Buscar resultados

Keyword: ‘serbian film’

Vial of Delicatessens edita en DVD ‘A Serbian Film’

logo-vial-completo

El sello Vial of Delicatessens, especializado en cine underground y minoritario, lanza al mercado una nueva referencia. Esta vez apuestan fuerte trayendo a su catálogo uno de los films más polémicos y oscuros de la historia del cine, y con toda seguridad el título más controvertido de lo que llevamos de siglo.

a serbian filmSe trata de A Serbian Film, del director serbio Srdjan Spasojevic, película prohibida en decenas de países por su extremado contenido violento y sexual. Al haber sido Calificada X en nuestro país, con las restricciones comerciales que ello conlleva (no podrá ponerse a la venta en grandes superficies ni tener una explotación convencional en plataformas VOD), solo un sello como Vial of Delicatessens podía hacer frente a su distribución en España. Por ello, ponen en circulación esta edición limitada a 500 copias, que se venderán exclusivamente en la web del sello y en puntos de venta especializados y que una vez agotada, no volverá a reeditarse.

Dicha edición limitada, en DVD prensado, presenta la versión UNCUT de la película, sin cortes y sin censura. La mayoría de ediciones de la película en todo el mundo presentan numerosos cortes, pero Vial of Delicatessens pone a la venta la versión más completa, tal y como la concibió su director. Como extra, el DVD incluye un breve “Detrás de las cámaras” sobre una de las secuencias más controvertidas del film.

Sinopsis:

Un actor porno retirado llamado Milos, que vive con su esposa y su hijo, se plantea el volver a trabajar, ya que su situación económica es bastante precaria. Un día se encuentra con una vieja compañera del mundo del porno, que le ofrece la oportunidad de trabajar con un individuo llamado Vukmir en una ambiciosa película experimental para adultos. Milos acepta sin saber muy bien el tipo de producción de la que va a ser partícipe,  para verse inmiscuido en un universo de depravación y muerte difícil de digerir.

En la web del sello, el DVD tiene un PVP de 9, 99 € más 2, 40€ de gastos de manipulación y envío. A la venta a partir del día 11 de Febrero de 2016.

Características: Imagen: formato 2.35:1 / 16:9 anamórfico. Audio: DD 5.1 en Versión Original en serbio, subtitulada en castellano.

Venta y contacto en http://vialofdelicatessens.blogspot.com

 

Categorías:DVD / BLU-RAY

Se impuso la razón: Archivada la causa contra Ángel Sala por la proyección de A Serbian Film

22 febrero 2012 1 comentario

Archivada la causa contra el director de Sitges por la proyección de ‘A serbian film’

Ángel Sala: “El cine está para opinar. No todo tiene que gustarle a todo el mundo”

“En ningún festival se vulneran los derechos de protección al menor”, asegura el responsable del certamen

  /  Barcelona / Madrid 22 FEB 2012 – 14:18 CET

Una juez de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) ha archivado la causa abierta por un presunto delito de pornografía infantil contra el director del Festival de Cine Fantástico de Sitges, Ángel Sala, por la exhibición de la película A serbian film, que incluye crudas imágenes de sexo y violencia con menores. En el auto de archivo, la titular del Juzgado número 8 de Vilanova, Marga Fe Subirats, considera que el filme “no es una película pornográfica, por cuanto las imágenes, antes de poseer una finalidad de provocación sexual, tienden a todo lo contrario”, y especifica que “se trata más de una película de género gore”.

La juez Subirats añade que las escenas de la película, “como bien indica el propio letrado del imputado, pueden calificarse de execrables, masoquistas y de una violencia extrema, pero en modo alguno persiguen o tienden a la excitación sexual, (por lo menos para personas sexualmente cabales)”.

Como dato curioso sobre la película, la juez indica que la película “ha sido objeto de varios premios (de dudoso merecimiento en opinión de esta instructora)”, y que ha sido proyectada en diversos festivales europeos y norteamericanos, “lo que motivó que por parte del Festival de Sitges, quizás no se adoptaron las correspondientes precauciones” antes de su proyección.

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/02/22/actualidad/1329916695_275562.html

Desde aquí damos nuestra enhorabuena a Ángel Sala, la mojigatería y la doble moral han perdido la batalla contra la razón y la importancia del arte.

Categorías:Festival de Sitges

A Serbian Film, moralismo y censura entre bastardos

Esta entrada toma prestado parte de su título del hilo de debate abierto en el focoforo para discutir sobre el dislate que se ha generado en España a raíz de la proyección en el pasado Festival de Sitges de la película A Serbian Film. En ese foro encontrarán todos los puntos de vista desde los que se puede abordar la cuestión, desde la reflexión sobre los límites morales de la representación (si los hay o no), hasta la denuncia de los medios por haber creado la  alarma social ficticia que ha conducido a la imputación a Ángel Sala, director del Festival de Sitges, de los cargos de difusión y exhibición de pornografía infantil (denuncia en la que este blog colaboró activamente editando la cronología del “escándalo”); todo ello pasando también por los aspectos jurídicos que se dan en el caso. Se diría que ya está todo dicho allí y que, por si faltara algo, el artículo de Jordi Costa en El País ha puesto el punto final, sin embargo todavía es necesario seguir hablando porque todo testimonio de apoyo Ángel Sala en este momento puede ayudar a detener este despropósito.

Ángel Sala haciendo de presentador en Sitges

Al director del Festival de Sitges se le acusa de haber violado el artículo 189-7 del código penal: “Será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis meses a dos años el que produjere, vendiere, distribuyere, exhibiere o facilitare por cualquier medio material pornográfico en el que no habiendo sido utilizados directamente menores o incapaces, se emplee su voz o imagen alterada o modificada“; Jordi Costa en su artículo afirma que se está acusando a Sala de un delito inexistente, pero ¿tiene razón?¿Acaso no es verdad que las polémicas imágenes muestran representaciones de infantes en situaciones de abuso sexual? Para responder a estas cuestiones hay que dar una definición clara de ‘pornografía’ y ‘imagen alterada de un menor’.

A la hora de definir qué es la pornografía el Diccionario de la RAE es de poca ayuda:

1. f. Carácter obsceno de obras literarias o artísticas.

2. f. Obra literaria o artística de este carácter.

3. f. Tratado acerca de la prostitución.

Más útil nos es la Wikipedia: El término pornografía procede del griego πορνογραφíα (porne es “prostituta” ygrafía, “descripción”, es decir, “descripción de una prostituta”). Por tanto, en sentido estricto designa la descripción de las prostitutas y, por extensión, de las actividades propias de su trabajo. Hay que decir, sin embargo, que el término es de aparición muy reciente, pues en la Antigua Grecia nunca se usó la palabra “pornografía”. Modernamente se entiende por pornografía todos aquellos materiales, imágenes o reproducciones que representan actos sexuales con el fin de provocar la excitación sexual del receptor (la negrita es nuestra). Milos, el protagonista de A Serbian Film es, efectivamente, un actor porno, pero lo es en la ficción, y la película nos lo muestra en acción también en la ficción dentro de la propia ficción que ya es el film. Las imágenes sexuales que aparecen en la película no buscan provocar la excitación sexual sino que es una crónica de aquellas películas que la procuran por medios extremos (y que se producen abundantemente en los países del este para uso y disfrute de esta hipócrita sociedad occidental que nos rodea), más allá del valor metafórico que pueda tener el film (véase nuestra crítica), A Serbian Film es la película sobre el rodaje de una cinta porno y no pornográfica en si misma, en algún punto de esta metareferencialidad se ha perdido la “avispada” fiscalía de Barcelona que ha confundido la representación fingida dentro del film con el film mismo. Lo importante es que si A Serbian no es una película pornográfica no se ha podido de ninguna manera violar el artículo 189-7 por mucho que algunos actores sean niños (que fueron custodiados por sus padres durante todo el rodaje, también hay que decirlo) y si no hay violación no hay delito, la acusación es improcedente. Quod erat demonstrandum podríamos concluir como si hubiéramos demostrado un razonamiento lógico.

Qué ha llevado al fiscal a incoar una causa improcedente, más allá de su absoluto desconocimiento de los elementos más básicos del lenguaje cinematográfico, no lo sabemos, pero intuimos que lo que busca es demostrar cómo la justicia española es solidaria con los más débiles cuando son víctimas de maltrato. El problema es que aquí el maltrato sólo ha existido en la imaginación de quienes orquestaron la polémica mediática (mucho más allá de lo que habría pretendido Spasojevic con su film provocativo, seguro que no esperaba que su provocación produjera reacciones tan estúpidas). Fueron unos cuantos periodistas los que repitieron las palabras de Irene Dalmases sin contrastar qué había de cierto y qué no (obviando, además, que la redactora de EFE expresaba una opinión personal y no un análisis objetivo), profesionales de medios supuestamente progresistas despertaron la alarma ante un producto que de otro modo no habría salido de sus canales de difusión (esto es, festivales especializados y público aficionado al género) despertando las iras de asociaciones conservadoras (CONCAPA) y también progresistas (FAPMI), está claro que la tiranía de la corrección política no entiende de ideologías. Los medios desencadenaron este huracán y ahora, pasados unos meses, sin mediar públicas disculpas, se reclaman paladines de la libertad de expresión y se deshacen farisáicamente en muestras de apoyo a Ángel Sala, a la prensa tradicional no le importa la noticia sino las ventas. Los mismos que instigaron a la denuncia son los que ahora cargan las tintas contra el fiscal, la libertad de expresión (con sus límites cuando entra en conflicto con otros derechos) es una causa justa, pero no necesita de estos apoyos mercenarios.

¿Quién puede apoyar a Ángel Sala?: los ciudadanos que hayan desarrollado una conciencia crítica y sean capaces de formarse una opinión fundada sobre la importancia de rebasar los límites en la ficción como un medio para hacer reflexionar a la sociedad sobre sus lacras y ello sin ignorar su importancia como entretenimiento. Todos aquellos que sepan valorar el cine en su faceta lúdica, en su faceta subversiva y en su faceta crítica. Es el caso de los fans del Festival de Sitges que han abierto una Web para recoger los comentarios de apoyo y articular las posibles estrategias de defensa no sólo de Ángel Sala sino del propio Festival (que no nos hagan caer en la autocensura): http://www.apoyoangelsala.com/ Y más aún los directores de los principales festivales de cine del país que han redactado un manifiesto (del que se hicieron eco en Sitges) de repulsa para el que buscan la firma de todos aquellos que creemos en en la libertad de expresión, en la libertad de trabajo, como ejes fundamentales de la articulación democrática de nuestro país: http://www.ipetitions.com/petition/contralacensurasitges/

Nosotros ya hemos firmado, ¡¡ahora faltas tú!!

Categorías:Festival de Sitges

El Sitges 2010 más brutal: A Serbian Film versus Secuestrados

23 octubre 2010 5 comentarios

Los paladares más ávidos de sangre esperaban con impaciencia hincarle el diente a A Serbian Film (Sprski Film, 2010, Srdjan Spasojevic) película que contaba con el estímulo añadido de que Ángel Sala, director del Festival de Sitges, había confesado públicamente que no sería capaz de verla por segunda vez. Ahora A Serbian Film se ve envuelta por el escándalo tras el demoledor artículo que le dedicó El Mundo y el debate que, basado en ese artículo, se produjo en el programa Las mañanas de Cuatro (cuidado con el vínculo que contiene spoilers), pronto se olvidan las diferencias ideológicas cuando se trata de jugar a defensor de los buenos modos.  Se trata de cumplir con la hipocresía, porque tiene miga que en una emisora que nos ofrece realitys como Callejeros tilden de delictiva una película de FICCIÓN. ¡¡¡Película que ni siquiera han visto!!!  Viva la desfachatez informativa de algunos “profesionales” de la prensa.

Nadie se escandalizó durante los diez años que duró la guerra en Serbia ni se escatimaron imágenes  de aquellos crímenes contra la humanidad por los que se juzgaría a Slobodan Milosevic.  Imágenes que no son representación como sí lo es la pipa de Magritte.  Kevin Carter se suicidó porque no pudo soportar su conciencia, pero ganó el Pulitzer por su fotografía más célebre:

Y así debe ser, porque el mal no está en  el arte del fotógrafo sino en la realidad que da a conocer.

En verdad esos mojigatos de salón no sabían que estaban linchando la obra de un moralista. Srdjan Spasojevic quería explicar al mundo lo que ha sido la historia reciente de Serbia y esa mezcla ambivalente de sentimiento de víctima más complejo de verdugo. Pero no se queda ahí, en su propia coyuntura, sino que eleva su reflexión al universal, a la estructura innata que conduce a los humanos a practicar la destrucción y el mal.  Y para hacerlo acude al campo del arte donde Tanathos es la inevitable  pareja de baile de Eros. Spasojevic elige la esfera más baja de lo artístico para ilustrar su discurso, el mundo de la pornografía, quizás porque de ese modo nos resultan más obvios los límites.  En su película nos cuenta la peripecia ficticia de un actor legendario del cine porno casi retirado, Milosh (Srdjan Todorovic), vive apaciblemente junto con su esposa (Jelena Gavrilovic) e hijo. Pero las penurias económicas le llevarán a aceptar la oferta de un enigmático individuo para protagonizar una película de “pornografía artística”. Milosh sospecha que puede haber algo muy turbio en ello, pero cuando intente renunciar será demasiado tarde. Spasojevic no deja lugar a la esperanza ni la muerte nos puede poner a salvo del horror, esa es su sentencia moral y eso lo que denuncia.

Milosh protagoniza un verdadero descenso al infierno, podría decirse que Spasojevic retoma el tema del pacto mefistofélico.  Mefistófeles ha ido haciéndose cada vez más humano según se ha ido retomando el mito de Fausto: en Marlowe (The Tragicall History of Dr. Faustus) Fausto encarna al hombre universal del Renacimiento que vende su alma a cambio de tener la sabiduría absoluta con la que ser emperador del mundo, aquí Mefistófeles es prácticamente el horrísono demonio medieval; la versión más célebre (y la que fue llevada al cine por Murnau) es la de Goethe (Faust: der Tragödie), Fausto aparece como ingeniero y acude al pacto para lograr el saber técnico con el que llevar al mundo a su progreso, ahora Mefistófeles se convierte ya en alter ego, en el reverso irremediable de fausto, monstruo que es despertado por el sueño de la razón; un paso más da Thomas Mann (Doktor Faustus), convierte el drama en novela y Fausto es ahora el artista que busca componer la obra de arte total, Mefistófeles es ya casi él mismo Fausto desdoblado. Spasojevic nos traería un Fausto obrero, un trabajador del porno, y Mefistófeles (aquí Vuknir interpretado por Sergej Trifunovic) ya no es un diablo sino un humano perverso  capaz de saltarse todos las contenciones, capaz de sacar el animal que hay en los demás para su propio lucro, tentándoles con contratos millonarios (y no es casual que haya trabajado para los servicios secretos serbios pues ejemplifica la corrupción humana más abstracta, pero también aquella más concreta y dañina que se dio en el país balcánico).

Milosh firmando el contrato con el que perderá el alma

Milosh no busca imperios, no pretende crear la máxima obra de arte aunque Vuknir le hable de ello, no quiere ordenar el mundo, sólo quiere conseguir el dinero suficiente para dar una vida mejor a su familia fuera del país; así de sencillo y humano es todo y por ello mismo resulta más terrorífico. Escandalizarse con A Serbian Film sólo es posible si uno no se ha parado a pensar en esta vida más de dos segundos seguidos, porque la película nos habla del drama humano, del drama del hombre moderno que aunque viva sin dioses debe seguir enfrentándose a la decisión moral de hacer el bien, de poner en jaque sus impulsos más bestiales que aflorarían al mínimo descuido. Y en la sexualidad es donde más puede verse el litigio entre razón e instinto, por eso nos dice Antonio José Navarro en su crítica (página 7):

De ahí que A Serbian Film no sea película sórdida, violenta, nihilista, por el simple afán de escandalizar. A Serbian Film, cinta sadiana que no sádica, tiene la clarividencia de ver la sexualidad humana como una despiadada forma de poder, misterioso, demoníaco, capaz de empujarnos a la realización de deseos prohibidos y peligrosos, íntimamente ligados a la anulación de la personalidad, a la falta de libertad.

Para caer en la maldad basta con dejarla salir, en cambio la bondad requiere esfuerzo. Y Milosh sigue esforzándose aun cuando está bajo los efectos de la droga, pero su lucha es vana, Vuknir ha sacado de él el monstruo que reside en

todo humano y nada puede hacer Milosh contra ello. Spasojevic no deja lugar para la esperanza, decíamos ya, lo corrupto siempre podrá más que lo noble; ese es el pesimista mensaje moral/político que nos remite el serbio.

¿Siempre triunfa el mal?

Pero mis otras dos manos están a punto de arañar a estas con las que escribo, mientras mis otros cuatro ojos se clavan en los míos con la mirada más asesina que he visto nunca, cansados ya de tanto onanismo mental.  Y no le falta razón, porque si A Serbian Films funciona es porque todo este discurso permanece en el fondo, cuidadosamente envuelto por un guión con la dosis suficiente de intriga como para que el film sea disfrutable para los que buscan en el cine divertirse (aunque sea sufriendo) con una historia bien contada.

 La película avanza dosificando la violencia, al principio es secundaria, apenas una anécdota en la vida de Milosh y su familia, un simple degotar. Durante esa mitad casi se diría que estamos viendo un melodrama familiar salpicado de misterio, nos vamos haciendo con los personajes porque Spasojevic nos los muestra en su cotidianidad: esos padres enamorados que cuidan de su hijo, familia feliz ejemplar. Sin embargo, el extraño trabajo que se le pide a Milosh va sembrando el desconcierto y, si hubiera algún espectador que no supiera nada de la película antes de verla, se sobrecogería con los momentos de brutalidad tal como se sobrecoge el propio Milosh.  Para cuando queremos darnos cuenta ya es demasiado tarde, Milosh no tiene retroceso ni salida y los espectadores quedamos pegados a nuestras butacas (bueno, cuatro jovencitas abandonaron la sala, una haciendo evidentes esfuerzos por contener el vómito), aplastados por esa violencia desbocada que cada vez es más demoledora desde la explosión de la primera escena extrema que, aunque parezca fuerte, no es más que el primer grado de una atrocidad que casi parece no conocer límite. La estética tenebrista de A Serbian Film nos encoge por dentro, y ese  scope, inteligentemente utilizado en unos planos de fondo casi vacío y amplios escenarios, vuelve a las imágenes más amenazadoras aún.  Desde el estallido que marca la inflexión, A Serbian Film no nos da más tregua y su director juega con nosotros dilatando el final cuando ya todos deseamos que termine para volver a nuestra civilizada rutina.

Escalofriante versión de la Piedad

Algunos acusan a Spasojevic de ser poco imaginativo a la hora de contar el descenso al infierno de Milosh, construido mediante flashbacks y elipsis, pero para nosotros es un acierto total porque esos son los mecanismos de la memoria, sobre todo al despertar de un estado de shock .  A Serbian Film noqueó nuestra conciencia, pero, a diferencia de Ángel Sala, si queremos volver a verla para empaparnos aún más de su puesta en escena, de sus efectos de sonido, de sus claroscuros y de esa música desasosegante (dusbtep, no tecno) que cuadra perfectamente con esas imágenes desgarradas.

La conmoción de A Serbian Film era esperada, la de Secuestrados (2010, Miguel Ángel Vivas) fue una sorpresa, una grata sorpresa. Serendipia no escuchó mayor ovación al final de una pase, ni batió sus cuatro manos con más fuerza, que la que siguió a los créditos finales de esta segunda película de Miguel Ángel Vivas. Todos los medios se hicieron eco de la buena acogida que tuvo, tanto por el público como por la crítica, esta película que explora los mecanismos y expresiones del miedo en toda su amplitud. Luego ese éxito no quedó recogido en el palmarés, dicen las malas lenguas que fue debido a los premios que obtuvo en Austin, mejor película y mejor dirección, pues parece que a Sitges le gusta que su máximo galardón recaiga sobre una película que no entré en las quinielas para así presentarse en la escena de festivales como uno de los que más visión tiene a la hora de descubrir talentos. Con todo, lo que nadie comprende es que Manuela Vellés no se hiciera con el premio a Mejor Actriz porque sin duda la suya fue la mejor interpretación femenina que pudo verse en el festival.

Secuestrados es otra de esas películas de escenario único y reducido, en este caso el chalet recién habitado por una familia acomodada, familia que será víctima de un secuestro exprés por parte de tres hombres encapuchados. El film no se separa de ellos en ningún momento. No hay tramas externas como sí las había en 37 horas desesperadas (1990) de Michael Cimino, película de la que se afirma deudor Vivas, al contrario somos espectadores de excepción de ese allanamiento, testimonios únicos del horror que viven las víctimas y la violencia salvaje de los secuestradores. En verdad, Secuestrados es mucho más extrema que A Serbian Film, la experiencia del espectador es mucho más sangrante, porque los personajes de la cinta española son nuestros semejantes, cada uno de nosotros sabe que podría pasarle lo mismo a él y todos los mecanismos de transferencia se encienden: sufrimos el mismo miedo y la misma angustia que ellos padecen. Esa empatía se da gracias al enfoque que da Vivas quien busca ponernos cara a cara con el terror en directo porque más que historia hay acción y nosotros podríamos ser sus sujetos. En palabras del director:

El tema de esta película es el terror, el miedo absoluto y la violencia que lo genera. Normalmente en una película contamos una historia; mi idea en ésta es no tanto contar una historia sino mostrar unos acontecimientos. En ese sentido intento desnudar tanto el guión como la propia situación parta entrar en la verdad de esa violencia.

Para sumergirnos en la acción como si formáramos parte de la misma, Vivas recurre al verismo que imprime el plano secuencia (tal como hace Gustavo Hernández en La Casa Muda). Doce planos secuencia encadenados son los que se utilizan en Secuetrados, y se divide la pantalla cuando estamos ante dos acciones paralelas que confluyen en un punto. Para aumentar la fisicidad se prescinde de la música y los efectos de sonido, nada subraya el dramatismo, sólo el trabajo interpretativo de los actores que nace del corazón y no de la intelectualización de la escena, por eso Manuela Vellés quiso huir de los estándares, estudió los momentos del pánico y esos son los que nos comunica en su actuación.  Vivas ha querido huir del espectáculo, lo que ocurre en el plano es lo que podemos imaginar que ocurriría si la situación fuese real y nos nos captura el morbo de ver como sufren otros sino que lo que nos cautiva es la emoción de imaginarnos a nosotros mismos viviendo ese episodio. Pocas son las escenas de exteriores, esos hechos que se dan en pocas horas de una misma noche casi siempre dentro de la casa, eso permite jugar con el claroscuro y hacer que la atmósfera proceda del contraste de los puntos de luz reales que hay en la casa, usando en la fotografía tonos cálidos para los fondos y muy fríos para los personajes.

En Secuestrados Miguel Ángel Vives se muestra como un virtuoso, pero no se limita a un ejercicio de estilo que puedan gozar cahieristas y animales de ese pelaje, porque Vivas demuestra igualmente ser un excelente contador de historias. Eso es lo que le diferencia de Gaspar Noé con el que algunos se empeñan en compararle.  Irreversible (Irréversible,2002, Gaspar Noé) su ópera prima era igualmente un ejercicio de estilo, pero a nosotros nos transmitió la impresión de que primero había ideado el mecanismo narrativo (planos secuencia montados a la inversa de la secuencia temporal de los hechos) y luego pensó qué contar.  A la parte racional de Serendipia no le impresionó siquiera la violación de la Belluchi contada en un plano fijo de una duración que le pareció insoportable, no por la pretendida brutalidad (que ya estamos curtiditos en esto del cine) sino por el tedio que siempre siente cuando un director presume de epatador. Opinamos como Paco Limón que el director es quien debe estar al servicio de la historia y no la historia al servicio del lucimiento del director (os hablaremos de este director, más conocido en el extranjero que en España, en breve).  Y esa es la diferencia que separa a Vivas del argentino aficando en Francia: tenía un qué contar y luego buscó el cómo.

Otra influencia que se ha señalado es la de Michael  Haneke, reconocida por el propio Vivas. Es fácil que asociemos Secuestrados a Funny Games, pero si la segunda apuesta por una reflexión en abstracto sobre la violencia y su sentido, Secuestrados nos muestra lo concreto, si Funny Games le habla a nuestro cerebro, la película de Vivas nos golpea el estómago. En la contemplación abstracta podemos obtener un placer intelectual, pero frente a lo concreto lo que se estimula es nuestro pánico más visceral.  Con Secuestrados gozamos sufriendo.

Sitges 2010 ha sido una de las experiencias más intensas que ha vivido Serendipia (y así os lo hemos contado) no sólo por lo que pudo ver en las salas oscuras, pero también en ellas y A Serbian Film y Secuestrados fueron los bocados que más la deleitaron. ¿Será que Serendipia además de un ente casi mitológico es también un ser depravado? Se lo preguntaremos a la Señora Campoy :p

Categorías:Festival de Sitges

Serendipia’s Sitges Film Festival 2017. Palmarés y conclusiones

20 noviembre 2017 Deja un comentario

PALMARÉS SITGES 2017                            

(Fotos: Serendipia)

Sección Oficial Fantàstic Sitges 50
Mejor película: JUPITER’S MOON, de Kornél Mundruczó
Premio especial de Jurado: THELMA, de Joachim Trier
Mejor dirección: Coralie Fargeat, por REVENGE
Mejor interpretación femenina: Marsha Timothy, por MARLINA THE MURDERER IN FOUR ACTS
Mejor interpretación masculina: Rafe Spall, por THE RITUAL
Mejor guion: Joachim Trier y Eskil Vogt, por THELMA
Mejores efecto especiales: Ferenc Deák, por JUPITER’S MOON
Mejor fotografía: Andrew Droz Palermo, por A GHOST STORY
Gran premio del público: MATAR A DIOS, de Albert Pintó & Caye Casas
Mejor cortometraje: R.I.P, de Pintó & Caye
 Focus Àsia
A SPECIAL LADY, de Lee An-kyu
Mención especial: MARLINA THE MURDERER IN FOUR ACTS, de Mouly Surya
 Òrbita
Mejor película: THE BATTLESHIP ISLAND: DIRECTOR’S CUT, de Ryoo Seung-wan
Panorama Fantàstic
Mejor película: CREEP 2, de Patrick Brice
Panorama Documenta
Mejor película documental: 78/52, de Alexandre O. Philippe
 Anima’t 
Mejor película: TEHRAN TABOO, de Ali oozandeh
Mejor cortometraje: HYBRIDS, de Florian Brauch, Matthieu Pujol, Kim Tailhades, Yohan Thireau y Romain Thirion
Noves Visions One
DAVE MADE A MAZE, de Bill Watterson
Mención especial: KUSO, de Steve
Noves Visions Plus
Mejor película: DAWSON CITY: FROZEN TIME, de Bill Morrison
 Noves Visions Petit Format
 Mejor cortometraje: HOISSURU, de Armand Rovira
Premio de la crítica – José Luis Guarner 
Ex aequo
AS BOAS MANEIRAS, de Juliana Rojas y Marco Dutra
THE KILLING OF A SACRED DEER, de Yorgos Lanthimos
Premio Citizen Kane a la mejor dirección novel 
Coralie Fargeat, por REVENGE
Mejor película Discovery
BRIGSBY BEAR, de Dave McCary
Jurado Carnet Jove
Mejor película: A GHOST STORY, de David Lowery
Mejor película Midnight X-Treme: ANNA AND THE APOCALYPSE, de John McPhail
Premio Brigadoon Paul Naschy
CUERNO DE HUESO, de Adrián López
Samsung Sitges Cocoon
Mejor película: KNIVES, de Adam Cosco
Mención especial: RAY, de Rafael Pavón
Premio del público a la mejor película: ALTERATION, de Jérôme Blanquet
Méliès
Meliés de plata a la mejor película: THELMA, de Joachim Trier
Meliés de plata al mejor cortometraje: EXPIRE, de Magalí Magistry
Blood Window
MADRAZA, de Hernan Aguilar
Mención especial a la mejor actriz: Isabél Zuaa, por AS BOAS MANEIRAS
Premis SGAE Nova Autoria
Mejor cortometraje: CELEBRACIÓ, de Pau Cruanyes  y Gerard Vidal
Mejor guion: Anna Agulló, por UNA CAJA CERRADA
Mejor música original: Joan Masats, por SESGO, UNA HISTORIA DE PREJUICIOS Y GOLOSINAS
Mención especial: LA FUGA DE LOS 45, por Cristina Caamaño

CONCLUSIONES A UN MES VISTA

El festival de Sitges ha cumplido su cincuenta aniversario con una edición bastante similar a otras, ya sea en cuanto a invitados como en calidad media de la programación. Es más, Serendipia tiene la sensación de que quizás la selección de este año ha sido algo más floja que la de otros. Eso, naturalmente, no es achacable a la organización, faltaría más, sencillamente que la cosecha quizás no ha sido tan fructífera como aparentaba ser. Esta ha sido nuestra lista de visionados:

INAUGURACIÓN/CLAUSURA

The Shape of Water/The Lodgers

Dos magníficas cintas, en especial la de Guillermo del Toro, una maravilla para los sentidos que quizás dejó el nivel tan alto que para Serendipia todo fue, a partir de ahí, en descenso, especialmente durante el siguiente y tortuoso fin de semana.

OFICIAL COMPETICIÓN

The Battleship Island (Drama carcelario histórico)

Mom & Dad (Comedia fantástica)

Bushwick (Survival apocalíptico)

Thelma (Fantástico)

Sword Master 3D (Wuxia fantástico)

The  Villainess (Thriller)

Brawl in Cell Block 99 (Thriller/Drama carcelario)

El habitante (Terror)

Brimstone (Western con elemento sobrenatural  de fondo)

Salyut-7 (Survival espacial)

Matar a Dios (Comedia fantástica)

Errementari (Fantástico y terror)

Survival Family (Survival apocalíptico amable)

Before We Vanish (Ciencia Ficción)

Jupiter’s Moon (Fantástico)

Caniba (Documental)

Como vemos dentro de la sección oficial de los 16 títulos visionados por Serendipia tan solo la mitad, siendo generosos, puede entrar en la clasificación de género fantástico y de terror. Figurando entre ellos títulos que parecían estar en el lugar incorrecto, como el  francamente flojo El habitante, la única de terror, o Caniba, una propuesta que claramente se había escapado de Noves Visions Plus. Todos títulos en general correctos, con excepción de los dos señalados, e incluso alguno notable (como sería el caso de Thelma), pero ninguno totalmente maestro. Entre las películas de sección oficial que Serendipia tuvo ocasión de ver esta edición no hubo una The Neon Demon, Raw, The Handmaiden, The Invitation, The Witch, It Follows, Maps to the Stars, Babadock, Only Lovers Left Alive, The Congress, Antiviral, Chained, Cosmopolis, Drive, Melancholia, Hara Kiri, Guilty of Romance, Secuestrados, A Serbian Film, por citar solo algunas de las memorables de otros años, o al menos Serendipia no tuvo el placer de encontrárselas.

OTRAS SECCIÓNES

El terror y el fantástico más “tradicional” que pudimos ver en nuestra selección parecía refugiarse, casi de forma caprichosa en algunos casos, en otras secciones como Oficial Fantástic fuera de competición, Muse, Annabelle Creation, La piel fría, What Happened to Monday? (en esta categoría, por cierto, se proyectó Gloves Off , drama pugilístimo sin transfondo fantástico, que no se sabía bien qué hacía en un festival como el de Sitges); Panorama, Replace; Sesión Especial, The Bad Batch, MarrowBone Órbita, Wind River, Le serpent aux mille coupures, Sweet Virginia, (tres magníficos y atmosféricos thrillers). E incluso propuestas demasiado comedidas para la sección Noves Visions  en la que se encontraban enmarcadas, como Purgatoryo, The Book of Birdie, A Gentle Creature y Dave Made a Maze , que en nuestra opinión posiblemente hubieran encajado, sobre todo la última (una de las más remarcables de esta 50 edición), sin ningún problema en la Sección Oficial.

AMBIENTE E INFRAESTRUCTURA

Por cierto… ¿Y las Marías?

El festival de Sitges no ceja en su empeño de lanzar el mensaje de que este festival está organizado para el público. Es cierto que el público es quien levanta (además de la calidad de la programación, claro) los festivales,  pero también les puede llevar a morir de éxito cuando complacer su demanda les suponga desvirtuar el espíritu original del certamen. Y Sitges debería estar especialmente dirigido, por su fidelidad, al público del fantástico, y no tan solo al público en abstracto, al generalista, que señala fechas concretas de Sitges como lo hace con cualquier otra actividad más en su agenda, pendientes sólo de lucirse después en instagram. Los amantes del fantástico son los  que fielmente acuden durante todo el certamen o al menos a la mayor parte posible del mismo (y no sólo los domingos y otras fiestas de guardar). Y lo hacen año tras año, no siguiendo tendencias o modas,  ya solo organizar su cita (sus películas y sus actividades más preciadas) hace que sea este el evento que esperen con más ilusión durante todo el año. Cierto es, además, que gran parte de estos fans del fantástico está compuesto por abonados, industria y prensa de blogs, fanzines y páginas web, que a fin de cuenta son los medios ‘especializados’. Apostar así, en abstracto, por los números es apostar, a la larga, al caballo perdedor. Y eso es algo que deberían saber muy bien los responsables del festival, pues ellos han salido de este caldo de cultivo compuesto por fans y prensa alternativa.

Pasando a las infraestructuras, las salas han cumplido con sus objetivos. Tramuntana se ha consolidado consiguiendo que el espectador pueda jugar con esta sala y l’Auditori para organizarse sus jornadas cinéfagas sin tener que darse largos paseos del pueblo al Melià… y viceversa. También ofrece la oportunidad de ver propuestas pertenecientes a secciones como Noves Visions, que en su mayor parte se acostumbran a ofrecer en el Prado sala que, por cierto, ha hecho una magnífica remodelación con nuevas y confortables butacas pero siempre, tal y como nos puntualizó el dueño, respetando los magníficos frescos y el sabor de sala clásica. Allí comenzó todo y allí también hubo una jornada de homenaje, fechas antes de comenzar el festival, durante la cual se proyectó la primera película que se ofreció en la primera edición del Festival de Sitges, Aelita (Yakov Protazanov, 1924). Ella fue la primera.

Por su parte l’Auditori y por ende el Melià continúa siendo LA sala por autonomasia de la Sección Oficial y el lugar donde se concentra el glamour festivalero a base de cócteles, photocalls y todas esas actividades que este año han sido más numerosas, suponemos que por su cincuentenario. O al menos a Serendipia se lo ha parecido, pues se ha chocado en más ocasiones con eventos de este tipo.

De nuevo se ofrecieron y potenciaron las 3D Experience, propuesta que todavía está en fase de crecimiento pero que, quien sabe si de aquí a pocos años, revolucionará el entretenimiento cinematográfico, sobre todo doméstico. Estamos seguros de que la industria pornográfica ya está poniéndose las pilas… Delante de l’Auditori podían verse y vivirse diversos cortos en este sistema de entre los cuales destacó, por encima de todos, Campfire Creepers: The Skull of Sam (2017), dirigido por Alexandre Aja e interpretado por Robert Englund, una terrorífica experiencia en la cual el espectador era una víctima más.

Cine, mucho cine, pues Serendipia como ya es habitual se concentró en ver muchas películas, pero también hubo lugar para eventos y presentaciones de libros, de entre las cuales brilló la protagonizada por David J. Skal y su Algo en la sangre, la magnífica biografía de Bram Stoker que ha editado EsPop Ediciones y que tenemos en nuestra mesita esperando, ansiosamente, su turno de lectura. Serendipia también pudo hablar brevemente y ofrecer un presente a Guillermo del Toro, uno de sus directores de cabecera, y William Friedkin bromeó con nosotros. También conseguimos algunos bonitos autógrafos y, sobre todo, buenos ratos con amigos. Vivencias  y momentos que se perderán en el tiempo… como lágrimas en la lluvia… pero por lo pronto… ¡Que nos quiten lo bailao!

¡¡Nos vemos en  Sitges 2018 (si nos dejan…)!!

 

Categorías:Festival de Sitges

VAMOS DE ESTRENO (o no) * Viernes 3 de febrero de 2017 *

EL DÍA MÁS FELIZ EN LA VIDA DE OLLI MÄKI  (Hymyilevä mies, Joho Kuosmanen, 2016)

Finlandia /Suecia / Alemania Duración: 92 min. Guión: Mikko Myllylahti Música: Laura Airola, Joonas Haavisto, Miika Snåre Fotografía: Jani-Petteri Passi (B&W) Productora: Aamu Filmcompany / ONE TWO Films / Tre Vänner Produktion AB Género: Drama

Reparto: Jarkko Lahti, Eero Milonoff, Oona Airola, Joonas Saartamo, Olli Mäki, Mika Melender, Raija Mäki, Joanna Haartti, Niklas Hyvärinen, Pia Andersson,Deogracias Masomi, Jarmo Kiuru, Marko Wilskman, Shamuel Kohen, Antti Naakka
Sinopsis: En el verano de 1962, Olli Mäki (Jarkko Lahti)  tiene la oportunidad de hacerse con el título de campeón del mundo de boxeo en la categoría de peso pluma. Desde la campiña finlandesa hasta las intensas luces de Helsinki, todo está preparado para su fortuna y gloria. Lo único que Olli debe hacer es perder peso y concentrarse. Pero hay un problema: se ha enamorado de Raija (Oona Airola).

Finlandia, bello poema sinfónico de apenas ocho minutos con dos partes bien diferenciadas, una introducción lenta (andante) y un allegro, mediadas por un pequeño pasaje de transición. Trágica y solemne se inicia Finlandia para mutar hasta su victorioso final. Durante casi toda su extensión se desarrolla un ritmo y estilo turbulentos, con gran carga orquestal, simbolizando la opresión y lucha del pueblo finés, finalizando en un himno de esperanza.

el-dia-mas-feliz-en-la-vida-de-olli-maekiSibelius como cantor del alma finesa de la que pocas manifestaciones  llegan a nuestra Europa meridional. Por eso debemos estar agradecidos a Surtsey Films por acercarnos esa exquisita  opera prima que es El día más feliz en la vida de Olli Mäki bien definida en Variety como: “una fábula que celebra la sencillez por encima de la ambición, la recompensa emocional por encima del botín de la Victoria”.

Finlandia, país de los mil lagos;  ver danzar una piedra sobre sus aguas cristalinas equivale a acariciar con las yemas la paz de las emociones compartidas. Locus amoenus con connotaciones de Edén, a través de Olli (Jarkko Lahti) y Raija (Oona Airola) accedemos al remanso del alma en el que todavía creemos en la inocencia y cuestionamos las nociones de éxito y fracaso que baraja nuestra sociedad. La derrota puede ser una victoria si nos alcanza por haber priorizado la paz íntima por encima de la fama en nuestras vidas. El día más feliz en la vida de Olli Mäki es un canto a la humildad y la armonía simbolizadas por el pequeño pueblo de Kokkola (por alguna razón en nuestro interior este debut en el largo nos hace recordar Mi dulce pueblecito de Jirí Menzel) frente al mundo frívolo de las apariencias simbolizado por la capital.

El sucio blanco y negro (esa fotografía con grano que le concede textura de documento) de la película de Kuosmanen nos sitúa magníficamente en el gris de esa época (1962) y de ese lugar (Helsinki). Con actores que se desenvuelven de manera muy natural, sencilla, retratando a esos dos seres enamorados que tan solo quieren vivir un vida normal en su pueblo, donde él es panadero y no deportista de élite. Con saludables y simpáticos apuntes de comedia, esta exótica cinta nos narra un relato de boxeo exento de todo  el dramatismo (y más aún del triunfalismo), al que nos tiene acostumbrados el cine norteamericano. Un relato que trasciende su propio argumento para llevarnos a interrogarnos sobre los valores que deben regir nuestras vidas.

Premios
Festival de Cannes: Mejor película (Un Certain Regard)
Premios del Cine Europeo: Premio FIPRESCI
Satellite Awards: 2 nominaciones incluyendo mejor película de habla no inglesa

 

URBAN HYMN (Michael Caton-Jones, 2015)

UK Duración: 114 min. Guión: Nick Moorcroft Música: Tom Linden Fotografía: Denis Crossan Productora: Eclipse Films / Powder Keg Pictures Género: Drama

Reparto: Shirley Henderson, Letitia Wright, Isabella Laughland, Ian Hart, Steven Mackintosh,Shaun Parkes

urban_hymnSinopsis: Enmarcada en los disturbios ocurridos en el Reino Unido durante el verano de 2011, Urban Hymn narra las vivencias de una problemática adolescente de color que debe elegir si en el futuro quiere seguir metida en problemas junto a su mejor amiga o si, por el contrario, decide hacer caso a su asistenta social e iniciar una prometedora carrera musical.

En todos lados nos encontramos arrabales, extrarradios de los que nadie se ocupa, pero en los que a veces, tan solo poniendo un poco de cuidado, pueden hallarse perlas. Tan solo hace falta buscarlas y una vez encontradas, sacarles brillo. Eso es lo que intenta en esta producción británica Kate (Shirley Henderson), con la problemática Jamie (Letitia Wright), una adolescente que ha perdido a su madre víctima de una sobredosis de heroína. Amante del Northern Soul, legado musical heredado de su madre, Jamie encontrará en esos viejos discos y en la música la válvula de escape de una sociedad que acepta cuidarla hasta la mayoría de edad, aunque ignorando sus intereses. Catón-Jones, director con la mayoría de su producción realizada en Hollywood, hace un alto para volver a su país natal y dirigir esta pequeña pero eficaz cinta. Cercana en algún momento al folletín, pero alejándose de mensajes musicales triunfistas, Urban Hymn tiene su grandeza en sus actrices. Carentes de glamour, que no de encanto. Gente normal, que no es poco, que quiere superar sus pérdidas, trascender por encima de sus problemas. La prolífica Shirley Henderson borda una magnífica actuación y Letitia Wright consigue ofrecernos un personaje repleto de facetas, posiblemente más de las que tendrá ocasión de ofrecernos en la próxima cinta Marvelita, Black Phanter.

 

HOTEL EUROPA (Smrt u Sarajevu, Danis Tanovic, 2016)

Francia/Bosnia Herezegovina Duración: 85 min. Guión: Danis Tanovic (Obra: Bernard-Henri Levy) Música: Mirza Tahirovic Fotografía: Erol Zubcevic Productora: Margo Films / SCCA/pro.ba Género: Drama

Reparto: Snezana Markovic, Izudin Bajrovic, Vedrana Seksan, Muhamed Hadzovic, Faketa Salihbegovic, Edin Avdagic Koja, Jacques Weber, Aleksandar Seksan

hotel-europaSinopsis: En el hotel Europa, uno de los más grandes de Sarajevo, van a recibir a una delegación de diplomáticos europeos para conmemorar el centenario del atentado que inició la Primera Guerra Mundial. En las cocinas se prepara una huelga de los trabajadores, que llevan dos meses sin cobrar. Mientras tanto, una periodista filma un programa de televisión en la azotea y un hombre ensaya un discurso en su habitación.

Otra nueva e intensa visión al eterno conflicto de los Balcanes, como en su día lo fue la incomprendida A Serbian Film (Srpski film, Srdjan Spasojevic, 2010), situando en esta ocasión a los peones en un  hotel cercano a donde se produjo el atentado de Sarajevo que dio origen a la Primera Guerra Mundial. Tanovic dará mucha vitalidad a la cinta mediante largos planos secuencia en los que la cámara perseguirá alternativamente a los dos personajes que pasearán por todo el hotel, de la terraza a los sótanos y por todas las secciones: el gerente y la gobernanta.

Las diferentes entrevista a historiadores de ambos bandos que realizará una periodista intentarán situarnos en la problemática que ha movido a enfrentarse periódicamente a estas zonas europeas. También demostrarán que la herida sigue dolorosamente abierta y no dejará mucho lugar a la esperanza (¿dónde estará el Palacio de invierno en nuestro convulso ahora?), solo a perpetuar los errores. Los horrores.

 

RESIDENT EVIL: EL CAPÍTULO FINAL (Resident Evil: The Final Chapter, Paul W. S. Anderson, 2016)

FRANCIA/ALEMANIA/CANADÁ/AUSTRALIADuración: 106 min. Guión: Paul W.S. Anderson Música: Paul Haslinger Fotografía: Glen MacPherson Productora: Screen Gems / Capcom Company / Capcom Entertainment / Constantin Film International Género: Terror.

Reparto: Milla Jovovich, Li Bingbing, Ali Larter, Ian Glen, Shawn Roberts, Ruby Rose, Eoin Macken, Willian Levy, Fraser James, Rola

resident_evil_the_final_chapter-767602682-largeSinopsis: La humanidad está agonizando tras la traición sufrida por Alice (Milla Jovovich) a manos de Wesker. Alice deberá regresar a donde la comenzó la pesadilla -Raccoon City-, ya que allí la Corporación Umbrella está reuniendo fuerzas antes de un último ataque a los últimos supervivientes del apocalipsis. En una carrera contra el tiempo, Alice tendrá que unir fuerzas con viejos y con un inesperado aliado en una batalla contra hordas de zombis y nuevos monstruos mutantes. Será la aventura más difícil de Alice para salvar a la humanidad, que está al borde de la extinción.

Una vuelta a casa, al origen de la saga Residen Evil para ¿despedirse?, bueno, digamos que eso quedará un tanto en el aire, aunque desde luego esta sexta entrega cerrará varias subtramas heredadas de anteriores episodios. Pero no se alarmen si no tienen las otras películas todo los frescas que podrían, o incluso si no las han visto, pues Paul W. S. Anderson pondrá al día al espectador en un prólogo previo a la acción, situada en un mundo en ruinas, apocalíptico, en el que Alice (la siempre estupenda Milla Jovovich), tendrá que sobrevivir y luchar contra horribles mutaciones que irá encontrando en su viaje a ninguna parte. Lo peor de estos seres y estas luchas es que se desarrollan a tal velocidad que no se nos permite verlas todo lo bien que nos gustaría. Un mal desgraciadamente común en el último cine de acción y que echa a perder magníficos maquillajes, efectos y coreografías. Anderson vuelve a repetir con Resident Evil, saga de la que ha realizado todos sus guiones y dirigido cuatro, todas protagonizadas por su esposa Milla, pieza imprescindible en esta simpática saga que ha logrado algo tan difícil como es trascender sobre el video juego en el que se basa mediante acción, mucha acción, monstruos putrefactos y fabulosas patadas voladoras. Para incondicionales de la saga y para pasar un buen rato. No engaña a nadie.

 

 

Categorías:VAMOS DE ESTRENO

Extinction, mi decepción personal

Han pasado cinco años desde que Secuestrados fuera la película revelación de Sitges (aplauso de público y crítica que no fue recogido por el palmarés). Escribí entonces sobre ella en contraste con A Serbian Film y este fue mi juicio: “En verdad, Secuestrados es mucho más extrema que A Serbian Film, la experiencia del espectador es mucho más sangrante, porque los personajes de la cinta española son nuestros semejantes, cada uno de nosotros sabe que podría pasarle lo mismo a él y todos los mecanismos de transferencia se encienden: sufrimos el mismo miedo y la misma angustia que ellos padecen. Esa empatía se da gracias al enfoque que da Vivas quien busca ponernos cara a cara con el terror en directo porque más que historia hay acción y nosotros podríamos ser sus sujetos. (…) Con Secuestrados gozamos sufriendo”. Pura acción, con ritmo envidiable y jugando al verismo en todo momento, el segundo largo de Miguel Ángel Vivas le confirmaba como un director al que habría que seguirle la pista, un director del que esperar grandes cosas.

extinction-cartelTras su paso por televisión (Cuéntame un cuento:los tres cerditos), Vivas vuelve a ponerse detrás de las cámaras de cine conExtinction. Basada en la novela Y pese a todo de Juan de Dios Garduño, la película que nos ocupa se mueve casi en las antípodas deSecuestrados. Si allí lo que primaba era mostrar unos acontecimientos terroríficos, en esta nueva película el drama pasa por delante de la acción durante todo su cuerpo central. Este cambio de registro no es, sin embargo, el que hace que no se alcance el listón de Secuestrados, el eclecticismo no es un mal (ni quien escribe esto es una a fanática del horror), al contrario muchas veces de la mixtura de géneros nacen obras excepcionales que lo son especialmente por su carácter de híbrido. El problema es otro.

“Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne”, así de rotundo es el principio de esa pequeña joya que es El Túnel de Ernesto Sabato. No es la primera vez (ni será la última) que hablo sobre la importancia vital de la primera frase de un relato: de su contundencia depende el interés que va a despertarnos la obra. La primera frase se nos ha de quedar grabada con fuego y ha de hacernos sentir la imperiosa necesidad de saber más sobre la historia. Es en ella donde el relato se juega su capacidad de conmovernos. De una película post-apocalíptica que va a contarnos la difícil supervivencia de quiénes no han perecido víctimas de la infección letal, esperamos que nos impacte su prólogo, sobre todo si viene de la mano de Vivas. Y ahí está el principal defecto deExtinction, su primera escena, aunque sea de acción, no nos arrebata, no nos pega a la silla con la respiración entrecortada. Dicen los expertos en novela negra que el punto de partida ha de ser poner un cadáver sobre la mesa, o, lo que es lo mismo, un golpe seco al estómago. Y Vivas dilata la presentación, no desmesuradamente, pero sí con la suficiente demora que nos lleva a desentendernos de los personajes.

Extinction 2

No entramos en el juego, eso es lo que lastra a Extinction, y es un lastre fatal para una película que va a entretenerse minuciosamente en el drama íntimo de sus personajes. No empatizamos con ellos lo suficiente como para que nos interese su conflicto. Así que el esfuerzo por construir unos caracteres con un mínimo de profundidad psicológica, cae en saco roto. De poco sirve que la intriga sobre qué ocurre entre ellos este correctamente llevada, que la cámara se entretenga en planos preciosistas o que el concept art de sus monstruos sea visualmente efectivo. La película no remonta, no nos contagia la mayor o menor desesperación de los protagonistas, al contrario conforme avanza nos van importando todos menos.

extinction 3

En el lado negativo del filme, al no totalmente logrado prólogo, hay que sumarle el bache que se produce tras el punto de inflexión de las relaciones narradas. Una ligera pérdida de ritmo que hará que resulte un tanto forzada la llegada del clímax final. Clímax que es sin duda el mejor segmento del filme. Porque no todo es fallido en la película, además de aprobar la resolución del tercer acto, es acertado su reparto en el que destaca especialmente la pequeña Quinn McColgan sobre la que recae el núcleo de la trama y es la fuerza motriz que desencadena el arco de transformación del resto de personajes. Sus pocos años no le impiden soportar ese peso y nos regala la actuación más convincente de la cinta. Vivas se muestra más inspirado en la dirección de actores y eso salva la dignidad del filme.

extinction 4

En conclusión, y pese a sus inconvenientes, Extinction no es una película despreciable, pero a quien esto escribe se le antoja que da menos de lo esperado. Es meritorio tratar de alumbrar un punto de vista distinto a las casi clónicas películas de infectados, pero no acaba de cuajar su intento de mostrarnos un mundo post-apocalíptico desde los ojos de sus supervivientes y su dramas íntimos. La sombra de The Road (John Hillcoat, 2009), que partía de la excelente novela homónima de Cormac McCarthy, se asoma entre nuestros referentes y eso es algo que aún pone de mayor relieve las insuficiencias de la obra de Vivas. Sobre Extinction se extiende, pues, el pesado manto de la película que pudo haber sido y no fue.

Kenneth Branagh’s Cenicienta

maxresdefaultLa cámara no cesa de moverse enamorada como está de los planos con grúa, los planos cenitales, los contrapicados, los travellings constantes que muchas veces describen un movimiento circular. La música acompaña a estos movimientos coreográficos subrayando sus momentos líricos y dando aún mayor ampulosidad a los más climáticos. A todo ello hay que sumarle un reparto multirracial, aunque sea sólo para algunos secundarios y la mayoría de figurantes, como indicando que en los cuentos populares (pero al igual que las obras shakaspearianas) todos los colores tienen cabida. Y todo aderezado por un montaje ágil que se vuelve vertiginoso en los episodios más relevantes de la trama. Aunque no lo hubiéramos sabido antes de entrar a la proyección, habríamos descubierto igual que estábamos ante una obra de Kenneth Branagh y su inseparable Patrick Doyle en la partitura.

poster-cenicienta-y-el-principe-encantadorTodo empezaba en 1989, cuando éramos tan jóvenes que no habíamos cumplido ni la treintena. Enrique V fue una ópera prima arrolladora, tanto en lo que ha interpretación se refiere (imborrable la arenga anterior a la batalla de Angincourt), como al trabajo de dirección y puesta en escena (igualmente imborrable la secuencia posterior a la batalla rodada en un sólo plano de casi seis minutos mientras suena el Non Nobis and Te Deum). Fue un director novel revelación, con dos nominaciones a los Óscars de aquel año, y muchos quedamos rendidos a su obra. Vino después la década de los noventa y con ella los títulos más importantes de su carrera, entre los que me costaría elegir uno, aunque siempre me quedaré con Morir todavía porque recibió muchos palos, pero ha sido reivindicada después. Le seguí fielmente hasta Trabajos de amor perdidos, otra pieza mal comprendida en su momento, con la que entrábamos en el nuevo siglo y milenio. Esa década en la que parece que ni Branagh ni yo atravesamos nuestros mejores años. Después le recuperé en Thor, para mí un feliz reencuentro, aunque también nos quedamos prácticamente solos en este blog defendiéndola.

Y ahora, después de la muy alimenticia Jack Ryan: Operación Sombra, vuelve a brindarnos una pieza con sello propio. La nueva Cenicienta de Disney es también la Cenicienta de Branagh. La historia la conocemos todos perfectamente, de modo que lo que nos interesaba es cómo la habría resuelto el director. Sobre todo en los puntos clave como el del hechizo del hada madrina para la que ya Disney en la versión animada de 1950 había creado un hito que ha pervivido en el recuerdo:

Branagh no ha escatimado recursos y ha compuesto una secuencia de transformación notable, incluso superior a la citada. Y lo ha hecho por partida doble, porque al desencantamiento le ha dado un tratamiento tanto o más climático aún. Cenicienta en manos del británico se ha convertido en una de esas películas que acumulan pasajes memorables en su metraje. A los ya mencionados hay que sumarle la secuencia del baile, un vals de coreografía perfecta en el matrimonio de música e imágenes, y, sobre todo, el primer encuentro de la joven con el príncipe en el bosque, ese flechazo rodado con un travelling circular que nos hace recordar el de Vértigo. Si bien puede decirse que las partes superan al conjunto, el filme nos da lo que cabía esperar, porque ya sabemos de antemano que la versión sangrienta de los hermanos Grimm (las hermanas se cortan los dedos del pie para que les quepa la zapatilla de cristal) no es la que va a ser adaptada. Al contrario, sabemos  que vamos a estar ante un cuento de hadas contado al modo en que los cuenta Disney: repleto de candor y perfectamente maniqueo. Así, el cuarto de hora inicial es puro almíbar no apto para espectadores “diabéticos”, que abominen de la ternura cuando es empalagosa. ¿Puede valer eso como fallo? No, porque es el tono que su público natural va a pedirle. Rasgarse las vestiduras por ello resulta tan absurdo como hacerlo porque en un festival de cine de terror se muestren escenas de inusitada crueldad (¿recuerdan la polémica con A serbian film? Pues eso).

No creo que  vaya a incluir esta película en el top ten del año (mal tendría que darse el género en estos meses como para tener que hacerlo), pero sí la he visionado con satisfacción. Y sé perfectamente que donde yo encuentro valores, que haya rodado un cuento popular como si fuera una obra de Shakaspeare, otros verán defectos. Muy probablemente se acuse de nuevo a Branagh de megalómano, de perpetrar un espectáculo operístico en el peor sentido del término. Para mí, en cambio, es toda una lección de estilo que sabe volver emocionante un tema que ya tenemos muy sabido y que, en principio, no pensábamos que iba a sorprendernos (anecdótico, pero sintomático, es que en el pase de prensa se haya oído algún aplauso en el momento en que la protagonista se calza la zapatilla de cristal).

CINDERELLA

El trabajo de Branagh viene además apoyado por el de un equipo técnico en estado de gracia. Especial mención a la fotografía de Haris Zambarloukos que llega en ocasiones a dotar de textura de animación a la película. Igualmente al vestuario de Sandy Powell y el diseño de producción de Dante Ferretti Y, por supuesto, no podemos olvidar a Doyle porque su música aporta alma al relato. Sobre el score comentan en Mundobso: “tras demasiados años diluido (con honrosas excepciones) en la música industrial de Hollywood, Patrick Doyle vuelve a ser Patrick Doyle en una esplendorosa creación donde se explaya con poderosas melodías que son cautivadoras pero también explicativas, esto es, que además de llenar y gustar, explican en sí parte de la historia narrada en el filme. El tema principal, el de Cenicienta, es excelente: un tema que tanto se contrae para exponer las íntimas emociones del personaje como también se expande para iluminar todo su alrededor. Es una melodía que conoce algunas transformaciones que van relatando a la muchacha y que debe encontrar su camino entre otras músicas deliberadamente aparatosas, vienesas, muy elegantes pero básicas (en tanto el tema principal es elaborado y dinámico), para el entorno palaciego, y también algunas músicas para la oscuridad y lo dramático (igualmente grandiosas). Todo ello, combinado, da lugar a una banda sonora imponente, sólidamente estructurada y desarrollada, que es un festín musical a lo grande… y el relato complementario enfatizado y matizado del cuento eterno”.

Eso es lo que es Cenicienta: un cuento eterno, dulcísimo, que rehuye cualquier tipo de ironía. Y eso, a día de hoy, cuando el cinismo y los haters son tendencia, es toda una provocación.

Categorías:TRAILERS RECOMENDADOS

I Muestra de cine “Lo + prohibido” en Artistic Metropol

12 enero 2014 2 comentarios

Cuantas veces habrán escuchado cosas como: “Que sádico eres. No entiendo como te pueden gustar estas películas” o incluso “¿Pero de donde sacas estas cosas? Se nos tacha de bichos raros por buscar más. Escarbar más y llegar lo más lejos posible en experiencias cinéfilas. Y es que fuera de lo anecdótico, en Proyecto Naschy no nos gusta la censura. Todo el mundo debería ser libre de ver lo que deseé mientras no perjudique a los demás. Nadie está obligado a visionar cosas que le resulten desagradables en una pantalla, pero tampoco se debería prohibir verlas a quien lo deseé. La definición de evasión o espectáculo está abierta a muchas formas de entenderlo. Todo es cine. Y todo es (o debería) ser libre. Por eso nos encanta este ciclo que se inicia este próximo fin de semana en el madrileño Artistic Metropol dedicado a un cine que, en algunos casos ha estado perseguido. Y no, no piensen que hablamos de hace mucho tiempo y de un país remoto. Hablamos de películas, como es el caso de una de las proyectadas en este ciclo, que han estado prohibidas en un festival y por cuyo pase se procesó y se llevó a juicio a todo un director de festival de cine. Todo ello fue hace muy poco y en España, tal y como lo contamos y seguimos en este blog. Por eso, nos encanta que estas películas puedan verse en libertad y en pantalla grande. Cine transgresor, violento, distinto. Pero ante todo cine y… libre.

Que ustedes las disfruten.

I MUESTRA DE CINE (2)

El próximo fin de semana en ARTISTIC METROPOL está PROHIBIDO PROHIBIR. Una muestra de cine de culto con los mejores títulos prohibidos, transgresores, canallas e impactantes firmados por directores consagrados de la talla de Pier Paolo Pasolini, Marco Ferreri, John Waters , Umberto Lenzi o prometedores como Pascal Laugier y Srdjan Spasojevic. Los prohibieron, los censuraron, los denunciaron, querían acabar con ellos. Pero, ¿quien puede acabar con la CULTURA?. En Artistic Metropol no nos gustan las prohibiciones, ni la censura. El cine como arte de expresión tiene que tener libertad absoluta de exhibición y cualquier propuesta cultural debe tener su espacio libremente.

I MUESTRA DE CINE “LO + PROHIBIDO”. ENTRADAS A LA VENTA.
Disponibles ABONOS y ENTRADAS POR PELÍCULA.
Precios: ABONOS: 15,00 € (8 películas), SESIÓN: 3,95 €
https://www.ticketea.com/abonomuestra/
Programación:
* Viernes 17 a las 20.15 h PINK FLAMINGOS (1972) de John Waters. con Divine y Danny Mills. Babs Johnson (Divine), una guarra que vive con su gorda madre y su hijo en una caravana, acaba de ser nombrada la persona más inmunda del mundo por un periódico local. Pero los Marble, un matrimonio que, entre otras cosas, vende heroína en los colegios y venden bebés a lesbianas, no pueden consentir que Divine les supere en suciedad y depravacion, así que deciden tomar cartas en el asunto… Un filme no apto para mentes sensibles que contiene pornografía, canibalismo, escatología y zoofilia, entre otras cosas.
https://www.ticketea.com/muestra-de-cine-lo-prohibido/
* Viernes 17 a las 22.15 h CANNIBAL FEROX (1981) de Umberto Lenzi. con Giovanni Radice. Una antropóloga, acompañada de su hermano y una amiga, viajan al Amazonas para realizar unos estudios sobre una tribu supuestamente caníbal. Las cosas se complican cuando se encuentran en la selva con un despiadado traficante de drogas.
https://www.ticketea.com/cannibalferox/
* Sábado 18 a las 16.15 h HISTORIA DE RICKY (1991) de Ngai Kai Lam. con Siu-Wong Fan. Basada en el manga Riki-Oh, la acción transcurre en el año 2001 cuando Ricky es enviado a una prisión futurista por equivocación. Allí, no puede controlar su ira ante el cruel trato que los presos reciben de Cobra, un malvado guardián cuyos compinches son los peores elementos de la prisión. Cuando Ricky empieza a investigar, sus amigos aparecen brutalmente apalizados y habiendo sido torturados hasta morir.
https://www.ticketea.com/historiadericky/
* Sábado 18 a las 18.15 h SALO O LOS 120 DÍAS DE SODOMA (1975) de Pier Paolo Pasolini. En una mansión, cuatro señores se reúnen con cuatro exprostitutas y con un grupo de jóvenes de ambos sexos, partisanos o hijos de partisanos, que han sido hechos prisioneros. Nadie en la casa puede eludir las reglas del juego establecidas por los señores; toda transgresión se castiga con la muerte. Además, ellos gozan de la facultad de disponer a su antojo de la vida de los cautivos.
https://www.ticketea.com/saloolos120diasdesodoma/
* Sábado 18 a las 20.15 h LA GRAN COMILONA (1973) de Marco Ferreri. con Michel Piccoli. Polémica película que narra como cuatro personas se reúnen en una casa para suicidarse en una orgía de comida y sexo. Cuatro amigos unidos por el hedonismo y el tedio más absoluto se reúnen en una mansión con la idea de suicidarse comiendo sin tregua. Pronto añaden a la gula otro pecado capital: la lujuria, y así empiezan a llegar las prostitutas. El sexo obsceno se entremezcla con los cerdos, los quesos, los jamones y el caviar… y cuando todos están cebados, comienzan las deserciones.
https://www.ticketea.com/lagrancomilona/
* Sábado 18 a las 22.30 h A SERBIAN FILM (2010) de Srdjan Spasojevic. Milo, una estrella del porno ya retirada que vive con su mujer y su hijo, está pasando por apuros económicos. Una cita con una antigua compañera de rodaje, la pornostar Layla, le presenta la oportunidad de trabajar con un tipo llamado Vukmir en su nueva película de porno experimental. Milos acaba aceptando sin saber exactamente lo que va a rodar y acaba sumergido en una tormenta de depravación violencia, snuff, pedofilia, y drogas que lo dejan en un abismo de locura…
https://www.ticketea.com/aserbianfilm/
* Domingo 19 a las 20.15 h MARTYRS (2008) de Pascal Laugier. con Mylène Jampanoï. En Francia, a comienzos de 1970, Lucie, una niña desaparecida un año antes, es vista mientras camina por una carretera. Se encuentra en estado catatónico y es incapaz de contar nada de lo que le ha sucedido. La policía no tardará en hallar el lugar donde ha estado prisionera: un antiguo matadero. Lo que pudo pasar en ese lugar y cómo la niña consiguió escapar es lo que se trata de averiguar.
https://www.ticketea.com/martyrs/
* Domingo 19 a las 22.15 h PELICULA SORPRESA DE CLAUSURA.
https://www.ticketea.com/peliculasorpresa/
TODAS LAS PELÍCULAS SE PROYECTAN EN V.O.S.E.

1 carteles

Categorías:Z CAJÓN DESASTRE

Llega el Festival de Cine de Terror de Molins de Rei cargado de buen cine

25 octubre 2013 Deja un comentario

El próximo martes día 29 arrancará la 32 edición del Festival de Cine de Terror de Molins de Rei. El veterano certamen llega cargado de buen cine de género con varias premieres entre sus seleccionadas a competición, cosa que nos habla de la buena salud de la que goza y, sobre todo, de su crecimiento como festival. Lo que empezó siendo una maratón de 16 horas hace ya cuarenta años se ha convertido con el paso del tiempo en un marco de referencia que opta este año como candidato a su adhesión a la Federación Europea que le permitirá entregar premios Méliès en próximas ediciones.

CARTELL2013WEBCon un presupuesto de 25.000 euros (una dotación modesta), esta edición encara como leit motiv la censura en el cine de terror, con lo que el festival se arrancará la espinita clavada en el 2010 por la imposibilidad de proyectar la polémica A Serbian Film. La película llega por fin a la pantalla de La Peni dentro de la retrospectiva dedicada a esas cintas de género que padecieron los pesares de la censura. Molins se convierte pues en un escenario idóneo para recuperar esas películas que no tuvieron difusión y que siguen siendo, lamentablemente, difíciles de visionar. Junto a la retrospectiva, tendrá lugar una mesa redonda en la que representantes de la industria, la crítica y la creación, se reflexionará sobre este peliagudo tema. Una actividad, la de la mesa redonda, que será la primera vez que podrá gozarse en el festival.

Molins amplia, pues, sus actividades paralelas, pero no descuida la estrella: sus célebres doce horas de terror, en las que se combinarán los lanzamientos de óperas primas, las películas divertidas y festivaleras y aquellas otras más artísticas y difíciles. Un bocado apetitoso en el que no faltarán las performance que distinguen a esta maratón.

Molins

En suma, cinco días a tope que no os podéis perder. Os dejamos con el programa detallado. Para más información no dudéis en consultar la página del propio festival: http://www.terrormolins.com/fest/curts-finalistes-mes-pelis-i-lspot/

Martes, 29 de octubre

17:00h – Inauguración Sección Oficial a Competición: FOUND [Premier Española]

19:00h – Mesa Redona: La CENSURA en el Cine de Terror (En el Bar La Peni)

20:30h – Sección Oficial a Competición: SAFARI [Premier Europea]

22:00h – Retrospectiva CENSORED: A SERBIAN FILM (Srdjan Spasojevic, 2010)

Miércoles, 30 de octubre

17:30h – Retrospectiva CENSORED: DAWN OF THE DEAD (George A. Romero, 1978)

19:30h – Sección Oficial a Competición: THE DEMON’S ROOK

21:30h – Sección Oficial a Competición: 2/11 DIA DE LOS MUERTOS [Premier Europea]

Jueves, 31 de octubre

17:30h – Retrospectiva CENSORED: MEN BEHIND THE SUN (Tun Fei Mou, 1988)

19:30h – Sección Oficial a Competición: ACROSS THE RIVER

21:45h – Sección Oficial a Competición: DISCOPATH [Premier Catalana]

Viernes, 1 de noviembre

17:00h – Sección Oficial Fuera de Competición: LOS INOCENTES (Gratuita)

20:00h – Sesión Cortometrajes a Competición I: Semifinalistes

22:00h – Sesión Cortometrajes a Competición II: Finalistas

00:30h – Fiesta Festival Celtic [Bar Musical Celtic]

Sábado, 2 de noviembre

18:30h – Presentación DVD Thanatomorphose (Con la presencia de Eric Falardeau [Director])

20:00h – XXXII 12 Horas de Cine de Terror

Películas de las 12 Horas por orden:

Sessió Oficial a Competició: (Todavía a determinar)

Secció Oficial a Competició: SAVAGED

Secció Oficial a Competició: VHS-2

Sessió Sorpresa Retrospectiva CENSORED

Secció Oficial a Competició: MON AMI [Premier Española]

Secció Oficial a Competició: I AM A GHOST [Premier Catalana]

Secció Oficial a Competició: HATCHET 3

Categorías:Terror Molins

Diario de Serendipia en Sitges 2011: SEIS

22 octubre 2011 Deja un comentario

Mañanita completa que comienza con Emergo (Carles Torrens), escrita por Rodrigo Cortés (Buried), film en la linea de Paranormal Activity aunque, por supuesto mucho más inteligente (lo que no es nada difícil). Puro divertimento, ágil, y con algún susto. Carrerita y toca el turno a Lars Von Trier y su Melancholia. Estuve por no ir, la verdad, ya que yo soy un ser bastante primario, al contrario de la otra parte de Serendipia, pero finalmente piqué y… no me arrepiento ya que, aunque tenga que joderme, no puedo decir nada en contra de este film que me pareció entretenido, ingenioso y en varios momentos emocionante, con inolvidables secuencias. Aunque puede que también influyera el que durante su proyección Serendipia aprovechó para comerse un pequeño tentenpié (bocadillo de chorizo concretamente) lo que quizás disfrutó como el que comete un sacrilegio robando en el cepillo de la iglesia.

Y ahora una de las que personalmente esperaba ver con más ganas, Twixt del Sr. Coppola, película que venía acompañada de comentarios poco alentadores. Pero eso de que fuera producto de una pesadilla del director me atraía, la verdad. El film tiena algunos buenos momentos, uno de ellos protagonizado por un enorme (textualmente) Val Kilmer, con eso les digo todo y una Elle Fanning como perdida que, eso sí, al final me puso la piel de gallina. Si definitivamente Twixt proviene de un mal sueño, nos gustaría saber que cenó Coppola la noche anterior para no pasar por sus malas experiencias.

Cerveza y bocadillo para aclarar ideas y despejarse y en una mesa está Antonio Busquets acompañado únicamente por una persona (Alfredo), momento ideal para ir a saludarlo, pero que dilato como el que no quiere que se termine el juego. No hay nada que hacer, vamos para allá y tras un segundo de presentación todo como la seda, oigan. Cascadas y cascadas de conversación y puntos en común. Como de toda la vida.

Tras un corto de animación absurdo, Mi burro, llega el ansiado momento del gore y el mal rollo con The Woman (Lucky Mckee), film que desató expectativas en todo el mundo, tanto que una gran parte de L’Auditori tenía vendidas filas preferentes. Divertida a ratos, defraudó a casi todos ya que, si este es el producto con el que el Festival  “quiere probar la resistencia del espectador ante el terror llevado al extremo“, es que el “Síndrome Serbian Film” ha hecho mella en el certamen. Esperemos que no…

The Woman fue más una película ideal para maratón nocturno, ya que, sin ir más lejos el año anterior en uno de ellos se pudo ver un artefacto más brutal y efectivo como fue la nueva versión de I Spit on your Grave (Steven R. Monroe), que ofreció más violencia, más mal rollo, más sangre, más sexo y en general más diversión. A destacar, eso sí, la actuación de Pollyanna McIntosh como la mujer salvaje, con un salvajismo que se queda corto ante los dos protagonistas masculinos de la cinta. Pollyanna, resultó ser toda una belleza con la que pude conversar brevemente en castellano, ya que lo hablaba perfectamente al haber estado criada en la tierra de Juan Valdés.

Que alta, que simpática y que bien proporcionada está Pollyanna (The Woman) McInstosh (Foto Serendipia)

Después nos retiramos a uno de nuestros remansos de paz alejados (pero poco) del bullicio del Festival. Un lugar donde te sirven la cerveza al mismo precio que en los chiringuitos que hay alrededor de l’Auditori aunque, al lado de la playa, en silencio y sobre un mantel blanco atendido por serviciales camareros. Y es que… ¡Cómo abusan estos chiringuitos con los precios de los alimentos de primera necesidad!… Alguien lo tenía que decir…

Categorías:Festival de Sitges

Variety anuncia una película de terror colectiva ¡¡¡entre 26 directores!!!: The ABCs of Death

Leíamos esta mañana en el Twitter de Adrián García Bogliano ( Sudor frío) una curiosa novedad en la que él mismo participaba, una película de terror codirigida por veintiseis directores, nada más y nada menos.

Adrián García Bogliano

Horas más tarde lo confirmaba la revista Variety, donde podía leerse que Drafthouse Films, Timpson Films and Magnet Releasing se han unido para producir The ABCs of Death, una antología en 26 episodios dirigidos por 25 directores, además de un episodio que será dirigido por el ganador de un concurso organizado con la intención de descubrir un nuevo talento. Cada director tiene asignada una letra del alfabeto que será el punto de partida para su episodio.

El rodaje comenzará en junio y se espera que esté completado en enero (seis meses, seis semanas y seis dias después, ¿pilláis la ocurrencia?).

Los 25 directores participantes son de todo el mundo y entre ellos se puede  destacar  Jason Eisener (Hobo With a Shotgun), Nacho Vigalondo (Los Cronocrímenes), Ti West (The House of the Devil), Srdjan Spasojevic (“A Serbian Film“), Angela Bettis (Roman“) y  Ben Wheatley (“The Kill List“).

League, uno de los organizadores,  ha discho que “The ABC’s of Death” nos ofrecerá la oportunidad de ver junto el trabajo de todos estos  directores visionarios que seguro nos darán muchos momentos impactantes”

Nacho Vigalondo inspirándose

Mientras que para Thimson, “Este proyecto me lo han inspirado mis hijos pequeños que están aprendiendo el alfabeto. La idea es revelar la crueldad o el humor que puede inspirar cada palabra en multiples niveles. A l modo de los libros de alfabetización, pero usando el miedo o castigo para enseñar

Fotograma de Tokio Gore Police (Yoshihiro Nishimura)

Otros directores que intervendrán son Banjong Pisanthanakun, Adrian García Bogliano, Ernesto Diaz Espinoza, Bruno Forzani, Héléne Cattet, Gadi Harel, Thomas Malling, , Tom Quinn, Simon Rumley, Tak Sakaguchi, Yuji Shimomura, Marcel Sarmiento, Timo Tjahjanto, Andrew Traucki, Jake West y Adam Wingard.

Según declara Adrián García Bogliano, poca más es la información de la que disponen los propios implicados, a su parecer una de las gracias del proyecto es que la información les llegará a todos a la vez, cerca del inicio del rodaje, de modo que los veintiséis dispongan del mismo tiempo. La duda que se nos presenta a nosotros es si cada uno dirigirá un episodio independiente, al modo de Paris, je t’aime (2006, varios autores) o se les pedirá que ricen el rizo y que cada inserto funcione como parte de un todo.

Nosotros estaremos pendientes de este suculento proyecto para iros dando información puntual, de momento si alguno de vosotros quiere ser el nuevo talento os dejamos el enlace a las bases del concurso: http://newsite.drafthousefilms.com/the-abcs-of-death/the-26th-director  ¡¡¡Que haya mucha suerte!!!

Categorías:TRAILERS RECOMENDADOS

Comunicado de diferentes festivales de cine en apoyo a Ángel Sala, director del Festival de Sitges.

  

SITGES FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINEMA FANTÀSTIC DE CATALUNYA

COMUNICADO en relación a la denuncia contra el Director del Festival, Ángel Sala, por la proyección de A Serbian Film en 2010

SITGES Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya quiere mostrar su total apoyo a su director Ángel Sala y a las decisiones que ha tomado en el ejercicio de su cargo.

En este sentido, y en referencia a la programación de la película A Serbian Film, el Festival quiere hacer patente que no se trata de una película pornográfica si no de una ficción de terror, y que no integra un ataque contra la indemnidad sexual de menores.

SITGES quiere agradecer los apoyos recibidos por parte de su público, de festivales de cine (1) y de personalidades destacadas del ámbito de la cultura.

A Serbian Film fue exhibida tras tomar todas las medidas informativas y de control necesarias para impedir el acceso a la proyección de cualquier persona menor de edad. Estas medidas consistieron tanto en información preventiva en los soportes de comunicación del Festival para garantizar el conocimiento del contenido de la cinta por parte de los espectadores antes de su visionado, como en la solicitud del Documento Nacional de Identidad a la entrada de la sala de proyección.

La trayectoria de esta película ha sido la habitual dentro del circuito comercial convencional, proyectándose, entre otros, en los siguientes festivales internacionales y mercados: Bruselas, Montreal (Fantasia), San Francisco, Toronto, Austin, Oporto, Sofía, Hamburgo, Helsinki, Puchon (Corea del Sur), Ravenna, y Estocolmo, entre otros.

También cabe destacar que ha ganado prestigiosos galardones como los tres premios recibidos en Montreal (Mejor Película, Premio de Oro a la Mejor Película Europea y Película Más Innovadora); el Premio Especial del Jurado en el Festival de Fantasporto en Oporto (hace menos de una semana) y el Premio al Mejor Guión en el Festival FIPRESCI en Serbia.

A Serbian Film se ha proyectado en los dos mercados de cine más prestigiosos del mundo: el Mercado y Festival de Cine de Cannes y el American Film Market en Santa Mónica, California, y será distribuida comercialmente en el Reino Unido, Canadá y EEUU.

SITGES quiere agradecer nuevamente todos los apoyos recibidos, así como mostrar su respeto por aquellas críticas que han generado un debate necesario sobre la importancia de la libertad de expresión y creación en la programación de los festivales cinematográficos.

SITGES Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya considera que ha actuado con el rigor necesario y ofreciendo a los espectadores la información previa que se requería. No obstante, la existencia de voces críticas llevará al Festival a plantear una reflexión sobre los mecanismos de información de cara al futuro, insistiendo en la protección de la infancia y la defensa de la libertad de expresión y creación, como hasta ahora ha venido haciendo.

(1) CARTA DE APOYO DE FESTIVALES DE CINE ESPAÑOLES

Los abajo firmantes, directores de festivales cinematográficos españoles, queremos dejar constancia, ante la filtración a la prensa publicada el pasado fin de semana, de nuestra extrañeza por la actuación judicial contra Ángel Sala, director de Sitges, Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, por haber incluido en la programación 2010 del citado evento, en pases sólo aptos para adultos, la película A Serbian Film, en la que se pretende ver contenidos violentos, pornográficos y contrarios a los derechos de la infancia.

Más allá de la extrañeza ante el hecho de hacer recaer la responsabilidad en un programador cultural, y no en los teóricos responsables de tales contenidos (en todo caso, el director y los productores), queremos recordar, además de nuestro apoyo a Ángel Sala, que el film se ha visto, desde el pasado año, en certámenes de ciudades como Bruselas, Montreal, Londres, Oporto, Austin, San Francisco, Toronto, Sofía, Hamburgo, Helsinki, Puchon (Corea del Sur), Ravenna y Estocolmo, entre otros. A Serbian Film, se ha proyectado además en los dos mercados de cine más prestigiosos del mundo: Cannes y el American Film Market en Santa Mónica, California. Todo ello sin que nadie haya elevado, hasta la fecha, denuncia judicial alguna contra el film, sus responsables o sus programadores.

También cabe destacar que ha ganado prestigiosos galardones como los tres premios en Montreal (Mejor Película, Premio de Oro a la Mejor Película Europea y Película más Innovadora); el Premio del Público en el Festival de Fantasporto en Oporto (hace menos de una semana) y el Premio al Mejor Guión en el Festival FIPRESCI en Serbia.

Igualmente, queremos denunciar que comportamientos como el de la Fiscalía de Barcelona parecen retrotraernos a épocas de cortapisas censoras contra la libertad de expresión y programación culturales que sinceramente creíamos que pertenecían a la Historia.

Firmantes:

Javier Angulo (Festival de Valladolid)

Josetxo Cerdán Los Arcos (Punto de Vista / Pamplona)

José Luis Cienfuegos (Festival de Gijón)

José Luis Rebordinos (Festival de San Sebastián)

Carmelo Romero (Festival de Málaga)

José Sánchez Montes (Festival de Granada / Cines del Sur)

Claudio Utrera (Festival de Las Palmas)

Javier Martín Domínguez (Festival de Sevilla)

Eduardo Trías (Festival de Huelva)

Josemi Beltrán (Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián)

Categorías:Festival de Sitges

EL BUQUE MALDITO Nº14 ¡YA DISPONIBLE!

Tras seis meses de descanso, El Buque Maldito vuelve con un nuevo número especial dedicado a diferentes festivales estatales celebrados en 2010. Acapara gran parte de este número 14 un especial del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya — SITGES 2010, con una extensa crónica de 15 páginas, acompañado de entrevistas a Howard J. Ford & Jon Ford (“The dead”), Yoshihiro Nishimura (“Helldriver”, “Mutant girls squad”), Laurent Courtiaud & Julien Carbon (“Les nuits rouges du bourreau de Jade”), Srdjan Spasojevid (“A Serbian film”), Mladen Djordjevic (“The life and death of a porno gang”), David Muñoz, Adrián Cardona & Rafa Dengrà (“Brutal relax”), Ulises Guzmán (“Alucardos-Retrato de un vampiro”), Jim Mickle (“Stake land”), Rodrigo Atiénzar (“Por gloria divina”), Nico Mastorakis (“Island of death”) y Dennison Ramalho (“Ninjas”), además de las crónicas de la XXI Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián y del Cryptshow Festival 2010. En total, 71 páginas con portada dedicada al film “Les nuits rouges du bourreau de Jade” y contraportada del cortometraje “Ninjas”.

PVP 3€. http://www.elbuquemaldito.com

¡¡¡Que rujan los blogs!!!

9 noviembre 2010 7 comentarios

Ese era el grito de guerra que lanzaba Borja Crespo ante el comunicado de Ángel Sala en Facebook anunciando la prohibición cautelar del pase de A Serbian Film en la Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donosti. Este blog ya rugió en su día cuando se levantaban los polvos de los que han venido estos lodos.

Leo en los comentarios en menéame una frase que resume bien lo que aquí se ha dado: A mi me parece una salvajada esta peli, y eso que no la he visto. Es por eso que aquí, tomando el caso A Serbian como punto de partida, les hablaré de otra cosa. Recojamos en primer lugar la cronología del escándalo.

El 14 de octubre se proyecta en Sitges A Serbian Film. Un becario o similar de la Agencia EFE asiste al pase y redacta su nota y, con un tono entre jocoso y alarmado, destripa la película recreándose en las escenas polémicas contándolas a su manera (le habrán dicho que hay que acrecentar el morbo para conseguir más ventas). Podemos verla reproducida en Noticias de Guipuzcoa. También aparece en Noticias de Alava pero sin spoilers, no sabemos si por no chafarles la película a los que quieran verla o por evitarle a sus lectores la descripción de tamañas escenas. Igualmente sin spoilers la encontramos en Noticias de Navarra, pero ahora además sin puntos y aparte que ha de quedar claro que se ha estudiado la ESO con aprovechamiento, esto es, sin aprender a escribir. Pero aún hay más, en la Web de Tele 5, lo habrán adivinado, nos tropezamos con el mismo comentario, esta vez más trabajado: le han añadido subrayados en negrita; en compensación por ese esfuerzo el periodista omite que es noticia de agencia y la firma con sus siglas. Así llegamos a Concha Campoy  leyendo El Mundo.

El 15 de octubre Irene Dalmases recoge en El Mundo la misma nota de EFE, que nuevamente firma con su nombre. Su crónica es tan aséptica y objetiva que se limita (una vez más) a reproducir la noticia de EFE. Pero no, señores esta vez no hay plagio ella es la autora de esa noticia que tantas vueltas ha dado (podéis departir con ella en su blog, donde confiesa que no le gusta el cine de terror, pero al menos ella sí la vio). Ahí es donde lo lee Concha Campoy el lunes 18 de octubre mientras se dirige al trabajo, ella, que no es pacata pero sí muy sensible y concienciada, decide tomar cartas en el asunto y somete el tema a su tertulia con estos resultados:

Concha Campoy afirma que ha descrito a la audiencia las imágenes del film, prueba de que es una auténtica superdotada, ¿cómo si no podría describir algo que no ha visto? A ella le preocupa más que se la pueda tildar de retrógrada que comprobar si está dando información cierta o sólo medias verdades, las críticas de los bloggers (Nacho Vigalondo entre otros) hace que rectifique su postura inicial, pero no en su programa sino en su página de Facebook que evidentemente tiene la misma capacidad de difusión que el programa en antena ¿o no? Esa rectificación no fue el último capítulo, el 20 de octubre (seis días después de la proyección en Sitges, pero sólo dos días después de la tertulia en Cuatro) la Federación de Asociaciaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI) dirige una carta abierta a la Fundación  responsable del Festival, carta que un día después remite al Defensor del Pueblo.

El gabinete de prensa de la FAPMI nos simplifica mucho el trabajo de recopilar cronológicamente los hechos. Copiemos su propio calendario:

20/10/10. Envío de la Carta Abierta de FAPMI dirigida a la Fundación responsable del Festival.

Inicio de la Acción Ciudadana y difusión de la Carta a través de la web.

21/10/10. FAPMI remite la Carta Abierta al Defensor del Pueblo.

22/10/10. Respuesta del Festival a FAPMI. Inicio del estudio del caso por parte del Defensor del Pueblo.

26/10/10. Entidades adheridas a la Carta Abierta remiten esta al Observatorio de Contenidos Televisivos y Audiovisuales / OCTA

27/10/10. Publicación de la Respuesta del Festival a FAPMI. Envío de la segunda Carta Abierta de FAPMI dirigida al Festival. Difusión de la segunda Carta a través de la web.

28/10/10. La Plataforma de Organizaciones de Infancia remite su propia carta al Festival.

29/10/10. Inicio de las Diligencias de Investigación por parte de la Fiscalía Provincial de Barcelona .

Os recomendamos que leáis con atención la segunda carta abierta de la FAPMI os dará una buena idea de las dimensiones del asunto. En ella se encuentran perlas como: Respecto al carácter ficticio de las imágenes, el cual damos por supuesto, tampoco deviene en justificación, ya que el uso de imágenes virtuales está siendo, a día de hoy, una práctica habitual por parte de los productores de pornografía infantil, en un esfuerzo, infructuoso por otra parte, de librarse de las consecuencias legales de sus actos. No existe diferencia alguna entre la pornografía infantil real y la simulada y, en todo caso, la existencia de una víctima real resulta un agravante. Por otra parte, tampoco hay diferencia entre el tráfico de contenidos de pornografía infantil por otros medios y su proyección en un festival de cine, como tampoco hay diferencia entre el consumo individual y privado de pornografía infantil y su consumo público, ni entre la difusión gratuita del mismo o remunerada. El tráfico, la publicidad y el lucro también resultan agravantes. Además, en este caso, no estamos hablando de la exhibición de niños, niñas y adolescentes en actitudes sexuales, sino de violación y abuso sexual de neonatos y menores. Puede que la citada película pueda catalogarse como fantástica o de terror (aunque no estemos de acuerdo), pero incluye contenidos de pornografía infantil que han sido proyectados. Que se afirme que tan censurable es una situación ficticia como una real nos resulta un dislate. ¿Puede asistirles algo de razón? Parece que eso es lo que va a determinar el juzgado de instrucción nº 4 de San Sebastián tras prohibir cautelarmente el pase en la Semana de Terror para comprobar si se ha incurrido en delito contra el artículo 189 del Código Penal.

Ese artículo viene a regular los supuestos bajo los cuales puede hablarse de producción, consumo o difusión de pornografía infantil. ¿La hay en A Serbian Film?  Ahora será el juzgado quien lo determine y suponemos que lo hará teniendo en cuenta el apartado 3d del artículo que establece que hay delito Cuando el material pornográfico represente a niños o a incapaces que son víctimas de violencia física o sexual. No creo que a nadie se le escape la dificultad que entraña aquí el verbo representar, pero el quid está en cómo definir pornografía, ¿las imágenes de violencia son siempre pornográficas?¿Plenilunio, entonces, es una novela pornográfica?

Por lo pronto ahora el tema está subjúdice, se prohibió cautelarmente su pase en Donosti, a instancias de la CONCAPA, y el sábado 6 de noviembre era retirada de la programación del Festival de Terror de Molins de Rey. En este último caso no se indica, por parte de la dirección del festival, que hayan actuado bajo la presión de un requerimiento judicial  destinado directamente a ellos en concreto. Mucho nos tememos que no lo ha habido, si fuere así, si se confirmase nuestra sospecha, se habría llegado a la autocensura inducida por el temor, la forma más sibilina de recortar libertades. Gracias al comentario de Víctor (ver abajo) hemos podido confirmar que no hubo medida judicial sino presión por parte de las instituciones (no se especifica si fue por parte del ayuntamiento o de la Generalitat), presión de la que se queja, en el vídeo que nos adjunta Víctor, Albert Galera director del festival.

Hasta aquí la enumeración de los hechos, por ellos mismos pueden resultar preocupantes, pero si fueran un caso aislado no dejarían de ser meramente anecdóticos. Sin embargo no es así, y de eso es de lo que anunciábamos que íbamos a hablar al principio de este artículo.

La sociedad va tomando conciencia de más problemas según evoluciona, eso puede permitir solucionarlos o, cuanto menos, paliarlos y evitarlos. Pero ese avance genera nuevos tabús y de ahí que surjan prohibiciones. En Japón (y en otros países) se ha llegado al extremo de pedir la prohibición de los Lolis y de la aparición de jóvenes vestidas de colegialas en películas aunque sean mayores de edad (aquello de no ser pero representar). Para evitar problemas se renuncia a la libertad (y eso supone que se renuncia a la responsabilidad, añado). Censura ha existido siempre, bajo una forma u otra, la diferencia clave es que ahora se la demanda en nombre de la racionalidad, diferencia nada despreciable porque se nos recortan libertades en nombre del progreso, cosa que invierte totalmente nuestros horizontes referenciales. Las brujas no las caza el inquisidor sino el librepensador. Si la censura viene de la mano de un régimen dictatorial, el tablero de juego es claro, pero ahora no es así, al contrario, es la democracia la que se comporta como un estado policial, un estado policial que es deseado por el propio pueblo que se convierte así en tirano mientras es tiranizado. Esta especie de censura racional cala en todos y llega un momento en el que no hace falta coerción externa, yo mismo me reprimo y, lo que es más, exijo que los límites que yo me marco se impongan a todos. 1984, Fahrenheit 451, y las demás contrautopías parecen ahora auténticas profecías, nuestro mundo se parece cada vez más a aquel que describían.

Cíclicamente los pueblos festejan la llegada de un nuevo absolutismo al grito de “¡¡Vivan las cadenas!!” Afortunadamente siempre quedan resistentes que devuelven el péndulo de la historia a una nueva apertura: A Serbian Film recibía el Premio del Público en la Semana de Terror porque, aunque no la habían visto, se había convertido en un símbolo de la lucha por la libertad de expresión.

Categorías:Festival de Sitges
A %d blogueros les gusta esto: