversario del día que Waldemar Danisnky por fin, consiguió la paz. Vaya por usted Don Jacinto. Vaya por usted para siempre, Paul Naschy.

Corre un bulo por la web y por los mentideros de la capital: Dicen que ha fallecido el hombre lobo Waldemar Daninsky; dicen que ha muerto Alaric de Marnac; dicen que se nos ha ido El Caminante para no volver jamás; que el último kamikaze ha chocado contra el último objetivo; que los latidos de pánico han cesado y que el diablo ha dado su último aullido.

Dicen muchas tonterias los mismos de siempre: Que los monstruos del terror han reclamado a Paul Naschy en su seno en la última noche de Walpurgis; que Gotho ha ido a la morgue para no volver a salir; que hasta los muertos se rebelan mientras el espanto surge de la tumba. Pero yo sé que ni las ratas duermen de noche y que siempre hay algún Jack o algún Petiot que han incordiado a nuestro francotirador.

Publican que las sesiones dobles de cine de barrio de mi infancia se estan  llenando de lágrimas; que el rojo sangre se ha tornado negro de luto; que la herencia Valdemar será  el último latido de pánico que veremos en los cines; que hasta en Japón se echará de menos a la bestia y la espada mágica;  que el mariscal del infierno yace en el huerto del francés; que hay una orgía de muertos celebrando el retorno de Walpurgis y el del hombre lobo.

Pero todos nosotros sabemos que no es posible. Sabemos que únicamente ha vuelto al lugar del los grandes, celosos ellos de no contar con él durante tanto tiempo, asi que ha sido reclamado. Y allí ha ido a conversar con los suyos, con Lon Chaney y con su hijo, con el que ha comparado maquillajes; ha vuelto a saludar a Boris Karloff y a decirle lo mucho que le admira; echará unas partidas de ajedrez con Bela Lugosi  y tomará unos refinados vinos con Peter  Lorre y Vincent Price. También echará pestes sobre el amiguismo y la mafia en el cine español con Victor Israël, Amando de Ossorio, Leon Klimovsky  y Carlos Aured. Y se reirá ya de todo ello… porque a fin de cuentas todos sabemos que Paul Naschy, Don Jacinto, tiene lo que pocos actores pueden desear: el cariño y reconocimiento de los fans de todo el mundo, que incluyen su figura junto a las de los demás mitos del fantaterror universal, donde siempre va a permanecer.

Así que a esos que dicen que Paul Naschy ha muerto, decirles que eso es imposible. Otra nueva patraña. Es más, está más vivo que nunca y ha vuelto (aunque nunca se había ido) para quedarse y permanecer, tomando vida en DVD, en celuloide o en donde sea.

Y como siempre, como tantos otros fans, humildemente seguiremos informando  de cualquier novedad que sobre nuestro actor se produzca.

Así que no hagan caso de esos bulos y patrañas y pongan una de esas películas que han visto tantas veces de Paul Naschy  y así podrán ver que,  naturalmente Paul Naschy esta vivo, y siempre va a estarlo.

Categorías:Paul Naschy

Se estrena el documental ‘Sesión Salvaje’ 

27 noviembre 2019 Deja un comentario

Sesión Salvaje llega por fin a los cines españoles, a partir del 13 de diciembre. Julio César Sánchez y Paco Limón, directores del proyecto, también se han encargado del guión del mismo.

El proyecto, producido por Enrique López Lavigne, Enrique Cerezo y Pablo Guisa Koestinger, está en pleno recorrido de festivales. Ya ha sido galardonado en el Mórbido Fest (México), y ha visitado con gran éxito de prensa y público el Sitges Film Fest y la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián.

Sesión Salvaje es un documental que recorre la época dorada del cine de géneros en España, desde los westerns rodados en Almería a las películas de terror, pasando por “el destape” y el denominado cine quinqui. Se trata de un homenaje de la actual generación de cineastas a los profesionales del cine de serie B en España.

Sesión Salvaje es un documental divertidotierno y a la vez instructor. No sólo es un homenaje a aquellos profesionales que hicieron posible ese cine popular, también es una crónica sobre un momento histórico, con sus luces y sus sombras.

Por Sesión Salvaje desfilan personajes que se han convertido en iconos populares como Fernando EstesoMariano Ozores o Esperanza Roy, pero también eternos secundarios como Simón Andreu, Antonio Mayans Álvaro de Luna. Sin olvidar a los directores que marcaron aquella época como Jordi Grau, Eugenio Martín o Javier Aguirre y los directores actuales más internacionales de nuestro cine como Álex de la Iglesia o Nacho Vigalondo.

El documental, candidato a los Premios Goya 2020, ha sido producido por Apache Films en coproducción con FlixOlé y Mórbido Films, en asociación con Mercury Films.

La distribución correrá a cargo de #ConUnPack Distribución, responsables de títulos como “Most Beautiful Island” ó “Desenterrando Sad Hill”.

Supersonic Man. Un hombre solo contra España

17 octubre 2019 Deja un comentario

De Héctor Caño y su labor con el cómic y concretamente con el personaje creado por el cineasta Juan Piquer Simón ya les hemos hablado en Proyecto Naschy. Su trabajo con Supersonic Man resulta más que atinado. Le ha dado entidad no permitiendo que sea olvidado más allá de su protagonismo en una película más o menos de culto. Ha tomado el universo que ofreció Piquer Simón en su film y lo ha adaptado a los nuevos tiempos mezclándolo con su propio abanico de héroes y ofreciendo, por el camino, diversos homenajes y referencias al cómic español de todos los tiempos. Y todo eso lo ha hecho más claramente que nunca en Supersonic Man. Un hombre solo contra España, cuarto cuadernillo editado por Caño, un cómic que se divide en dos partes bien diferenciadas. Una retoma al personaje justo en el momento que termina la película de Piquer Simón, liberando al personaje de su identidad humana como hiciera Alan Moore con La cosa del pantano, en una historia que introduce también a Pedro Alcázar, émulo de Punisher falangista que enlaza y denuncia, en cierto manera, los modos de este tipo de, nunca mejor dicho, justicieros, que se nombran a sí mismos juez y ejecutor. El personaje, además, enlaza con los históricos Roberto Alcázar y Pedrín, personajes creador en 1940 por el guionista y editor Juan Bautista Puerto, propietario de la Editorial Valenciana (que también editó los cuadernos de Supersonic Man de los ochenta), y el dibujante Eduardo Vañó Pastor, un tebeo tildado de eminentemente fascista, pero del que la mayoría de guiones fueron escritos por  José Jordán Jover, antiguo comandante del ejército republicano represaliado por el régimen franquista. Lamentablemente, el pintoresco personaje tiene poco recorrido. Por su parte, la otra historia incluida en el cuaderno transporta al lector al universo personal de Caño, con un Supersonic Man con una imagen más atractiva, melenudo, a la manera de aquel Superman que nos brindó Dan Jurgens cuando el hombre de acero volvió de la muerte, y con la acción desarrollándose en el limbo, donde Supersonic Man se enfrentará junto a personajes que, en cierto modo homenajean al Capitán Trueno, a un monstruo que responde al nombre de España, con cabeza de gorgona y cientos de bocas que en continuo sonsonete recitan los pecados capitales propios de este país. Pero también nos encontraremos con el Inspector Dan, ahora comisario, un personaje originalmente ideado por Rafael González y Eugenio Giner y a un sosias de Dani Futuro, creado por Víctor Mora y Carlos Giménez a finales de los sesenta. Y todo ello sin olvidar la deuda adquirida con el cineasta valenciano, pues Héctor Caño reservará para el final una sorpresa al lector y fan del film introduciendo una figura que unirá ambas historias en forma de un personaje que no paso de mero proyecto en la filmografía del director y que cobrará vida en las páginas del cómic.

En resumen, estamos ante el mejor cómic sobre Supersonic Man que se ha editado, tanto en su guión como técnicamente, pues el ilustrador ha querido reproducir su trabajo directamente desde las planchas a lápiz, ofreciendo mucha más riqueza en las imágenes y demostrando una evolución cualitativa en su trabajo. Y por si todo esto fuera poco, el cómic puede adquirirse con tres magníficas portadas, una de las cuales homenajea, de forma deliciosa, la del clásico The Amazing Spider-Man #129 (Feb 1974) de John Romita Sr. y Gil Kane, mezclándola con la tipografía del logo de Roberto Alcázar y Pedrín.

No lo dejen escapar, y aunque la generosidad del autor permite leerlo online, háganse un regalo y adquieran esta cuidada pieza de orfebrería de papel que tanto cariño desprende en sus páginas pidiéndolo en: https://eneasbeat.blogspot.com/2019/09/supersonic-man-2020-edicion-mecenas-p.html

 

Vial of Delicatessens edita ‘Flores entre espinas. Antología crítica del (otro) cine español 1929-2000’

14 octubre 2019 Deja un comentario

Vial of Delicatessens lanza al mercado el libro FLORES ENTRE ESPINAS, ANTOLOGÍA CRÍTICA DEL (OTRO) CINE ESPAÑOL 1929-2000  de Ramón Freixas, David Pizarro y Joan Bassa, con la colaboración de José Luis Salvador Estébenez.

Este volumen nace con la voluntad de analizar la historia del cine fantástico y de terror español desde sus largometrajes más oscuros, malditos y desconocidos: producciones fronterizas, olvidadas y/o ninguneadas por gran parte de los aficionados, acerca de las cuales existe un gran y sugerente vacío bibliográfico, y que forjan por sí mismas una historia paralela a las cult movies del estilo de La torre de los siete jorobados, Gritos en la noche, La residencia, La noche de Walpurgis, La noche del terror ciego, Pánico en el transiberiano, No profanar el sueño de los muertos, Angustia, Tras el cristal, El día de la bestia o Los sin nombre, por citar varios de los títulos que trazan la historia por todos conocida del cine español de género en el siglo XX.

Así, Flores entre espinas pretende vindicar de algún modo la cara B del cine español más anatemizado, hurgando en temáticas macabras y extravagantes con el objetivo de proporcionar una concisa (es un decir) radiografía de esa mirada alternativa y oscilante del género. Entre las obras reseñadas existe una predilección por las malditas, las indigestas, las escurridizas y las inencontrables, con el fin de arrojar luz (o algunas puñaladas) a estas producciones sobre las que, en varios casos, nunca se ha escrito. Estamos ante una antología crítica de incunables joyas de obligada (es un decir) recuperación donde abunda lo marciano e ignoto, pero también hay espacio para lo vanguardista, lo experimental, el erotismo, la pornografía o la serie B. Un amplio abanico de tendencias, cuya conexión es el mismo espíritu arrebatador y malévolo que emana fantastique en todas sus formas.

 

654 páginas con un PVP unitario de 29,99 € (envío certificado incluido para pedidos en la web de la editorial) y podrá adquirirse exclusivamente a través de http://vialofdelicatessens.blogspot.com y en tiendas especializadas.

 

El cineasta Eugenio Martín recibirá el Premio Nocturna de Honor 2019

19 septiembre 2019 Deja un comentario

El cineasta Eugenio Martín, conocido en el mundo anglosajón como Gene Martin, sorprendió en 1966 con la película El precio de un hombre, una novedosa simbiosis entre la tradición del western americano y las influencias del cine italiano. Su largometraje fue entonces reconocido de “interés artístico especial” y convirtió a su protagonista, el actor Tomás Milián, en un icono del género, siendo hoy una de las películas favoritas de Quentin Tarantino.

Eugenio Martín (Ceuta, 1925) será homenajeado el día 26 de octubre en la VII edición de Nocturna Madrid “por su aportación al fantaterror español y por su capacidad de rodar con la misma elegancia y responsabilidad películas de diversos géneros”, explica Sergio Molina, director del festival.

El veterano cineasta ha abarcado en su extensa filmografía desde el cortometraje documental, hasta el cine fantástico y de terror, el spaghetti western, la comedia musical y las películas con tinte español más significativas de finales de los 60. En 1972 dirige Pánico en el Transiberiano, uno de sus films más destacados a nivel internacional, que hasta hoy es considerado como una obra de culto. Al año siguiente, Una vela para el diablo (1973), censurada en su día y recientemente  restaurada por el Festival de Cine Clásico de Granada (Retroback).

También entre sus trabajos más reconocidos destacan Tengamos la guerra en paz o la serie para televisión Juanita la Larga. “Tenía un material dramático de primera. Para mí lo más importante es contar una buena historia, no importa el género”, explica sobre su trayectoria Eugenio Martín.

Nacido en Ceuta, se trasladó a Granada con su familia cuando era un adolescente y fundó en esa ciudad el primer cineclub de su historia, junto con intelectuales de la época como José Martín Recuerda, Elena Vivaldi o Gregorio Salvador. Más tarde ingresaría en Madrid en el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas con su primer corto rodado en 35 milímetros y con música de Ernesto Halffter, Viaje romántico a Granada (1954) -basado en los grabados que los viajeros del XIX hicieron de la Alhambra-, formándose en la misma escuela que los cineastas Berlanga o Saura.

Eugenio Martín también trabajó como ayudante en la película Simbad y la princesa (1958), rodada en parte en el monumento nazarí y la provincia andaluza, y estableció los pilares de la que serían sus primeras películas, Los corsarios del Caribe -una historia de piratas sin pretensiones que acabó triunfando en las salas de media Europa- y Despedida de soltero (ambas de 1961), una cinta con la que el cineasta fracasó y tuvo que aceptar ser ayudante en producciones extranjeras, a la sombra de directores internacionales como Michael Anderson (1984) o Nicholas Ray (Rey de reyes), para continuar en el mundo del cine. Después llegarían películas de autoría propia como Hipnosis (1962) y Duelo en el Amazonas (1964).

Un juglar en todos los géneros 

Por delante de su cámara han pasado Pepe Isbert, Christopher Lee, James Mason, Julio Iglesias, José Luis López Vázquez, Gracita Morales o Lola Flores -que logró ser la primera mujer galardonada con el Premio del Sindicato Nacional del Espectáculo por Una señora estupenda (1967). Martín afirma que nunca quiso decantarse por un estilo, y siempre se ha mantenido flexible ante cualquier posibilidad: “Me he sentido igual de cómodo haciendo un thriller que una comedia, una película de misterio que una de aventuras. Me considero una especie de juglar porque me dedico a narrar las historias que otros han inventado”, explica con humildad. Una virtud que, según sus biógrafos Carlos Aguilar y Anita Haas (Eugenio Martín: un autor para todos los géneros), destaca en su personalidad y en su forma de trabajar.

Entre su filmografía también figuran Las leandras (1969), La vida sigue igual (1969), El hombre de río malo (1971), No quiero perder la honra (1974), “españoladas que forman parte de las películas alimenticias que hay que hacer para comer y que no tienen nada de malo”, explica Eugenio Martín. Aunque, lo que siempre ha querido hacer es cine de autor.

“La evolución de Eugenio Martín siempre ha sido coherente con la industria cinematográfica y su línea en el tiempo, y también muy personal porque siempre ha sabido aportar su estilo”, dice de él Reinaldo Pereira, subdirector de Nocturna Madrid. “Sé que no todas mis películas son buenas, pero entre más de veinte, cinco o seis sí lo son. Y he podido hacer las historias que quería”, asegura Martín, quien sobrevivió artísticamente a la dictadura franquista, a la censura, e incluso a la autocrítica.

Eugenio Martín recibirá el reconocimiento a su larga trayectoria del Festival Nocturna Madrid con el Premio Nocturna de Honor, un homenaje que anteriores ediciones han recibido cineastas como Narciso Ibáñez Serrador, Jorge Grau o Caroline Munro.

Categorías:FANTATERROR, Nocturna

El cine en zapatillas: ‘Drácula Barcelona’ (DVD, Cameo)

18 septiembre 2019 Deja un comentario

DRÁCULA BARCELONA (Carles Prats, 2017)

España. Duración: 88 min. Guión: Carles Prats Fotografía: Christian Moyés Música: Carles Prats Jr. Audio: Castellano/Catalán Subtítulos: Castellano/inglés Relación de aspecto: 1.85:1 Productora: Filmin Extras: Tráiler/Montaje alternativo de la secuencia sobre Soledad Miranda/Secuencias inéditas de Jack Taylor, Arturo Marcos, Annie Settimó y Christopher Lee/Fascination demo del tema principal de la banda sonora de The Divine Rodilos/ Work in progress: el primer logo de la película

Con entrevistas a: Christopher Lee, Jesús Franco, Serena Vergano, Jack Taylor, Anne M. Settimó, Teresa Gimpera, Janine Mestre, Pere Portabella, Álex Mendíbil, Carlos Aguilar y Jordi Costa.

Sinopsis: Barcelona 1970. A pesar de la dictadura, Barcelona pretende ser una ciudad abierta y moderna. En ese momento, el brillante, ultraproductivo y transgresor Jess Franco, decide rodar su Drácula en Barcelona. Y el cineasta experimental Pere Portabella registrará aquel singular rodaje a través de un making of de vanguardia. El cine dentro del cine en un documental que plasma el encuentro entre dos cineastas que han impuesto su personalidad en los márgenes de la industria. Jess Franco desde el fantástico, el terror o el erotismo. Portabella desde la experimentación y el compromiso político. Género y arte y ensayo nunca habían estado tan cerca.

Entre 1968 y 1969 Jesús Franco dirigió cuatro películas en Barcelona. La última de ellas fue su versión de Dracula, que pretendío fuera la más fiel a la novela, algo que lejos de serlo, al menos sirvió de reclamo para atraer a Christopher Lee y animarle a ponerse de nuevo los colmillos y encarnar al conde, ahora a las órdenes del director español.

Si bien, hasta ahí no dejaba de ser otro trabajo más en la extensa filmografía de Jesús Franco, terminaría resultando especial por haberse rodado, de manera simultánea un film experimental en blanco y negro y mudo que terminará siendo mucho más que un simple making of.

Pere Portabella y Jesús Franco se habían conocido años antes en Madrid gracias a su común afición al jazz, pero fue el hecho casual de que la esposa de Portabella trabajara de script en el film de Franco lo que hizo que se unieran dos mundos tan, a priori, diferentes y casi opuestos como son el cine comercial de género y el experimental de la Escuela de Barcelona. Y, como se explica en el documental, ambos se enriquecieron de la experiencia, de tal modo que es casi obligado el visionado de ambos films resultantes: El Conde Drácula (Jesús Franco,1970) y Vampir Cuadecuc (Pere Portabella, 1971). Una dupla  que ahora, con este Dracula Barcelona, de Carles Prats se amplía a tres, pues resulta revelador escuchar las incidencias de ambos rodajes en boca de sus protagonistas, Franco y Portabella, pero también de un buen número de actores y técnicos que colaboraron en ambos rodajes y críticos actuales que añaden detalles que enriquecen el relato. El resultado, tan académico como entretenido, es un manifiesto a la libertad creativa que ambos directores compartían y que en el caso de Jesús Franco se incrementaría ya desde su siguiente película, muda casi en su totalidad.

El barcelonés Prats, con una vida dedicada al documental, ha analizado en ellos desde la música de su ciudad al cine de género con el que creció. Visitando momentos concretos e inmortalizando retazos que conviene cuidar y conservar. Y Dracula Barcelona es el retrato de una ciudad que ya nunca volverá a ser lo que fue y de un momento irrepetible en el que dos modelos culturales y dos formas de entender el cine eclosionaron y se hermanaron.

A %d blogueros les gusta esto: